Algunos trucos del photoshop

Fotos con movimiento


algunos truquitos del photoshop[edit] 2010

El efecto de movimiento es muy recurrente en las fotos deportivas. Una técnica muy usual es, por ejemplo, fotografiar el paso de un atleta desde una perspectiva lateral, de forma que el fondo esté bien nítido pero el corredor borroso. El problema es que no ajustemos los valores de la cámara en consonancia con la velocidad de atleta. Si no corre muy rápido, la figura puede salir tan nítida como el fondo. ¿Hay alguna forma de remediarlo a posteriori? Por supuesto, podemos hacerlo fácilmente con un programa de retoque fotográfico.



Por ejemplo, con Photoshop. Abrimos la foto y seleccionamos la herramienta Lazo Magnético. Con ella tenemos que rodear la silueta del corredor haciendo clics cada pocos píxeles para que la línea de selección se ajuste bien al contorno. Una vez rodeada toda la figura del atleta, nos vamos a la esquina superior izquierda de la ventana del programa y marcamos la opción Restar de la Selección. Así podemos deseleccionar los huecos de fondo no deseados (entre el torso y el brazo izquierdo, entre las dos piernas y, opcionalmente, entre los cordones del calzado del pie derecho).

Punto importante: conviene guardar la selección con un nombre fácil de recordar, como silueta o contorno (Menú Selección - Guardar Selección). Ahora no necesitaremos esto, pero sí en la próxima entrega de este truco. Además, nunca está de más poder rescatar la selección en cualquier momento por lo que pueda pasar. Bien, ahora pulsa Ctrl + C para copiar la selección y Ctrl + V para pegarla en una nueva capa.

Lo último que hay que haces es darle un Desenfoque de Movimiento a la nueva capa (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque de Movimiento). En la ventana que surge, podemos variar el ángulo del desenfoque y su distancia en píxeles. Nosotros lo hemos dejado en 0 grados y 200 píxeles, respectivamente, pero prueba a buscar la combinación que más te guste.

Y ya está conseguido el efecto.



Tatúate con Photoshop

Trucos

Un tatuaje es algo muy personal. Primero hay que decidir hacérselo, y después el proceso de elección puede ser largo y complicado. No todos los días nos decoramos la piel con un dibujo que va a estar ahí el resto de nuestra vida. Por fortuna, un sencillo retoque fotográfico nos permite ver cómo nos quedaría ese tribal tan molón o el nombre de nuestra pareja lleno de colores y con efecto de relieve.

El tatuaje tiene que ir acorde con el aspecto físico. No todos podemos llevar con estilo el típico corazón con la inscripción “Amor de Madre” grabada que puedes ver a la derecha. Para ello hace falta un aspecto campechano y fornido. Pero aún así, puede que no estemos seguro de dar el último paso. Si es tu caso, intentaremos ayudarte a decidir colocando el susodicho tatuaje en el brazo de la foto, con la ayuda de Photoshop. Los pasos a seguir son bastante sencillos.


Abrimos la foto del modelo y la pasamos a modo Escala de Grises (Menú Imagen - Modo - Escala de Grises). Luego le aplicamos un Desenfoque Gaussiano (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano) con un radio de 2,5 píxeles.

Esta imagen nos servirá para ajustar luego el tatuaje, así que guárdala (Menú Archivo - Guardar Como) con el nombre displace y, muy importante, en formato PSD. Si no, Photoshop no la reconocerá más adelante.

Ahora tenemos que volver de nuevo a la imagen original (puedes cerrarla y abrirla de nuevo o borrar los pasos del desenfoque y el cambio de modo en la Ventana Historia). Abrimos también la imagen del tatuaje. Es importante que esté sobre fondo blanco para que sea más fácil seleccionarla.



Con la herramienta Varita Mágica y la opción Añadir a la Selección marcada (arriba a la izquierda) hacemos clic sobre todas las partes blancas del fondo, y luego invertimos la selección (Menú Selección - Invertir) y la copiamos (Ctrl + C). Vamos a la foto del modelo y la pegamos (Ctrl + V).

Pulsamos Ctrl + T para transformar la imagen al gusto, estirándola y rotándola si es necesario. Cuando acabes, pulsa Intro. Luego accedemos a Menú Filtro - Distorsionar - Desplazar. Se nos abre una ventana cuyos valores no nos importan, así que déjalos como están. Pincha en OK y en la nueva ventana selecciona el archivo “displace” que guardaste anteriomente, para que el tatuaje se ajuste bien al brazo.

El último paso es darle un aspecto real. Hay muchas formas de hacerlo, pero la más rápida consiste en irnos a la Ventana de Capas, colocar la capa del corazón en Multiplicar y bajar su opacidad al 70%. Y punto final. Ahí tienes al apuesto “pecholobo” vacilando de tatuaje. La cuestión es: ¿te animarías a hacértelo u optarías por otro diseño más discreto



fotos de ensueño

CS

Cuando recordamos un sueño agradable, nos vienen imágenes borrosas, envueltas en una especie de halo difuso que nos sitúa a medio camino entre el mundo real y la fantasía. Las imágenes parece que están tratadas con un filtro distorsionador. Esto es algo que se usa mucho en la fotografía y el cine, para indicar precisamente que la imagen representada proviene de un sueño. Con un programa de retoque fotográfico podemos conseguir esto de mil maneras.

Nosotros vamos a enseñaros una que podéis aplicar a cualquier foto, usando Photoshop y tomando como ejemplo esta instantánea de Daniel Morrison, que representa el sueño de muchos de nosotros: trabajar sin desplazarnos de nuestro dulce hogar, con una oficina improvisada en el porche de casa.



Una vez que tenemos la foto abierta, pulsamos Ctrl + J para duplicar la capa fondo. A continuación, accedemos a Menú Capa - Nueva Capa de Ajuste - Mezclador de Canales, y surgirá una ventana en la que tenemos que elegir el Color Gris y luego pinchar en Aceptar.

En la ventana siguiente, marcamos la opción Monocromo de la esquina inferior izquierda y colocamos estos porcentajes en los canales de origen: Rojo 100%, Verde 172%, Azul -66% y Constante -70%.

De momento, tenemos una imagen en blanco y negro, que fundiremos con la foto original para darle color.

Pero antes hay que darle esa capa borrosa, que indique claramente que es una imagen de sueño. Por eso, accedemos a Capa - Combinar hacia abajo, para unir la copia del fondo con la capa de ajuste, y le damos un Desenfoque Gaussiano con un radio de 2,5 píxeles (Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano).

Y como le falta color, reducimos la Opacidad de la nueva capa, en nuestro caso al 50%, moviendo hacia la izquierda la barra correspondiente en la Ventana de Capas. Con estos sencillos pasos, podrás dar un buen efecto de ensoñación a cualquier foto. Prueba jugando con otros porcentajes para los colores, aumentando el radio de píxeles del desenfoque o probando con modos de fusión como Luz Suave.

Y para rematarlo, siempre puedes añadir un efecto claroscuro. Porque no todos tenemos los mismos sueños ni todos nuestros sueños son iguales



Ponle barba a tus fotos

EDIT

¿Alguna vez te has preguntado como te quedaría una perilla? ¿Y una barba frondosa “a lo años sesenta”? A menudo no nos atrevemos a hacer estas cosas, por el tiempo y el sacrificio que supone dejarse crecer los pelos de la cara. Afortudamente, con unos retoques fotográficos podemos hacernos una idea de cuál sería el resultado.

