20.000 ciudadanos de la próspera y bulliciosa ciudad romana y de la vecina ciudad balneario, Herculano, se afanan en sus tareas cotidianas, sin percatarse que la tragedia se está fraguando a 12 kilómetros de allí, dentro del Monte Vesubio.

Este monte guarda un secreto desde hace más de 1.500 años…. es un volcán durmiente. A las diez de la mañana los primeros signos de su regreso a la vida se hacen notar. Pero, tanto los pompeyanos, como sus vecinos de Herculano desconocen todo lo que puede devenir.

Tanto es así, que en latín no existe la palabra Volcán.



En este caluroso verano, pasado el mediodía el Vesubio escupe una enorme y mortífera columna de roca, ceniza y gases sobrecalentados que se alza hacia el cielo, alcanzando unos 30 kilómetros de altura, proclamando, con ello, su presencia.

Y llegó…,

El magma hirviendo que había salido de las entrañas del Vesubio alcanzaba el cielo y se enfriaba, para dejarse caer sobre la ciudad en forma de piedra. Durante 18 horas, la lluvia compuesta por rocas y lava solidificada en piedra pómez, caía a 180 kilómetros por hora destrozando sin distinción casas y vidas.

Los pompeyanos, aterrados ante semejante suceso, corrían sin saber a dónde dirigirse. El dilema estaba en huir arriesgándose a caer fulminados por alguna roca caída del cielo y a oscuras; o refugiarse en lo más profundo de las casas esperando que pasase el desastre.


ciudad pompeya en imagenes
italia
Pompeya
imagenes
fotos
ciudad pompeya en imagenes
italia
Pompeya
imagenes
fotos
ciudad pompeya en imagenes
italia
Pompeya
imagenes
fotos
ciudad pompeya en imagenes
italia
Pompeya
imagenes
fotos
Fuente