Que tanto sabes de esto ?.... En verdad te gusta leer ?.... si es asi y quieres que cambie el modo de como vez tu mundo, que las situaciones negativas que vives todos los dias desaparezcan ... lee esto, te lo recomiendo .

Reciban saludos con gran afecto !.





El Dr. Dyer nos dice también en su libro que nos encontramos en la baja densidad ciclos debido a que hemos dado demasiado poder a nuestros sentidos (ojos, oidos, tacto, olfato etc), él dice que éstos sentidos pertenecen al mundo de las frecuencias bajas y por ello no podemos dejar toda nuestra conciencia en manos de nuestros sentidos o confiar totalmente en lo que ellos nos permiten observar o percibir, debemos creer en lo invisible, en lo que no podemos oír y en lo que no podemos tocar aún.

Por eso es importante mantenerse alerta a las vibraciones que ofrecemos, ya sea negativas o positivas, obtendremos mas de ellas, todo el tiempo estamos enviando vibraciones externas, que no se ven y no percibe el ojo humano.

Por ejemplo al observar una flor o un paisaje hermoso ofrece una vibración de alta intensidad y por el contrario cuando te concentras en un hecho que molesta o te hace sentir depresión, enojo, escacez etcétera, ofrece una vibración de baja frecuencia.

LEY DE LA ATRACCIÓN:
APRENDA A APLICARLA
Antes de que esta ley pueda funcionar, usted necesita estar agradecido con su presente condición sin importar cómo sea, sólo así recibirá las cosas que desea.
Para que todo se cumpla en su vida, siga las siguientes recomendaciones:

Acepte con gratitud su presente
Agradezca su condición actual cada mañana al despertarse y en las noches antes de dormir.
Olvide el pasado para poder comenzar de nuevo, aprecie el presente y trabaje para ser mejor.
Recuerde que el universo le da todo aquello que desea, por eso conviene estar agradecido, sólo así el resultado será satisfactorio.

Atraiga lo que desee
Una vez que acepta su condición actual, reflexiona y da gracias al universo por las cosas que vienen a usted, entonces pasa a otro nivel.
Usted puede atraer lo que desea de forma rápida cuando el universo conoce sus deseos.
Tal como sucede con los imanes que pueden atraer cosas a cierta distancia, usted también tiene este poder, sólo necesita poner atención a sus pensamientos y deseos.
Aprenda a pedir las cosas con todas sus fuerzas, se requiere de fe y una actitud positiva para que el universo conspire a su favor.

Promueva la Ley de la Atracción
En la medida que obtenga las cosas que quiere, es necesario instruir a otras personas para aplicar esta ley, de este modo, se obtiene también la abundancia.
Sea agradecido, ayude y comparta con los demás el secreto que lo llevó a conseguir las cosas que tiene.

Ley de la Atracción en tres pasos
De acuerdo con Abraham Hicks, autor del libro La Ley de la Atracción, los seres humanos están hechos de partículas vibrantes de energía que componen a todo el Universo y el proceso de la Ley de Atracción se cumple con tres pasos: Pedir, Creer y Recibir.

1.- Pedir y atraer lo que piensa
Los pensamientos y sentimientos son la base para atraer lo que más quiere.
Lo que piensa es lo que atraerá, si visualiza algo que desea, atraerá más de lo mismo y encontrará la felicidad.
Enfoque su atención en algo para obtenerlo, para lograrlo, lo primero es tener una visión clara y reconocer en qué están enfocados sus pensamientos.
Si lo que se viene a la mente es lo que no quiere, cambie de pensamientos por medio de esta pregunta: Si bien, esto es lo que no quiero, ¿qué es lo que quiero?

2.- Creer
Una vez que su proceso de pensamiento y enfoque hacia lo que desea ha sido creado, debe sustentarlo con creer en ello.
Mantenga una creencia fuerte, de este modo agregará sentimientos a sus pensamientos, se sentirá bien con lo que quiere y elevará la vibración para atraerlo.

3.- Recibir
Es la parte más difícil del proceso de atracción e involucra el hecho de permitir que sucedan las cosas.
Elimine toda clase de resistencia o duda para aceptar y recibir lo que más desea en su vida.
Piense en que todo es posible y evite cualquier actitud pesimista.

COMPETENCIAS
Principios de la Ley de Atracción
La Ley de la Atracción está conformada por principios basados en la Física Cuántica, que establecen el poder del pensamiento como energía para atraer algo.

Algunos exponentes de esta ley coinciden en que la gente debe practicarla con estos principios básicos:

CONOZCA con exactitud qué es lo que desea y pida al universo por ello. El universo puede ser cualquier cosa, desde Dios hasta una fuente de energía desconocida, basta depositar la fe en este elemento para que su petición se cumpla. La clave es pedir con un lenguaje directo, simple y convencido.

ESTABLEZCA prioridades en su vida. Aprenda a decidir qué es lo más importante de atraer, ponga en una balanza las cosas materiales o los valores espirituales.

ENFOQUE su pensamiento sobre lo que más quiere con un gran sentimiento de entusiasmo o gratitud. Mantener una actitud positiva, llena de fe y fortaleza emocional, es la base para atraer cualquier cosa.

CREA Y SIENTA que las cosas deseadas ya están en su vida. Crea con fe a nivel consciente e inconsciente, esto influirá de manera directa para atraer con fuerza lo que pide, ya que se visualizará desde antes en esta situación.

SEA ABIERTO a recibir. Recuerde agradecer siempre las bendiciones que llegan hacia su vida, reciba con una actitud optimista cualquier cosa.