Para hacerlo con el programa Photoshop,lo primero que tenemos que hacer es crear un pincel especial que vaya dibujando los pelos. Se tarda un poco, pero una vez creado, sólo hay que dibujar y, como mucho, hacer algún ajuste. Vamos a intentar explicaros todo el proceso de la forma más sencilla posible. Para empezar, necesitamos la foto de una cara sin barba, o a la que queramos añadir patillas, más zonas con pelo o más frondosidad. Nosotros intentaremos hacerle la perilla completa a denmar en este autorretrato suyo.


Creamos un nuevo documento (Menú Archivo - Nuevo) con Contenido de Fondo Transparente (en color RGB y con el tamaño que prefieras). Elegimos un color gris oscuro (puedes elegirlo pinchando sobre el cuadrado negro que hay en la parte baja de la barra de Herramientas) y accedemos a la Herramienta Pincel. Al hacer esto, pincha en la flecha que apunta hacia abajo en la parte superior de le ventana del programa, y elige el tercer tipo de trazado, que tiene un radio de 3 píxeles.

Ahora dibujamos unas cuantas líneas curvadas en el nuevo documento, de una forma parecida a la que ves en la captura. Luego vamos a Menú Edición - Definir Valor de Pincel y lo guardamos con un nombre cualquiera (por ejemplo, pelo). Al hacer esto, el dibujo que has hecho queda guardado como un nuevo tipo de trazado (esos a los que puedes acceder pinchando en la línea que apunta hacia abajo). Estará en el último lugar de la lista y en tamaño grande. Lo que tenemos que hacer ahora es seleccionarlo y abrir la Ventana de Pinceles (Menú Ventana - Pinceles).

Aquí vamos a retocar el pincel para que tenga un efecto realista. Nosotros vamos a darte los valores que hemos usado, pero siempre puedes improvisar y buscar tus propios valores. En esta ventana, a la izquierda tienes una serie de variantes. Al pinchar sobre la casilla de su izquierda, la activas; si pinchas luego sobre su nombre, entras dentro de su configuración.

Marcamos la casilla Dinámica de Forma, colocamos el Control en Presión de la Pluma y le damos una variación de ángulo del 20%.

Y marcamos la casilla Dinámica de Color, y colocamos la Variación del Tono al 15%, la Variación de la Saturación al 30% y la Variación del Brillo al 10%.

Ya tenemos el pincel terminado, sólo hay que pinchar en la flecha que hay en la esquina superior derecha de la ventana de pinceles y pinchar en Nuevo Valor de Pincel. Lo guardamos con el nombre que queramos y aparecerá el último en la lista de trazados. Para usarlo, es mejor hacerlo sobre una capa nueva (Menú Capa - Nueva - Capa) para hacer luego los ajustes pertinentes.

Cuando lo selecciones, disminuye su grosor y dibuja la barba sobre la nueva capa. Si el color no queda realista, accede a Menú Imagen - Ajustes - Tono/Saturación. Una vez dentro, juega con los valores hasta dar con un buen resultado: bajando la luminosidad el color es más oscuro, subiendo la saturación el color es más vivo… De la misma forma, también puedes ajustar la Opacidad y el Relleno de la nueva capa en la ventana de capas.

Si lees el artículo de la vía, te darás cuenta de que hay posibilidades mucho más complejas. Pero para usuarios menos avanzados de Photoshop, los pasos que te hemos mostrado sirven perfectamente para hacernos una idea aproximada de qué tal nos quedaría una perilla simple, una barba de chivo o unas patillas a lo Elvis Presley. Todo es cuestión de probar



Cómo blanquear tus dientes

2010
photoshop

Tabaco, café, falta de higiene bucal… Motivos de sobra para que nuestros dientes adquieran ese distintivo color amarillento (y para ser capaces de tumbar a un elefante adulto con sólo echarles un poco de aliento). Si ahora te arrepientes de no haber cuidado nunca tus dientes, tranquilo. Hay una manera sencilla para que, después de ver tu sonrisa fotografiada, a tus contactos del Messenger les entren ganas de “hacerse un rosario con tus dientes de marfil”.

Como es habitual, haremos un pequeño retoque con Photoshop, que es el programa de edición fotográfica que tenemos más a mano aquí en la redacción. Empezaremos aplicándole un buen zoom a la imagen y haciendo una selección del contorno de los dientes, usando la herramienta Lazo Magnético.

Hacemos clic en el punto de partida que queramos y vamos deslizando el cursor por las encías. Lo bueno de esta herramienta es que va creando una línea que se ajusta al contorno de las figuras cuando hay un cambio de color. Sólo tenemos que tener un poco de pulso y hacer un clic de vez en cuando, para establecer los puntos de referencia de la selección. Cuando hayamos dado la vuelta a todo el contorno, pinchamos sobre el primer punto y tendremos la selección completa.

A continuación pulsamos Ctrl + C y Ctrl + V para pegar la selección en una nueva capa. Hecho esto, sólo nos queda blanquear. Manteniéndonos sobre la nueva capa creada, accedemos a Menú Edición - Rellenar, y surgirá una ventana en la que tenemos que colocar esta configuración: en Usar, elegimos el color Blanco, en Modo Color y bajando la Opacidad al 25%. Luego le damos a Ok, y ya tendremos nuestra sonrisa con un aclarado.


Si no ha quedado todo lo blanco que querías, vuelve a acceder a Rellenar y pulsa OK con la misma configuración, y así una y otra vez. Eso sí, a partir de 5 rellenos el cambio comienza a ser casi imperceptible, y a la larga crea un color poco realista. Fíjate en la secuencia de debajo para que veas como va cambiando.
Así que ya sabes. Para conseguir una sonrisa blanca, al menos en tu álbum de fotos, no tendrás que dejarte el sueldo en el dentista ni comprar pastas dentífricas blanqueadoras (aunque no harías mal comprando y usando alguna de las normales, que son más baratas).



Cómo crear cielos tormentosos

algunos truquitos del photoshop[edit] 2010

El hombre no puede dominar a su antojo los poderes de la naturaleza; el fotógrafo sí (o casi). Fijaos si no en la foto que hemos elegido para este truco. Ese cielo azul con nubes no queda bien, ¿verdad? Al personaje le iría mucho mejor un cielo tenebroso con relámpagos. Con la ayuda de Photoshop, vamos a hacer que la foto sea digna del cartel de una película de terror.

Lo primero es borrar el cielo actual. Usamos la Varita Mágica (al 40% de Tolerancia) y hacemos clics sobre las partes azuladas, pulsando Suprimir para borrarlas. Luego hacemos lo mismo con las nubes. El objetivo es conseguir la imagen del sujeto sobre un fondo blanco.

De momento no hay que preocuparse por las zonas del cielo que se dejan entrever por el pelo. Sólo asegúrate de borrar todo para que el blanco se ajuste a los bordes de la cara y el pelo. Ahora creamos una nueva capa (Menú Capa - Nueva - Capa) para hacer nuestro cielo tormentoso.

