La Armada se adiestró junto al Ejército y la Fuerza Aérea en Goya. Más de 2.500 efectivos participaron de las maniobras.

Fuerzas armadas: adiestramiento conjunto en Corrientes

ejercicios

Armada

ejercito

Goya

Fuerza Aerea


CORRIENTES - Durante cinco días las tres Fuerzas Armadas de Argentina se adiestraron conjuntamente en Goya, provincia de Corrientes, donde tiene asiento el Batallón de Ingenieros de Monte Nº 12 del Ejercito.



Las operaciones tuvieron como objetivo del adiestramiento recuperar el territorio ocupado por una hipotética fuerza extranjera a la que denominaron “colorado”.



A tal fin la Armada conformó una Fuerza de Operaciones Fluvial para adquirir y mantener el dominio de las aguas y el área ribereña contigua de influencia en el río Paraná de las Palmas, sosteniendo y operando una Base Logística a Flote en apoyo de las operaciones terrestres de los elementos de Asalto Ribereño, para dar seguridad al paso de las tropas del Ejército.



El grupo de asalto ribereño estuvo integrado por los buques multipropósito “Ciudad de Rosario” y “Ciudad de Zárate”, los patrulleros “King” y “Murature”, la lancha patrullera “Río Santiago”, los batallones de Infantería de Marina Nº 2 y 3, del Batallón de Seguridad del Estado Mayor General de la Armada, Comandos Anfibios y Buzos Tácticos.



Mientras que el apoyo área estuvo dado por los aviones Mentor del Comando de Instrucción de la Aviación Naval, un B-200 de la Escuadrilla Aerofotográfica y un helicóptero Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros. Esta unidad área esta recientemente incorporada a la Aviación Naval. Las aeronaves operaron desde la Tercera Brigada Aérea de la Fuerza Aérea en Reconquista (Santa Fe).



Las unidades navales arribaron a la zona de ejercicio tras cuatro días de navegación por el río Paraná. En el trayecto hicieron escala logística en Santa Fe y en Ciudad de la Paz (Corrientes). De igual manera emprendieron su regreso el jueves pasado y hoy llegarían a su apostadero habitual.



En su viaje de regreso los buques aprovechan para continuar con el adiestramiento individual de cada una de las unidades. Entre los ejercicio se adiestraron en lucha contra incendio, zafarrancho de combate, entre otros.


El desembarco



El ejercicio conjunto comenzó con el desembarco, en las orillas del Paraná, de la Infantería de Marina que realizó una operación a partir de tres lanchas MK-3 y MK-5. Éstas últimas son más grandes y constan de una tripulación de 8 infantes de marina de los cuales 4 manejan ametralladoras laterales, y uno una ametralladora anti-aérea protegidas por los cinco barcos de la Flota de río.



Luego de una operación de los aviones Mentor de la Aviación Naval y “Pucará” de la Fuerza Aérea Argentina, la Infantería de Marina procedió a desembarcar y luego ocupó la zona apoyada por estos aviones y el ejercicio de bombardeo simulado efectuado desde los cinco barcos de la flota de río que integraron el desplazamiento naval del operativo.



Luego de asegurado la zona en uno de los brazos del Río Paraná, se produjo también un desembarco de fuerzas anfibias del ejército, que habían sido apoyadas previamente por buzos tácticos y los barcos de la Fuerza Naval. Los aviones que permiten efectuar fotografías de inteligencia brindaron parte de la información, analizada por el Estado Mayor, para ajustar la operación que tenía como objetivo final cortar las líneas del supuesto adversario, aislarlo y tomar la sede de la unidad de Ingenieros de la cual se habían posicionado.



Entre las operaciones simuladas se produjo la toma del aeropuerto de Goya, efectuado a través de un operativo aéreo que implicó primero el lanzamiento de paracaidistas de la IV Brigada Aérea, quienes portaron un equipo que pesa alrededor de 50 Kg. Luego, fueron apoyados por la Infantería de Asalto que aterrizó en el aeropuerto en 4 helicópteros del ejército y, en conjunto, tomaron la sede de la estación aérea.



Otro punto a tomar fue el Regimiento de Ingenieros de Monte que simuló ser invadida por fuerzas opositoras. Con un despliegue de hombres en el terreno y material de caballería se logró recuperar el objetivo, dando por finalizado el ejercicio conjunto.



Tropas



Cabe destacar que por el Ejército participaron efectivos del II Cuerpo del Ejército (II Brigada Blindada, Brigada de Monte XII ) y del III Cuerpo del Ejército (IV Brigada de Paracaidistas) y por la Fuerza Aérea efectivos de la III Brigada Aérea situados en la base de Reconquista, en la orilla opuesta del Paraná a la ciudad de Goya.



Al respecto el General de Brigada Sergio Fernández, comandante del II Cuerpo del Ejército quien auspicio como director del ejercicio explicó que “el adiestramiento fue de unidades pequeñas. Cada una cumpliendo una misión diferenciada en el campo de combate que es lo que mas nos interesa articular”.



En cuanto al trabajo conjunto agregó que “sobre un plan básico de ejercicio fuimos coordinando en forma conjunta las actividades, logrando entendernos, comprendernos estableciendo nuestras limitaciones y nuestras capacidades, explotándolas al máximo en una tarea conjunta”.



Por otra parte el Comandante del Área Naval Fluvial Capitán de Navío Alejandro Fernández Lobbe, quien se desempeño como Comandante de la Fuerza Fluvial agregó que “es muy bueno culminar el año con un ejercicio de esta envergadura. Llegamos a esta instancia adiestrados lo cual permitió facilitar el trabajo conjunto”.


Visia oficial


El secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Germán Montenegro, viajó a Goya y presenció el último día de operaciones. El funcionario viajó con el General de División Daniel Camponovo, comandante operacional conjunto de las Fuerzas Armadas, el Comandante de Operaciones Navales, vicealmirante Luis Oscar Manino; el jefe de Aviación Naval, Contralmirante Carlos Machetanz, el comandante de la Flota de Mar, Eduardo Castro Rivas, entre otras autoridades militares.



“Estoy muy contento de haber visto como se trabajó en este ejercicio. Para alcanzar este nivel de adiestramiento se que han tenido que trabajar todo el año y acá se ve la expresión de este esfuerzo”, expresó Montenegro. “La actividad conjunta de las Fuerzas Armadas es estratégica. La política actual es afianzar y consolidar este tipo de adiestramiento conjunto y la idea es hacerlo con más regularidad”.

Al respecto el General de División Campanovo agregó que, “es muy bueno ver a las tres fuerzas juntas operando bajo un comando único. Esto se pudo hacer por la calidad profesional de los tres comandantes. Es una experiencia altamente positivo. Se trata de que acá al futuro siempre sea así”.corrientes