tanque pesado t-90 ruso

Tanque ruso T-90




Hacia comienzos de la década de 1990, la situación era muy problemática en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Todo el aparato estatal y social se estaba desarmando lenta pero progresivamente, y con ello también sus fuerzas armadas y toda la industria de enorme importancia, que competía cabeza a cabeza con la de EEUU por el dominio del mercado internacional.

Sin embargo, justo en ese momento fue a producción uno de los últimos desarrollo soviéticos de tanques, que nuevamente revolucionaría los conceptos y traería temor a los ejércitos occidentales. Se trataba del T-90.

Fue en esa fecha que la Asociación de Producción Estatal Uralvagonzavod terminó el desarrollo de este vehículo acorazado. Se trataba de la nueva generación de tanques rusos, que incorporaba soluciones únicas a problemas vistos en el T-72 y T-80, y volvía a sugerir un concepto que todavía hoy casi ningún tanque occidental posee: una tripulación de tres hombres, un cañón automático y la posibilidad de disparar misiles desde dicho cañón.

Fueron años de intensos análisis de todo tipo, en donde se reevaluaron las tácticas y estrategias acorazadas de la guerra moderna y se tuvo en cuenta la experiencia ganada en la operación del T-72 en muchos países, sobre todo en condiciones severas de uso y abuso fuera y dentro del combate. El T-90 salió así como un nuevo producto que copiaba lo ya dado por bueno, e incorporaba mejoras de todo tipo. Retenía las características de todo tanque soviético de la época: poco peso, baja silueta con un tamaño reducido, armamento muy poderoso y una alta movilidad.

Sobre esto último hay que aclarar que, más allá de la "mala actuación" de los diseños soviéticos en combate, sobre todo en países árabes, hay que tener en cuenta que no han sido utilizados siguiendo las tácticas para las que fueron pensados. La táctica soviética sobre la que se basaron los T-55/54, T-62 y los demás, incluyendo el T-90, es la de penetración en masa a alta velocidad. Es por eso que los tanques soviéticos no tienen enormes blindajes y prefieren ser pequeños, relativamente baratos y muy rápidos, cargando cañones temibles: simplemente no está en el diseño, y allí donde los compradores no saben o no pueden adherir a esas tácticas, se encuentran en desventaja frente a diseños mucho mejor blindados, a los cuales no pueden sobrepasar en número como lo habían pensado sus diseñadores.

El nuevo MBT ruso
Mostrado por primera vez al público el 28 de junio de 1993 en la ultraconocida base de pruebas de Kubinka, en ese mismo año el gobierno ruso anunció que lo adoptaría como su nuevo MBT.
Se trata de un tanque de la misma clase que el Abrams y el Leopard 2, capaz de igualar e incluso sobrepasar algunas de las características de estos vehículos.
Hasta 1995, unos 107 se habían producido en Siberia, lo que indica que la demanda por este aparato es cierta, a pesar de los constantes problemas económicos de Rusia. Hacia fines de 1997, ya había un batallón de T-90 en operaciones, y tal parece que hay un plan de producción para equipar con estos MBTs a todo un distrito militar ruso. Según parece, el T-90 seguirá siendo el tanque principal de Rusia al menos hasta 2005, en donde tal vez se lo mejore en algunos aspectos.
El T-90 ha surgido como un sucesor del T-72 más que del T-80, que actualmente compite con él en los mercados internacionales ya que son muy similares en características. Aunque no ha sido probado en combate de gran escala, muchos creen que podría ser una gran amenaza en el futuro.
tanque pesado t-90 ruso


Configuración general
Como se ha dicho antes, el T-90 mantiene la baja silueta que han tenido todos los tanques soviéticos anteriores; esto es, el armamento principal en una torre giratoria de forma redondeada, el motor y la transmisión en la parte trasera del casco, y la tripulación sentada en compartimentos separados. Esto se logra con una ingeniosa disposición de todas las partes, aunque también hay que decir que muchos vehículos soviéticos son conocidos por apiñar los elementos vitales y darle poco espacio a la tripulación.