MANTENGA la práctica en esta ley. Trabaje en ella de forma diaria por unos cuantos minutos, véase a usted en una escena final, evite los detalles u obstáculos que le impiden llegar o atraer lo que desea, visualícese siempre disfrutando de algo en particular.

Usted tiene el poder de atraer cualquier cosa, basta pedirlo con todas sus fuerzas, creer en que llegará a su vida y recibirla mediante una actitud de agradecimiento.
La actitud ha sido calificada por los mas grandes hombres de nuestro mundo como el 99% que se requiere para triunfar en cualquier área de nuestras vidas, pero ¿de donde proviene la actitud? La actitud proviene del pensamiento y de la manipulación de nuestras emociones.

A esta táctica de manipular las emociones se le llama también fe ciega y Jesucristo enseñó mucho acerca de este principio de la fe y dijo que todo "lo que pidáis al padre hacedlo creyendo (con el corazón o sea sintiendo) que lo recibiréis" que es lo mismo que hemos venido estudiando, el creer que ya has recibido lo que pediste incluye, sentir el alivio que sentirías si ya lo tuvieras en este momento, sentir el agradecimiento, la alegría y todo lo que implica.

Todo lo que buscamos o anhelamos los seres humanos es con el principal objetivo de sentirnos bien, el dinero, el amor, el lujo, comodidades, autos, casas, libros, viajes, un buen empleo; todo, todo es por sentirnos bien por ser felices, pero erróneamente buscamos primero estas cosas para poder sentirnos entonces, felices y estamos haciendo todo al revés, si tan solo buscáramos la felicidad todas las demás cosas nos serían dadas por añadidura.

Paso #1: Pedir. Todas las tradiciones, filosofías o religiones están de acuerdo con que hay un ser superior a nosotros que nos rige, a quien puedes enviar una orden y te responderá.
Hasta en la Biblia hay un pasaje que dice: “Pide, y se te concederá”. Incluso los sabios inventaron cuentos para enseñarnos este principio y ¿recuerdas a Aladino y su lámpara mágica donde salía un genio que decía: “Tus deseos son mis órdenes”?
El universo está diseñado para proveerte todo lo que quieras, sólo tienes que pedirlo. Una vez que tengas claro qué es lo que aspiras, escríbelo en un papel y apunta tres razones por las cuales quieres adquirirlo, y tres por la que crees posible conseguirlo. Recuerda que no hay un límite en el número de peticiones que puedes hacer.
Paso #2 Creer. Debes creer que tu pedido está en proceso de ser entregado y tienes que esperarlo con mucha fe. Procede como si tuvieras un boleto ganador de la lotería que, aunque no hayas cobrado el dinero todavía, sabes que te pertenece y no dudas en recibir el premio.
Ese sentimiento de convicción activa La Ley de la Atracción para ayudarte a conseguir lo que quieres. Es entonces cuando el universo comienza a orquestar personas, situaciones y objetos que te ayudarán a cumplir tus deseos.
Si tienes inseguridades, atrasarás el proceso de obtener lo que aspiras. Una herramienta muy poderosa que te ayudará a creer que tu deseo se cumplirá es visualizarte diariamente como si ya hubieras obtenido lo que pediste.
Paso #3 Agradecer. Para materializar tus deseos es imprescindible sentirte bien y experimentar emociones positivas.
Cuando te sientes feliz estás en la frecuencia necesaria para recibir lo que quieres. Es imposible obtener lo que habías pedido si estás teniendo pensamientos y sentimientos negativos.
Una forma de entrar en una frecuencia positiva es agradecer

Ahora no me cabe duda que nada ni nadie puede controlarme, sólo mis pensamientos y sentimientos pueden controlar mi vida.
El mejor sensor para saber qué estamos atrayendo son nuestras emociones,

Existen dos emociones básicas. Nos sentimos bien o nos sentimos mal (culpa, enojo, frustración, desesperación, etcétera).Todas se sienten en forma semejante. No nos hacen sentir bien. Y es una guía que indica que lo que estás pensando en ese momento no está alineado con lo que deseas realmente. En otro nivel la llamamos mala frecuencia o mala vibra. En cambio, aquello que te hace sentir bien, ese sentimiento de esperanza o alegría o amor, esa buena sensación, esa emoción positiva, es una guía que indica que lo que estás pensando está alineado con lo que deseas. En realidad es así de sencillo. La respuesta está justo ahí.
Nuestros sentimientos son el mecanismo de retroalimentación que nos indica si estamos en nuestro camino o no y es un reflejo perfecto de aquello que está en proceso de volverse realidad y obtienes lo que sientes, más que lo que piensas”.
¿Qué cosas te gustaría empezar a atraer a tu vida a partir de hacer conciencia de este fenómeno?
Haz una lista de 10 cosas incluye emociones y cosas como si ya las tuvieras de esta forma:
“Estoy feliz y agradecida ahora que tengo:__________________” y escríbelo en presente como si ya lo tuvieras. Ponle emoción a tus deseos y familiarízate con ellos.
El estudio y la práctica de la “Ley de Atracción” consiste en descubrir aquello que te ayudará a generar los sentimientos de tener ahora mismo lo que quieres y generar los mismos neuro-transmisores, puesto que para tu cerebro pensar y tener es igual. “Ve y súbete a ese auto que quieres, visita esa casa que deseas. Haz lo necesario para crear los sentimientos de que ya lo tienes en este momento y que tu deseo se ha cumplido”. Y el universo entero conspirará para que tus sueños se hagan realidad ten fe y trabaja por ellos.
“Declara con fe qué te gustaría elegir del catálogo del universo ahora. Atraerás todo lo que necesites. Si necesitas dinero, lo atraerás, Si necesitas personas, las atraerás. Si es una casa específica lo atraerás. Debe prestar atención a aquello a lo que se sientes atraído, porque a medida que sostienes las imágenes de lo que deseas, te sentirás atraído hacia las cosas y éstas se verán atraídas hacia ti irremediablemente”.
Otro punto clave es que tu realmente aprendas a agradecer lo que tienes y te rodea para comenzar a atraer más de todo esto y podríamos comenzar con la ropa que traes puesta


