Baño en cama hospitalario

[size=12]
¿Qué es el Baño en Cama?
[/size]

El Baño en Cama es una técnica de Enfermería (ciencia o arte de cuidar), bastante sencilla, que se realiza en hospitales y centros geriátricos a la hora de practicar el aseo total a una persona, que por su estado de salud, no puede abandonar la cama.
Aunque la profesión de Enfermería, ya sean Diplomadas o Auxiliares, es la encargada de cuidar a los enfermos en hospitales y centros geriátricos, a la hora de realizar el baño en cama, con frecuencia la persona que ha caído enferma, prefiere que sea alguien más allegado (su mujer, su hijo o hija) quien le ayude a asearse. También es posible que nos veamos en la necesidad de cuidar en casa con nuestros propios recursos, a un familiar anciano. Para colaborar de alguna manera en estas difíciles situaciones es para lo que he diseñado esta página, intentando describir esta técnica para conocimiento de todo aquél que pueda necesitarla.

A modo de anticipo os diré que la técnica consiste básicamente en ir enjabonando, enjuagando y secando a la persona encamada por partes para no enfriarla demasiado, protegiendo simultáneamente la cama para no mojarla y cambiarle finalmente la ropa usada de la cama por otra limpia, todo esto sin tener que levantarlo y en aproximadamente 15 minutos. ¡ES FACIL, SIGUE LEYENDO!

¿Para qué sirve?


El aseo corporal es una necesidad básica del ser humano. Son evidentes las ventajas físiscas, psíquicas e incluso sociales que conlleva el estar aseado. Ya sea cuando nos damos un baño relajante o una ducha estimulante, la hora del aseo es un momento de intimidad muy gratificante sobre todo para nuestra piel.
En el caso de una persona encamada, privada de la posibilidad de movimiento, a los beneficios propios de la higiene, se le añade la necesidad de procucarle un poco de comodidad, de inducirle al sueño, de proporcionarle buen olor , de activar su circulación, de mantener cuidada su piel y sobre todo para prevenir las úlceras por decúbito. Las úlceras por decúbito representan uno de los mayores peligros para una persona que debe permanecer encamada por un largo período de tiempo. Consiste en heridas ulcerosas difíciles de curar, que aparecen en zonas de presión o roces. Son favorecidas por la humedad y la mala circulación. La práctica de una baño en cama diario, permite disminuir el riesgo de padecerlas y supone una oportunidad inmejorable de observar con detenimiento el estado de la piel de la persona encamada que estamos cuidando.

¿Quién debe aprender a realizar el baño en cama?


Cualquier persona que se vea en la necesidad de cuidar a un anciano o bien a un enfermo llimitado en sus movimientos podrá apreciar las ventajas de esta sencilla técnica que facilita en gran medida el aseo corporal. Esta técnica, correctamente aplicada, supone reducción del esfuerzo por parte del cuidador y garantiza el mantenimiento y buen estado de la piel de la persona cuidada.
El baño en cama puede realizarlo una sóla persona, tal y como se describe en este documento, pero resulta mucho más cómodo, rápido y eficaz con dos personas situadas a ambos lados de la cama que se vayan alternando las tareas.

¿Cuándo realizarlo?


Es conveniente realizar el baño en cama todas las mañanas, antes del desayuno, o bién todas las noches antes de disponerse a dormir. También será necesario realizarlo cada vez que la persona cuidada o bien la cama, se manche o se moje. En momentos de nerviosismo e intranquilidad, esta técnica puede proporcionar cierta relajación y bienestar a la persona encamada.

¿Con qué materiales debemos contar?


Una toalla grande.
Dos toallas medianas.
Dos manoplas o esponjillas.
Jabón líquido.
Dos palanganas con agua caliente.
Gasas y torundas.
Peine.
Cepillo de uñas.
Ropa limpia de la persona cuidada.
Ropa límpia de la cama y salvacamas.

¿Cómo hacerlo?