Sistemas mecánicos
La suspensión consiste en seis ruedas de rodadura, de gran tamaño, hechas de metal y recubiertas de caucho. Hay tres rodillos de retorno a cada lado, que mantienen solamente la parte interna de las orugas. Las ruedas tractoras están en la parte trasera.

La amortiguación está asegurada en la primera, segunda y sexta rueda. El tanque está equipado con placas de blindaje que se extienden a toda su longitud: la frontal consiste en tres paneles blindados, mientras que los otros dos tercios son de paneles de caucho. Sobre la última rueda, del lado izquierdo, está el tubo de escape del motor.


El casco y el glacis
El glacis está bien inclinado, y va generalmente cubierto de blindaje reactivo (ERA) de segunda generación. Iualmente, sobre el glacis se extiende horizontalmente una generosa porción de blindaje adicional.
Como en todos los tanques soviéticos, el conductor se sienta adelante, en el frente del casco, y tiene una escotilla simple que se abre hacia la derecha. Frente a ella hay un periscopio (simple, no estereoscópico) de observación, de ángulo ancho.
El casco es especialmente compacto, integrando celdas de combustible y contenedores de almacenamiento que le dan una apariencia estilizada a los guardabarros. Además, el casco viene de fábrica equipado con una pequeña pala aplanadora, con dientes en forma de sierra, justo debajo del glacis. También hay dispuestos puntos de apoyo para ensamblar, debajo de la pala aplanadora, el sistema barreminas KMT-7.

Sistema motriz
La planta motriz del T-90 es un económico motor diesel policarburante de cuatro tiempos B84MC, enfriado por líquido. Este motor tiene la gran ventaja, al igual que otros como el del Leopard 2, de poder consumir casi cualquier tipo de combustible disponible, como puede ser gasolina, kerosene e incluso bencina, ya sea separados o mezclados. Se trata sin duda de una verdadera maravilla de la mecánica, que da como resultado un aparato duro en todo sentido.
Este motor desarrolla 840 hp., lo que da una relación potencia/peso de 18.06 hp/tonelada, que es considerablemente menos que en el T-80, aunque hay que tener en cuenta que este vehículo utiliza una turbina de gas que da una potencia de 1.250 hp.
odo esto redunda en una reducción de la velocidad máxima del T-90, que es de 60 km/h en lugar de los 70 km/h del T-80.
El motor diesel de este tanque representa muchas mejoras con respecto al del T-80, cuya planta motriz al parecer no ha encajado del todo en lo que buscan los rusos. Las siguientes ventajas son bastante grandes, sobre todo en terrenos arenosos y en climas calientes (tengamos en cuenta que uno de los mayores mercados soviéticos han sido siempre los países árabes): solamente se da una baja pequeña de potencia en condiciones de altas temperaturas ambientales. A cambio, el motor tiene un sistema efectivo de limpieza por aire y, en áreas polvorientas, una alta confiabilidad del motor; y por otra parte un consumo mucho menor de combustible, de entre 1,8 y 2 veces menos.
Hay que acotar que el cambio del motor de turbina para volver al diesel debe haber respondido a muchos factores relacionados con lo económico, dentro y fuera de la URSS. Los motores de turbina han demostrado dar mucha potencia con bajo ruido, pero a costa de ser más complejos y aparatosos, requiriendo por lo tanto tanques más grandes y caros. Por otra parte, el costo en combustible se dispara por las nubes, cosa que pueden permitirse los usuarios del M-1 Abrams (EEUU, Arabia Saudita, Kuwait, Egipto), pero no la empobrecida Rusia y sus potenciales clientes, que siempre han sido países del Tercer Mundo.
Después de todo, el motor diesel del T-90 no es ni mejor ni peor que el de la mayoría de los tanques del resto del mundo, dándole una velocidad de 60 km/h al vehículo (de hecho, más velocidad que ciertos vehículos occidentales de su tipo) y permitiendo marchas de hasta 550 km sin recargar combustible. Por si fuera poco, el diseño permite una expansión del motor, al dejar espacio para instalar uno turbocargado de 1.000 hp, a pedido del cliente.
tanque
El motor diesel del T-90 le da la potencia necesaria como para ser un vehículo altamente móvil y maniobrable, algo considerado como muy importante para sus diseñadores.