La gratitud es el camino más corto para atraer más de lo mismo hacia tu vida dice Byrne, “enfócate en aquello que ya tienes y por lo cual estás agradecida. Empieza por hacer una lista de las cosas por las que te sientas agradecida de manera cotidiana y consigue


El proceso creativo que te lleva a cabo para materializar tus deseos es:
1. Pide lo que SI quieras con pasión.
2. El Universo te dará una respuesta y evidencias (Se reestructurará para que se manifieste). Cree.
3. Recibe y Disfruta la Magia de la Vida.
“La clave es visualizar, cuando logras que esa imagen de tu deseo aparezca en tu mente con claridad, colores vivos y mucha luminosidad te mantienes enfocada en el resultado final y la magnetizas atrayéndola a tu vida”.
Una de las creencias limitantes más extendida entre mis alumnos y clientes es: “Sólo trabajando duro ganaré dinero”. ¿Qué pasaría si como dice la película comienzas a creer que “El dinero llega a ti fácil y frecuentemente” y lo escribes durante 21 días tres veces al día en un cuaderno especial de Creencias potenciadotas para comenzar a atraer el dinero a tu vida y quitarle lo sucio y trabajoso de paso.
Decide lo que quieres, ten la seguridad de que puedes tenerlo y que te lo mereces, y es algo que puedes lograr. Y después cierra tus ojos todos los días por unos minutos y visualiza que ya tienes lo que deseas y siente claramente la sensación de haberlo logrado. Ahora enfócate en aquello por lo cual se sientes agradecida y entrégaselo al universo y confía en que él encontrará siempre la forma de manifestarlo para ti. Asimismo, cuando alguna idea te inspire trabaja en ella desde la base de la misma forma porque como dice el dicho “A Dios pidiendo y con el mazo dando”.
Todos los pensamientos que generamos emplean energía pura, tomada del cosmos.
Al penetrar a nuestra mente, nosotros transformamos esa energía haciendo uso de nuestro libre albedrío en energía usada en forma positiva o negativa.

