El tatu carreta

El tatú carreta o armadillo gigante (Priodontes maximus) está en situación vulnerable ya que, aunque tiene una población aparentemente generalizada, se le estima una disminución de su población debido a la périda de hábitat y a la caza como viene siendo habitual. En 24 años ( tres generaciones para estos armadillos) ha desaparecido el 30 % de la población. Esta situación no se conoce de manera reciente, ya que desde 1982 se le considera vulnerable, situación que parece no mejorar a pesar de su conocimiento.


POBLACIÓN

Parecen ser raros por naturaleza teniendo en cuenta que durante más de dos décadas se les ha considerado en situación vulnerable. Además parecen contar también de manera natural con una distribución parcheada o irregular.
Estudios en Surinam durante un periodo de tiempo tan largo como el de 18 años indica que solo hay 7 individuos en 650 km cuadrados (Chebez 1994).

Pero aunque sean raros de manera normal, esto no quita que según estudios como los de Nowak (1999) la población haya tenido un descenso de al menos un 50 % en la última década. Para que nos hagamos una idea, en 1954 se contaban tres ejemplares en un área de 16.7 km2 en Espíritu Santo, Brasil, cifra difícil de igualar actualmente. En 2004 la densidad se estimó entre 5,77 y 6,28 por cada 100 km2 usando cámaras de trampeo, una cifra sin duda mucho más pequeña.


CARACTERÍSTICAS

Tiene numerosísimos nombres como son Tatú Carreta (Argentina, Paraguay); Pejichi (Bolivia); Tatú Canastra, Tatú-açu (Brasil); Yungunturu, Carachupa Mamán (Perú); Tatú Gigante (Ecuador); Reuzengordeldier, Granmankapasi (Surinam); Tatú-guazú (Guatemala).

Si se llama armadillo gigante es por que es la especie de armadillo más grande que existe actualmente. Mide entre 75 y 100 cm, pudiendo medir la cola hasta 50 cm. Pesan hasta 60 kg en cautividad, y en su medio natural se tienen datos de entre 18,7 y 32,3 kg.

La coloración es marrón oscuro excepto en la cabeza, la cola y las zonas marginales del caparazón que posee una coloración blanquecina. El cuerpo desnudo es rosado. El caparazón del tatú carreta presenta hasta 12 bandas móviles bien definidas.

Su cuerpo es voluminoso con las patas cortas, y su caparazón es muy flexible y es oscuro, con numerosas placas ordenadas en filas transversales que cubren también la cola para protegerlo frente a los depredadores. La cola y las patas tienen escamas duras pentagonales, y la cabeza es cónica. (La cabeza es pequeña y las orejas se encuentran bien separadas con placas de la armadura entre ellas).

Las uñas son grandes y robustas principalmente en las patas delanteras. De entre las uñas, tienen una típica garra central más grande, al igual que el oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), que mide hasta 20,3 cm y que le ayuda a excavar las madrigueras en el suelo.

Pese a su aspecto rígido, es un animal bastante ágil, de veloz carrera y buen cavador.

La hembra tiene dos mamas.

Además se salen de la norma de los mamíferos, ya que pueden tener hasta 100 dientes que va perdiendo con la edad. Aun así esta no es una amenaza, ya que su mordisco es muy débil en proporción a su cráneo y tamaño.

Carecen de pelos a diferencia de otros armadillos.

Son estrictamente nocturnos y con hábitos subterráneos y son animales solitarios que solo se juntan en la época de apareamiento.

Se piensa que pueden vivir entre 12 y 15 años.

Son capaces de mantener el equilibrio sobre sus patas traseras apoyándose en la cola, lo que les permite alcanzar los altos montículos de termitas, y amenazar a depredadores.

Además son buenos nadadores.

Su sentido más desarrollado es el olfato.

El armadillo gigante usa su enorme peso para cavar en suelo firme sus madrigueras, normalmente en praderas o zonas abiertas de los bosques: Se balancea hacia atrás sobre sus desmesuradas patas traseras y luego lanza violentamente hacia adelante la cabeza y porción delantera con las ganas extendidas como si estuviera zambulléndose, embistiendo con todo su peso el agujero. Luego se balancea hacia atrás, rastrillando la tierra aflojada de las patas delanteras hacia las traseras, las cuales la patean simultáneamente detrás del cuerpo.

Las cuevas, usualmente excavadas en un termitero plano, tienen una entrada de 45 cm de ancho por 30 cm de alto.

El tiempo para contar una generación se desconoce, pero se calcula que está entre 6 y 10 años.

