1.- El Exorcista (1973, William Friedkin)
Los 7 Clásicos Del Cine De Horror Más Sobrevalorados


El Exorcista es un ejemplo bastante claro de aquellas películas que tienen un trasfondo religioso, por sobre. La cinta cuenta la historia de Regan, una joven que es poseída por una entidad demoníaca, la cual, tras un cúmulo de estudios clínicos y psicológicos, es dejada en manos de la Iglesia. Aquí los dogmas religiosos cobran especial relevancia al aceptar la idea misma de “exorcismo”, opción que no adoptaron otras películas, como Evil Dead, donde se emplean conceptos como “posesión demoníaca”, vaciándola así de toda carga religiosa que pueda nublar el relato.


“El Exorcista” se logra erigir como un film terroríficamente efectista, con personajes y ambientes bien trabajados, y sin vacíos argumentales que puedan ser criticados. Sin embargo, la gran deficiencia surge cuando comprendemos que esta obra no es más que un panfleto religioso y moralista, cuyo mensaje final de esperanza está orientado netamente a fortalecer la fe cristiana.


2.- La Profecía (Trilogía: 197619781981)
horror


Acá estamos ante otro ejemplo de sagas que, antes de contar una historia medianamente interesante, se esfuerzan por llevar los dogmas religiosos a niveles álgidos.


A lo largo de sus tres partes, “La Profecía” desarrolla la historia de la llegada del anticristo a la Tierra, en la figura deDamien Thorne, partiendo desde su nacimiento hasta que alcanza la edad adulta, con un especial énfasis en la lucha entre el bien y el mal. La saga está constantemente citando referencias bíblicas, haciendo del tratamiento moral y religioso mucho más intenso que en películas como “El Exorcista”, o El Bebé de Rosemary. Con efectos especiales deficientes, esta saga, al igual que El Exorcista, probablemente hasta el día de hoy mantiene con intensas pesadillas a los otrora jóvenes cristianos que en su estreno pagaron por ir a ver este legado discursivo de dudosa calidad.


3.- Friday the 13th (Secuelas: 1981198219841985etc.)
top


Mucho se podría discutir acerca de que si la primera parte de Friday the 13th se puede incluir en el género slasher o no. La moral presente en el film de Sean S. Cunningham en este caso está justificada en el guión, puesto que a diferencia de la gran mayoría de las películas de este género, acá el asesino de turno tiene motivos suficientes para asesinar a jóvenes con “malas costumbres”, o actitudes promiscuas. En ese sentido, el guión está muy bien trabajado, lo que hace que “Friday the 13th” carezca de vacíos argumentales, constituyendo un verdadero clásico del cine de horror y gore que destaca por sí solo. No se puede decir lo mismo de sus secuelas, que son simples explotaciones de la fórmula slasher, cada vez menos creativas y absurdas.


4.- Sleepaway Camp (1983, Robert Hiltzik)
miedo


Una película del género slasher derivado directamente de la fórmula popularizada por la cinta “Halloween”, con un poco más de argumento, pero que mantiene el trasfondo moral que carece de justificación. Sigue la lógica de que los jóvenes viciosos o que poseen mala conducta, son los que morirán, y los sanos de mente y cuerpo “serán salvados”. Mucho se habla de lo grotesco del final, pero la verdad es que siempre fue risible.


5.- Hellraiser (1987, Clive Barker)
Cine


“Hellraiser”, de Clive Barker, aborda la historia de un cubo mágico que invoca a poderosos entes sadomasoquistas llamados Cenobitas. La película goza de una calidad argumental bastante compleja y de efectos especiales sorprendentes, con personajes muy bien trabajados, atmósferas opresoras y cargado de escenas violentas. Por todo esto, podría haber sido recordada como una obra maestra, sin punto de comparación en el género, pero los minutos finales están trabajados con una torpeza y liviandad que parecieran ser de otra película. “Hellraiser” es un ejemplo perfecto de cómo arruinar una película en el climax, pues más que un desenlace, los minutos finales constituyen un insulto al espectador.


6.- It (1990, Tommy Lee Wallace)
peliculas


“It” es considerado un clásico del cine de horror y responsable de que muchos niños de la época hasta hoy tengan miedo de los payasos. La historia esta basada en la novela de Stephen King del mismo nombre, en donde un grupo de siete niños se enfrenta a una criatura que habita bajo la ciudad y despierta cada 27 años para alimentarse de niños y ancianos. La novela es una obra magistral de la narrativa de horror contemporánea; la película no es ni la sombra de esa obra. Son muchos los puntos criticables del film, dentro de lo que nuevamente resalta el enfoque conservador y moralista del que se dotó al film, en donde la evolución de los personajes se invisibiliza casi en su totalidad, haciéndolos ver como simples y planas marionetas. Un producto que jamás tuvo que ver la luz.


7.- Halloween (1978, John Carpenter)
terror


Bien podría decirse que “Halloween” es la película de horror más sobrevalorada de la historia. Con un estatus y admiración que le han valido menciones en múltiples medios como todo un referente del género, la verdad es que a nivel de crítica es una película que deja mucho que desear.


La historia gira en torno a Michael Myers, un niño que es encerrado en un hospital psiquiátrico por asesinar a su hermana y que años más tarde logra escapar y regresar a su ciudad de origen para seguir asesinando jóvenes (especialmente a aquellos irresponsables en sus estudios, que consumen drogas y mantienen relaciones sexuales). El guión es tan básico, que todos los sucesos carecen de justificación, constituyendo a “Halloween” como un filmdesechable y moralista, que además marca el punto de partida de la era que relativizó al máximo el cine de horror norteamericano, en un afán meramente mercantilista por repetir esta exitosa fórmula, una y otra vez. Numerosos vacíos argumentales, falta de desarrollo de personajes, y escenas ridículas que dan como resultado un bodrio en todos los sentidos.