Armamento principal
El T-90 está equipado con el poderoso cañón 2A46 de 125 mm, el más grande de todos los utilizados en tanques en la actualidad, que es básicamente el mismo que utilizan el T-72 y el T-80. Este cañón, de alimentación automática, posee además la gran ventaja de poder disparar misiles del tipo 9K119 REFLEKS (OTAN AT-11 "Sniper", guiados por laser. Este misil, que puede penetrar 700 mm de blindaje a 4.000 metros, es una amenaza muy seria para cualquier tanque o vehículo occidental, ya que además de poder ser utilizado contra otros tanques, también puede acerrojar y destruir helicópteros incluso antes de que estos puedan poner al T-90 en sus miras. El sofisticado misil, combinado con el mejorado sistema de control de fuego y la mira laser, permiten un disparo preciso hasta los 5.000 metros.
El armamento principal ha aumentado su eficacia al mejorarse su precisión, utilizándose un sistema de alineación incorporado, y un cañón fácilmente desmontable. Este arma está estabilizada en dos planos, y alimentada por un cargador automático, que hace innecesario al cargador humano, por lo tanto reduciendo la tripulación del tanque a 3 personas, reduciendo así también el tamaño del vehículo.
El cargador automático está alimentado de un depósito que contiene 22 proyectiles de uso inmediato, con provisión para muchos más. Además de reducir los requerimientos físicos del tanque, este sistema permite el disparo de 7 u 8 proyectiles por minuto, lo que representa una ventaja muy grande con respecto a la mayoría de los sistemas occidentales. En caso de emergencia, el cañón puede ser cargado de forma manual, supuestamente por el comandante del tanque.
Igualmente, el poder de fuego del T-90 fue mejorado con respecto a sus predecesores, al darle un arma con propiedades mejoradas, mejores municiones y un sistema de control de fuego mejorado, que reduce la preparación para el primer disparo y aumenta las probabilidades de impacto.
A pesar de los esfuerzos por mejorar los sistemas de disparo, sigue siendo obvio que en cuanto a tecnología de sensores y electrónica, los sistemas soviéticos y ahora rusos siguen estando en desventaja con respecto a Occidente. El T-90 incluye una computadora balística y un telémetro laser, pero no posee los caros dispositivos de visión térmica que tanto ayudan a los tanques occidentales a mejorar su puntería, sobre todo de noche. El T-90 tiene un sistema térmico, pero al parecer no es muy bueno, siendo de primera generación, y no tan bueno como los que se utilizan en tanques extranjeros. Sin embargo, se trata de un avance significativo
pesado
El cañón 2A46 de 125mm es una de las mayores amenazas del T-90, ya que puede hacer algo que ningún otro cañón del mundo puede: disparar misiles al mismo tiempo que proyectiles convencionales. Nótense los tres paneles blindados de las primeras ruedas.

El sistema de protección activo Shtora-1
El T-90 es, casi sin dudas, el primer tanque del mundo en incorporar de fábrica diversos tipos de contramedidas electrópticas (EOCM), sin duda un concepto revolucionario con el cual los soviéticos venían experimentando desde hacía rato. Lamentablemente, muchas de estos avances han quedado detenidos por faltas severas de presupuesto. Sin embargo, el T-90 logró incoporar a su diseño muchos de estos avances.
Se trata posiblemente de la parte más amenazadora para los diseños occidentales, que todavía están experimentando con estos conceptos y pueden incoporarlos, pero de manera gradual, con elementos aislados y no siempre habiendolos probado antes en conjunto. Es, junto con el cañón, la parte más impresionante del T-90.
El sistema EOCM del T-90, llamado "TShU-1 SHTORA-1" es un sistema de interferencia electroóptico que confunde a los misiles antitanque guiados, además de detectar y perturbar las miras y telémetros laser. Se trata de un sistema "soft kill", de "muerte suave", y al parecer es bastante efectivo.
A pesar de que el T-90 es el primero que lo lleva de fábrica, ha sido diseñado para adaptarse a modelos previos como el T-80, T-84 (la versión ucraniana del T-80) y posiblemente también el T-72. Al menos así se lo ha visto en exposiciones de armas internacionales, y se sabe que está a la venta en el mercado abierto, de manera que cualquier país dotado de alguna versión del T-80 puede pedirlo como parte de algún programa de actualización.
Este sistema comprende cuatro partes clave: la estación de interface electroóptica, (que incluye el perturbador, modulador y panel de control), un montaje de lanzagranadas no orientables que miran hacia adelante de la torre, montados a cada lado en la parte trasera, un sistema de alerta laser, y un sistema de control que incluye paneles de control, microprocesadores, y una pantalla.
El Shtora-1 tiene un campo de visión horizontal total (es decir, 360º), y de entre -5º y +25º en elevación. Puede operar en tres modalidades: completamente automático (el sistema hace todo por sí mismo), semiautomático/designación de blancos (el comandante toma algunas decisiones) y manual o de emergencia (el comandante hace todo manualmente).
Básicamente, funciona de la siguiente manera: el sistema se activa cuando el módulo de alerta laser detecta que el tanque está siendo señalado por un designador o un telémetro de este tipo. El comandante del tanque, entonces, pulsa un botón que automáticamente orienta la torre mirando hacia donde viene la amenaza. Entonces, se activa el sistema que dispara los lanzagranadas, montados en la parte trasera de la torre