Preparar todo lo necesario, poniéndolo a mano y ordenando la ropa de la cama en el orden en el que se va a usar.
Pedir la colaboración de la persona que estamos cuidando.
Comprobar que la temperatura de la habitación sea adecuada y haya intimidad.
Ofrecer a la persona cuidada la posibilidad de orinar antes del baño, proporcionándole en su caso la cuña o el orinal.
Realizar el aseo de la boca si es necesario.
Retirar las ropas de la cama tapando a la persona cuidad con la toalla grande.
Retirar la almohada, si la persona soporta estar sin ella, si no dejarla puesta.
Situarse a un lado de la persona cuidada.
Quitar el camisón o pijama manteniendo la toalla grande sobre el cuerpo para no se enfrie.
Llenar las palanganas de agua caliente. Echar en una de ellas el jabón líquido. Introducir una esponja en cada palangana. Una será utilizada para enjabonar y la otra para enjuagar; tendremos cuidado de no intercambiarlas.
En el momento en el que el agua de cualquier palangana esté sucia o la de enjuagar se llene de jabon, la cambiaremos por agua limpia.
Poner una toalla pequeña cruzando el pecho y lavar la cara, el cuello y las orejas con la esponja de enjuagar. es mejor no usar jabón en esta zona.
Secar muy bien cara, orejas y cuello con la otra toalla.
Levantar el brazo más cercano a nosotros y poner la toalla pequeña que estaba en el pecho debajo de él. Esta toalla servirá para evitar humedecer la cama a lo largo del baño en cama.
Sosteniendo el brazo por encima de la muñeca, lavar el hombro, la axila y el brazo; enjabonando, enjuagando y secando.
Poner la palangana de jabón sobre la cama e introducir la mano de la persona cuidada en ella. Enjabonar muy bien, haciendo hincapié en las uñas y entre los dedos. Enjuagar y secar.
Realizar la misma maniobra con el otro brazo.
Descubrir la zona del pecho doblando por la mitad la toalla grande que cubría a la persona cuidada, enjabonar y enjuagar esa zona. Secar muy bien, sobre todo debajo de las mamas de la mujer.
Tapar el pecho y descubrir el abdomen doblando la toalla ahora sobre el pecho. Enjabonar, enjuagar y secar con movimientos circulares para estimular los movimientos intestinales, hacer hincapié en el ombligo.
Descubrir totalmente la pierna más cercana a nosotros y colocar la toalla protectora debajo de ella. Enjabonar, enjuagar y secar muslo y pierna.
Colocar la palangana con jabón a los pies de la persona cuidada y si la persona cuidada puede doblar la rodilla, introducirle el pie dentro para enjabonarlo. Hacer hincapié en las uñas y entre los dedos. Enjabonar y secar muy bien. Si los pies o las uñas de los pies de la persona están en muy mal estado, se recomienda hacer un aseo especial de pies.
Repetir la operación completa con la otra pierna y con elotro pie.
Pedir a la persona cuidada que se vuelva sobre un lado de tal forma que nos muestre la espalda. Ayudar a la persona si lo necesita en este movimiento y asegurarse de que está estable y no se puede caer. También puede colocarse boca abajo si lo desea.
Colocar la toalla protectora, sobre la cama, a lo largo de la espalda del paciente. Enjabonar, enjuagar y secar la espalda y las nalgas utilizando movimientos largos y circulares.
Realizar un masaje de espalda.
Volver de nuevo a la persona cuidada sobre su espalda y lavar la región genital. A veces es necesario realizar un aseo especial de genitales pero la mayoría de las veces bastará con enjabonar, enjuagar y secar muy bien las ingles y la zona genital externa.
Terminado el aseo, vestir a la persona cuidada y hacer la cama de limpio con la técnica de la cama ocupada.
Peinar el pelo, echar colonia. Si es necesario realizar el aseo del cabello.
Colocar la almohada y poner a la persona cuidada en una posición cómoda.

¡Ten cuidado con...!


Cambiar el agua cada vez que se ensucie, se enfrie o se llene de jabón.
Secar muy bién las zonas entre los dedos de manos y pies, el ombligo, las axilas, los pliegues mamarios de la mujer, las ingles y el debajo del escroto de los hombres.
Si la persona cuidada puede colaborar, potencia en la medida de lo posible que ella se lave las zonas más personales como son la cara y los genitales.
Procura que el baño no dure más de quince minutos.
Oberva cuidadosamentela piel de la persona cuidad en busca de signos de úlceras por decúbito.
Aprovecha este momento de intimidad para dialogar con la persona que estás cuidando, interesándote por sus preocupaciones y por su estado emocional.



Espero les sirva pa su tarea de enfermeriia en mi caso de tecnologia en el sluis soi el robertillo el sonic !!!!! x si laguno d mi grado encuentra este post

3 comentarios - Baño en cama hospitalario