El Proceso Creativo
Utilizado en El Secreto se ha tomado del Nuevo Testamento y es una directriz sencilla para que crees para ti lo que quieras dando tres pasos muy simples... Poder de la Atraccion...
Primer Paso: Pide
El primer paso es pedir. Da una orden al Universo. Deja que el Universo sepa lo que quieres. El Universo responderá a tus pensamientos.
¿Qué es lo que realmente quieres? Siéntate y escríbelo en una hoja de papel. Escríbelo en tiempo presente. Puedes empezar escribiendo: «ahora soy muy feliz y me siento muy agradecido por...»Y luego explica cómo quieres que sea tu vida, en cada uno de sus aspectos.
Tienes que escoger lo que quieres, pero has de tenerlo muy claro. Éste es tu trabajo. Si no lo tienes claro, la ley de la atracción no podrá concedértelo. Enviarás una frecuencia confusa que sólo atraerá resultados confusos. Quizá por primera vez en tu vida, intenta descubrir qué es lo que realmente quieres. Ahora que sabes que puedes tenerlo, serlo o hacerlo y que sabes que no hay limites, ¿qué es lo que deseas?
Pedir es el primer paso en el Proceso Creativo, así que conviértelo en un hábito. Si has de elegir y no sabes qué, ¡pide que se te aclaren las ideas! Nunca debes dejar que nada te frene en tu vida. ¡Simplemente pide!
Es realmente divertido. Es como usar el Universo a modo de catálogo. Lo hojeas y dices: «Me gustaría tener esta experiencia, me gustaría tener ese producto y a esa persona». Eres Tú el que hace el pedido al Universo. Es así de fácil. No tienes que pedirlo una y otra vez. Con una basta. Es igual que comprar por catálogo. Sólo haces el pedido una vez. No encargas algo, luego dudas de que hayan recibido el pedido y lo vuelves a hacer, y repites este proceso, una y otra vez. Haces el pedido una sola vez. Lo mismo sucede con el Proceso Creativo. El Paso Uno es simplemente tener claro lo que quieres. En cuanto te aclares, pide.
Segundo Paso: Ten Fe
El Paso Dos es tener fe. Confía en que ya es tuyo. Ten lo que a mí me gusta llamar una fe inquebrantable. Cree en lo invisible.
Debes creer en lo que has recibido. Has de saber que lo que quieres ya es tuyo en el momento en que lo pides. Debes tener una fe total y absoluta. Si hubieras hecho un pedido por catálogo te relajarías, estarías seguro de que recibirías tu pedido y seguirías haciendo tu vida.
En el momento en que pides, crees y sabes que ya tienes lo invisible, el Universo entero cambia para concedértelo. Has de actuar, hablar y pensar como si ya lo estuvieras recibiendo ahora. ¿Por qué? El Universo es un espejo y la ley de la atracción está proyectando tus principales pensamientos. Entonces, ¿no te parece que tiene sentido que te veas recibiéndolo? Si tus pensamientos contienen la idea de que todavía no lo tienes, seguirás atrayendo esa carencia. Has de creer que ya lo tienes. Debes creer que ya lo has recibido. Tienes que emitir la frecuencia del sentimiento de haberlo recibido, para que vuelvan todas esas imágenes a tu vida. Cuando lo hagas, la ley de la atracción moverá con fuerza todas las circunstancias, personas y acontecimientos para que lo recibas.
Cuando haces una reserva para unas vacaciones, te compras un coche nuevo o una casa, sabes que esas cosas son tuyas. No harás una reserva para los mismos días, ni comprarás otro coche u otra casa. Si te ha tocado la lotería o has heredado, incluso antes de que tengas el dinero materialmente, sabes que es tuyo. Ése es el sentimiento de creer que es tuyo. Es el sentimiento de creer que ya lo tienes. Es el sentimiento de creer que ya lo has recibido.
Reclama las cosas que quieres sintiéndolas y creyendo que son tuyas. Cuando lo hagas, la ley de la atracción moverá con fuerza todas las circunstancias, personas y acontecimientos para que lo recibas.
¿Cómo llegas a creer? Empieza por fingirlo. Sé como un niño, juega a fingir. Actúa como si ya lo tuvieras. Mientras finges que ya lo tienes, empiezas a creer que lo has recibido. El genio siempre responde a los pensamientos que predominan en tu mente, no sólo en el momento en que pides. Ésa es la razón por la que tras haber pedido, debes seguir creyendo y teniendo la certeza. Ten fe. Tu creencia de que ya lo tienes, esa fe inquebrantable, es tu mayor poder. Cuando crees que estás recibiendo, prepárate y ¡observa como actúa la magia!
El Universo empezará a reorganizarse para hacer que suceda.
La mayoría jamás nos hemos permitido querer lo que realmente queremos, porque no podemos ver cómo va a suceder.
Si investigas un poco, te darás cuenta de que todas las personas que han conseguido algo, no sabían cómo lo iban a hacer. Sólo sabían que lo iban a hacer.
No te hace falta saber cómo va a suceder. No necesitas saber cómo se va a reorganizar el Universo.
Cómo sucederá, cómo se las arreglará el Universo, no es cosa tuya. Déjale hacer su trabajo. Cuando intentas averiguar cómo sucederá, emites una frecuencia de falta de fe, de que no te crees que ya lo tienes. Crees que eres tú quien ha de hacerlo y no le crees que el Universo lo hará por ti. El cómo no es cosa tuya en el Proceso Creativo.
No sabes cómo se te mostrará. Tú atraerás el modo.
La mayoría de las veces, cuando no vemos las cosas que hemos pedido, nos frustramos. Nos decepcionamos y empezamos a dudar. La duda trae decepción. Cambia la duda. Reconoce ese sentimiento y sustitúyelo por otro de fe inquebrantable. «Sé que está en camino».
Tercer Paso: Recibe
El Paso Tres y el último del proceso es recibir. Empieza a sentirte bien. Siéntete como te sentirás cuando llegue. Siéntelo ahora.
Y en este proceso es importante sentirse bien, ser feliz, porque cuando te sientes bien te estás poniendo en la frecuencia de lo que quieres.
Es un Universo de sentimientos. Si sólo crees en algo intelectualmente, pero tus sentimientos no se corresponden con ello, puede que no tengas poder suficiente para manifestar lo que quieres en tu vida. Has de sentirlo.
Pide una vez, cree que ya lo has recibido y lo único que tienes que hacer es sentirte bien.
Cuando te sientes bien, estás en la frecuencia de recibir. Estás en la frecuencia de que te lleguen todas las cosas buenas y de recibir lo que has pedido. No pedirías nada si no fuera porque quieres sentirte bien, ¿no es cierto? Sitúate en la frecuencia de sentirte bien y recibirás.
Una vía rápida para ponerte en esa frecuencia es decir: «Ahora ya estoy recibiendo. Estoy recibiendo todo lo bueno que hay en mi vida, ahora. Estoy recibiendo [rellena tu deseo] ahora». Y siéntelo como si ya lo hubieras recibido.
Cuando conviertes tu fantasía en un hecho, estás predispuesto a tener fantasías cada vez mayores. Y eso, amigo mío, es el Proceso Creativo.
BOB DOYLE
La ley de la atracción, el estudio y la práctica de la ley de la atracción, se basa sólo en descubrir qué es lo que te ayudará a generar los sentimientos de tener algo ahora. Ve a probar ese coche. Ve a ver esa casa que quieres comprar. Entra en la casa. Haz todo lo que creas necesario para generar y mantener los sentimientos de tener lo que quieres ahora. Todo lo que puedas hacer para conseguirlo te ayudará a atraerlo.
Cuando sientes como si lo tuvieras ahora y el sentimiento es muy real, estás creyendo que ya lo has recibido y lo recibirás.
Puede que te despiertes y que esté allí. Que se haya manifestado o que de pronto tengas alguna inspiración para realizar alguna acción. Lo que está claro es que no has de decir:
«Bueno, podría hacerlo de este modo, pero no soporto esa idea». Si piensas eso no vas por buen camino.
A veces será necesario actuar, pero si realmente lo haces fluyendo con lo que el Universo está intentando aportarte, serás muy feliz. Te sentirás muy vivo. El tiempo se detendrá. Podrás hacerlo durante todo el día.
Acción es una palabra que para algunas personas puede implicar «trabajo», pero la acción inspirada no se siente como un trabajo. La diferencia entre acción inspirada y acción es: la acción inspirada es cuando actúas para recibir. Si estás actuando e intentas hacer que suceda, has dado un paso atrás. Las acciones inspiradas se realizan sin esfuerzo y es maravilloso porque estás en la frecuencia de recibir.