Trabajando sobre esta nueva capa, seleccionamos la Herramienta Degradado, y elegimos la opción Degradado Lineal (es la que suele venir marcada por defecto, aunque puedes elegir otros tipos de degradado pinchando sobre los iconos de la parte superior izquierda de la ventana de Photoshop). Puedes usar el degradado de negro a blanco que viene por defecto (es el que usaremos nosotros). Si quieres cambiar el color, es fundamental que sea de uno oscuro a otro claro (Por ejemplo: de azul oscuro a amarillo claro.


Con el ratón trazamos una línea de izquierda a derecha sobre la imagen (empezando y acabando un poco más allá de los bordes de la foto), y nos vamos a Menú Filtro - Interpretar - Nubes de diferencia). La imagen se distorsiona, de manera que puedes is adivinando. Luego vamos a Menú Imagen - Ajustar - Niveles, y desplazamos la flecha central, que es la de los grises, a la izquierda, hasta llegar a un nivel aproximado al 5 (a medida que muevas la flecha puedes ir viendo cómo queda sobre la propia imagen del degradado).

Cuando tenga una forma que te guste, pulsa OK e invierte los colores (Menú Imagen - Ajuste _ Invertir). Ahora vete a la capa donde está la cara del personaje, pincha con la Varita Mágica en el fondo blanco e invierte la selección (Menú Selección - Invertir). Pulsa Ctrl + C para copiar, vete a la capa del degradado y pega la Imagen (Ctrl + V).

Como verás, ya tienes casi el resultado, pero se dejan ver tonos azulados a través del pelo. Para solucionarlo, acercamos el zoom al máximo, hasta que veamos la imagen pixelada, y le damos a la Varita una tolerancia del 1%. Es un trabajo un poco arduo, por lo que hay que tener un poco de paciencia e ir pinchando sobre los píxeles azulados para luego borrarlos con la Tecla Suprimir.

Con esto ya tendrás el resultado final. Si quieres, puedes aplicarle también otro truco para que el rostro dé realmente miedo. Aunque tampoco es que le haga mucha falta a este muchacho en concreto




Crea tu propio sable láser

Trucos

Hay muchos modelos de sable láser en el mercado. El problema es que ninguno consigue el aspecto de los de la película de Star Wars. Pero tranquilo, joven padawan. Sólo necesitas concentrarte y usar la fuerza. Bueno, y un programa de retoque fotográfico. Con uno como Photoshop, empuñar una espada láser tu podrás.

Estos dos gemelos aficionados a las armas de madera nos servirán de cobayas. Lo primero es cortar la foto en dos, una para cada personaje, incluyendo en cada foto un buena parte del centro para tener un margen de seguridad a la hora de unirlas. Bien, empezaremos por el de la izquierda. Lo primero es crear una nueva capa (Menú Capa - Nueva - Capa) y seleccionar su arma con las distintas herramientas que tenemos a nuestra disposición. Para hacerlo, no importa en qué capa te coloques, salvo si vas a usar la Varita Mágica. En ese caso, hazlo sobre la capa fondo, porque esta herramienta crea selecciones por colores, y en la nueva capa que creaste no hay color ninguno.

Nosotros nos quedamos en la capa fondo porque, para seleccionar la espada del personaje de la izquierda, hemos usado precisamente la Varita Mágica (para el de la derecha nos basta con el Lazo Poligonal). Hemos tenido que acercar el zoom, bajar un poco la tolerancia y usar la opción Añadir a la selección, ya que con el primer clic la espada no se seleccionaba entera, debido a los sombreados.

Una vez terminada la selección, ahora sí, vamos a la nueva capa creada (pongámosle como nombre “sable1″). En la parte inferior de la barra de herramientas hay dos cuadrados superpuestos, uno blanco y otro negro. Asegúrate de que el blanco tape al negro, pinchando en las flechas de la esquina para cambiarlo. Luego seleccionamos el Bote de Pintura y hacemos 1 clic dentro de la zona seleccionada. Automáticamente, se rellenará de color blanco.

El siguiente paso es duplicar dos veces la capa (Menú Capa - Duplicar Capa). Para no liarte, ponle un nombre a cada capa que te sea fácil de usar. Nosotros hemos usado esta nomenclatura: “sable1″, “sable2″ y “sable3″. Cuando acabes pulsa Ctrl + D para asegurarte de que no tienes nada seleccionado

Ahora tenemos que aplicar varios Desenfoques Gaussianos (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano). Tenemos que hacerlo por separado en cada capa, dando estos valores en radio de píxeles: 10 en la primera capa, 25 en la segunda y 50 en la tercera.


Para remarcar la luminosidad del sable e ir estableciendo un color, usamos el resplandor interior (Menú Capa - Estilo de capa - Resplandor Interior) y el exterior (Menú Capa - Estilo de capa - Resplandor Exterior). Al acceder, surge una ventana en la que, pinchando sobre el cuadrado coloreado, elegimos el color. Copia en un portapapeles el código del color que hayas elegido en el interior, y luego haz lo mismo con el que elijas para el exterior. Lo mejor es que el del interior sea más oscuro.

Es mejor que copies los códigos, porque tendrás que repetir todo el proceso en cada capa. ¿No va quedando nada mal, eh? Ahora juntamos las tres capas creadas (enlazándolas en el segundo cuadrado de la ventana de capas y pulsando Ctrl + E) y accedemos a Menú Imagen - Ajustes - Tono/Saturación para dar los últimos retoques (a gusto del consumidor).

Repetimos todo este proceso con la foto que recortamos con el de la derecha y las juntamos en una foto nueva con la suficiente anchura. Solo te pedimos que, por favor, aunque este truco sea un poco laborioso, no caigas en el lado oscuro de la fuerza



Cómo conseguir un efecto de televisión en tus fotos

CS

Muchos chavales hoy en día sueñan con convertirse en estrellas del fútbol y salir por la televisión. Pero no es fácil, hacen falta años de entrenamiento y suerte con las lesiones, además de un talento innato. Si no quieres desalentar a tu hijo, puedes coger una foto suya pegándole patadas al balón y darle un efecto de trama de pantalla de televisor.

En muchas webs te explican como hacerlo creando una capa de píxeles negros en Photoshop, por ejemplo en ésta. Pero a nosotros nos parece que el efecto es poco realista, así que vamos a intentar hacerlo de otra manera. No garantizamos que el resultado sea perfecto, pero al menos seremos creativos y lo intentaremos. Nuestra intención será conseguir una imagen típica de viejo televisor, con sus distorsiones y todo.


Para empezar, necesitamos una foto a 3/4, porque es la proporción típica de los televisores. Lo que hemos hecho ha sido ajustar la foto a 640 píxeles de anchura por 480 de altura. Luego necesitamos otra imagen que nos sirva para crear las tramas y las distorsiones de la pantalla. Nosotros hemos escogido esta foto de Max Headroom, el famoso pirata televisivo. Hemos usado el Tampón de Clonar para borrar al personaje, como hicimos en el truco para borrar espontáneos, pero si quieres puedes elegir otras tramas (puede servir la foto de una pantalla con interferencias).

Seleccionamos la Herramienta Mover y arrastramos la imagen de la trama sobre la foto del joven futbolista. Pulsamos Ctrl + T para acceder a la Transformación Libre y estiramos la imagen haciendo clics en las esquinas, para encajarla bien sobre la foto. Ahora tenemos que jugar con las Opciones de Fusión y la Opacidad.

