Archie y su Pandilla

Hoy voy a contarles de la época de las historietas, de un tiempo donde en Argentina todavía no se conocía el término cómic. Las primeras que me atrajeron no mostraban superhéroes ni personajes irreales. Sólo había dibujos con personas diseñadas al estilo pop: uno trataba de adolescentes, el otro de historias “rosas” para nenas.

Corrían los años ’70 y llegó a mis manos una pequeña revista con dibujos de adolescentes. Se llamaba Archie (o Archi en castellano), con un pelirrojo en la tapa y una trouppe de jóvenes jubilosos. Fue leer una para enseguida buscar kiosco a kiosco, ciudad a ciudad, nuevas y diferentes ediciones de las aventuras de un grupo de jóvenes yanquis felices que iban a la fuente de soda, y que, por algún motivo que hoy no me explico, me convirtieron en su fan.

Al poco tiempo, comencé a intercambiar con mis amigas otra edición de formato similar (revistas de 19 por 13 centímetros, y unas 30 páginas cada una). Hablo de Susy, secretos del corazón, también muy de moda en esa época, pero más melosa, historias tipo telenovela en donde más de una ex nena dejó sus lágrimas allí impregnadas. En esos años no había tantos programas de televisión ni tantas opciones como hoy, así que mis tardes también se llenaban con adolescentes yanquis risueños por doquier y páginas pegoteadas de rubias buenísimas y morochas perversas, dispuestas a robar los novios de las “rubiasbuenas”, quienes lloraban en secreto y se sacrificaban para que el ser amado fuera feliz con la “morochamalísima”, mientras una lágrima redonda rodaba por su sonrosada mejilla.

Archi, un líder pelirrojo
Comics

Esta es la historieta de adolescentes de secundario, cuyo pelirrojo protagonista era galán para las chicas que anhelábamos tener un chico bonito y canchero cerca (de hecho, confieso que mi primer novio fue pelirrojo).

Pero Archie fue creada mucho antes de los años ’70. El 22 de diciembre de 1941, en el número 22 de la revista de superhéroes Pep Comics, es donde apareció con dibujos de Bob Montana y guión de Vic Bloom. Esta tira cómica, que entró sólo como reemplazo de Madam Satan, pronto logró una inesperada popularidad.

La idea original había nacido un par de años antes, cuando en 1939 se creó una editorial originalmente de superhéroes: MLJ Comics (nombre formado por sus tres fundadores: Maurice Coyne, Louis Silberkleit y John L. Goldwater). La historia de Archie y su pandilla, que supo representar a una incipiente cultura joven, llegó a tal grado de éxito que para 1946 MLG cambió su nombre por Archie Comics. El objetivo inicial había sido atraer a los fans de las películas de Mickey Rooney, un pelirrojo que hacía el rol de Andy Hardyen en una serie de films muy taquilleros entre los años 1937 y 1947.

En América Latina la revistita fue distribuida con éxito como Archi por la editorial mexicana Novaro (editorial que, a todo esto, desapareció con un terremoto que asoló México en los años ’80).

Archi y sus amigos
historieta

Los personajes creados por Montana estaban inspirados en personas reales que él mismo había conocido en Haverhill, Massachusetts.

La barra adolescente vivía al este de Riverdale y estaba liderada por Archie Andrews (Archi Gómez en la versión en castellano), que era un adolescente pelirrojo y pecoso, estereotipo del joven estadounidense, y muy cotizado entre las chicas y, a su vez, muy interesado en salir con ellas. Hablamos de un galán, no por su carácter impulsivo y algo torpe -y menos que menos por su chaleco a rombos-, sino más bien por su personalidad ingeniosa, simpática y divertida. La clave del personaje es que pasa sus días entre dos amores: Betty y Verónica. De hecho, uno de los ejes temáticos principales de la historieta es el triángulo amoroso Betty-Archi-Verónica. Ellas, entonces, tienen un rol protagónico en estas historias:

· Betty Cooper (Beti Rosas), “la rubia”, es una piadosa muchacha, dulce y buena estudiante. Está siempre lista para la diversión, especialmente si está Archi, pero eso no le quita tiempo para estudiar. Además, es buena para los deportes y hasta hace su propia ropa.