En 1983 se calculó un Home Range de unas 450 hectáreas por individuo en Brasil, lo que quiere decir que cada ejemplar tiene un área de 450 hectáreas por la que se mueve a lo largo del año para dormir, alimentarse, aparearse.... (Si fueran animales territoriales su Home Range sería su territorio).

En un día se mueven una media de 3 km para buscar alimento por las noches. Su alimento consiste principalmente en hormigas y termitas. Además, en su dieta hay larvas y mieles de abejas que nidifican en el suelo y cerca del mismo, arañas, serpientes, otros insectos y carroña. Debido a su gran tamaño debe alimentarse de grandes cantidades de presas al ser estas pequeñas, pudiendo llegar consumir toda la población de una cueva de termitas.

Se reproduce en el verano, cuando da a luz a una sola cría que se amamantará durante unos meses mientras empieza a alimentarse de otros alimentos. El periodo de gestación dura aproximadamente 4 meses. Se independizan entre los 4 y 6 meses de edad. La madurez sexual la alcanzan entre los 9 y 12 meses de edad.

Al igual que de la reproducción, acerca del cuidado parental de los armadillos gigantes se conoce muy poco.

Sus depredadores son el león de montaña o puma (Puma concolor) y el jaguar (Panthera onca). No tiene más depredadores debido a su gran tamaño y fuerte blindaje, por lo que no necesita ocultarse totalmente dentro del caparazón, así que no tiene esta habildad a diferencia de otros armadillos de menor tamaño.
Sin embargo, el hombre es el mayor depredador, ya que frente a nosotros estos animales son indefensos totalmente.


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA

Vive en el este de Sudamérica. Estos armadillos se distribuyen por el norte de Venezuela (este de los Andes) y las Guayanas (Guayana Francesa, Guyana y Surinam), sur de Paraguay, sur de Brasil y norte de Argentina. También hay en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, según la IUCN.
Parece que están extinguidos en Uruguay.

En Paraguay se distribuye en regiones del Chaco Central, asociada a suelos firmes con vegetación como el labonal (Tabebuia spp.) o palosantal (Bulnesia sarmientoi).

En Colombia se encuentra a lo largo de las sabanas de la Orinoquia y en la selva de la Amazonia (Alberico et al. 2000).

En Venezuela, esta especie se encuentra a lo largo de bosques densos del piedemonte de las cordilleras de La Costa y Los Andes. Se ha registrado en el occidente de Apure, Barinas, Portuguesa, Lara, Yaracuy, nororiente de Guárico y sur del río Orinoco en Bolívar y Amazonas. Probablemente en el pasado la especie habitaba zonas de sabana, donde ha sufrido extinciones locales al no contar con refugios para huir de los cazadores.

Es una especie que habita selvas tropicales en zonas inalteradas y vive cerca del agua cerca de zonas. Sin embrago, en un estudio realizado en Brasil se concluyó que un 68% de las madrigueras estaban en pastizales 28% en arbustales y solo un 3% en áreas boscosas, con más de la mitad de las madrigueras en termiteros activos (Nowak 1999).

Habitan zonas que abarcan desde el nivel del mar hasta los 500 metros de altura.


AMENAZAS

De por sí es una especie de frágil biología ya que es muy escaso, tiene baja capacidad reproductiva y hábitos alimenticios muy especializados al consumir preferiblemente hormigas y termitas coloniales.

Sus amenazas son además de la pérdida de hábitat, la caza para obtener su carne (normalmente como alimento de subsistencia), y es que dado que el armadillo o cuspón es muy valorado como fuente proteica, ha sido intensamente cazado y exterminado en una gran proporción de su distribución original.

La captura ilegal para la venta clandestina a coleccionistas también puede ser una amenaza, aunque es difícil de cuantificar. Han llegado a pagar por un ejemplar vivo hasta 250.000 dólares.

Aunque a menudo acusados de destrozar cultivos ya que hacen madrigueras, esto no es así. Si hacen madrigueras estas no suelen afectar directamente a las plantas, por lo que es un pensamiento erróneo, ya que esa circunstancia puede pasar de manera aislada.

Con las caparazones de estos armadillos se construían cajas de resonancia de algunos instrumentos musicales en ocasiones. Algunos de estos instrumentos eran semejantes a los violonchelos que fabricaban las etnias del Gran Chaco.


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Está en el Apéndice I del CITES.