En la ventana de Capas, puedes subir y bajar la Opacidad de la capa de la trama y colocar en distintos Modos. La cuestión está en ir probando distintas combinaciones hasta conseguir algo que más o menos parezca la pantalla de un televisor distorsionado. Nuestra elección: modo Luz Suave y Opacidad al 55%.

Pero no se acaba aquí la cosa. Para que parezca más realista, vamos a reducir el número de colores de la foto. Entramos a Menú Archivo - Guardar para web. En la ventana que surge, cambiamos el formato de JPEG a GIF. Al hacerlo, aparecerá una opción llamada Colores, que por defecto viene configurada a 256. Nosotros lo hemos rebajado hasta 8 colores. En la visualización podemos ver cómo quedaría la foto. Cuando consigas un resultado que te guste, dale a Guardar



Como encajar tus fotos en una pantalla

EDIT

La fiebre por salir en la tele se ha disparado en los últimos años, haya o no dinero de por medio. Pero hay una forma de hacerlo sin tener que sacar los trapos sucios de tu familia o de tu último amante. Como habíamos prometido, vamos a hacer que el joven futbolista del truco del efecto televisión aparezca en la pantalla de una vieja tele de tubo.


Aunque en la última ocasión la guardamos en formato GIF, siempre puedes abrirla otra vez con Photoshop y guardar una copia en fomarto JPEG. Así podrás combinarla con la foto de una vieja tele, como la que hemos elegido nosotros. En primer lugar, conviene que ambas estén a la misma resolución y que no haya una gran diferencia de tamaño entre ambas. En cualquier caso, siempre será mejor que la foto sea más grande que la imagen de la tele.

Tenemos las dos imágenes abiertas en la ventana de Photoshop y arrastramos la de la tele dentro de la del futbolista con la Herramienta Mover. Ahora, manteniéndonos en la capa 1, seleccionamos la Herramienta Varita Mágica y hacemos clics sobre la pantalla para seleccionarla.

Hay que conseguir una selección perfecta. Si con el primer clic sólo seleccionamos una parte de la pantalla, elegimos la opción Añadir a la Selección (la segunda en la parte superior izquierda de la ventana). Si en la selección entran partes del marco de la tele, elegimos la tercera opción (Restar de la Selección) y pinchamos sobre la zona no deseada para que la selección se ajuste. Cuando hayas acabado, pulsa la tecla Suprimir (Supr).

Como habrás podido observar, al borrar la pantalla podemos ver una parte de la imagen que hay detrás. Ahora tenemos que ajustarla. En la ventana Capas, colócate sobre la Capa Fondo, pulsa Ctrl + A para seleccionar toda la imagen y luego Ctrl + T para acceder a la Transformación Libre.

Primero empequeñecemos la imagen arrastrándola desde las esquinas, para conservar las proporciones. Para que la imagen se adapte a la inclinación con la que ha sido tomada la imagen, hacemos clic sobre la imagen con el botón secundario del Ratón, y elegimos la opción Perspectiva, y estrechamos un poco las dos esquinas inferiores para obtener el resultado final.

Y no tienes porqué usar una imagen borrosa para ponerla en una vieja tele. También puedes hacer como en los ejemplos de debajo: un joven emulando a Rafael Nadal y un prometedor cantautor, metidos dentro de pantallas planas de LCD



Cómo cambiar de ropa sin salir de casa

2010

Ya sabes que no tienes que ir a la peluquería para teñirte el pelo. Con la ropa puedes hacer algo parecido. Por ejemplo, puedes ponerle un estampado de Hello Kitty a este top sexy que te sienta tan bien. La actriz Jessica Alba se ha prestado muy amablemente para que te enseñemos este truco.

Abrimos la foto de la modelo con Photoshop y seleccionamos su top con la Herramienta Varita Mágica. Arriba podrás ver un apartado llamado Tolerancia. Ve probando distintos números y pinchando sobre el top para ver cuál te permite hacer una selección más exacta. Si no encuentras el encaje perfecto, prueba con el más aproximado y pincha luego sobre las zonas que no entraron en la selección, manteniendo la tecla Shift pulsada.
Cuando termines la selección, ve a Menú Selección y entra en Guardar Selección, asignándole un nombre que luego recuerdes (por ejemplo, Estampado). Luego tenemos que calar o suavizar la selección. En el mismo Menú Selección está la opción Calar. Entra y elige un radio de 2 píxeles.

Al tratarse de una prenda de ropa oscura, no tendremos que oscurecerla para conservar los detalles de las arrugas. Entra a Menú Capa – Nueva capa de ajuste – Niveles, pincha directamente en Ok y Aceptar sin modificar los valores. Si tu top es de color claro, elige el color Rojo y, después de darle a Ok, rellena los campos así: 5, 0.70 y 255. Luego deselecciona el top y pulsa Ctrl + E para unir el fondo con la nueva capa de ajuste que has creado.

Ahora tenemos que cargar la imagen del estampado. Nosotros hemos optado por una de Hello Kitty. Abre la imagen y, de nuevo con la Varita Mágica, pincha fuera del círculo y luego invierte la selección (Menú Selección – Invertir). Copiamos esta selección (Ctrl + C), nos vamos a la imagen de la modelo y la pegamos (Ctrl + V).

Es el momento de usar la Transformación Libre (clic secundario sobre la imagen o Ctrl + T). Pinchando dentro de la imagen podemos moverla para colocarla. Llevando el puntero a las esquinas éste se curva y nos permite rotar la imagen. Y también puedes aumentar y disminuir su tamaño. Coloca la imagen de la forma más realista posible, más o menos como ves en nuestro ejemplo. Cuando termines, pulsa Intro.

Ahora tienes que cargar la selección que antes guardaste. Mantente sobre la capa de Hello Kitty y ve a Menú Selección y entra en Cargar Selección. En Canal, tienes que elegir la selección guardada (nosotros la llamamos Estampado). Verás cómo una línea discontinua “corta” la imagen pegada de la gata.

Vuelve a calar la selección con un radio de 2 píxeles (Menú Selección – Calar) e invierte la selección (Menú Selección – Invertir). Luego pulsa la tecla Suprimir para que la imagen se ajuste bien al top. Solo te queda darle un poco de realismo a la imagen.

En la ventana de capas hay una paleta desplegable (Opciones de Fusión). Nosotros hemos elegido la opción Luz Suave, pero también puedes probar con la opción Multiplicar y modificar la Opacidad de la capa. Lo que mejor resultado dé. Nuestra amiga Jessica no se puede quejar del trabajito



Cómo teñirse el pelo sin ir a la peluquería

photoshop

v:shapes="_x0000_s1075">Si has leído nuestros anteriores trucos, jugar con el color tendrá pocos secretos para ti. En esta ocasión te enseñaremos a cambiar el color del pelo en una foto, para que puedas saber cómo te sentaría ese tinte que siempre has deseado ponerte pero nunca te atreviste a hacerlo.

Nuestro modelo para esta primera entrega: Dennis Rodman, un controvertido ex-jugador de la NBA que se metió a actor después de retirarse del baloncesto. Una persona muy aficionada a teñirse el pelo de colores distintos.