· Veronica Lodge (Verónica Del Valle), “la morocha”, es una chica rica que usa ropa cara y ostentosa. Es sexy, mala, sofisticada y, supuestamente, la mejor amiga de Betty, su rival por el amor de Archi.

Archie

Dentro del grupo de Archi sus amigos principales son:

· Torombolo o Forsythe Jones, alias “Jughead” (literalmente: “cabeza de jarra”), el antihéroe y mejor amigo de Archi. Tiene un estilo tontón pero sarcástico, somnoliento, perezoso, con una fuerte inclinación hacia la música, y un look de lo más ridículo: pantalones cortos y coronita incluida. Ávido consumidor de hamburguesas, se lo puede describir como un dulce, patético y escuálido payasito rechazado por las féminas, pese a su constante esfuerzo por agradarles.

· Reggie Mantle (Carlos Marín -imagen ) es el morocho fachero, pero peca de envidioso y soberbio: él mismo es el primero en alabar su belleza. Por eso, a pesar de su buen look y sus bromas, no le va muy bien con las chicas.

· Marmaduke “Big Moose” Mason (o Gorilón) es el fortachón y extremadamente torpe de la banda.

· Dilton Doiley (o Dilton Díaz) es un sagaz miembro de la pandilla.

Las principales autoridades escolares son: Miss Grundy (o Señorita Canuta), la vieja maestra gruñona y Mr. Weatherbee (o Señor Paz), el calvo y malhumorado director de la escuela, y acérrimo enemigo de Archi.

Respecto de los familiares, los que aparecen con mayor frecuencia son: el engreído padre de Verónica, Mr. Hiram Lodge y los padres de Archi, Mr Fred and Mary Andrews. A veces también se ve a Jellibean, la hermana de Torombolo; Hot dog, el perro de Torombolo; Chic y Polly, los hermanos mayores de Betty; Spotty, también, el perro de Archi; Leroy, el problemático hermano menor de Verónica y Caramel, el gatito de Verónica.

Más sobre Archi
pandilla

En los años ’50 apareció una historieta derivada de la original, llamada Little Archie o El pequeño Archi, constituida casi por los mismos personajes pero de pequeños, de cuando iban a la escuela primaria. Esta historieta duró más que la original (hoy, cada tanto, se publican nuevas revistas).

Pero además, los personajes de Archi, aparecieron en otros formatos. El programa de radio Archie Andrews debutó en mayo de 1943, y pasó por varias emisoras hasta concluir en septiembre de 1953.

Entre 1968 y 1970 salió por la televisión norteamericana The Archie Show, un dibujo animado basado en la historieta, y que fue adaptada por la compañía Filmation. En el dibujito era muy común ver una banda tocando los temas con el sonido de la época. El grupo en la ficción estaba formado por los principales integrantes de la pandilla de Archi. En 1969 la banda de pop-rock The Archies, el verdadero grupo que surgió para el dibujo animado, se ganó un disco de oro por el hit Sugar Sugar.

Durante las décadas del ’70, ’80 y ’90 se hicieron varios especiales y series cortas sobre Archi, incluso, un piloto para televisión con personajes reales, pero que no prosperó.

Con el fin de mantener la inocencia y la imagen, Archie Comics tomó varias medidas legales, como por ejemplo, prohibir los “fanfics” (historias e ilustraciones creadas por los fans), para evitar que degeneren en material pornográfico, así como también una obra de teatro de 2003 donde Archie era gay.

Archie y su Pandilla

Comics

historieta

Fuente:http://www.codigoretro.com.ar/historietas/archi_y_susy/para_puberes_de_los_70.htm