En la lista de Estados Unidos está en peligro de extinción y en Colombia está considerado en peligro. En Perú se le ha declarado vulnerable, mientras en Paraguay está en peligro crítico de extinción

Además está presente en muchas áreas protegidas.

En Venezuela se han desarrollado algunas iniciativas de concienciación y educación, pero que no han tenido continuidad. Además de estar protegido por la Resolución No. 430 del MARNR, de noviembre de 1983, se encuentra en veda indefinida desde 1979, según la Resolución No. 95 MARNR del 28/11/79.

En Argentina aparece en peligro critico (CR) en el Libro Rojo de los Mamíferos de Argentina, SAREM (Díaz y Ojeda, 2000). Según la resolución Nº 1030/2004 de la S.A.yD.S. es una especie en peligro de extinción. En este país está la Reserva Nacional Formosa creada teniendo como uno de sus principales objetivos la protección de algunos de los últimos ejemplares de esta especie.

Aun así existe una inminente necesidad de tomar medidas para disminuir la presión de caza, y hay que tener muy en cuenta que se deben mantener las zonas donde se viven los armadillos con poblaciones viables.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CINGULATA

Familia: DASYPODIDAE

Nombre científico del tatú carreta: Priodontes maximus

Autor de la especie: (Kerr, 1792)

Sinónimos: Priodontes giganteus G. Fischer, 1814

Nombre común:
Castellano: Armadillo Gigante, Carachupa Manan, Cuspon, Tatú Carreta, Tatú Guazú, cuspa gigante, ocarro, cabazú
Inglés: Giant Armadillo
Francés: Tatou Géant

Animales en extinción (Uruguay)

Uruguay


extincion

fauna

Animales

Jaguar (Panthera onca)

El jaguar es el felino más grande de América, y el único representante del género Panthera allí (Nowell y Jackson 1996). Es la tercera especie de felino más grande del mundo. Es además el mayor depredador en las zonas selváticas donde habita junto al caimán.

El jaguar se tiene que tener en consideración ya que ha sido prácticamente eliminado de gran parte de las zonas secas del norte de su área de distribución, así como de las zonas de matorral y pastizal de Argentina y en todo Uruguay.

La vulnerabilidad de los jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición a mediados del sigo XX del sudoeste de los EE.UU. y el norte de México, zonas que siguen siendo hoy el hogar de importantes poblaciones de puma.

Esta especie cuenta con muchos nombres en español dependiendo de la zona; se le llama jaguar, yaguareté, yaguar, onza, ocelote (los aztecas lo llamaban tlatlauhquiocélotl), tigre o tigre americano, y otorongo, aunque la primera es la más común.


CLASIFICACIÓN SEGÚN LA UICN (2002)

Próxima a la vulnerabilidad (NT)

Según la información de la UICN, sobre la base de estimaciones de densidad y rango geográfico (Nowell y Jackson 1996), se estima que la población de jaguar presenta menos de 50.000 ejemplares adultos, con tendencia a la baja debido a la persecución y la degradación de su hábitat y presas, y podría clasificarse como vulnerable si esta tendencia persiste, o si se obtiene más información disponible sobre la especie que lo verifique. Actualmente la considera próxima a la vulnerabilidad (NT); (la especie no es objeto de medidas de protección especial, pero su población es escasa, está concentrada en un hábitat muy restringido o amenazado de restricción, o se espera que se presente reducción en la población en los próximos años).

En nuestra página lo hemos incluído como en peligro de extinción ya que aunque como especie no se considera amenazado, como veremos a continuación en cada uno de los países de su distribución sí que lo está.


OTRAS CLASIFICACIONES

Estas son sólo algunas de las clasificaciones que tiene el jaguar por países, para que nos hagamos una idea de su situación real:

En MÉXICO está considerada en peligro de extinción dentro del listado de las ´Especies de Mamíferos del Estado de Durango con Problemas de Conservación´ de la Normativa Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2001 del 2002. En el 2006 se calculaba que quedaban en México entre 100 y 150 de ejemplares. (Según información de Oscar Moctezuma, director de Naturalia, Comité para la Conservación de Especies Silvestres).

En Argentina y Ecuador está considerada en peligro de extinción.

En Perú su situación es vulnerable (Pulido 1991).

Además está incluida en el Apéndice I del CITES.


CARACTERÍSTICAS

El color de la piel varía de amarillo pálido a café rojizo, con manchas blancas en el pecho y parte interna de las extremidades. En todo el cuerpo tiene manchas negras, que en los costados forman rosetas, y que pueden presentar una o más manchas pequeñas (Hoogesteijn y Mondolfi, 1993).

