Cómo cultivar tu propia marihuana

SIEMBRA


Para quien quiere tener su propia planta para autoconsumo, es imprescindible comenzar a sembrar en la época correcta.
El mejor momento para plantar las semillas es en agosto, puesto que es cuando las temperaturas comienzan a elevarse.
Durante los primeros meses, mientras dure el invierno, hay que proteger los tallos del frío, ya que las heladas terminan por matar a la planta.
Cada semilla es una posible planta.



marihuana

LUZ



Lo fundamental es exponer el vegetal a la luz la mayor cantidad de tiempo posible.
En periodo de crecimiento, se recomiendan que la planta reciba doce horas de luz, y seis de oscuridad.
Una vez que alcanza su momento de madurez, debería recibir 12 horas de luz y doce de oscuridad.
Cuanto más sol reciba, más va a crecer.




Como

TIERRA O SUSTRATO



Como cualquier otra planta, puede crecer tanto como la cantidad de tierra lo disponga.
Asimismo, su crecimiento también dependerá del lugar donde esté plantada: una jardinera, una maceta, o directamente sobre tierra.
A mayor espacio, más posibilidades de crecer tendrá el vegetal.
El tipo de tierra también es un aspecto a tener en cuenta a la hora de sembrar.
Algunos optan por ponerle piedritas o bolitas de espuma plast, de modo que entre aire en la tierra y los tallos puedan recibir más nutrientes.



tu

RIEGO


Es preferible que le falte agua, pero nunca debe sobrarle. De lo contrario, la planta morirá ahogada. Lo ideal es regarla cada varios días, cuando la tierra se muestra seca.El exceso de calor tampoco es recomendable.


propia

TEMPERATURA Y THC


La temperatura más oportuna para hacer crecer al vegetal varía entre 20 y 28 grados.A fines de febrero, cuando la planta ya creció lo suficiente, empezará su momento de floración. Este es el instante clave para saber si la marihuana producirá THC, es decir, el componente químico que provoca el efecto buscado por los consumidores. Solo las hembras generan este compuesto. Los primeros pimpollos son los que revelan el sexo del vegetal.Las hembras tienen alrededor de la futura flor unos hilitos blancos, mientras que los machos, en vez de hilos, producen porotos. Si se detecta que la planta es macho, debe descartarse, porque al rodearse de hembras, no las dejará florecer y solo darán semillas.



cultivar

COSECHA



Lo que se fuma es la flor, es decir, el cogollo. La madurez la logra en mayo, cuando adquiere un color rojizo o amarronado. Este es el momento de cortar la flor y dejar que seque en un lugar oscuro.El sol la secaría demasiado rápido y no logra el punto exacto para consumirse. Una vez que se seca, se le retiran las hojas y queda pronta para fumarse.
En promedio, cada planta otorga 500 gramos para consumir. Sin embargo, las que alcanzan hasta dos metros de alto pueden llegar a dar un kilo, lo que equivale aproximadamente a 1.000 cigarrillos de marihuana.



Cómo cultivar tu propia marihuana

marihuana

Como