Yakuzas: la Mafia Japonesa

La yakuza (任侠, やくざ) Esta mafia es una de las más antiguas y poderosas y es, sin duda, la que más miembros tiene, con un aproximado de 87 000 miembros.
Japón a pesar de ser uno de los jugares más seguros, tiene esta organización criminal, que a diferencia de las demás en el mundo, sus tatuajes los hace reconocibles (se extienden muchas veces a la cara), ellos no se sienten criminales, y llevan con orgullo japonés sus distintivos, no hay motivo de ocultarse si se piensa se está haciendo bien.
En Japón representan el mayor problema, ya que no dejan de extenderse, además son como una empresa, con un funcionamiento casi legal porque tienen el apoyo de políticos extorsionados a su favor, el Padrino no podría haberlo hecho mejor.


HISTORIA


Empieza el Periodo Edo en Japón, y los Samuráis eran hombres respetables y privilegiados dentro de la sociedad, debido a su eficiencia militar y los servicios de seguridad que prestaban a la comunidad, pero al finalizar este periodo Japón entra en una era de modernidad donde Japón empieza su unificación donde la presencia de los Samuráis sobraba en esa parte de la historia, es así como sus señores feudales (daimyo) empezaron a expulsarlos, olvidando que el Samurái lo único que sabía hacer era proteger a su daimyo, dentro de la historia de los samuráis esto se considero traición, pues después de tanto servirles, entrenándolos solo para servir a los señores, los despojaron de su rango social, y condenados a sobrevivir de prácticamente nada, a estos samuráis errantes se les conoce como Ronin. Algunos fueron contratados para hacer trabajos sucios en la alta sociedad, otro trataron de ser campesinos, no era su naturaleza, otros formaron Mitsubishi (si es cierto, la empresa de fabicacion de coches), pero un grupo de Ronin se juntaron y formaron bandas paramilitares y empezaron a proteger pueblos y aldeas, por ello la gente les daba comida y alojamiento, pero llego un momento en que esto era insuficiente, ya que realizaban un trabajo y recibía lo mínimo y encima había gente que no quería darles de comer, los maltrataban por creer que les hacían un favor, en su cólera , entonces empezó “la extorción” , pedían más y más cosas, y poco a poco fueron dominando las redes criminales de Japón, el samurái poseía la inteligencia de un hombre de negocios y la habilidad física suficiente como para exigir lo que pedía.
Otro problema que comenzó a surgir fueron las batallas entre bandas de ronin que querían controlar la misma zona. Así es como empezaron a surgir los primeros grupos de criminales organizados que operaban de forma parecida a los Yakuza actuales.
Durante los años se fueron organizando bandas y buscando formas de hacer dinero.
A finales del Siglo XIX y al iniciarse el XX tenían el control de la prostitución, las apuestas, el contrabando, lavado de dinero, los espectáculos, la especulación de bienes inmobiliarios, la extorsión, y el tráfico de drogas, pornografía y armas. Además, después de la Segunda Guerra Mundial ciertas bandas de ideología ultraderechista comenzaron a operar y extorsionar dentro de grupos políticos.
Yakuzas: la Mafia Japonesa

ORGANIZACIÓN


Su organización se derivó de los códigos de los samuráis pero mucho más estructurados y fortalecidos; todo el clan se considera una familia donde se profesa la fidelidad absoluta a la banda, el ultranacionalismo, la obediencia al mayor rango y su estricto y brutal código de honor. Los novatos se adoctrinan a través del sistema Senpai-Kohai en el cual se especifica los procedimientos de castigo a la deslealtad como por ejemplo, la amputación de un dedo meñique para aquel miembro que cometa algún fallo grave o incurra en traición, dicha amputación sirve aún en la actualidad para reconocer a los miembros retirados o disidentes. Normalmente se les expulsa, porque quien traiciona la familia una vez , no posee honor, y quien no posee honor, no es un yakuza, además la política es ”se perdona, pero no se confía”, en una persona sin honor no se puede confiar, pero tampoco se le puede matar porque a pesar de todo es de la “familia”, solo se le exilia.