El peso de un jaguar adulto va de 45 a 130 kg dependiendo de la subespecie, pudiendo llegar a pesar 150 kg.

Su longitud es de 1.70 a 2.30 m, y tiene una longevidad de 20 años.

Las crías permanecen con las madres durante los primeros 15 a 24 meses, alcanzando la madurez sexual entre los dos y tres años (Seymour, 1989).

Es un animal solitario, salvo en su periodo de reproducción, y posee hábitos nocturnos. La agudeza de sus sentidos del olfato y el oído y sus habilidades para correr, trepar árboles, nadar y moverse agazapado tras una presa lo convierten en excelente cazador.

El jaguar es considerado un carnívoro oportunista y su dieta depende de la densidad y disponibilidad de las presas (Seymour, 1989). Su dieta incluye mamíferos, aves, reptiles, peces e invertebrados. Sin embargo, en la mayor parte de su área de distribución los mamíferos mayores a un kilogramo, y algunos reptiles y aves, constituyen las presas más comunes (caimanes, monos, cocodrilos, tortugas de agua y tierra y peces) (Seymour, 1989).


AMENAZAS

Como más importante está la amenaza de la pérdida de hábitat de esta P. onca. Las tasas de deforestación elevadas en América Latina, y la fragmentación del hábitat y de las poblaciones de jaguar convierten a esta especie en vulnerable al hombre (Nowell y Jackson 1996).

Además las personas compiten con los jaguares por sus presas, y a los jaguares se les dispara frecuentemente, a pesar de la legislación protectora (Nowell y Jackson 1996).

Al perder hábitat y presas, muchas veces se ven obligados a atacar al ganado, y esto causa que sean perseguidos por los ganaderos.

La vulnerabilidad del jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición desde la mitad del siglo XX en la zona suroeste de EE.UU. y el norte de México (Nowell y Jackson 1996).

La caza comercial y la captura por sus pieles se ha reducido drásticamente desde los 70 gracias a las campañas en contra y a la normativa de CITES (Nowell y Jackson 1996).


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

El jaguar está incluido en el Apéndice I del CITES (Tratado de Comercio Internacional de Vida Silvestre), lo que significa que es ilegal comercializar su piel o cualquier otra de sus partes.

Está totalmente protegido a nivel nacional en toda su distribución, y está prohibida la caza en Argentina, Brasil, Colombia, Guyana Francesa, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela. También hay restricciones de caza en Brasil, Costa Rica, Guatemala, Mexico y Perú (Nowell y Jackson 1996).

Hay zonas protegidas con jaguares.

Dentro de la gran cantidad de proyectos existentes para la preservación del jaguar en su hábitat natural, aquí se mencionan algunos para que veamos la gran importancia de su conservación:

En Panamá existen acuerdos para su mejor conservación como el existente entre la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá y la Wildlife Conservation Society (WCS), fundada en 2004. Se trata de un convenio de cooperación técnica, científica y educativa para generar información biológica sobre jaguares y sus presas que permitan la conservación de esas especies y sus hábitats.

En Costa Rica el WCS mantiene desde 1999 un programa de conservación de jaguares, y lleva a cabo otros pequeños proyectos para la supervivencia del felino en la Reserva Indio Maíz, al sur de Nicaragua y fronteriza con Costa Rica, y en la biosfera del Río Plátano, principal reserva natural de Honduras.

En Argentina La Fundación Vida Silvestre junto al gobierno de la provincia argentina de Misiones y la Administración de Parques Nacionales organizaron la campaña ¡Cuidemos lo nuestro con la fuerza del tigre!. Los objetivos son sensibilizar sobre la problemática y hacer hincapié en las propuestas concretas sobre cómo las personas pueden ayudar (electrónicafácil.net).

En México para lograr la conservación del jaguar y su hábitat, en el 2000 se constituyó el Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación y Manejo del Jaguar. Aquí se analizan las prioridades de conservación, manejo y aprovechamiento sostenible que requiere el Proyecto Nacional de Conservación y Manejo de la especie (PREP) publicado en el 2006.
Adicionalmente, el Jaguar es una de las especies seleccionadas para ser atendidas a través del Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER), por lo cual se encuentra en proceso de inclusión en el Programa de Acciones para la Conservación de Especies (PACE); aquí se plantean una serie de acciones como el establecimiento de un seguro ganadero para atender los conflictos de depredación de ganado, análisis de los movimientos de ejemplares, monitoreo de presas y vigilancia en zonas donde se presentan conflictos con la especie, entre otras. (Información del Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación y Manejo Sustentable del Jaguar).
En Yucatán especialistas de WCS y de México tienen planes de apoyo para la conservación de felinos en la reserva de Sian K'aan, en la sudoriental península mexicana de Yucatán.