Hemos seleccionado una foto en la que lleva un tinte rubio (muy sencillito para los tintes que suele calzar este personaje), y la hemos abierto con Photoshop. Seleccionamos la herramienta Lazo Magnético (en la parte superior izquierda de la barra de herramientas) y acercamos el zoom (el icono con forma de lupa) para trabajar con más precisión.
Con el lazo puedes seleccionar una parte de la foto haciendo clics cada pocos milímetros de pantalla. Con cada clic creas un punto, luego mueves un poco el ratón hacia un lado de forma que la línea creada se ajuste al borde la cabeza. Entonces haces otro clic y sigues así hasta cubrir todo el pelo. Cuando “des la vuelta”, haz clic en el primer punto que creaste, para conseguir la selección final, como la que puedes ver en la foto.

Ahora copias la selección (Ctrl + C o Menú Edición – Copiar) y la pegas en una nueva capa. Sólo tienes que pulsar Ctrl + V y automáticamente se creará una capa nueva con el cabello del señor Rodman.

Después, como hicimos en este otro truco, modificaremos los valores del tono y la saturación (Ctrl + U o Menú Imagen – Ajustes – Tono/Saturación). Se abrirá una ventana en la que puedes cambiar tono, saturación y luminosidad. Te recomendamos que dejes la luminosidad en 0 y te limites a cambiar las otras dos. Mueve las barras y observa cómo cambia la foto.

Puedes simplemente seleccionar la opción Colorear (abajo a la derecha) para que el pelo se vuelva rosado, pero te recomendamos que pruebes todas las combinaciones posibles, para estar seguro de qué color es el que más te gusta. Luego puedes imprimir la foto y llevársela a tu peluquero, para que pueda ver con sus propios ojos qué tinte quieres.

¿Y que pasa con aquellas fotos en las que el cabello cae parcialmente sobre las orejas u otras partes de la cara? Tranquilo/a, en la próxima entrega nos ocuparemos de ello, pero usando un modelo femenino, por aquello de la paridad de sexos



Este truco es puro humo

algunos truquitos del photoshop[edit] 2010
Trucos

El titular es correcto, sí. Pero no quiere decir que este truco no sirva para nada. Su utilidad consiste en crear efectos de humo en una foto. En esta primera entrega, hemos elegido una foto del famoso luchador Hulk Hogan. Nuestro objetivo: crear dos hilos de humo saliendo de su nariz, para reforzar esa imagen de bestia parda cabreada.

Lo hemos hecho con el programa de retoque fotográfico Photoshop. Abrimos la imagen y, como primer paso, creamos una nueva capa (Mayúscula + Ctrl + N o Menú Capa – Nueva – Capa). Como usaremos el color blanco para crear el humo, nos vamos a Menú Edición – Rellenar y elegimos el color negro para rellanar la capa.

En la ventana de las capas (esquina inferior derecha) podemos cambiar las Opciones de Fusión, en la paleta desplegable que por defecto está colocada en Normal. Haz clic y elige la opción Trama para poder trabajar sobre esta capa sin perder de vista al amigo Hulk.

Selecciona el Pincel en la barra de herramientas y dale un grosor adecuado (para este caso, 10). Ahora dibuja dos trazos rectos que salgan desde cada uno de los orificios de la nariz hasta la altura de los hombros, y luego termina ambos trazos hacia arriba (no te preocupes si no son rectos al cien por cien).

Ahora, con la herramienta Marco Rectangular, selecciona uno de los trazos que van hacia arriba y ve al Menú Filtro – Distorsionar – Proyectar. Se abrirá una ventana con una visualización de lo que has seleccionado y una línea que puedes ondular a mano. Pinchando sobre dicha línea, colócala en zig-zag usando varios puntos. Luego haz lo mismo con el otro trazo que va hacia arriba.

Hecho esto, pinchamos sobre la imagen para deseleccionar los trazos, y accedemos a Menú Filtro – Licuar (tranquilo, esta vez no adelgazaremos ni engordaremos a nadie). Con la herramienta Dedo (la primera de la izquierda) distorsionamos más la forma de las ondulaciones. Con un tamaño de pincel más pequeño, haz lo mismo con los trazos rectos, pero con cuidado, ya que no nos interesa ondular estos trazos demasiado.

Para difuminarlo más todavía, dentro de la misma ventana de Licuar usamos la herramienta Turbulencia (la octava empezando por arriba). Prueba con distintos tamaños de pincel para conseguir la ondulación deseada. Cuando obtengas el resultado deseado, pincha en OK.

Duplica la capa en la que estás trabajando (Ctrl + J o Menú Capa – Duplicar Capa) y vuelve a “licuarla” con el Dedo y la Turbulencia, pero de una manera más exagerada (mirando siempre que los trazos rectos no se ondulen demasiado). Cuando lo hayas hecho, ve a la ventana de capas y cambia la Opacidad de las dos capas en las que has estado licuando (nosotros hemos elegido un 15% para la primera y un 30% para la segunda).

El último paso es acceder a Menú Filtro – Desenfocar – Desenfoque Gaussiano. En la ventana que se abre, prueba a modificar el radio de píxeles hasta que los trazos parezcan humo de verdad (nosotros elegimos un radio de 3,5 píxeles).

Pulsa OK y tendrás tu efecto de humo terminado. A nosotros no nos ha quedado mal, si no compara el original con el resultado final.


Como la cosa está que arde, en la próxima entrega seguiremos creando humo, pero más a lo bestia y usando más herramientas



eliminar los ojos rojos con Adobe Photoshop

CS

Sí, ya hemos hablado de esto. Pero tranquilo, no es que nos repitamos. En otra ocasión os dimos consejos para evitar los ojos rojos mientras hacéis la foto. Pero, ¿qué pasa si aún así alguien sale con cara de estar poseído por el diablo? Pues que hay darle un poco al retoque con el ordenador.

En esta ocasión, os explicamos paso a paso cómo hacerlo con el popular programa Adobe Photoshop (en versión 7.0 o superior). Así que descarga la foto fallida en tu ordenador y ábrela con este programa.


Normalmente viene abierta por defecto, pero, por si acaso, comprueba que la paleta Capas aparece en pantalla (para abrirla pulsa F7). En dicha paleta, abajo, hay un icono con forma de círculo medio negro y medio blanco. Haz clic y selecciona la opción Mezclador de Canales.

En la ventana que surge, selecciona el rojo como Canal de Salida, y configura los colores así: rojo al 0%, verde al 50% y azul al 50%. Como podrás ver, han desaparecido los ojos rojos pero la persona de la foto se ha convertido en un personaje de la mítica serie V.


Lo que has hecho es crear una nueva capa con una máscara, que normalmente se llamará Mezclador de canales 1. Fíjate que, sobre la capa Fondo, aparece otra con el signo del círculo medio negro medio blanco y un rectángulo blanco a la derecha. Asegúrate de que esa capa está seleccionada.

Ve a la barra de herramientas de la izquierda y mira si están seleccionados los colores frontal y de fondo por defecto. Es decir, si aparece en la parte baja de la barra, un cuadrado negro con otro blanco detrás. Si no es así, sólo tienes que pulsar la tecla D. Entonces, coge la herramienta Pincel y “pinta” a mano en las dos pupilas, que se volverán rojas de nuevo.