Las mejoras con respecto a sus predecesores
Según dicen fuentes rusas, el T-90 es un diseño innovador, que hace uso de las últimas tecnologías para mejorar en todo la eficiencia de los diseños anteriores, tanto en eficacia como en capacidades operacionales, confiabilidad y maniobrabilidad. Según estos informes, se ha comprobado que el T-90 es un 1.5 veces más efectivo que el T-72S. Estas mejoras han incluido:



La torre

La torre de baja silueta, redondeada como todas las soviéticas, está localizada en el centro del caso. La cúpula del comandante está en la parte derecha, y la del tirador está a la izquierda. El cañón de 125 mm tiene un escudo térmico removible de cuatro partes. A la derecha del mantelete está montada una ametralladora coaxial calibre 7,62 mm. Igualmente, a ambos lados del cañón, el T-90 tiene dos luces infrarrojas de búsqueda, que son parte del sistema de defensa antimisiles Shtora.

Al igual que el casco, la torre está protegida por ERA de segunda generación en el arco frontal, al igual que sobre el techo, para protegerse de ataques desde arriba. A ambos lados de la torre hay morteros lanzafumígenos.

la aplicación de una nueva generación de sistemas de control de fuego, incluyendo el uso de telémetros laser y el uso de miras más sofisticadas;
la mejora en el blindaje, tanto en el reactivo como en el básico, sobre todo contra proyectiles de carga hueca y energía cinética;
la mejora en el armamento secundario, con la ametralladora pesada controlada desde dentro del tanque;
la mejora en el motor diesel.
Lo bueno es, también, que todo esto no trajo aparejado un incremento de peso sustancial con respecto al T-72, cosa que los diseñadores soviéticos hubieran desaconsejado. El T-90 es aproximadamente igual en dimensiones a su predecesor, aunque es 2 toneladas más pesado. A pesar de esto, el T-90 es aproximadamente 8 toneladas más liviano que el Lecrerc francés y el Leopard 2 alemán, 10 toneladas más liviano que el Abrams y 16 toneladas más liviano que el Challenger británico.

Igualmente, el T-90 tiene características muy necesarias en el campo de batalla moderno, como protección automático contra armas de destrucción masiva (por ejemplo, sistema NBQ y bindaje antirradiación), protección antiminas, un sistema de disparo muy rápido, nuevo sistema de comunicaciones y sistemas de todo tipo que hacen más difícil la detección y destrucción del tanque.
Sin embargo, todo esto tiene un precio a pagar, y justamente es el económico. El aumento de la eficacia del tanque hace que también se haga más complejo y por lo tanto más caro de mantener y reparar, además de operar.
Aunque el T-90 sigue con la línea soviética de vehículos sencillos de manejar, con bajos costos de entrenamiento, es más caro que sus predecesores. Su costo es de algo así como 2 millones de dólares, según se ha calculado, dependiendo de su equipamiento y de la versión. Esto no es nada comparado con los casi 6 millones que puede costar un Abrams, pero hace que ciertos países del Tercer Mundo se lo pongan a pensar dos veces. De todas maneras, el precio no es nada alto por un vehículo de estas características