En Ecuador La organización Wildlife Conservation Society desde 1999 tiene un programa de conservación de jaguares en cuatro áreas estratégicas: (1) realizando estudios ecológicos de la especie para permitir su posterior manejo, (2) impulsando estudios genéticos, (3) trabajando con el conflicto jaguar-ganado a través de talleres con expertos en jaguares y ganaderos y (4) desarrollando un currículo de educación ambiental para la región para la conservación del jaguar y sus presas.


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA

Lo primero, mencionar que en las fotos podemos ver un mapa en el que aparece en verde su distribución actual, y en rojo su distribución histórica.

Antes su área iba desde la zona de California, Texas y Nuevo México, en los actuales Estados Unidos, hasta Chubut, Argentina, pero el jaguar ha sido exterminado por el hombre hasta reducir su área a las zonas más selváticas o inaccesibles.

Actualmente es visible en sitios poco habitados, normalmente zonas selváticas, desde el estado de Texas (en EE.UU.) hasta el norte de Argentina. Se sabe que en Argentina hoy aún se encuentran ejemplares, y en Texas apenas se encuentran unos pocos ejemplares en reservas cercanas a la frontera del Río Bravo. Su refugio más extenso se ubica en la Selva Amazónica. Sólo es abundante en Centroamérica y en el Amazonas. Está extinto en Uruguay y en El Salvador, además su situación es crítica en numerosos países de su distribución.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CARNIVORA

Familia: FELIDAE

Nombre científico del jaguar: Panthera onca

Autor de la especie: Linnaeus, 1758

Nombre común: Inglés y Francés: Jaguar


SUBESPECIES

El jaguar tiene nueve subespecies:

P.onca onca
P. onca peruviana
P. onca hernandesii
P. onca centralis
P. onca arizonensis
P. onca veraecrucis
P. onca goldmani
P. onca palustris
P.a onca paranaensis

Animales en extinción (Uruguay)

Uruguay

extincion


Nutria gigante (Pteronura brasiliensis)

Las nutrias son mamíferos carnívoros de la familia de los mustélidos que comprende 13 especies dentro de 7 géneros, encontrándose nutrias por prácticamente todo el mundo. Sin embargo, algunas de ellas están amenazadas como es el caso de la nutria gigante.

Esta es una de las nutrias más amenazadas de Latinoamérica ya que ha sido severamente perseguida por su piel y ya se encuentra localmente extinta en muchas zonas de su distribución original.

La población total en estado salvaje se estimó entre 1000 y 5000 ejemplares en 2006, pero nuevos estudios son necesarios para acotar esta cifra.

Teniendo en cuenta que tres generaciones de nutrias equivalen a 20 años, la IUCN ha calculado que la aceleración de la destrucción del hábitat y su degradación son actualmente la mayor amenaza de la especie, y que puede llevar a una reducción futura del tamaño de la población en un 50 % en los próximos 20 años (contando a partir de 2004.

La nutria gigante (Pteronura brasiliensis) se encuentra en las tierras bajas tropicales de casi todos los países sudamericanos, y es la única de su género.


CARACTERÍSTICAS

El color de su piel varía entre el marrón claro y el color café muy oscuro, con una mancha en el cuello que varía entre el color crema y el blanco. La forma de esta mancha es característica de cada nutria y por lo tanto se puede usar para identificarlas.

Debido a que pasan gran parte de su tiempo en el agua, las nutrias poseen membranas interdigitales en sus patas las cuales utilizan para maniobrar e impulsarse en nado lento. Para nado rápido se impulsan exclusivamente con su cola. Nunca mezclan los dos (patas y cola) al nadar.

La nutria gigante tiene muchas adaptaciones a la vida anfibia, incluyendo una densa piel, una cola palmeada, y sus patas con membranas interdigitales. Tiene la cabeza redonda, con ojos grandes, orejas pequeñas y una nariz similar a la nuestra. Pueden cerrar sus fosas nasales bajo el agua, pudiendo permanecer sumergidas hasta 6 minutos sin salir a la superficie para respirar.

Tiene los bigotes altamente sensibles, permitiéndole realizar un seguimiento en los cambios de presión del agua y de las corrientes que les ayuda a detectar a las presas. Su sentido de la vista y del olfato también son excelentes.