Se organizan en clanes o familias, todos obedecen el sistema Senpai-Kohai, que se les enseñó desde niños a los futuros miembros de las familias.
En la actualidad está dividido en 3.000 clanes con un total de 100.000 en todo Japón, el más importante es el denominado Yamaguchi-gumi, el cual se estima en un tamaño de 40.000 miembros activos solo en japón (si se preguntan porque no los encierran, es porque cualquier cosa se hace a nombre de Yakuza, no de clanes ni de familias eso es solo por organización interna, y no se puede encerrar a 40 000 personas), considerándose la mafia (cossa nostra) más grande del mundo, no sólo por el número de miembros sino también por su poder económico. Son también importantes los clanes Sumiyoshi Rengo-Kai y Inagawa-kai que en conjunto con el clan Yamaguchi-gumi mueven alrededor de 15 mil millones de dólares anuales.

Hoy en día poseen los negocios de la prostitución, negocios de apuestas, drogas, comercio ilegal, pornografía (infantil también), prostitución (infantil también), trata de blancas (venta de personas), extorción política (si es un negocio) etc. Ahora cuando se preguntan porque los japoneses son tan pervertidos como parecen, es porque los Yakuza dominan todo el sexo en Japón literalmente, y la forma en cómo lo han extendido ha permitido ganar más dinero que con solo la pornografía, y si a alguien deben agradecerle la pornografía es a ellos, porque aunque se ve que EEUU factura exorbitantes cantidades de dinero por ello, al menos un 50% es de los Yakuza.
Pero los yakuza no son los criminales que se dedican a robar a traunseúndes, ellos no roban, ni violan, ni matan son sentido (solo por pedido), en Japón todos pueden encontrarse con un miembro y no tener miedo por su vida, hay casos de personas que se encuentran con ellos en bares o restaurantes, y son invitados a comer, o ayudan a ocnseguir trabajo, tienen dentro de todo una buena imagen ante los demás, hay muchos lugares donde se prohíbe su entrada, esto es prueba de que ellos no se esconde y de que puedes encontrarte con ellos siempre, pero sin nada que temer.

En esta foto pueden ver un hombre retirado de yakuza con la mano mutilada, el fetichismo japones con memorias USB de dedos yakuza, y avisos para yakuzas, prohibicion de entrada, y lavarse antes de comer.




YAMAGUCHI-GUMI

Yamaguchi-gumi es el clan más poderoso, consolidó su poder al absorber a la segunda familia poderosa. Se le considera la más grande e infame familia en el mundo del hampa. Según lo que se estima tiene 39 000 miembros activos, con miles de asociaciones poderosas distribuidas, maneja el 45% de los yakuza (se estima un total de 87 000 miembros activos en el mundo). Tiene 102 miembros oficiales (de 39 000), el kumicho (jefe), 15 shatei (hermano menor), y 86 wakuchu (hijo), al mes de noviembre del 2005. Poseen todos los negocios antes nombrados. Tiene su sede en Kobe, pero opera principalmente en todo Japón y EEUU. Shinobu Tsukasa (conocido en el hampa como Kenichi Shinoda), actual Kumicho ha declarado una política expansionista.

El jefe actual de los Yamaguchi, el señor Shinoda ha sido encarcelado hace poco por posesión ilegal de armas, pero sigue dirigiendo la banda criminal más grande del mundo detrás de las rejas, además saldrá a la calle de aquí 5 años. Antes de que lo encerraran en prisión, tenía bastante presión por parte de su clan para absorber el mayor número de clanes antes de marchar a la cárcel. Shinoda controla más criminales que Bin Laden, casi casi cerca de Bush. (en la foto la familia yamaguchi y abajo shinoda)

ETIMOLOGÍA DEL NOMBRE

El término Yakuza surgió a finales del siglo XIX, siendo utilizado por primera vez entre un grupo de delincuentes conocido como los "bakuto", quienes se dedicaban a montar negocios de apuestas y juego ilegal. Los bakuto gustaban de un juego de cartas en el que la peor mano era un ocho, un nueve y un tres: sea, "ya", "ku" y "za", en idioma japonés. Para poder ganar la partida cuando el jugador tenía un yakuza, el mismo tenía que ser realmente hábil ya que no dependía de la suerte sino de su astucia; de ahí que la palabra yakuza terminó siendo utilizada por los criminales japoneses para designarse entre ellos.