Ahora sólo tienes que ir a Menú Imagen -> Ajustes -> Invertir. ¿Ves el resultado? Si te ha quedado algo de rojo en las pupilas, vuelva a la barra de herramientas, haz que el cuadrado blanco quede delante del negro y retoca las pupilas con el pincel. Si lo has hecho todo bien, habrás conseguido una foto exactamente igual a la original, pero no parecerá que el protagonista va a convertirse en el increíble Hulk




Desnudando con photoshop

EDIT
2010

las maravillas del photoshop parecen nunca terminar ahora tambien podemos ver bajo las prendas .Es un truco muy simple y consiste en aumentar la nitidez de las transparencias de las famosas o de cualquier imagen, las instrucciones para aplicar los "rayos x" con photoshop son las siguientes :
1.- Selecciona una foto adecuada (una foto que contenga una transparencia). Algunas fotos se dificultan al momento de trabajarlas, debido a la calidad y a las condiciones en que se tomo dicha foto pero entre más luz mucho mejor.
2.- Seleccionar el área deseada Selección solo el área en la que deseas los "rayos x", no hacer la imagen entera o parecerá terrible. Para esto utiliza la herramienta de "Lasso magnético" y contornea el área especificada.
Ya seleccionada , haz ctrl+c y luego ctrl+v .Esto hará una nueva capa de la porción seleccionada.
3.- Obteniendo la vista rayos x Ahora ve a "Image"–>"Adjustments"–>"Levels" y ahí puedes jugar con los valores para conseguir el efecto deseado.
Aquí depende de uno conseguir los resultados deseados el juego con otros niveles como, color, contraste, brillo, y son muy importante las herramientas del "Dodge" y de la "Burn" para perfeccionarlo.



Efecto claroscuro en tus fotos

photoshop

Antes que nada, hay que aclarar que, para que el resultado sea realista, necesitamos una foto con fondo oscuro. Si hay mucha luz o colores, el resultado quedará bastante forzado.

Como siempre, haremos los retoques con Photoshop. Empecemos con un ejemplo sencillo: la foto de este girasol sobre fondo negro. Primero creamos una nueva capa (Menú Capa - Nueva - Capa) y, trabajando sobre ella, usa el Marco Rectangular para hacer una selección cuadrada un poco más pequeña que la foto.

Pulsando la tecla Q pasamos al modo Máscara Rápida, que nos marcará en rojo la zona que está fuera de la selección. Esto nos servirá para comprobar el efecto del Desenfoque Gaussiano (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano). Sube el radio de píxeles del desenfoque y ve comprobando el resultado. El objetivo es que los bordes rojos queden muy difuminados, para luego pulsar OK en la ventana del desenfoque. Nosotros hemos elegido un radio de píxeles de 60, pero la cosa cambia en función de cada foto.

Pulsando otra vez la tecla Q, salimos del modo Máscara Rápida y la marca roja desaparece, dejando paso a una selección redondeada de la imagen. Invertimos la selección (Menú Selección - Invertir) y la rellenamos de negro (Menú Edición - Rellenar y elegimos Usar Color Negro). Si el efecto no queda del todo realista, siempre puedes bajar la opacidad de la nueva capa hasta dar con un resultado adecuado.

Con otras fotos, como la de esta madre sosteniendo a su hijo, hemos hecho lo mismo cambiando un par de cosas: hemos optado por una selección libre con el Lazo Magnético y hemos bajado la opacidad al 70%. Observa bien todo el proceso e intenta ser creativo al usarlo con fotos tuyas. No siempre habrá que dar los mismos valores para el desenfoque, la cuestión está en ir probando.



Cómo crear reflejos de figuras

algunos truquitos del photoshop[edit] 2010

En muchas fotos publicitarias, aparece el producto reflejado en el suelo con un fondo de color uniforme. Esto es algo complicado de hacer directamente con la cámara en un estudio fotográfico. En la mayoría de los casos, el efecto se consigue haciendo unos retoques sobre la foto ya hecha. En este post vamos a enseñarte a hacerlo con Photoshop. Como punto de partida, tomaremos esta foto realizada por The Second.

Para empezar, seleccionaremos todo el fondo de la imagen, para borrarlo y crear el fondo blanco y tenerlo más fácil a la hora de seleccionar la silueta de la modelo. Así mataremos dos pájaros de un tiro. Usando la Varita Mágica, con una Tolerancia del 20% y marcando la opción Añadir a la Selección (es el segundo icono de la parte superior izquierda de la pantalla), vamos haciendo clics sobre el fondo, las sombras y el espacio que hay entre las piernas de la chica.

Cuando hayamos seleccionado todo, pulsamos la Tecla Suprimir para borrar el fondo. Luego nos vamos a Menú Selección - Invertir, y tendremos seleccionado todo el contorno de la modelo. Pulsamos Ctrl + J para copiar esta selección en una nueva capa (Capa 1). Antes que nada, tenemos que ganar espacio por debajo para incluir el reflejo. Accede a Menú Imagen - Tamaño de Lienzo, y dale el doble de Margen Vertical en la parte inferior (para ello pincha en la flecha que apunta hacia arriba en el apartado llamado Ancla).

El siguiente paso es, manteniéndonos siempre en la Capa 1, entrar a Menú Edición - Transformar - Voltear Vertical, para darle la vuelta a la imagen copiada de la chica. Con la Herramienta Mover, arrastramos la imagen hasta abajo, tomando la mano izquierda de la modelo como punto de contacto. Observarás que el resultado, de momento, es poco realista, porque, aunque las “dos manos” se toquen, no pasa lo mismo con el resto del cuerpo.

Para corregir esto, seleccionamos la imagen inferior de la chica con el Marco Rectangular y pulsamos Ctrl + T para acceder a la Transformación Libre. Luego pinchamos con el botón secundario del ratón sobre la selección y elegimos la opción Distorsionar, para ajustar los puntos de contacto moviendo las esquinas (acuérdate de mover un poco las esquinas inferiores hacia arriba para que no se distorsione mucho la imagen).

Ahora tenemos que hacer algunos cambios en la imagen de debajo para que parezca realmente un reflejo. Selecciona la Herramienta Degragado y elige la opción Color Frontal/Transparente (es la segunda que aparece, si pulsas sobre el segundo rectángulo de la parte superior izquierda de la ventana del programa). En la ventana de capas, pincha sobre el segundo icono de la parte inferior (Añadir máscara de capa o vectorial), para que el degradado sólo afecte a la imagen de la chica.

Luego tenemos que trazar el degradado. Hazlo desde abajo hacia arriba en la imagen volteada de la chica, dejándote un poco de margen por ambos extremos. Como la imagen aún no es realista del todo, le aplicamos un Desenfoque Gaussiano (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano) con un radio de 5 píxeles y añadimos ruido a la imagen (Menú Filtro - Ruido - Añadir Ruido), en este caso un 12%.

El último paso es irnos de nuevo a la Ventana de Capas y reducir el relleno de la Capa 1 (tienes una pestaña desplegable para mover una barra con el ratón). Nosotros lo hemos bajado al 75%. Recorta un poco los márgenes superior e inferior si te ha sobrado mucho espacio y listo. Parecerá que la persona de la foto está recostada sobre un suelo limpiado y abrillantado a conciencia.




