Cómo dejar de masturbarse

Cómo dejar de masturbarse?

La masturbación tiene lugar en todas las culturas y a lo largo de todos los tiempos. Es la forma en que la mayoría de los adolescentes se descubren sexualmente antes de relaciones sexuales adultas. Sin embargo, si se está convirtiendo en una obsesión que opaca otros aspectos de tu vida, o perteneces a una religión o filosofía que prohíbe la masturbación, es posible controlar el impulso. Aquí encontrarás cómo controlar tus necesidades con algo de disciplina.

Pasos

filosofia

1Deja de castigarte. Piénsalo de esta manera: si siempre cargas con el peso de que masturbarse está mal, piensas en la masturbación todo el tiempo. No cambies tu adicción a la masturbación por otra. Las adicciones están todas tan relacionadas que no resolverás nada. En cambio, reconoce que la excesiva masturbación está resultando un problema para tí y resiste los impulsos.
Recuerda, eres humano. Los seres humanos cometemos errores y tenemos necesidades físicas. Ningunas de estas dos cosas te hacen una mala persona. Perdónate y recuerda que eres más que la suma de tus errores.
Resiste la angustia recordando el tiempo que perdiste lamentándote y no dedicaste a resolver tu adicción masturbatoria.

2Quita todo aquello que te genere deseos de masturbarte. Algunos disparadores pueden ser:
Acceso a pornografía. Si tienes una colección pornográfica y realmente te propones abandonar la masturbación, deberás deshacerte de ella. Quémala o limpia tu disco duro y establece controles parentales en tu navegador de Internet para bloquear contenido adulto.
Juguetes sexuales. Si los tienes, libérate de ellos.
Determinados momentos del día. Si tienes problemas antes de irte a dormir o mientras te duchas, escapa de cualquier tentación de masturbarte. Por ejemplo, si es un problema por la noche, tírate al piso y realiza flexiones de brazo hasta que estés tan cansado que no puedas hacer otra cosa que quedarte dormido. Si también sueles tentarte mientras te duchas, utiliza agua bien fría. Así no querrás quedarte por mucho tiempo bajo la ducha.
Aburrimiento. Si tienes tan pocas cosas que hacer que tu mente se escapa con pensamientos sexuales, ocupa tu agenda. #*Encontrarás que evitar la masturbación se vuelve más sencillo cuando estás cansado o cuentas con poco tiempo.
Soledad. Si te masturbas frecuentemente porque te sientes solo/a, encuentra maneras de limitar tu soledad. Por ejemplo, en vez de ver futbol en tu casa, mira el partido en un bar. Aunque no estás con amigos, no estarás solo y no tendrás espacio para masturbarte.

obsesion

3Encuentra otro escape para ocupar tu tiempo y gastar tus energías. Llena tu vida de actividad entretenidas. La excitación de hacer algo diferentes puede reemplazar la necesidad de masturbarte y contarás con otra distracción cuando te sientas tentado. Prueba con algo de esto:
Ponte creativo. El proceso de transformar necesidades sexuales en impulso creativo (sublimación) es algo que los monjes cristianos realizaron durante siglos. Comienza a escribir, toca un instrumento musical, pinta, dibuja o haz lo que sea que te haga sentir productivo.
Haz deporte. Para destacarse en un deporte es necesario disciplina y perseverancia. Tienes la opciónd e practicar deportes individuales como la natación, o juegos en equipo como el futbol o el básquet.
Aliméntate sanamente. Las frutas y vegetales tienen mejores efectos sobre tu organismo y te proveen de los nutrientes necesarios para aumentar tu energía y tus posibilidades de estar más activo durante el día.
Encuentra un huevo hobby o desarrolla una virtud. Aprender que tardarás bastante en dominar puede concentrar a tu cerebro en la expectativa de conseguirlo en vez de la satisfacción inmediata de masturbarte. Prueba con habilidades como cocina, carpintería, pastelería, retórica o jardinería.
Realiza trabajo voluntario. Dedica tu energía a ayudar a otros menos afortunados que tú, trabajando en refugios, ayudando a estudiantes de bajos ingresos, limpiando zonas muy desatendidas o juntando dinero para una buena causa. Te sentirás altruista al ayudar por ayudar a otros y tendrás menos tiempo para desviarte de tus metas.

aspectos

4Sé persistente y paciente. Detener la adicción a la masturbación no será algo instantáneo. Es un proceso que requiere dedicación y puedes cometer errores o reincidir en ciertas ocasiones. La lucha real es la perseverancia, así que proponte desde ahora que no dejarás que errores insignificantes se crucen en tu camino.
Establece un sistema de recompensas. Puedes ayudarte a seguir en carrera con recompensas por buen comportamiento. Si puedes aguantar dos semanas sin masturbarte, prémiate con un nuevo libro o un helado.



