El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

3 razones para que un emprendedor vea La Princesa y el Sapo

3 razones para que un emprendedor vea La Princesa y el Sapo


Este año nos hemos propuesto incluir más temas sobre emprendimiento, ya que como muchos de ustedes, nos encontramos emprendiendo nuevos proyectos y renovando los que ya habíamos emprendido hace unos años. Por eso, hoy queremos comentar con ustedes una película infantil que nos ha parecido súper motivante para este emocionante viaje en el que nos hemos embarcado.

Se trata de La Princesa y el Sapo (Walt Disney 2009). Dejando de lado el tema racial y los elementos de fantasía (el vudú, los sapitos y los animales que hablan), esta película es un excelente ejemplo de cómo cuando sabemos exactamente lo qué queremos y trabajamos duro en ello, lo conseguimos.

Para los que aun no han visto la película, la historia trata de Tiana, una camarera que sueña con abrir un gran restaurante y el Príncipe Naveen un niño mimado, a quien solo le gusta la música y divertirse, pero que sus padres le han cortado la mesada para que empiece a trabajar, aunque él prefiere casarse con una rica heredera (Charlotte La Bouff) en New Orleans. Naveen y su ayuda de cámara se encuentran con el Sr. Sombra (un practicante del vudú que quiere hacerse con la fortuna de los La Bouff) y convierte al Príncipe Naveen en sapo. Por un malentendido Tiana besa a Naveen sapito y se convierte en una rana. Allí comienza su aventura en el pantano mientras buscan la manera de convertirse nuevamente en humanos.

Y aunque quizá con esta pequeña sinopsis no ven el punto de este post, aquí les dejamos 3 razones por las cuales es una excelente película de motivación para emprendedores y todas las personas que tienen un sueño que cumplir:

fantasia

1. Define lo qué realmente quieres lograr:
Tiana desde que es una niña sueña con montar un gran restaurante junto a su padre (Tiana's Palace), ya que su pasión es la cocina. Lamentablemente su padre fallece, pero eso no impide que Tiana siga enfocada en su su objetivo y visualice a través de una fotografía el restaurante que quiere levantar porque lo tiene todo claramente definido en su mente y sus esfuerzos se dirigen hacia esa meta.

2. No lo dejes todo a las estrellas, trabaja:Al contrario que su amiga Charlotte La Bouff, Tiana sabe que no basta con desear algo y pedírselo a las estrellas para obtenerlo. Sabe que debe trabajar duro para poder comprar la gran fábrica abandonada que servirá de asiento de su restaurante y por eso tiene dos trabajos, en los cuales trabaja día a día ahorrando todo el dinero que gana para cumplir su sueño.

No obstante, a lo largo de la película, Tiana se da cuenta de que a veces es necesario pedirle un poquito de ayuda a las estrellas para que sus metas se cumplan. Y aunque a ella le costó mucho dar ese paso porque es una persona muy racional, en un momento de desaliento pide su deseo a las estrellas y aplica lo que ese proverbio ruso que tanto nos gusta dice: "Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla".

Con todo esto, lo que queremos decir es que debemos trabajar duro para obtener aquello que queremos, pero de vez en cuando levantar nuestros ojos al cielo y pedirle a Dios o a cualquier Fuerza en la que creamos que nos ayude a seguir adelante para que todo nos salga bien. Suena muy esotérico, pero creemos que este tipo de ayudas nos motivan y nos hacen trabajar con entusiasmo en nuestro emprendimiento.

3. Nuestros seres queridos no nos estorban, nos ayudan:En la película, Tiana estaba tan enfocada en lograr su meta que dejó de lado a sus amigos y a su madre, inclusive su vida personal (divertirse, salir a bailar, etc). No obstante, cuando más concentrada estaba trabajando por su sueño, se convierte en rana y posteriormente se enamora del Príncipe Naveen.

En un principio Tiana hace caso omiso a su sentimiento, pero a medida que transcurre la película se da cuenta que el Príncipe sapo (quien también se enamoró de ella) es el mejor apoyo para lograr su sueño y abre su corazón al amor y todo lo que este sentimiento implica. La gran hechicera Mama Odie también le enseña esto.

Por eso, cuando emprendemos, si bien es cierto que lo más seguro es que trabajemos muchas horas casi siempre los 7 días de la semana, no debemos pasar del cariño y el apoyo de los seres queridos que nos rodean, porque sabiéndonos queridos y apoyados vamos a trabajar con más entusiasmo y perseverancia para sacar adelante nuestro emprendimiento. De hecho, ellos nos pueden dar ideas brillantes a las que no hubiéramos llegado solos y el aliento necesario en esos días en los cuales no todo nos sale como lo habíamos planificado.

Por último, les dejamos este par de videos del soundtrack de la película que de manera más linda y poética dicen lo mismo que les hemos comentado aquí.

¿Qué opinan ustedes sobre estas razones?. ¿Creen que hay más? ¿Cuál es su película favorita de motivación para emprendedores?


link: https://www.youtube.com/watch?v=uO6wjQ7nfak#t=47



link: https://www.youtube.com/watch?v=suuVL3Mdqs0

disney

4 comentarios - 3 razones para que un emprendedor vea La Princesa y el Sapo

@yasi_chan +1
tal ves tienes toda la razon no la habia visto desde ese punto.., creo que supera lo de cenicienta de hacerse rica de la noche a la mañana (ojo la primera peli) lo que casi no me gusto de esa peli es que hubo muchos musicales y me daba sueñito ... de hecho la primera vez que la fui a ver me dormi ya despues si la vi completa jajaja
@guiroga
y al final logro todo por sus dos trabajos y esfuerzo o se caso con el principe y este puso la guita pal emprendimiento?