YAKUZA Y LA SOCIEDAD JAPONESA

Aunque los negocios de La Yakuza sean en muchos casos criticados en Japón, no dejan de extenderse y consolidarse, cada vez es más frecuente que se comporten como una empresa legalmente constituida. En Tokio el clan Yamaguchi-gumi han expandido sus negocios más que todo a partir de la absorción del clan Kokusui-kai, el año pasado, un hecho que es conocido públicamente en Japón tanto como la condena de su jefe el señor Shinoda, por posesión ilegal de armas y el conocimiento de estar dirigiendo aún la organización desde la cárcel.

YAKUZA FUERA DE JAPÓN

Fuera del Japón se le conocen pocos negocios; en Latinoamérica, en México exactamente, una pareja de supuestos empleadores reclutaron, durante los 90's a jóvenes mujeres con la promesa de trabajar en Japón en el negocio del turismo, sin embargo al llegar a su destino se les reclutó en una red de prostitución.
Según cálculos de la asociación de mujeres hispanas, con sede en Miami, cerca de 3,000 mujeres mexicanas se prostituyen en Japón, tras ser reclutadas por La Yakuza.

TATUAJE DE LA YAKUZA

Los tatuajes dentro de la organización son muy importantes, revelan muchas veces el rango dentro de la organización, el clan al que se pertenece, el lema del clan, dragones de su mitología y samurais. Empieza como un tatuaje pequeño al que se le hacen adiciones y terminan cubriendo grandes partes del cuerpo; el tatuaje es uno de los rasgos físicos más característicos de la Yakuza.
La caída en desgracia del tatuaje se inició en 1720, cuando el gobierno decidió "marcar" a los delincuentes peligrosos con un tatuaje identificativo. Se trataba de un brazalete dibujado en el brazo que anulaba socialmente al individuo, ya que nadie quería relacionarse con exconvictos.
Aunque esta medida fue abolida en 1870, la exclusión creada en torno a un grupo de personas (los delincuentes) provocó en estos un sentimiento de unidad, lo que les llevó a organizarse en bandas. Fue el inicio de la yakuza, o mafia japonesa. Los miembros de la yakuza, aún hoy día, gustan de tatuarse enormes dibujos a lo largo de la espalda, desde dragones a peces, y tanto el cine como la literatura han contribuido a la glorificación de esta imagen de hombre duro con todo el cuerpo revestido de tinta.
A principios del siglo XX, el gobierno imperial prohibió los tatuajes como medida para adaptarse a las costumbres occidentales y la idea de civilización procedente de Europa. Sin embargo, el tatuaje siguió siendo muy demandado, entre otros, por los marineros de todo el mundo que hacían puerto en el archipiélago. Estos mismos marineros fueron los que, al volver a sus países de origen, empezaron a dar fama mundial al arte tatuador japonés.
En 1948, el tatuaje volvió a estar permitido y ahora muchos de los clientes eran soldados norteamericanos de las fuerzas de ocupación. Así, tatuarse la piel recuperó popularidad y poco a poco llegó a ser considerado signo de modernidad, aunque entre la población japonesa queden muchas personas que aborrecen el tatuaje por su relación con la yakuza.



LA CHICA QUE VEN AQUI ABAJO, SE LLAMA SHOKO, Y ES HIJA DE UN JEFE YAKUZA, ELLA ESCRIBIÓ UN LIBRO TITULADO YAKUZA MOON, DONDE NARRA LA DRAMÁTICA HISTORIA DE SER DE La YAKUZA.




