Llevamos tiempo mostrando creativos e innovadores envases biodegradables y eco-friendly para contribuir con el medio ambiente reduciendo los residuos, pero en realidad, lo que resulta más eficaz es hacer envases con materiales comestibles para que así no se tenga que tirar nada de nada. No se trata de un concepto nuevo, sin ir más lejos, los conos de helado o estos vasos de chupito de hielo. En este caso, se trata de otro tipo de vaso, pero hecho de gelatina y con sabor.

Vasos biodegradables comestibles

Quizás sea uno de los envases biodegradable más exquisitos y golosos que existen, pero su función ecológica resulta igual de atractiva que su función alimentaria. Estos vasos para refrescos están diseñados por la agencia neoyorquina The Way We See The World (los mismos que idearon este pañuelo para guardar el iPhone, del que ya hablamos en su día en Monkeyzen), pensados para sustituir los envases de plásticos de las fiestas y perfectos para combinar el sabor de la comida con el del vaso.

Los vasos de Jelloware están fabricados con gelatina vegetal (un alimento muy utilizado en la cocina japonesa) y la idea de The Way We See The World es que se pudiera comercializar en distintos sabores (incluso idearon una campaña para Absolut titulado Absolut Jelloware Edible, donde cada vaso estaría vinculado a los distintos sabores de su colecció nde sabores de vodka)


comestibles

Una idea muy divertida de jugar con la comida y los sabores al mismo tiempo que estar comprometidos con el medio ambiente. Aunque tenerse que comer un vaso cada vez que te apetece tomar algo o beber agua no sé si apetece cuando no tienes mucho apetito.



vasos



F!