Versiones
Hay bastante confusión en materia de cuántas versiones del T-90 han sido fabricadas y/o diseñadas, ya que parte de mantener en secreto su existencia fue, justamente, desinformar y mentir un poco aquí, un poco allá. Sin embargo, los expertos consideran que hay tres versiones, hasta ahora, de este MBT:

T-90, la versión rusa pensada para el uso propio;
T-90A, versión con la torre soldada;
T-90S, versión de exportación usada en India (hay varias versiones S, lo cual es algo confuso);
T-90SK/K, la versión de comando y control, con más y mejores sistemas de comunicación.
Además, se ha dado a conocer la existencia del T-90E, que debería ser de exportación, aunque ya existe una variante de este tipo, la S. También se conocen variantes de lanzamiento de puentes, de recuperación de vehículos y de ingenieros de combate y de minado.


Performance y mercados internacionales
Los rusos promocionan al T-90 como un "supertanque", con un sistema de disparo "perfecto" y la capacidad de disparar misiles "a prueba de interferencias". Aunque todo esto tiene algo de cierto, y algo de falso, muchos analistas occidentales reconocen que, a pesar de tener muchos de los habituales defectos de los tanques soviéticos, tiene también muchas mejoras y aspectos en los que ningún otro tanque del mundo lo supera.
Ruso
Cuando Rusia adoptó al T-90 como su MBT en 1993, la decisión parecía ser unánime. Sin embargo, no todo el mundo estaba contento. Hay círculos de generales y expertos que consideran mejor al T-80: por ejemplo, el coronel general Aleksander Galkin, Jefe de la parte de blindados del Ministerio Ruso de la Defensa, quien dijo en una entrevista celebrada en 1996 que fue un "error" adoptar al T-90, y que él todavía considera al T-80 como un tanque superior. Este vehículo tiene un motor mucho más potente, el mismo temible cañón y además puede ser equipado con el Shtora, de manera que este tanque sería al menos igual de bueno, sin tener que recurrir a la fabricación de uno nuevo. De hecho, en el Ejército Ruso aparentemente operan muchos T-72 modificados de manera que son casi idénticos en prestaciones al T-90.

De todas maneras, el T-90 no es peor, en características generales, al T-80, incluso en sus versiones mejoradas, y se puede decir que ambos son excelentes. Según algunos analistas, lo que ha sucedido es que Rusia ha tenido que salir a competir en el mercado internacional con Ucrania, que ha hecho de su T-84, una versión local del T-80, otro de los firmes candidatos para la exportación.

Justamente esto sucedió en ese año de 1996, cuando el gobierno ucraniano firmó un contrato para venderle a Pakistán unos 300 T-80UD de producción local, operación valuada en cerca de 550 millones de dólares, lo que da un costo aproximado de 1,8 millones de dólares por unidad.

Sin embargo, este contrato fue cancelado cuando, al ser entregados dos lotes de T-80UD (35 unidades en total, sacadas directamente de existencias del ejército ucraniano), los pakistaníes descubrieron que su estado general era deficiente, estando por debajo de lo acordado en el contrato. Sucede que el T-80 en todas sus versiones es un vehículo ruso, de manera que este país se niega a suministrarle a Ucrania repuestos o lo necesario para construir estas partes vitales. Las autoridades ucranianas pusieron entonces a la venta el T-84, que dicen es 80% ucraniano, y siguieron conversando con las autoridades pakistaníes para no perder la compra, vital para su economía.

Indirectamente, esto benefició al T-90, ya que India, amenazada por este salto armamentístico de su acérrimo enemigo, quedó en desventaja con sus "viejos" T-72. A mediados de 2000, el gobierno indio anunció que había firmado un contrato para que empresas rusas le suministraran a su ejército 310 T-90, por un valor total de 750 millones de dólares. El contrato estipulaba que 124 se producirían en Rusia, y que el resto serían producidos en fábricas indias.