Esta nutria se llama gigante por su tamaño, ya que se han llegado a obtener pieles de 2 metros y medio de largo de cazadores. Su media es de 1,2 a 2 metros, siendo los machos normalmente más grandes que las hembras y más anchos en el cuello, lo que, aunque no es un método muy fiable, a veces se utiliza para sexar. Su gruesa cola mide aproximadamente 55 cm.

Pesan 29 kg., igual que un perro grande.

La esperanza de vida es de ocho años, y en cautividad es de 17, con un registro de 19 años.

Estas nutrias animales muy activos durante el día, sociables y juguetonas. Las actividades sociales incluyen el aseo, la caza, el descanso y la comunicación.

Tienen territorios que patrullan y pertenecen a grupos familiares de hasta ocho individuos, formados por una pareja y sus hijos abarcando hasta la tercera generación. Normalmente los hermanos mayores cuidan de los pequeños hasta que estos alcancen una edad para formar su propio clan. Llegado este momento las nutrias se vuelven más vulnerables, ya que son expulsadas del grupo y deben de moverse solas hasta que encuentren una pareja.

Solo crían una vez al año generalmente durante la estación de sequía. Tras un tiempo de gestación de 65 a 70 días nacen de 2 a 5 crías (normalmente 2). Dan a luz a las crías ciegas en las madrigueras subterráneas. Los machos participan en la cría ya que la cohesión familiar es muy fuerte. Las crías abren los ojos a las cuatro semanas, comienzan a caminar a la quinta semana, y nadan bien a las 12 o 14 semanas. Son destetados a los nueve meses, y poco después ya cazan con éxito. Alcanzan la madurez sexual a los dos años.

Tienen madrigueras subterráneas cercanas a los ríos, y de una cinco letrinas comunales que se colocan a lo largo del territorio. El territorio lo marcan con el aroma de la secreción de sus glándulas anales.

Los troncos de árboles caídos sobre los ríos y cochas son los lugares de descanso preferidos.

Sus enemigos naturales son los hombres principalmente, aunque pueden ser atacados por anacondas, jaguares y caimanes.

Son animales muy curiosos y no demuestran temor.
br> Aunque no se sabe mucho al respecto, se tiene conocimiento de que a veces las nutrias gigantes se asocian con el delfín rosado (Inia geoffrensis) para realizar faenas de pesca conjuntas.

Su ciclo vital es altamente dependiente de las migraciones estacionales de sus presas, siendo sus preferidas de la familia de los barbos, percas y characines. Cuando no abundan, se alimentan de crustáceos, pequeñas serpientes y pequeños caimanes incluso.

Los peces con los que se alimenta son cazados con cierta facilidad gracias a sus bigotes que le sirven para detectar a sus presas, a las membranas interdigitales que le permiten un nado veloz y a la forma aerodinámica de su cuerpo largo y achatado, así como a su cola que le sirve de remo y timón.


NOMBRES

Estas nutrias reciben una gran cantidad de nombres dependiendo del país al que nos dirijamos; estos son algunos de ellos:

Argentina: Lobo Gargantilla, Ariraí;
Brasil: Ariranha, Lontra Gigante;
Bolivia: Londra;
Colombia: Lobo de Río, Ariraña, Colón (Amazonía); Perro de Agua (Orinoquía);
Ecuador y Perú: Lobo del Río, Arirai;
Guyana: Giant Brazilian Otter, Giant Otter;
Guayana Francesa: Loutre Géante;
Paraguay: Lobope;
Surinam: Grote Waterhond, Watradagoe;
Uruguay: Lobo de Río Grande;
Venezuela: Perro de agua


VOCALIZACIONES

Aunque no se han realizado investigaciones detalladas acerca de los distintos sonidos emitidos Staib (2005) identifica y describe diferentes tipos de sonido como son:

Sonido de advertencia, el cual es parecido al resoplar de un caballo, el sonido es emitido cuando un individuo se encuentra en situación de peligro.

Grito de alarma, son gritos muy fuertes y agudos, es parecido al sonido de advertencia, se produce en situaciones de peligro reales o imaginadas.

Grito de súplica, son gritos variables en cuanto el volumen y tono de voz, son sonidos agudos e intensos que pueden llegar a durar mas de 15 segundos, se produce cuando las crías y nutrias subadultas reclaman pescado a las nutrias mayores del grupo.

Gruñido, típico de carnívoros equivale al gruñir de un perro, es un sonido de amenaza frente a otros integrantes del grupo.