5Compite con amigos cercanos. Trae a colación el tema con algunos de tus amigos. Mira la posibilidad de poder tener una competencia para no masturbarse (establecida entre tú y ellos sólamente). Coloca las apuestas para quién dure más.
6Reconoce cuando sea el momento de buscar ayuda. Si has intentado todo y todavía no consigues dominar tu adicción, puede ser hora de consultar a alguien más que te ayude a solucionar tu tema. No te sientas avergonzado, y recuerda que muchas personas tienen problemas con adicciones. Busca ayuda es una acción valiente, y la mayoría de la gente a la que se lo preguntes te dirán lo mismo.
Pregunta a líderes religiosos por asistencia. Si perteneces a la iglesia, considera preguntarle al sacerdote que te asista. Ten en cuenta tres cosas: primero, esa gente se ha unido a la iglesia porque desean ayudar a otros; segundo, seguramente ya hayan ayudado a alguien con adicción a la masturbación; tercero, su juramento de confidencialidad te hará sentir protegido. Pide una cita privada con tu pastor, sacerdote, imam, rabbi o el líder de tu religión y fíjate si sus consejos te resultan de ayuda.
Toma una cita con un médico. Psicólogos y psiquiatras están entrenados para ayudar a las personas a superar sus adicciones. Comienza viendo un terapeuta en tu zona, quien seguramente sabrá derivarte a un especialista si fuere necesario. Existen muchos tratamientos disponibles, desde terapias cognitivas hasta medicaciones.


Consejos
Establece metas pequeñas, comienza con dejarlo por 3 días seguidos, el tercer día es el reductor de velocidad, supera eso y sabrás que estás comprometido. Luego una semana completa, y luego 10 días, luego dos semanas, luego de 17 días, etc. Te ayudará poner metas pequeñas para alcanzar tu meta mayor.
Cuando sientas la necesidad de masturbarte, sal a caminar o a entrenarte. Intenta ocupar tu tiempo cada vez que aparezca la necesidad.
Nunca escuches sonidos o comentarios sexuales: también son tentadores.
Juega videojuegos cuando sientas la necesidad de masturbarte.
No te quedes solo en casa, siempre debes estar cerca de amigos o familiares.
¡Evita la pornografía a toda costa!
Pasa más tiempo con tus amigos y familiares.
Establece metas que estén a tu alcance, pero que sean desafiantes.
Si sientes complicaciones mientras estás en la cama, ten c erca tuyo mentas o caramelos junto a tu cama. A veces comer algo ayuda. Cuando tu boca produce más saliva, trae consigo serotonina, y eso trae aparejada una sensación de bienestar.
Es difícil de hacer, pero cuando se presente la necesidad escucha música y haz ejercicios.
Intenta no ser influenciado por amigos que se masturban o hablan sobre masturbación todo el tiempo.
Si eres un adicto grave, mantente alejado de entornos que te hagan sentir privado. Pasa más tiempo afuera. Si eres estudiante, estudia en la biblioteca o en una confitería.
Mantente tan activo como puedas.
Si tienes la tendencia de masturbarte viendo pornografía en el ordenador, prueba llevándolo a un lugar donde otros puedan verte.
Si tienes problemas con la masturbación en la ducha, coloca un contador de tiempo y trata de salir antes de que suene la alarma.
Usa una banda elástica en la muñeca. Si el impulso te golpea, estírala y suéltala de modo que te golpee.
Si tienes ciertos pensamientos, urgencias o pensamientos lujuriosos en tu mente, piensa inmediatamente en algo como béisbol, fútbol, ​​etc.
No trates de tocar las partes sensibles de tu cuerpo cuando tengas deseos.No se puede hacer de la noche a la mañana. Inténtalo cada vez que lo sientas y al final te ayudará.
Es más fácil parar si estás en una relación donde tu pareja te puede ayudar. Por ejemplo, pasar el tiempo viendo películas, ir de compras o incluso ir a ver deportes con tu pareja. Esto asegurará que los impulsos ya no estén allí y es muy probable que los olvides.
Práctica en otra cosa, como ciertos alimentos, por lo general las personas que pueden decirle que no a su estómago pueden decirle que no a cualquier otra cosa.
Trata de no dormir tan temprano, mira algunas películas tarde por la noche o leer libros educativos que te hagan sentir somnoliento y mentalmente cansado.
Algo que funciona bien con las contraseñas es pedirle a un amigo que la escriba, para que nunca sepas cuál es. De esta manera el software bloqueará tu computadora impidiéndote acceder a contenido porno.
Piensa en la posibilidad de instalar un programa para bloquear el porno en tu ordenador. Por supuesto que sabrás la contraseña y podrás trampear, pero un cartel aparecerá en tu rostro cada vez que ingreses. También puedes tipear una contraseña aleatoria. *De esa manera nunca sabrás cuál es. Esta es la mejor manera de mantenerte fuerte y sólido en tu posición.
Piensa en tu familia o cualquier otra persona, y si estuvieran viendote.
Evita sentarte en su cama. Utiliza la mesa/la silla, y siempre siéntate con otras personas.
No es necesario dejar de masturbarse de la noche a la mañana. Ubica tus actividades a lo largo de la semana pero guarda una coherencia.
Escucha algo que te haga sentir sensible como (pokemon) o ("puedes echarme la culpa" de Akon).
Consiguete una novia, para que no tengas que ver porno.