Cómo crear una sombra con nuestra silueta

Trucos

Suele decirse que quien no tiene sombra, no tiene alma. Si tienes una foto en la que, por motivos de iluminación, un sujeto aparece sin sombra arrojada sobre el suelo, aquí te enseñaremos a crearla. Usando Photoshop a partir de esta foto hecha por Jessie Barber, en la que el fondo blanco nos permitirá trabajar con mayor comodidad.

En primer lugar, necesitamos un poco de margen para “arrojar la sombra”. Por eso, hemos recortado la foto y le hemos añadido margen lateral por la izquierda (puedes hacerlo accediendo a Menú Imagen - Tamaño de Lienzo). Ahora pinchamos sobre el fondo blanco con la Varita Mágica (con una tolerancia de 10), eligiendo la opción Añadir a la Selección (el segundo icono arriba a la izquierda) para seleccionar también el hueco que queda entre el brazo y la pierna de la modelo.

Luego accedemos a Menú Selección - Invertir y listo, ya tenemos la silueta de la chica seleccionada. Ahora pegamos esta selección en una nueva capa (pulsando Ctrl + J), que se llamará por defecto Capa 1. Después tenemos que crear otra nueva capa (llamémosla Capa 2) en la que crearemos la sombra. Para crearla, ya sabes: Menú Capa - Nueva - Capa (o puedes pinchar, en la Ventana de Capas, sobre el icono que está a la izquierda de la papelera).

Manteniendo pulsada la tecla Ctrl, hacemos clic sobre la Capa 1. Como observarás, aparecerá de nuevo la selección de la silueta de la chica, pero dentro de ésta haremos un degradado en la Capa 2. Elegimos la Herramienta Degradado y pinchamos sobre el segundo rectángulo de arriba a la izquierda. Al hacerlo aparecen una serie de opciones, pero la que nos interesa es la segunda: Color frontal/transparente.

Después de esto, trazamos con el ratón una línea desde abajo hacia arriba. La imagen de la chica se oscurece, ya que el degradado está justo encima de ella. Para remediarlo nos vamos a la Ventana de Capas, y colocamos la Capa 1 sobre la 2. Sobre la Capa 2, presionamos Ctrl + T para acceder a Transformación Libre. Hacemos clic sobre la imagen con el botón secundario y elegimos la opción Distorsionar. Esto nos permitirá mover la sombra para arrojarla sobre el suelo. Lo recomendable es usar sólo las dos esquinas superiores del recuadro, para que la sombra nazca siempre en los pies.

Terminado esto, sólo nos queda aplicar un Desenfoque Gaussiano a la capa (nosotros hemos elegido un radio de 2 píxeles) y bajar la Opacidad de la Capa al 50%, para conseguir una sombra más realista. Para que nadie le diga a la chica que es un espectro sin alma ni sombra.




Un arco iris para tus fotos más felices

CS

Después de cinco convocatorias, la chica que veis en la foto consiguió aprobar al examen práctico del carné de conducir. La instantánea recoge el momento en que recibió la noticia. Para acentuar aún más si cabe ese momento de felicidad, hemos abierto la foto con Photoshop para crear un arco iris en el cielo de la imagen.

Crearemos el susodicho fenómeno atmosférico en una nueva capa (Menú Capa - Nueva - Capa). Elegimos la Herramienta Degradado y, en los iconos de la parte superior izquierda de la pantalla, seleccionamos la segunda opción (Degradado Radial). Pinchamos sobre el rectángulo que está a la izquierda de los iconos y elegimos el diseño Arcoiris Transparente. Luego pinchamos sobre el cuadrado que hay más a la izquierda todavía y desplazamos la barra hacia abajo, hasta encontrar la opción Arcoiris circular.

Bien, ya tenemos el tipo de degradado y los colores (puedes personalizarlos usando el Editor de Degradado). Ahora tenemos que trazar el arcoiris.

Nosotros hemos empezado el trazo en la parte inferior izquierda de la foto, y lo hemos seguido hasta arriba, rebasando un poco el marco.

El truco está en probar y probar hasta que obtengamos un resultado que nos guste, borrando la acción “Degragado” en la ventana de Historial cuando nos salía mal.

Ahora aplicamos un Desenfoque Gaussiano (Menú Filtro - Desenfocar - Desenfoque Gaussiano) y le aplicamos un radio de píxeles de 9,9, para difuminar un poco el arcoiris.

Luego hemos cambiado el modo de fusión de la capa (los puedes elegir en el desplegable que pone “Normal” en la ventana de capas”) a Superponer. En función de la foto, puedes también colocarlo en Trama, Luz Suave y jugar con el porcentaje de Opacidad (igual basta con dejarlo en Modo Normal y bajar la Opacidad al 50%).

Ya tenemos nuestro arcoiris hecho. El problema es que éste tapa a la chica y a parte del pasto, cuando debería ser al revés. Nada que no se solucione creando una capa nueva con estas partes copiadas. Seleccionamos la Varita Mágica, le ponemos una Tolerancia del 30% y vamos a la capa Fondo. Hacemos clic sobre una parte del cielo cercana a la chica. Luego invertimos la selección (Menú Selección - Invertir), nos colocamos en Restar de la selección (el tercer icono de la parte superior izquierda de la ventana) y hacemos clics sobre los huecos del pelo y el que hay entre los dos pies de la chica.

Luego elegimos la Herramienta Marco Rectangular, la colocamos también en Restar de la Selección y trazamos varios cuadrados para deseleccionar las partes del árbol y del pasto que seleccionamos con la Varita. Por último, elegimos el Lazo Magnético, lo colocamos en Añadir a la Selección (el segundo icono) y seleccionamos esa esquinita de pasto que debería tapar al arcoiris (tampoco tiene porqué ser exacto al cien por cien).

Pulsamos Ctrl + C y Ctrl + V para copiar la selección y pegarla en una nueva capa y asunto resuelto. Si sigues viéndolo igual, puede que el programa haya colocado la nueva capa en un orden anterior a la del arcoiris. En ese caso, desplaza la del arcoiris hasta abajo con el ratón en la ventana de capas para que queden bien colocadas. Para perfeccionar este truco, prueba con otras fotos usando más colores y modos de fusión distintos.




Cómo crear paisajes lluviosos

EDIT

En países como Irlanda o Escocia llueve durante casi todo el año. Imagínate que viajas a uno de estos sitios, y tienes tan buena suerte que el tiempo es soleado y no ves ni una sola gota de lluvia en toda tu estancia. Cuando tus amigos vean tus fotos, no se creerán que has estado allí. ¿Cómo remediarlo? Con una sencilla herramienta para Photoshop que hemos encontrado en esta página.

Es un plug-in que, aplicado sobre una foto, permite crear una atmósfera de lluvia a través de una serie de cambios programados. En cada paso te explica como personalizar tu resultado. Pero como está en inglés, vamos a explicártelo más detenidamente. En primer lugar, necesitas la versión de Photoshop CS o posterior y abrir la foto que quieres modificar. Luego descarga la herramienta desde este enlace.

