El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El cubo de Rubik y el número de Dios

Complejas combinaciones se consiguen al girar sus seis caras identificadas en blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo. El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado, en 1974, por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernő Rubik. Considerado el juguete más vendido del mundo, la popularidad del cubo de Rubik viene de la capacidad del jugador para resolver las caras en el menor número de movimientos posibles, lo que implica un juego mental de estrategias y análisis de permutaciones matemáticas que lo lleven a completar, mediante un algoritmo, las seis caras con el número de Dios (20 movimientos).


El cubo de Rubik y el número de Dios

Se dice que Rubik construyó el cubo como herramienta escolar para ayudar a sus estudiantes a entender objetos tridimensionales; pero su propósito real era resolver el problema estructural de mover las partes independientemente sin que el mecanismo entero se desmoronara. Rubik no se dio cuenta de que había creado un rompecabezas hasta la primera vez que lo mezcló e intentó organizarlo en la posición original, convirtiéndolo así en un nuevo juego mental.
El objeto que terminó como juguete llegó por primera vez a los establecimientos del mundo en febrero de 1980. Casi inmediatamente los matemáticos empezaron a cuestionarse: ¿cuántas ordenaciones diferentes hay?, ¿cuántos movimientos serán necesarios como mínimo para resolverlo, por muy desordenado que esté? Y es que este rompecabezas se convirtió en uno de los juegos de entretenimiento más populares, un desafío que muchos nunca han logrado completar, pues el número total de permutaciones, es decir la variación del orden o de la disposición de las 21 piezas que conforman al cubo, es de 43 252 003 274 489 856 000 (cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientas cincuenta y seis mil permutaciones).


cubo

El cubo de Rubik se volvió tan popular que generó un comportamiento obsesivo, lo que llevó a diferentes mentes hábiles del mundo a tratar de resolverlo con el menor número de movimientos posibles, así surgió el término “El número de dios”, la forma en que los expertos llaman al número máximo de movimientos necesarios para resolver de forma óptima un cubo tradicional de 3×3×3. Esto quiere decir que todos los cubos, por muy revueltos que estén, pueden resolverse con sólo 20 movimientos, y que ninguno requiere más que eso.


numero

A este número de movimientos se llegó gracias a un programa de los ordenadores de Google. Para este descubrimiento, se programó el ordenador para que probara con cada una de las 43 252 003 274 489 856 000 posiciones posibles que tiene un cubo de Rubik de 3×3×3. El trabajo que pudo llevar hasta 35 años se realizó en un par de semanas y así se descubrió que la gran mayoría de combinaciones se puede resolver con ese número de movimientos (algunas pocas con más/menos).
Se cree que más de 100 millones de personas en el mundo ya pudieron resolver el problema del juguete creado “por casualidad”, y a pesar de haber establecido 20 movimientos para lograrlo, esta información no siempre está dada de forma precisa.


rubik

Muchas personas se preguntan si existe un algoritmo para resolver el cubo de Rubik en 20 movimientos y la respuesta es negativa, pues se debe tener en cuenta que estos movimientos serán totalmente distintos para cada posición. Y debido al gran número de posiciones posibles, los movimientos hacen que este conocimiento pueda ser útil para solucionar un cubo de Rubik con un ordenador, pero no para una persona, ya que el ordenador descarta posiciones y movimientos similares.

Gracias al ordenador, todas las permutaciones se pudieron resolver en un máximo de 20 movimientos, de ahí el valor de la solución. Ahora se sabe, también, que sólo hay unas 300 millones de posiciones que requieran esos 20 movimientos, aproximadamente una de cada mil millones de todas las posibles.



link: http://www.youtube.com/watch?v=TLxGnQcO6ZM

El cubo Rubik es tan popular que se han organizado competencias de tiempo para ordenar las caras del cubo, el récord del mundo le pertenece al australiano Feliks Zemdegs, quien batió de nuevo el récord de resolución del cubo de Rubik en la modalidad 3×3×3. 6,24 segundos le bastaron para resolver el rompecabezas. Zemdegs superó su propio récord, el que era de 6,65 segundos. La reorganización de cada cara por color le llevó de 50 a 60 movimientos.
Las caras del cubo pueden girar en cualquier dirección gracias a una extensión oculta que se entrelaza con los otros cubos y les permite moverse en diferentes posiciones. Las piezas centrales de cada una de las seis caras es sólo uno de los cuadrados de cada color; todos fijos al mecanismo principal. Esto provee la estructura para que las otras piezas quepan y giren alrededor. De este modo hay 21 piezas: una pieza central que consiste de tres ejes que sostienen los seis cuadrados en su lugar pero aún así permite que giren, y 20 piezas de plástico que caben en él para formar el rompecabezas montado.


Dios

“El número de Dios” para resolver el cubo de Rubik fue arrojado por un programa computarizado, pero marcó un reto para quienes intentan ser los mejores; desafía el proceso de análisis hasta llevar a quien se atreve, muchas veces, a la desesperación. Este desafío mental se marca como uno de los rompecabezas con mayor nivel de dificultad en las últimas décadas.

El cubo de Rubik y el número de Dios

5 comentarios - El cubo de Rubik y el número de Dios

@_Hans_Landa_ +4
gracias a youtube aprendí a armar el cubo rubik como un campeón.
@ramspartan117 +2
nunca e armado uno jajajaja, no se si sea el cubo este chino que me compre que se traba a cada rato pero nunca lo e armado.
@cqncba
con q emulador se juega?