La NASA difundió las primeras imágenes satelitales de la isla surgida en proximidades de la costa pakistaní, a raíz del trágico terremoto que sacudió la zona el último 24 de septiembre. La magnitud del sismo apuntó 7.7 grados en la escala Richter y dejó un saldo atroz, con centenares de muertos y miles de heridos, entre daños a la infraestructura y serios problemas en los suministros de agua y electricidad.

La nueva isla de Pakistan


La nueva isla emergió entre las aguas del mar Arábigo, aproximadamente a un kilómetro y medio de la orilla continental, determinando una inmensa formación rocosa de 20 metros de altura, 300 metros de largo, y 100 metros de ancho, en la región conocida como Bahía de Paddi Zirr.

isla


Las impresionantes fotos fueron tomadas por el mismo satélite y en el mismo lugar donde, apenas unos meses antes, no había nada más que agua. Bautizada como isla de Zalzala, nombre derivado de la palabra árabe que significa terremoto, la porción de tierra emergida desde las profundidades marinas es, según los expertos, un montículo de barro, arena y rocas, elevado hasta la superficie por acción de la presión gaseosa. Se trata de un fenómeno propiciado por la especiales características topográficas de la zona, que registran una alta composición arenosa, dispuesta en forma de capas, que descansan a su vez sobre otras capas de gas metano, dióxido de carbono o cualquier otro gas.

NASA


El efecto de la presión ejercida por las ondas sísmicas logró perturbar la composición de la capa gaseosa, que expulsó sus fluidos hacia la superficie, acarreando barro y rocas. Así las cosas, los especialistas han pronosticado que la isla permanecerá a flote durante aproximadamente un año, para luego hundirse hasta las profundidades de las que emergió.

nueva


satelitales


sismo