Vivir en una casa victoriana: planos y fotos Las casas victorianas, que tantas veces hemos visto en series (Embrujadas) o películas americanas son casas llenas de detalles, tanto en el interior como en el exterior: bonitas escaleras, porches octogonales, complejos tejados, vidrieras, cálidas chimeneas, rincones para la lectura o para disfrutar de las vistas al jardín… Casas maravillosas que invitan a quedarse. No, no tengo una casa victoriana, pero quizás algún día… no hay que perder la esperanza.

En nuestro país son muy desconocidas, tal vez porque no existe la tradición de las casas de madera y muchos prefieren la solidez del ladrillo. Es posible, sin embargo, construirlas en ladrillo y, después, revestirlas de madera o de un material compuesto de fibras de madera y resinas que no necesita mantenimiento (¡hasta 20 años tiene de garantía en algunas empresas!). Este revestimiento se vende en lamas horizontales, de modo que imita a la perfección las lamas típicas de las casas victorianas.

De todos modos, si preferís ser fieles a la tradición anglosajona y queréis acertar de lleno, empresas, como Canexel, son un aliado perfecto, pues, a partir de alguno de los miles de planos de casas victorianas que encontraréis en la red, pueden recrear hasta el más mínimo detalle de las casas victorianas más bellas. No son ladrillos y hormigón… pero este tipo de viviendas es utilizado por millones de personas alrededor del mundo.


planos

Preciosa casa victoriana


En los planos de las casas victorianas es frecuente encontrar cuatro estancias diferentes en la primera planta: el salón, con una confortable chimenea y un gran ventanal que da al jardín; un despacho (que puede también ser una biblioteca o una habitación de invitados, con su baño); una habitación para desayunar y otra para comer o cenar. También en la primera planta se encuentra la cocina (a menudo tiene una ventana encima del fregadero y es bastante espaciosa), el aseo y el cuarto para la lavadora y la plancha. La cochera suele conectar con la cocina para hacer más cómoda la colocación de las compras de comestibles.


casas


Rincón de la cocina para desayunar



En la segunda planta están los dormitorios, con sus grandes armarios o vestidores, y un posible cuarto de juegos. En esta planta frecuentemente hay dos baños, uno común a todos los dormitorios y otro dentro del dormitorio principal. Sin embargo, en las casas más lujosas, cada habitación tiene su propio baño en suite. Pueden existir también buhardillas, en una tercera planta.




imagenes


victorianas



Baño y dormitorio de estilo victoriano



Vivir en una casa victoriana: planos y fotos

Preciosa ventana oval



Planos:


planos


casas

Planta primera


imagenes

Planta segunda

En los interiores de las casas victorianas se cuidan mucho los detalles: zócalos de madera altos, papeles pintados de flores o rayas verticales, luces bajas, telas bien combinadas en tapicerías, colchas y alfombras… Incluso en los baños se utilizan los zócalos y los papeles pintados. En Amazon podéis encontrar numerosos libros de decoración victoriana (en inglés). Desde mi punto de vista, la decoración de interiores estrictamente victoriana es un poco deprimente y “pasada de moda”. Resulta mucho más alegre decorar tu casa con un aire “retro”, colonial, que se adapte a los gustos actuales. Los libros que he mencionado te dan la clave para respetar el estilo victoriano aunque decidas actualizarlo.

Los exteriores de las casas victorianas también encierran gran cantidad de pequeños detalles que hacen del conjunto un lugar realmente maravilloso: preciosos porches de madera, con frecuencia de forma octogonal; tejados de formas muy complejas; bonitas ventanas, algunas con vidrieras de colores…

También el estilo victoriano se ha llevado a las casas adosadas del paisaje urbano. Este es el caso de las famosas casas victorianas de Alamo Square (San Francisco).


victorianas

Casas victorianas de San Francisco


FUENTE