El archivo viene en el formato comprimido .zip. Al descomprimirlo, tendrás un archivo con la extensión .atn. En la ventana de Photoshop, a la derecha tienes una pequeña ventana con dos paletas: Historia y Acciones. Accede sobre ésta última y arrastra hasta ella el archivo atn. Automáticamente, se sumará a tu lista de acciones con el nombre Rainy Day (”día lluvioso” en inglés), como puedes ver en la captura.


A la izquierda de la acción hay una flecha apuntando a la derecha. Si pinchas sobre ella, mirará hacia abajo y surgirán los distintos pasos que componen el plug-in. Haz clic sobre la segunda opción (Main Action) y pulsa el botón Play en la parte inferior central de la misma ventana de Acciones. Saldrá una ventana de aviso. Pincha en Continuar.

En el siguiente paso puedes modificar un poco la Luminosidad. Vuelve a pinchar sobre Continuar y modifica los valores a tu gusto. Nosotros hemos bajado la Luminosidad a -20. En el siguiente paso el plug-in coloca un filtro de cristal sobre la foto, para que parezca que has tomado la imagen desde una ventana llena de gotas. Si pinchas sobre Continuar accederás a una nueva ventana en la que puedes modificar los valores del filtro.

Con este paso crearás una nueva capa para el filtro. Con el siguiente aviso, creas otra, llamada Drops, para personalizar la forma de las gotas de agua, eligiendo un radio de píxeles mayor o menor (nosotros hemos elegido un radio de 3 píxeles). Al acabar de hacer todos los pasos, ya tendrás acabada tu foto. Luego puedes jugar a modificar la opacidad de las capas creadas para darle mayor realismo. La elección es tuya.



Cómo restaurar viejas fotos arrugadas o rotas

2010photoshop

Los viejos álbumes de familia están cargados de recuerdos e imágenes del pasado. Pero el tiempo no perdona, y muchas fotos acaban llenas de marcas de arrugas o incluso parcialmente rotas. Por fortuna, siempre puedes escanearlas y restaurarlas digitalmente. Nuestro mejor aliado para esto es la herramienta Tampón de clonar que ya utilizamos para el truco de eliminar a un espontáneo de una foto.Vamos a restaurar esta vieja foto en la que una niña aparece en un jardín. En primer lugar, hemos eliminado los márgenes blancos con la herramienta Recortar y, para que sepas qué zonas hemos restaurado, hemos marcado en rojo las principales grietas y arrugas. Ojo, tú no tienes que marcar nada en rojo, simplemente lo hemos hecho para que te fijes cómo han quedado las zonas marcadas.
Selecciona la herramienta Tampón de clonar. Su funcionamiento es sencillo. Marcando sobre un punto de la foto con la tecla Alt pulsada, tomamos un punto de referencia para clonar. Luego soltamos la tecla Alt y pinchamos sobre el punto en el que empieza la arruga. A medida que movemos el cursor redondo, se va “clonando” sobre la grieta el recorrido paralelo que hace el cursor con forma de cruz.

Podemos hacerlo en todas direcciones, y el truco está en elegir estratégicamente los puntos de referencia y la dirección. Por ejemplo, con la grieta de la esquina superior derecha elegimos un punto cercano a esta y clonamos en diagonal. Lo mismo para la grieta de la esquina inferior izquierda. Y con las arrugas verticales, clonamos de abajo arriba o arriba abajo (tanto monta, monta tanto).

Si la foto está rota en dos trozos, puedes escanear cada uno por separado y unirlos en una sola capa, para luego usar el Tampón de Clonar sobre las líneas de unión. Después de eso, sólo tienes que imprimir la imagen en papel fotográfico y cambiarla por la foto original en el viejo álbum.



Convierte tus fotos en dibujos

algunos truquitos del photoshop[edit] 2010

Ya te enseñamos a modificar el color de tus fotos, aprovechando el trabajo de los grandes pintores de la Historia. Algunos resultados tenían el aspecto de un dibujo. Si te gusta ese estilo, puedes conseguirlo de otra forma: trabajando por capas.

En Photoshop, puedes añadir capas a las imágenes. Explicándolo brevemente, es como si combinásemos varias imágenes para formar una sola. Cada capa lleva su propia información de color, opacidad y otras propiedades. Pero no te preocupes, no vamos a teorizar. Simplemente, sigue los pasos que te indicamos a continuación.

Hemos elegido una imagen de paisaje como ejemplo. La abrimos con Photoshop y, como hemos hecho en otros trucos de fotografía, la desaturamos (Imagen – Ajustes – Desaturar). La imagen se verá en blanco y negro pero conservará toda la información del color.El siguiente paso es duplicar la capa (por ahora estás trabajando en la Capa Fondo), y para ello tienes dos opciones: presiona Ctrl + J o pincha en el Menú Capa y elige la opción Duplicar Capa. A esta nueva capa tendrás que invertirle los colores: Ctrl + I o Menú Imagen – Ajustes – Invertir. Si lo has hecho bien, la foto se habrá convertido en un negativo de carrete fotográfico.


Si todavía no lo has hecho, fíjate en la ventana que aparece en la esquina inferior derecha: ahí aparece la información de las capas. Hay una pestaña desplegable (Opciones de Fusión) en la que normalmente está seleccionada la opción “Normal”. Pincha en ella y elige Sobreexponer Color.

La imagen quedará casi completamente en blanco, con algunos puntos negros. A continuación entra en el Menú Filtro, luego Desenfocar y elige el Desenfoque Gaussiano.

Se abrirá una ventana en la que puedes modificar el Radio de Píxeles. La imagen va cambiando a medida que pones un valor u otro, así que elige el que más te guste y dale a OK (nosotros hemos puesto 15).

Como ves, nos ha quedado una imagen que parece un paisaje pintado a carboncillo. Puedes mejorarla un poco, duplicando la Capa Fondo (recuerda, Ctrl + J) y, en Opciones de Fusión, eligiendo Luz suave. Así el “dibujo” quedará más elaborado.

Ya tienes tu foto convertida en un dibujo hecho a mano.



Adelgaza con Photoshop

TrucosCS

Dieta equilibrada y ejercicio. Ése es el único secreto para adelgazar. Algunos optan por darle a la consola unos minutos al día, como se lo hemos visto hacer a un joven estadounidense con la Wii. Pero no todos tenemos la misma fuerza de voluntad. Por eso, siempre puedes adelgazar a posteriori. Si, por ejemplo, quieres usar una foto tuya en traje de baño para ligar por Internet, pero te sobra algún michelín, con la ayuda de Photoshop puedes hacer algún retoque mágico.

También puedes usarlo para esas fotos en las que, después de haberte tomado un buen almuerzo, alguien consigue retratarte en el preciso momento en que dejas de “meter barriga”. Es el caso del amigo que puedes ver en la foto de la derecha. Veamos la forma de remediarlo.

Es rápido y sencillo. Abre la imagen con el programa Photoshop. Sólo tienes que acceder al Menú Filtro (arriba) y seleccionar la herramienta Licuar. Al hacer esto verás la foto dentro de una nueva ventana en la que dispones de varias opciones y herramientas. En los iconos de la izquierda, elige la opción Desinflar (el cuarto empezando por arriba).

Al aplicar el puntero sobre la zona deseada (en este caso, la barriga), lo que haces es eliminar píxel