Chillidos de crías, chillidos agudos no muy fuertes se producen por las crías cuando estas son llevadas en el hocico de sus otras nutrias en la mudanza de una madriguera a otra.

Llamada de perdido, se parece al grito de súplica y es bastante fuerte, se produce cuando un individuos a perdido contacto con el grupo.

Llamada de vámonos, es una llamada breve, con incremento de la agudeza del tono final, se emite la mayoría de las veces por la hembra reproductiva, cuando el grupo se ha reunido.

Murmullo de contacto, murmullo bajo, grave y monótono, ocurre cuando los integrantes del grupo se encuentran cerca unos a otros y la situación es relativamente relajada.


HÁBITAT Y ÁREA GEOGRÁFICA

Es endémico de Sur América. Al norte su distribución llega hasta cerca del mar Caribe, aunque no lo incluye. Al sur su distribución llega hasta Argentina, aunque las poblaciones de Argentina y Uruguay se consideran extinguidas. La especie no se encuentra en Chile. La mayoría de ejemplares se encuentran en la Amazonía brasileña y las regiones limítrofes de estas zonas.

Los países donde se encuentra son por tanto: Bolivia; Brasil; Colombia; Ecuador; Guayana Francesa; Guyana; Paraguay; Perú; Surinam; Venezuela; y tienen presencia incierta en Argentina y Uruguay.

En relación a la altitud, solo habitan en tierras bajas que no superan los 1000 msnm, dentro de las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco y Paraná.

Esta es sin duda la más grande de todas las nutrias y se sabe que habitan en grandes ríos, arroyos, lagos y pantanos en zonas de curso lento.

En un estudio a largo plazo en el Perú, se las ha encontrado en la mayoría de los sistemas fluviales en la parte sudeste del país, con la excepción de los situados cerca de la Cordillera de los Andes donde la corriente es mayor debido a la pronunciada pendiente.

Estudios en Surinam han mostrado una preferencia por el agua de arroyos y ríos con arena abundante o fondos rocosos.

Las zonas con estas características, que ademñas presenten grandes densidades de peces, y que tengan densa vegetación, son las preferidas por las nutrias.

En ocasiones se ven en canales agrícolas y depósitos de pequeñas presas

La subespecie P. b. brasiliensis se distribuye por el norte de su rango, incluyendo en Orinoco y Amazonas, y los sistemas fluviales de Guiana. Al sur encontramos a P. b. paraguensis o P. b. paranensis, en zonas de Paraguay, Uruguay, sur de Brasil y norte de Argentina, aunque se piensa que aquí ya se ha extinguido. Esta subespecie es tal vez más pequeña y gregaria, con una dentición algo diferente y diferentes morfología del cráneo. Según Carter and Rosas, en una revisión de las subespecies en 1997, las diferencias no son tan evidentes. Según el biólogo Nicole Duplaix la división de subespecies tiene un dudoso valor.


AMENAZAS

Esta especie está en peligro debido a la disminución de la población en el futuro por culpa del declive de su hábitat por la pérdida y explotación del mismo.

Mientras en el pasado, la caza indiscriminada y sin ningún miramiento por su piel estaba al orden del día y afectó fuertemente a estas grandes nutrias, actualmente han aparecido otras amenazas antropogénicas como el aumento de la colonización de las zonas de selva tropical.

Las estadísticas muestran que entre 1959 y 1969 en Brasil se obtenían de 1000 a 3000 pieles al año. La especie se diezmó hasta tal punto que se calcula que quedaban 12 12 en 1971. La prohibición de caza redujo significativamente la caza pero no acabó con ella; en los 80 una piel costaba 250USD en el mercado europeo. La caza ilegal por sus pieles sin embargo no ha cesado, y continúa en algunas regiones. Por ejemplo, en 1991, el tráfico ilegal de pieles se confirmó en Argentina, aunque lo más seguro es que fueran importadas teniendo en cuenta las bajas poblaciones de nutrias en el país.

Los habitantes de las zonas también las cazan para alimentarse de su carne y utilizar su piel para abrigarse, esta sería una caza de subsistencia.

También mueren muchas por culpa de la tala y la minería, ya que indirectamente los trabajadores agotan recursos pesqueros y las nutrias después no tienen con qué alimentarse.

También surgen conflictos con los pescadores por la reducción de las poblaciones de peces, aunque los estudios han demostrado que las especies de las que se alimentan las nutrias y las especies de interés comercial apenas se solapan.