En este caso, el gobierno indio consideró mejor al T-90 con respecto al T-80UD, pero al parecer el contrato tuvo mucha resistencia, en parte por el costo, que algunos sectores políticos consideraban innecesario, y en parte porque muchos expertos coincidían en que se podía mejorar el T-72 para que fuera un serio oponente para los T-80UD pakistaníes, en caso de una guerra. Después de todo, los ucranianos podrían en cualquier momento concretar nuevamente su venta a Pakistán.

De todas maneras el trato siguió en pie. En 2001 India adquirió 310 unidades de este sistema de armas, el cual recibió el nombre de Bhishma (nombre de un guerrero legendario). La denominación de esta versión de exportación del T-90A (cuya particularidad es la de tener una torre soldada) es T-90S. Hay que hacer notar que de ese total, solo 120 fueron entregados completos, siendo el resto enviados semi-montados (90) o en kits desarmados para su ensamblaje en India (100).

La transferencia de tecnología y la producción local es importante para India, no solo por una cuestión política y económica. Esta versión comenzó a incorporar (al ser producida en India) tecnología occidental, particularmente cámaras de visión térmica de manufactura francesa. Hay que hacer notar que, si bien Rusia está creciendo a pasos agigantados en materia de electrónica, arrastró durante muchos años un gran atraso con respecto a Occidente. Es muy probable que la decisión india de incorporar esta tecnología venga de la mano de esta realidad que, con el tiempo, se está revirtiendo.

Otra diferencia con respecto a los T-90 rusos es que estos primeros vehículos no tienen, aparentemente, el sistema de defensa Shtora. Hay fuentes que indican que las autoridades indias están negociando la entrega de kits de modernización para actualizarlas. Por otra parte, se dice que los sistemas térmicos franceses han experimentado problemas debido al calor propio de la India.

La compra no terminó allí, pues pronto las autoridades decidieron comprar más unidades. En enero de 2005 se anunció la compra de 91 tanques más, que salieron del Ejército Ruso y fueron entregándose hasta 2006. Todo indica que el carro ha gustado mucho a sus compradores hindúes, porque al año siguiente se oficializó la compra de 1.000 unidades producidas localmente, a un costo de 2.500 millones de dólares. Por si esto fuera poco, en octubre de ese mismo año se solicitó a Rusia otros 330 vehículos por valor de 800 millones de dólares, aunque hay fuentes que indican que este número es un pedido más a las empresas indias.

Además de la amenaza pakistaní, una de las principales causas de esta compra masiva es el retraso en un proyecto de desarrollo de un tanque nacional, el Arjun. Además, el T-90 tiene una gran compatibilidad con el T-72, ya que es un desarrollo directo de este tanque. Esto facilita el mantenimiento y el entrenamiento de las tripulaciones.

Todo indica que India no será el único país en comprar el T-90. Se dice que Argelia ha pedido 180 unidades en marzo de 2006, las cuales serían entregadas hacia 2011. También hay rumores de que Arabia Saudita podría estar interesada en este carro.

Sucede que siertos países, particularmente Venezuela, han aumentado significativamente la inversión en material de defensa ruso en los últimos años. Además, aunque China ha elegido el T-80 como su MBT, todavía hay muchos países árabes y de otras partes del mundo que pueden interesarse por el T-90. Sobre todo, teniendo en cuenta que los enormes inventarios de los T-55/54, T-62 y T-72 se van volviendo viejos y cada vez más obsoletos, incluso luego de constantes programas de mejoras.

De esta manera, el T-90, puede convertirse en una visión mucho más común, y por lo tanto mucho más temible, en los próximos años.

Tripulación 3 (comandante, conductor y tirador)
Armamento cañón de 125 mm capaz de disparar proyectiles y misiles (22 incluidos en el sistema automático y 43 en total); ametralladora coaxial de 7,62 mm (2.000 proyectiles); otra antiaérea de 12,7 mm (300 proyectiles).

