Aprenda a mover objetos con la mente


Su energía psíquica no tiene límites, solo debe animarse a descubrirla. Practique los ejercicios que le proponemos, tenga fe en usted mismo y lo logrará.


Aprenda a mover objetos con la mente


La telequinesis es la habilidad con la cual se pueden mover objetos sin contacto físico, solo con la energía de la mente. Dicen que toda persona el potencial para usar la telekinesis.

Esta habilidad es completamente natural, el hombre primitivo la utilizaba instintivamente como una forma de supervivencia, pero para lograr desarrollarla hay que proporcionarle tiempo, práctica y paciencia para poder controlarlo.

Obstáculos a vencer

La duda. La telekinesis es real y es un fenómeno natural. Debe tratar de aceptar ésto como un dogma, porque la duda es como un muro entre usted y la telekinesis. Salte esa pared y déjela atrás. No sea escéptico, sobre todo cuando se trata de explorar el poder de la mente.

La lógica. Es verdad que vivimos en un mundo práctico y en la vida cotidiana debemos tratar de razonar las cosas. Pero ahora no es el momento. Deje la lógica a un lado y entréguese por completo a la experiencia.

Malas razones. ¿Por qué y para qué quiere desarrollar esta habilidad? Sus razones deben ser positivas y sus intenciones, puras. Si quiere dañar a alguien o sacar beneficios económicos de su talento o impresionar a sus amigos, olvídese. Aprenda telekinesia para ejercitar su mente, para cambiar su realidad. No busque gloria barata.

Concentración deficiente. Meditar y focalizar la mente es esencial para lograrlo. Debe luchar a brazo partido contra la dispersión.

Técnica para doblar tenedores y cucharas

Este ejercicio es una buena forma de comenzar a ejercitar los poderes de la mente. La concentración psíquica consciente puede vencer la resistencia del metal. Hay quienes afirman que ésto no es estrictamente telekinesia, ya que se produce un contacto físico sobre el utensilio, pero es una excelente ejercitación, que lo puede llevar a la telekinesia propiamente dicha.

1) Elija un utensilio.

2) Sosténgalo en una mano, en una posición que le resulte cómodo.

3) Siéntese, respire de modo natural y relájese.

4) Vacíe su mente de todo pensamiento.

5) Con los ojos cerrados, frote suavemente sus dedos en la superficie del objeto.

6) Sienta esa superficie. Procure percibir las moléculas, los átomos, la energía.

7) Esto puede requerir varios intentos, pero finalmente logrará percibir esa energía. En el preciso instante en que lo sienta, el objeto se doblará.

Nota: Nunca aplique la fuerza.

¿Cómo mover objetos sin tocarlos?

Este ejercicio si que es estrictamente telekinésico, ya que solo la mente está involucrada en el proceso. Es mejor que elija objetos pequeños al principio (una piedra, una fruta, etc.) y luego, a medida que vaya registrando progresos, pase a otros más grandes.

Concentresé y pruebe

1.- Cargue su cuerpo de energía, respirando profundamente hasta alcanzar un estado de relajación. No se apresure. Estírese, como si se desperazara.

2.- Siéntese cómodamente frente a una mesa coloque una piedra frente a usted. La piedra debe ser el único objeto sobre la mesa.

3.- Fije su mirada en la piedra.

4.- Cierre los ojos y visualice esa piedra frente a usted, reproduciendo mentalmente la forma, el color, los detalles de la roca.

5.- Visualice su energía, saliendo su cuerpo influyendo hacia la piedra.

6.- Concentre su mente en mover la piedra hacia la izquierda, utilizando el poder de la mente.

7.- Concentre su mente en mover la piedra hacia la derecha.

8.- Concentre su mente en mover la piedra hacia el centro.

9.- Concentre su mente en mover la piedra hacia delante.

10.- Concentre su mente en mover la piedra más lejos.

11.- Concentre su mente en mover la piedra nuevamente hacia el centro.

12.- Abra los ojos.

El arma secreta de la KGB

Nina Kulagina, era una rusa que aseguró tener enormes poderes psíquicos, especialmente en telequinesis. Fue investigada por la URSS durante los últimos 20 años de su vida.

Una de los experimentos más celebrados de Nina tuvo lugar en el laboratorio de Leningrado, el 10 de marzo de 1970. Habiendo estudiado primero la habilidad de mover objetos inanimados, los científicos tenían curiosidad de ver si las habilidades de Nina podían ser utilizadas en las células, los tejidos y los órganos. Sergeyev junto con otros científicos presenciaron cuando Nina intentó utilizar su energía para detener el latido del corazón de una rana. Ella se concentró intensamente en el corazón de la rana y aparentemente le hizo latir más rápido, luego muy lentamente, y utilizando en extremo sus habilidades, lo detuvo.







Comenten