Imagina la vida como si fuera un río que transcurre rápido. Si actúas para hacer que algo suceda, sentirás como si fueras contra corriente. Será duro, como una lucha. Si actúas para recibir del Universo, sentirás como si estuvieras fluyendo con la corriente del río. No sentirás ningún esfuerzo. Ése es el sentimiento de la acción inspirada y de fluir con el Universo y con la vida A veces, ni siquiera eres consciente de que has «actuado» hasta después de haber recibido, porque esa acción ha sido muy agradable. Entonces mirarás retrospectivamente y te maravillarás ante el modo en que el Universo ha llevado en su matriz lo que tú querías y te lo ha servido en bandeja.

Al Universo le gusta la velocidad. No te retrases. No te vuelvas a pensar las cosas. No dudes. Cuando surge la oportunidad, cuando aparece el impulso, cuando sientas la intuición desde dentro, actúa. Ése es tu trabajo y lo único que has de hacer.
Confía en tus instintos. Es el Universo el que te inspira. El Universo se comunica contigo con la frecuencia de recepción si tienes una intuición o un instinto, síguelo y descubrirás que el Universo está moviendo magnéticamente hacia ti lo que le has pedido.

Atraerás hacia ti todo lo que necesites. Si es dinero, lo atraerás. Si lo que necesitas son personas, lo atraerás. Si es algún libro, lo atraerás. Debes prestar atención a lo que quieres atraer, porque cuando tiene imágenes de lo que quieres, serás atraído hacia esas cosas y viceversa. Literalmente entra en la realidad física contigo y a través de ti. Y lo hace mediante esa ley.

Recuerda que eres un imán que lo atrae todo. Cuando tengas claro en tu mente qué es lo que quieres, te habrás convertido en un imán que atrae las cosas hacia sí y a su vez esas cosas que quieres estarán imantadas hacia ti. Cuanto más practiques y empieces a ver que la ley de la atracción te trae cosas, mejor imán serás, porque añadirás el poder de la fe, de la creencia y del conocimiento.
Puedes empezar sin nada, desde cero, desde ninguna parte, pero surgirá un camino. Lo único que necesitas es a Tí mismo y tu habilidad para pensar cosas que se hagan realidad. Todo lo que se ha inventado y creado a lo largo de la historia de la humanidad ha empezado con un pensamiento.

Si hay algo que debe caracterizar tu Nueva Conciencia, si hay algo que debe favorecer el que “te des cuenta” de que todo se trata de algo más de lo que nos dijeron los modelos educativos anteriores, si hay algo que te debe llevar al siguiente nivel es la verdad que te comparto hoy aquí: "En la Ley de Atracción todo es cuestión de vibración. Todo, absolutamente todo, está vibrando”. Y cuando te digo “absolutamente todo” es precisamente eso. Todo. Ahora veamos que ventajas te da tener este conocimiento.

Debes comprender (o aprender) que hasta un pensamiento es algo que está vibrando. Si todo pensamiento vibra, todo pensamiento emite una señal, y así cada pensamiento atrae una señal de regreso que encaja perfecto con la señal que emite. En otras palabras, tus pensamientos al vibrar emiten una frecuencia vibratoria que sintoniza con la misma frecuencia pero en el exterior, y esta es la forma en que “atraes” las cosas a tu vida. Esto es el fundamento de lo que se llama “Ley de Atracción”. Esta ley dice: lo que se parece a sí mismo, se atrae. Esta es una ley universal que debes comprender cabalmente.

Toda experiencia que tengas en esta vida hace que elijas un pensamiento con el que interpretas lo que te pasa, y ese pensamiento se transforma en un “cohete vibracional” que lanzas al Universo tan solo con pensarlo. Si quieres que te sucedan cosas buenas y usar tu gran poder para manifestar lo que quieras en tu vida cotidiana, necesitas mantenerte a ti mismo en una armonía vibracional con las frecuencias de aquello que deseas que te suceda.

Si no tienes algo que deseas, te recomiendo que todo el tiempo pienses en eso que deseas, que “sientas” como si ya lo tuvieras, y por Ley de Atracción, pronto llegará a ti, incluso de la forma en que menos te lo esperas y cuando menos te lo imagines. Ahí ya estás manifestando. Pero ¡alerta!, mira, también si tus pensamientos están enfocados en algo que no quieres, por ley, eso que no quieres se manifestará en tu vida por el poderoso hecho vibracional de que estás pensando en ello. La negación es una muy poderosa forma de pensar, entonces lo vas a atraer. Esto es ley.

