Miradas que han hecho historia




nazi






miradas que han hecho historia






guerra




En imágenes, miradas que han hecho historia
Publicado en: Curiosidades
En este artículo: Curiosidades, Estados Unidos, Fascismo, Fotografía, II Guerra Mundial, Vietnam
18 julio 2014 | 27 |
34

“Los ojos son las ventanas del alma” esta frase ha sido atribuida a un sinnúmero de diferentes figuras históricas. En la primera fracción de segundo que observamos a alguien, a menudo, nuestra mirada se ajusta directamente a sus ojos, en un intento de descifrar quiénes son y cuáles son sus intenciones. Los ojos, con frecuencia comunican verdades sobre un individuo y sobre su alma, que no puede ser penetrada por algo tan inadecuado como el lenguaje humano. Además de las historias humanas, estas fotos son crudas y emotivas, retratando a personas en sus mejores y peores momentos, imágenes de alegría, odio, miedo, valentía.

Compartimos la serie gráfica que publica hoy el portal Upsocl:






historia


Nguyen Thi Ly, de 9 años, sufre los efectos del “Agente Naranja”. Durante la invasión norteamericana a Vietnam, el Ejército de Estados Unidos roció unos 12 millones de galones del herbicida “Agente Naranja” sobre Indochina. Este defoliante se utilizaba para destruir los cultivos, la vegetación, y el denso bosque que le proporcionaba alimento y techo a los patriotas vietnamitas. Al menos 4.5 millones de vietnamitas y otros 2.5 millones de estadounidenses veteranos fueron expuestos a este pesticida. A pesar de que el rociamiento se realizó 30 años atrás, la dioxina del “Agente Naranja” sigue generando complicaciones en tres generaciones de víctimas.
La belleza liberada, 1945. “Representa a una mujer en el momento de su liberación, tan delgada que cuesta verla, su rostro es radiante y vivo. Como si nunca hubiera estado encarcelada”. Foto tomada en el campo de concentración Bergen-Belsen.




arte


La belleza liberada, 1945. “Representa a una mujer en el momento de su liberación, tan delgada que cuesta verla, su rostro es radiante y vivo”. Foto tomada en el campo de concentración Bergen-Belsen.
Un soldado con síndrome de “shell-shock” (Síndrome de fatiga de combate) en una trinchera durante la Batalla de Courcelette a mitades de Septiembre de 1916. El síndrome de “shell-shock” era la reacción que tomaban los soldados en la II Guerra Mundial por el trauma de batalla. Ha sido descrita como la reacción frente a la intensidad del bombardeo y lucha que se deriva en una ineficacia expresada como pánico, evasión, inhabilidad para razonar, dormir, caminar o hablar. “En pocas palabras, incluso hasta el soldado más obediente podía estar enfrentándose a una lluvia de proyectiles y no se inmutaba, no demostraba ningún tipo de intención por pelear de vuelta, algunos perdían todo el control sobre sí mismos”.








foto

Un soldado con síndrome de “shell-shock” (Síndrome de fatiga de combate) en una trinchera durante la Batalla de Courcelette a mitades de Septiembre de 1916. El síndrome de “shell-shock” era la reacción que tomaban los soldados en la II Guerra Mundial por el trauma de batalla. Ha sido descrita como la reacción frente a la intensidad del bombardeo y lucha que se deriva en una ineficacia expresada como pánico, evasión, inhabilidad para razonar, dormir, caminar o hablar. “En pocas palabras, incluso hasta el soldado más obediente podía estar enfrentándose a una lluvia de proyectiles y no se inmutaba, no demostraba ningún tipo de intención por pelear de vuelta, algunos perdían todo el control sobre sí mismos”.
Un acercamiento de la inquietante mirada de un demacrado prisionero de guerra estadounidense, mientras yace en su cama luego de ser liberado de un campo de prisioneros alemán, por parte de las fuerzas Aliadas. Tomada en Limburg, Alemania, 1945.