Tipo de cañón estabilizado de 125 mm de calibre, ánima lisa, cargador automático, puede disparar munición HV-APFSDS, HE-FRAG, HEAT, así como misiles guiados. Elevación entre 5.4º y 13º.
Largo del casco/total con el cañón hacia adelante 6,86 m / 9,53 m
Ancho 3,78 m
Alto 2,225 m
Peso 46,5 toneladas / 50 toneladas métricas
Motor diesel B84MC, policarburante, de 6 cilindros y cuatro tiempos, con una potencia de 840 hp. Previsión para instalar en cambio un motor turbocargado de 1.000 hp.
Relación Potencia/Peso 18 a 20 hp/tonelada dependiendo de equipamiento y motor
Velocidad máxima 60 - 65 km/h en carretera; 45 km/h campo traviesa
Gradiente 60%
Inclinación lateral 30%
Presión sobre el suelo 0,938 kg/m2
Capacidad de combustible 1.600 litros
Alcance máximo 500 km - 650 km (con tanques externos desechables)
Vadeo 1,8 m sin preparación (5 m con preparación)
Obstáculos verticales 0,8 m
Trincheras 2,8 m
Blindaje protección contra proyectiles APFSDS y HEAT con el ERA KONTAKT-5
Niveles de defensa calculados:
vs APFSDS: 550 mm + 250-280mm del Kontakt-5 = 800-830mm
vs HEAT: 650 mm + 500-700mm del Kontakt-5 = 1,150-1,350mm

Sistema NBQ Sí - blindaje antirradiación
Sistemas de defensa pasiva Sistema Shtora-1 y pintura especial que ciega los lasers
Sistemas ópticos Visión nocturna: TO1-PO2T Agava-2 TI (identificación de blancos hasta 2,5 km) y TPN-4-49-23 Buran-PA (identificación de blancos hasta 1.2/1.5 km)
Para el comandante: mira PNK-4S que incluye sistema día/noche TKN-4S Agat-S (identif. de blancos entre 700 y 800 m)
Para el tirador: computadora balística 1V528-1, telémetro y mira 1A43 y otros sensores.
Para el conductor: visor nocturno TVN-5 IR.



t90

tanque pesado t-90 ruso

tanque

pesado

Ruso

t90

tanque pesado t-90 ruso

tanque

pesado

Ruso

t90

tanque pesado t-90 ruso


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=CEPkCPY3wH0


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=oHqNkiyG1b0&feature=related


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=p2a23IVa-Yg&feature=related


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=NFmeKQdgvbc&feature=related


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=DE0WSEcny0A&feature=related

fuente
http://cssbl.com/tierra/t-90.htm

si les intereza el tema militar en mi perfil hay post de sobra para todos los gustos espero que hallan disfrutado del post y de estas terrible maquina

Fuentes de Información - tanque pesado t-90 ruso

Tags: tanque | pesado | Ruso | t90

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 1 - T!score: 10/10
  • 0 Seguidores
  • 13.216 Visitas
  • 8 Favoritos

12 comentarios - tanque pesado t-90 ruso

@EzeCasm Hace más de 4 años
lindo para salir a las calles y meterles a todos los chor0s que andan sueltos ,
@gusy2001 Hace más de 4 años
beun post amigo tu post me entretuvo mucho
@nicko77777 Hace más de 4 años +1
tanque
@Sovietsky Hace más de 4 años
Fondos de Pantalla - Rusia y CCCP
@merca3 Hace más de 4 años
@Chedou Hace más de 4 años
Muy bueno amigoo !
@SatanicMak Hace más de 4 años -5
faaaa pero me parece que el tam es mejor

pesado

+10
@patin Hace más de 1 año
El Tam es excelente, hay que tener en cuenta para que fue diseñado y cumple a la perfección las necesidades geopolíticas del país.
@Kamilka Hace más de 4 años -1
Cierto lo del TAM; muy buen post, a favoritos y después van puntos
@Kamilka Hace más de 4 años
+10
@veenitoo_camelaa Hace más de 4 años +2
bruno325 dijo:Escribir un comentario...
SatanicMak dijo:faaaa pero me parece que el tam es mejor t90 +10

el problema del tam es el cañon que es de unos 105mm si cambiaramos la torreta por una de 120 mm seria un tanque muy potente tengamos en cuenta qe el tam se fabrico para nuestro territoro que es muy pero muy complicado para la mayoria de los tanques pero con esa reforma tendriamos un tanque muy poderoso en nuestras manos y de fabricacion nacional


voto si por la fabricacion masivaa del TAM y compra mayorista de T-90