A estas alturas de mi vida, por todo lo que he experimentado con Nueva Conciencia en más de 13 años de experiencias vitales (de todo tipo, para bien y para mal), estoy decidido a publicar el siguiente paso, otra luz en el camino. A lo largo de los años he recibido una innumerable cantidad de cartas y correos donde la gente me pregunta cómo lograr alcanzar lo que desea, desde una mejor relación de pareja hasta un incremento de sueldo o hasta la obtención de una casa o bien material que siempre busca, desde cómo realizar un gran viaje hasta cómo experimentar paz interior. Desde que publiqué mi libro “La Fuerza del Pensamiento” ya empezaba a revelar ciertas verdades que se me aparecieron a mí. Pero hoy, cinco años después, donde llego un poco más allá al saber plenamente y sin duda alguna que todo es cuestión de vibración, con amorosidad hoy te afirmo: La forma para atraer algo que deseas a tu experiencia de vida consiste en lograr una armonía vibracional entre tus pensamientos y aquello que deseas. Me explicaré con un ejemplo: si deseas un flamante automóvil nuevo (algo que sin duda puede tener una frecuencia vibracional alta), pero al mismo tiempo envidias a las personas que lo tienen (tu envidia te lleva a una frecuencia vibracional lenta), el auto jamás llegará a ti, no lo podrás atraer, sus frecuencias no armonizan con las tuyas. Otro ejemplo: Si deseas tener una relación de pareja estable y pacífica (algo de muy alta frecuencia vibratoria) pero al mismo tiempo estás preocupada o preocupado al dudar si te es fiel o no, si al mismo tiempo estás molesta o molesto contigo mismo por un problema que tuviste en tu trabajo, si al mismo tiempo sientes ansiedad al no saber si te va a dejar o no (todos estos ejemplos son de frecuencia vibratoria muy baja), pues nunca atraerás a tu vida una pareja estable y en paz. No hay armonía entre sus frecuencias vibratorias, es decir, no sintonizan en la misma frecuencia. Un último ejemplo como para que quede más claro: si deseas más dinero y mayor abundancia en tu vida (algo sin duda de muy alta frecuencia vibratoria), pero al mismo tiempo estás preocupado porque tienes deudas, preocupado porque el dinero no te alcanza, ansioso porque no hayas la forma de ganar más dinero (todo esto de una frecuencia vibratoria extremadamente baja y lenta), pues el dinero no llegará a ti. Imposible. Las frecuencias vibratorias entre lo que deseas (dinero) y tus pensamientos (preocupación), no sintonizan, no cazan, no encajan. Así es como dejas de manifestar. ¿Me expliqué?

La manera más sencilla de hacer que armonicen tus frecuencias vibratorias con las de tus deseos, es que “imagines” que ya lo tienes, que al imaginarlo “sientas” la maravilla de gozar aquello que deseabas, creer que ya lo tienes en tu experiencia de vida, dirigir tus pensamientos al disfrute como de ya tener aquello que deseas..., y con la práctica de esta poderosísima recomendación propia de una Nueva Conciencia, te mantendrás en la frecuencia vibratoria necesaria para que “permitas” así que aquello que deseas se manifieste en tu experiencia de vida. De lo que hoy te digo tengo la evidencia con mi propia vida en los últimos 10 años. Y también te confieso que con la práctica, el tiempo que pasa entre que deseas algo y te sucede, es cada vez menor. Al principio pueden ser años o meses, y luego sucede en 1 o dos minutos. Me consta en ambos casos.

Con Nueva Conciencia, tus emociones se transforman en un maravilloso sistema de guía para ti. Cuando practiques estar más conciente de tus emociones, detectarás rápidamente si estás vibrando lento o rápido. Es muy fácil. Si te sientes mal, vibras lento. Si te sientes bien, vibras rápido. No hay más profundidad conceptual necesaria aquí. Pero sigamos: si te sientes mal, vibras lento, y al vibrar lento empiezas a sintonizar con frecuencias de ese tipo y peores cosas te empiezan a suceder. ¡Las atraes con tu lenta frecuencia vibratoria! Por eso la gente me dice: “...ay Dr. Ariza, es que ya no es lo duro sino lo tupido...”. Sí, me queda clarísimo cuando comprendes que todo es cuestión de vibración. Lo mismo al revés, si te sientes bien, vibras rápido y al vibrar rápido sintonizas con frecuencias de esa misma vibración, así atraes más abundancia, más alegría, más entusiasmo, más amor, más bienes materiales... ¡y sin esfuerzo! Aquí es cuando la gente decimos: “¡Wow! ¡Qué bien me está yendo y cada vez mejor! Pues claro, lógico, es la ley de atracción en pleno y gozoso funcionamiento. Quizá para alguno de mis lectores le cause un calambre cerebral el que afirme que “sin esfuerzo”, pero sí, así es. De hecho, el esfuerzo es una idea cuya frecuencia vibratoria es muy lenta, y por lo mismo que hoy te estoy explicando (confesando) es que mucha gente que se esfuerza no logra lo que quiere. El esfuerzo es de frecuencia vibracional lentísima y si lo que desea la persona es de frecuencia vibracional muy alta. Así, no hay armonía vibracional, no hay sintonía, no atrae, no manifiesta lo que desea en su vida. Lógico. Es una ley.

Todo esto lo voy a explicar en forma mucho más profunda e interesante en mi próxima edición especial de mi libro “La Fuerza del Pensamiento”, programado a salir a la luz a finales del mes entrante. Estoy muy emocionado por ello y me encanta compartírtelo. Sin embargo, no quiero terminar esta nota sin darte una poderosísima manera de que logres elevar tu frecuencia vibratoria. Con que la eleves basta para que el bien, lo hermoso, la dicha, la felicidad y el amor, lleguen a ti como natural consecuencia de sintonía. A estas alturas ya debes entender perfectamente porqué. Mi más poderosa recomendación para ti hasta el momento es la siguiente..., ¡pon toda tu atención a mis palabras para que las hagas tuyas!....
“Si quieres elevar tu frecuencia vibracional, si deseas vibrar más rápido haz algo que te haga sentir bien. Elige sentirte bien siempre. Y si quieres disminuir tu frecuencia vibracional, elige sentirte mal por algo o por alguien”.