SGM


Un acercamiento de la inquietante mirada de un demacrado prisionero de guerra, mientras yace en su cama luego de ser liberado de un campo de prisioneros alemán, por parte de las fuerzas Aliadas. Tomada en Limburg, Alemania, 1945.
Imagen sacada del álbum personal de un soldado de Einsatzgruppen (Conjunto de escuadrones de ejecución itinerantes especiales formados por miembros de las SS, SD y otros miembros de la policía secreta de la Alemania Nazi) etiquetada en la parte de atrás como “El último judío de Vinnytsia”. Muestra como un miembro de Einsatzgruppe D está a punto de dispararle a un hombre judío que se encuentra arrodillado frente a una fosa común en Vinnytsia, Ucrania, en 1941. Todos los 28,000 judíos de Vinnytsia y sus alrededores fueron masacrados en esa época.







Miradas que han hecho historia

Imagen sacada del álbum personal de un soldado de Einsatzgruppen (Conjunto de escuadrones de ejecución itinerantes especiales formados por miembros de las SS, SD y otros miembros de la policía secreta de la Alemania Nazi) etiquetada en la parte de atrás como “El último judío de Vinnytsia”. Muestra como un miembro de Einsatzgruppe D está a punto de dispararle a un hombre judío que se encuentra arrodillado frente a una fosa común en Vinnytsia, Ucrania, en 1941. Todos los 28,000 judíos de Vinnytsia y sus alrededores fueron masacrados en esa época.
Un cirujano cardíaco después de una cirugía exitosa de un trasplante de corazón que se llevó a cabo en 23 horas. Su asistente está durmiendo en el rincón.








nazi

Un cirujano cardíaco después de una cirugía exitosa de un trasplante de corazón que se llevó a cabo en 23 horas. Su asistente está durmiendo en el rincón.
Esta imagen muestra al cabo Yukio Araki (de 17 años de edad) sosteniendo a un cachorro junto a otros 4 jóvenes (de unos 18 años) del 72º Escuadrón Shinbu (poder militar). Un camarógrafo del periódico japonés “Asahi Shimbun” tomó esta foto el día antes de la partida del 72° cuerpo del Ejército Shinbu desde la base aérea de Bansei, a sus misiones Kamikaze en Okinawa. Yukio Araki murió a la edad de 17 años y 2 meses en un ataque suicida a barcos estadounidenses cerca de Okinawa el 27 de Mayo de 1945. Casi todos los pilotos kamikazes de las fuerzas armadas durante la campaña de Okinawa, tenían entre 17 y 22 años. No es el tipo de imagen que las personas se imaginan al escuchar hablar de los pilotos kamikazes.






guerra

Esta imagen muestra al cabo Yukio Araki (de 17 años de edad) sosteniendo a un cachorro junto a otros 4 jóvenes (de unos 18 años) del 72º Escuadrón Shinbu (poder militar). Un camarógrafo del periódico japonés “Asahi Shimbun” tomó esta foto el día antes de la partida del 72° cuerpo del Ejército Shinbu desde la base aérea de Bansei, a sus misiones Kamikaze en Okinawa. Yukio Araki murió a la edad de 17 años y 2 meses en un ataque suicida a barcos estadounidenses cerca de Okinawa el 27 de Mayo de 1945. Casi todos los pilotos kamikazes de las fuerzas armadas durante la campaña de Okinawa, tenían entre 17 y 22 años. No es el tipo de imagen que las personas se imaginan al escuchar hablar de los pilotos kamikazes.
Esta imagen es llamada “El niño con los ojos zafiro”. Tan pronto la fotógrafa Vanessa Bristow publicó la imagen, fue abordada con acusaciones de utilizar photoshop. Ella respondió subiendo otras imágenes del niño, ya que de hecho, la imagen no estaba alterada. La combinación de ojos azules y piel oscura, probablemente representa Albinismo Ocular/Albinismo de Nettleship-Falls (Albinismo tipo 1) o Uveítis por Artritis Idiopática Juvenil. Ambas condiciones causan que el pigmento del iris se vuelva menos denso.







historia


Esta imagen es llamada “El niño con los ojos zafiro”. Tan pronto la fotógrafa Vanessa Bristow publicó la imagen, fue abordada con acusaciones de utilizar photoshop. Ella respondió subiendo otras imágenes del niño, ya que de hecho, la imagen no estaba alterada. La combinación de ojos azules y piel oscura, probablemente representa Albinismo Ocular/Albinismo de Nettleship-Falls (Albinismo tipo 1) o Uveítis por Artritis Idiopática Juvenil. Ambas condiciones causan que el pigmento del iris se vuelva menos denso.



arte

























foto








SGM