Vlla la cava ,la mas grande del conourbano bonaerense. Allí viven los sanisidrenses que San Isidro hubiera querido no tener.

Entra a villa la cava


Vista aérea de la cava ,lo que ven el espacio vacío rectangular es una cancha de fútbol, allí desde que existe la villa nunca se construyo una casa .


Dentro de la villa

Emergencia


san isidro


villa


beccar


La cava


laura zapata.Historia


Entra a villa la cava


Emergencia


san isidro


villa


La Cava: historia de un símbolo de
la desigualdad social


La película puede comenzar en 1946, con unas excavaciones
–que originarán su nombre- de Obras Sanitarias de
la Nación, luego abandonadas por las propias características
del suelo. Y continuar cuando una década después
emergió sobre esos terrenos en San Isidro la primera y
más paradigmática “villa miseria” del Gran Buenos Aires.
El imaginario film de La Cava puede interpretarse en
clave de los diferentes procesos socio-económicos vividos
en el país: destrucción del aparato productivo, multiplicación
de la desigualdad social y la exclusión, trazado
urbano consecuente.
Ubicada en el corazón de uno de los municipios más ricos
del GBA (aunque no menos desigual), La Cava ocupa una
superficie de 32 hectáreas, entre las calles Neyer, Avda.
Rolón, Tomkinson y Hudson. Allí viven entre 8 mil y 11
mil personas, según datos cruzados a partir de relevamientos
del propio partido y del censo del Indec (2001).
Durante los 70 y los 80, llegó a tener 30 mil habitantes,
lo que lo hizo el asentamiento más poblado del
Conurbano. Hasta 1998 existían cerca de 2138 viviendas,
en su mayoría, precarias.

Del otro lado de la villa, avenida
por medio, lujosas casas quintas contrastan con la
realidad de La Cava. Ubicadas en puntos estratégicos,
casillas de seguridad intentan atenuar la violencia (¿o
profundizarla?). Esas rupturas en el entramado urbano
La Cava: historia de un símbolo de
la desigualdad social son comunes en la metrópolis Buenos Aires en las últimas
décadas, luego del aluvión neoliberal.
Las primeras villas miseria surgieron en los años setenta, para extenderse
con rapidez en las décadas posteriores al ritmo de
los procesos de desindustrialización, y el consecuente
aumento de la desocupación, la pobreza y la indigencia.
Si en los setenta, Argentina tenía niveles de distribución
de riqueza que la acercaban a las naciones desarrolladas,
tres décadas después, adquirirá parámetros cercanos al
resto de Latinoamérica, una de las regiones más injusta

beccar




De La Cava al mundo


La historia de Laura Zapata es de las que está marcada por la pasión, el talento, el esfuerzo y la solidaridad. Ingresó en el universo de la danza sola, a los nueve años, cuando se anotó en un taller por la localidad de San Fernando; pasó por la clásica, contemporánea y jazz, hasta que a los 15 años conoció la Fundación Crear Vale la Pena, que trabaja en el desarrollo social y personal de aquellos que están en situación de pobreza.
Desde chica encontró su pasión en el baile y supo expresarse en un estilo particular: el hip hop. A los 20 años, fanática del rap y de ritmos que vinieron de los barrios bajos de Nueva York, Laura Zapata se integró en el mundo artístico con la ayuda de la Fundación Crear Vale la Pena, ubicada en la villa La Cava, de la zona norte del Gran Buenos Aires. La de Zapata es la historia de una bailarina que hizo carrera desde muy chica, tiene tres giras internacionales en su haber y va por más: proyecta grabar un disco.

Fuentes:

http://www.anred.org/IMG/jpg/villa.jpg&imgrefurl=http://www.anred.org/article.php3%3Fid_article%
http://www.mujereshoy.com/secciones/3520.shtml
fuente:http://www.metropolitana.org.ar/idm/pdf/idm_54/nota_02.pdf