Así de sencillo y de consecuencias en igualdad de frecuencias. Es decir, si deseas algo hermoso, útil, bueno en tu vida, lo único que tienes que hacer es elevar tu frecuencia vibracional a los niveles de aquello que deseas. Y para ello, has de elegir sentirte bien siempre, ¡siempre! Haz lo que tengas que hacer, ¡lo que sea necesario!, para sentirte bien siempre. Por ejemplo: he sido criticado por alguna persona por ahí que escuchó una grabación que tengo en mi teléfono celular. Pocas personas (bueno, eso espero) tienen mi teléfono celular directo, y cuando no puedo contestar entra mi buzón de voz con la siguiente grabación: “¡Qué tal! Mi nombre es Alejandro Ariza e intento sentirme bien en todo momento, de tal manera que si lo que me vas a decir favorece esto, solo entonces con gusto deja tu mensaje”. Así lo decidí y me ha funcionado de mil maravillas. Si alguien me habla para darme alguna mala noticia o decirme palabras de muy baja frecuencia vibratoria, no permito que entre a mi campo vibracional. Me dio risa que hace un par de semanas, una señora a la que estimo, me dejó dicho: “...¡Cambia ese mensaje! No me gusta nada, y solo te expones a que te digan algo desagradable”, y colgó. ¿Qué pasó? Nunca le hablé. Me reí y seguí con mi bienestar elegido constantemente. El tono de su voz era de evidente baja frecuencia vibracional. Ya no me interesa abrir mi vida privada a esas frecuencias. No le hablé. ¿Qué habrá pensado ella? No lo sé ni me interesa, pero vibracionalmente se explica perfecto: ella habla buscando a alguien que siempre se siente bien por elección propia (alta frecuencia vibratoria) y la forma en que me busca y las palabras que me dice son de baja frecuencia vibratoria. Resultado: no me puede encontrar. Lógico, no sintonizamos. Otro ejemplo: otra amiga me buscaba con frecuencia y nunca me encontraba. Solo dejaba recados en la contestadora de mi casa y siempre (¡siempre!) con una queja: “Oye, qué te pasa, por qué no me hablas....”, “...Oye ya comunícate desgraciado, me tienes ya de malas”, “Oye, ¿qué te crees? Recuerda que los amigos siempre se hablan y se procuran, aprende”. En ninguna de esas llamadas contesté. No me interesa comunicarme con quien va a reclamarme algo, por más apariencia de justificación que tenga. En otras palabras, si estoy vibrando tan alto y tan rápido, no me interesa bajar mi frecuencia vibracional con ese tipo de llamadas. Han pasado los meses y he enviado un clarísimo mensaje a mis amigos: “Si has de querer comunicarte conmigo, solo será a través de buenas y amorosas maneras, de lo contrario no me encontrarás”. ¡Y me ha funcionado de maravilla! En otras palabras, lo que he hecho con mi círculo de relaciones más cercanas es enviar el mensaje: si quieres convivir con altas frecuencias vibratorias (las que yo elijo todo el tiempo), has de elevar las tuyas y entonces ahí sí nos encontraremos. Así está funcionando mi vida hoy en día. Esto tan solo por comentarte un ejemplo muy personal, pero que con toda seguridad te dejó claros los conceptos.

Otra poderosísima manera para pensar en algo y así generar su frecuencia vibratoria es hablar de ese algo constantemente. Ayer me visitó en consulta una señora que en determinado momento me relató un dramático asalto que vivió en su casa, amagando a toda su familia y un sin fin de desdichas. Luego de que la escuché con atención (ahí por tratarse de mi consulta, obviamente), se me ocurrió preguntarle: “Señora..., ¿cuándo sucedió esto que me comenta?”. Su respuesta: “Fue hace 20 años doctor”. ¡¡Quéeee!! Yo llegué a pensar que por la pasión con la que me comentaba estos sucesos le había sucedido la semana pasada y estaba en plena catarsis conmigo, pero no. Y el motivo de su consulta es que desde hace años se siente mal, deprimida y cansada todo el tiempo. ¡Pues lógico! Si sigue pensando poderosamente en algo de frecuencias vibratorias tan bajas, como se logra a través de hablar y hablar de una desgracia, y para colmo de algo sucedido hace 20 años, pues por ello siempre se siente mal, atrae a su vida carencia, atrae problemas, atrae más desgracias porque ha elegido, al hablar constantemente del tema, vibrar tremendamente lento. Lo que le pasa es una ley de atracción. Por ello, en Nueva Conciencia desde siempre he recomendado no ver noticieros, ni ser parte que comunica malas noticias, ni nada por el estilo, sino que mejor elegir el hablar exclusivamente de buenas noticias y hacerlo constantemente, hablar de hermosos acontecimientos, hablar de la maravilla que es la vida, de lo hermosa que puede manifestarse frente a nosotros si nosotros albergamos pensamientos de muy alta frecuencia vibratoria, como todo lo que suelo publicar en mi página de Internet. Por algo nos encontramos tú y yo aquí. ¡¿No es una bendición?!