La destrucción de los bosques, lo que conlleva la erosión del suelo y la disminución de la abundancia de presas, así como la caza excesiva y la caza ilegal de la nutria están relacionados con la inevitable colonización humana de las zonas circundantes a los ríos. A más accesibilidad, más interacción.

Además, la entrada en contacto con especies como los perros han introducido en las poblaciones enfermedades como el moquillo y el parvovirus, una gran amenaza yaque es una enfermedad antes desconocida para ellos.

En las zonas de minería de oro, los peces están contaminados del mercurio usado para separar el oro de la roca. El mercurio se acumula en el cuerpo, y luego va ascendiendo por la cadena alimentaria ya que se acumula en los animales que se alimentan de presas contaminadas. El transporte aéreo del mercurio también hace que afecte a largas distancias.

Por otro lado tenemos la minería de petróleo y minerales que se expande por las zonas vírgenes de la selva afectando al hábitat de la nutria.

Dentro de las áreas protegidas el aumento del turismo podría cambiar el comportamiento normal de las nutrias ya que estas podrían abandonar sus territorios por miedo o estrés antes las personas; además esto podría suponer una menor supervivencia de las crías.

En Colombia el uso mas registrado actualmente en la zona de Puerto Carreño por Velasco (2004) es el de tenerla como mascota. Además se les utiliza en ocasiones como parte de rituales por parte de grupos indígenas de la etnia Achuar, en la amazonia ecuatoriana, entre quienes era llamada Wankanim lo que traduce gente del río. Un pedazo de cuero de la especie en la frente del chamán informaba respecto al lugar donde estaban los peces (com. pers. Víctor Utreras 2004).


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Están incluidas en el Apéndice I de CITES y en la ley de especies amenazadas de Estados Unidos (United States Endangered Species Act) como especie en peligro.

Tras una investigación realizada entre 1991 y 1995 en la Reserva de la Biosfera del Manu, Perú, se comprobó la existencia de tan sólo 60 a 65 ejemplares, a pesar de que esa zona es una de las más biodiversas del país. Esto lo llevó a etar incluida en el D.S. Nº 013-99-AG del 13 de mayo de 1999 como amenazada y a que se le protegiera en diversas unidades de conservación como el Manu, Bahuaja Sonene, Yanachaga Chemillén, Pacaya Samiria y Tambopata. En 2004, Perú creó una de las mayores áreas de conservación en el mundo, Parque Nacional Alto Purús, con una superficie similar en tamaño a Bélgica. El parque alberga muchas especies en peligro de extinción de plantas y animales, incluida la Nutria Gigante, y posee el récord mundial de diversidad de mamíferos.

Los humedales de Bolivia ocupan entre todos un tamaño más grande que el de Suiza con áreas protegidas de agua dulce donde también hay nutrias.

En Colombia también está en peligro de extinción y está protegida de manera completa junto con la nutria neotropical a través de la Resolución 574 de Julio 24 de 1969 (INDERENA). Posteriormente, se confirmó la prohibición de caza con la Resolución 848 de Agosto de 1973, aún vigente.

El Zoológico de Filadelfia abrió la primera exposición en América del Norte de nutrias gigantes con el fin de aumentar la sensibilización del público. Además, se creó un santuario para nutrias gigantes y otras especies nativas en peligro de extinción por la en 1995.

Hay muchas más actuaciones para proteger y conservar a estos graciosos animales terrestres, pero a los que les encanta nadar en aguas limpias y llenas de peces.

Algunas de las medidas que se realizan en toda Sudamérica son las siguientes:

1- continuar la evaluación de las relaciones predador-presa, incluidos los conflictos con los pescadores.

2-evaluar los efectos positivos y negativos del turismo en diferentes hábitats y aplicar directrices de gestión con el fin de maximizar los beneficios.

3-fomentar el desarrollo de una investigación a largo plazo y el proyecto de conservación en los Llanos de Venezuela de Colombia

4-Llevar a cabo colaboraciones entre científicos de campo, zoológicos y laboratorios genéticos para evaluar el uso potencial de las herramientas de análisis genéticos en la nutria gigante en la investigación


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CARNIVORA

Familia: MUSTELIDAE

Nombre científico de la nutria gigante: Pteronura brasiliensis

Autor de la especie: (Gmelin, 1788)

Nombre común:
Inglés: Giant Otter, Giant Brazilian Otter
Francés: Loutre Géante Du Brésil

fauna

Animales

Animales en extinción (Uruguay)

Uruguay

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Fuente: http://animalesextincion.org/URUGUAY