COMO RECONOCER A UN YAKUZA

Siete pistas para identificarlos (escritas por Ajapon.com):

1 El color negro

Siguen una política de identidad corporativa mejor que la mayoría de empresas que conozco. Su color corporativo es el negro y lo extienden a todo: coches de la empresa, indumentaria (tanto masculina como femenina), complementos (gafas de sol, la bolsita de mano donde recogen la recaudación, armas).

2 Los lugares

Los puedes ver de madrugada los fines de semana en las zonas de marcha donde haya “hoteles del amor” y “pubs de hostess”, negocios con los que tienen relación. También los puedes ver entrar y salir de sus oficinas. Sí, tienen oficinas y todo el mundo sabe dónde están. Cerca de donde vivo hay una, el edificio, negro -por supuesto- y la fachada tiene unos kanjis dorados muy elegantes con el nombre de la familia, en plan blasón. Siempre hay cochazos aparcados en la puerta.

3 Los coches

En Japón es ilegal llevar todos los cristales del coche ahumados. La gente de bien que gusta de cristales ahumados sólo los lleva en la parte de atrás (ventanas traseras y luna del maletaro), estoy seguro que lo hacen para que no les piten en la carretera cuando adelantan mal. Si ves un cochazo caro con todos los cristales ahumados no te sientes encima, no le mees una rueda. Aún no sé muy bien si a los yakuza no les importa pagar la multa o si tienen bula. También son de ellos unas furgonetas negras con la bandera de Japón y con altavoces, con las que se pasean por la ciudad con música de marchas militares de la época de la guerra, para recordarle a la gente metida en los negocios “protegidos” por la yakuza que ésta es su zona y tienen que pasar por caja.

4 Las manos

Si en una mano falta una o dos falanges del meñique o el anular, y la mutilación es limpia porque no hay más heridas ni cicatrices alrededor y las uñas de los demás dedos crecen enteras, casi seguro que el dueño de esa mano no ha tenido un honrado accidente siendo operario en una fábrica. Los yakuzas se cortan los dedos en determinadas ocasiones y, siempre, cuando dejan de ser yakuzas. Al romper el contrato entregan una falange, de prenda.

5 Los tatuajes

Nada de tribales, amor de madre o calaveras, sólo motivos orientales con toda una simbología detrás entorno al grupo al que se pertenece y el escalafón en el que se está dentro de ese grupo: dragones, samurais, eso sí, muy grandes y coloristas. Pero siguen siendo fieles a la identidad corporativa del color negro porque los tatuajes no se muestran. Es más, en las piscinas públicas están prohibidos los tatuajes de yakuza para que el resto de usuarios no se sientan intimidados. La verdad es que tiene que ser jodido no salpicar a ese señor de allí con tatuajes y un arma escondida en su toalla negra. No me gustaría ser yo el empleado que le tenga que decir a un yakuza que se salga de la piscina, no, no, si a mí me encantan, pero usted comprenda, son las normas, ya sabe, yo soy un mandado… No me mire así.
Es broma, lo que vengo a decir es que los yakuzas no enseñan sus tatuajes y sólo los verías si coincidieras en una playa o en un baño público, pero no vas a coincidir. En resumen, que si vas por la calle y ves a un tipo con la camiseta arremangada para lucir sus dragones, de yakuza sólo tiene la vocación.

6 La talla

Además de ser tochos, visten traje siempre varias tallas más grandes que la suya. Este domingo vi a uno con un traje claro, era en un centro comercial con multicines, iba con una chica a ver una película, supongo que no trabajaba y ese era su traje de domingo.

7 Los andares

Sin lugar a dudas, es el rasgo más distintivo, caminan de una forma tan peculiar que el contraste con el paso vivo y nervioso de la mayoría de los japoneses les delata enseguida. Cuando se desplazan casi no levantan los pies del suelo, sus pasos son largos y basculan el cuerpo con arrogancia. Para ser más gráfico, en llano caminan como si estuvieran bajando una cuesta.


FUENTE:http://jesus-kamui-oscuro.blogspot.com/2008/07/la-yakuza-la-mafia-japonesa.html


MAS FOTOS:


Mafia



japon



japonesa



yakuzas



SE AGRADECEN SUS COMENTARIOS