Con todo lo que te he comentado el día de hoy, es curioso darse cuenta de que cuando queremos ver a alguien para pasar un momento agradable, muchas veces hacemos todo lo necesario para que ese encuentro no se dé o sea desagradable. ¡Hey! ¡Hay que despertar a una Nueva Conciencia y entender que no funciona así! Si quieres recibir algo bueno del Universo, primero has de elegir vibrar a esa frecuencia alta y veloz, para que luego por lógica, por ley, lo atraigas al sintonizar con lo deseado. No funciona de otra forma. Te insisto, ten presente que todo inicia contigo, por como elijas sentirte. Esta es la forma en que creas tu propia realidad. Por ello no dejaré de decirte: lo normal es estar bien. 5 poderosas palabras que pueden transformar tu vida cuando las aceptas y vives según su intrínseca verdad. Hay una enorme tentación allá afuera para elegir sentirse mal, hallarás mil razones por las cuales justifiques sentirte mal (preocupado, con miedo, angustiado, triste) y todas esas razones son solo tentaciones del lado oscuro para bajar tu frecuencia vibracional. Por plena experiencia propia te diré algo hoy: incluso en la más amenazante circunstancia, incluso en el mayor mal que se te quiera proferir, incluso ahí, puedes elegir la paz, puedes elegir sentirte bien. Así elevas tu frecuencia vibratoria, y todo aquello que resultaba amenazante o preocupante (de vibración lenta) nunca puede llegar a ti, pero tan solo si tú te elevas por sobre esa baja frecuencia vibracional. ¿Cómo elevarte? Intenta sentirte bien en todo momento, ¡elígelo!, claramente es una opción que tenemos siempre e independientemente de las circunstancias, y así las consecuencias de lo que atraigas te generarán una indescriptible ¡Emoción por Existir!

Los sentimientos son nuestra mejor herramienta para ayudarnos a crear nuestra vida. Los pensamientos son la causa primera de todo. Todo lo que vemos y experimentamos en este mundo son su efecto y eso incluye los pensamientos. La causa siempre son tus pensamientos.

Necesitas ser consciente de cómo te sientes y sintonizar con tus sentimientos, porque es la forma más rápida de saber lo que estás pensando. Lo más importante es que sepas que es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos a la vez. Eso desafiaría la ley de atracción, porque tus pensamientos son lo que provocan tus sentimientos. Si te sientes mal, es porque tienes pensamientos que te hacen sentir mal.

Es imposible sentirse bien y tener pensamientos negativos al mismo tiempo. Si te sientes bien, es porque tienes pensamientos positivos. Puedes conseguir lo que te propongas en la vida, no hay límites. Pero hay una condición: has de sentirte bien. Y si piensas en ello, ¿no es eso lo que siempre has deseado? En realidad, la ley de atracción es perfecta.

Cuando te sientes bien, forzosamente se debe a que tienes pensamientos positivos. Por lo tanto, estás en el camino y estás emitiendo una poderosa frecuencia que atraerá más cosas buenas que harán que te sientas bien. Atrapa esos momentos en lo que te sientes bien y exprímelos. Sé consciente de que te sientes bien, de que estás atrayendo más cosas buenas.

El tiempo es una ilusión. Todo acontece simultáneamente. Si puedes comprender que no hay tiempo, y aceptas ese concepto, verás que todo lo que deseas en el futuro ya existe en el presente. Si todo sucede a un mismo tiempo, entonces ¡ya existe la versión paralela de ti lo que lo que quieres!

Al Universo no le cuesta nada manifestar lo que deseas. Cualquier retraso en el tiempo que experimentas se debe a tu retraso en creer, conocer y sentir lo que ya tienes. Se trata de que entres en la frecuencia de lo que quieres. Cuando estés en esa frecuencia, lo que quieres se manifestará.

El atajo hacia cualquier cosa que desees en la vida es ¡Ser y Sentirte feliz ahora! Es la vía más rápida de atraer todo lo que desees a tu vida. Cuando lo hagas atraerás todo lo que te aporta dicha y felicidad. Has de irradiar la señal de que te devuelvan lo que has pedido. Cuando irradias esos sentimientos de felicidad, vuelven a ti en las imágenes y experiencias de tu vida.

Las personas no encuentran el amor porque sean adorables.
Amas a la personas a las que has prometido amor.
Cuando las encuentras, cumples con tu promesa.
Si no hemos hecho promesas a otras personas,
no se dan cuenta de nuestra presencia.
No se sienten atraídas.
Deepak Chopra

El pensamiento o actitud mental predominante son el imán, y la ley es que lo semejante atrae a lo semejante, por consiguiente, la actitud mental atraerá invariablemente aquellas condiciones que se correspondan a su naturaleza. Las vibraciones de las fuerzas mentales son las mejores y por lo tanto las más potentes de la existencia.
Charles Haanel

No podemos tener un Universo sin una mente y la mente da forma a todo lo que percibimos.
Dr. Fred Alan Wolf

No te hace falta saber cómo va a suceder. No necesitas saber cómo se va a reorganizar el Universo. El Universo empezará a reorganizarse para hacer que suceda.
Dr. Joe Vitale

Porque a quien tenga se le dará y le sobrará; pero al que no tenga, aun lo que tiene se le quitará.
Mateo 13:12

Las emociones son un don increíble que tenemos para saber lo que estamos pensando. Obtienes lo que sientes, no lo que piensas.
Bob Doyle

Lo que se ve depende de cómo se lo mire.
Fritjof Capra

Las emociones son las sensaciones que tenemos como resultado de lo que creemos. Las emociones son pensamientos sensoriales.
Vincent Roazzi

Éste es el continuo espacio-tiempo. En este dibujo estático, el continuo espacio-tiempo, los hechos no tienen desarrollo, simplemente existen. Si pudiéramos ver nuestra realidad en forma tetradimensional, notaríamos que cada una de las cosas que ahora parecen desplegarse ante nosotros con el correr del tiempo, ya existen en su totalidad, pintadas, por así decirlo, sobre el lienzo espacio-tiempo. Veríamos todo: el pasado, el presente y el futuro de una sola vez.
Gary Zucav

El tiempo es la imagen de la eternidad.
Platón

Nuestros pensamientos o, en otras palabras, nuestro estado mental siempre están en funcionamiento «arreglando» las cosas buenas o malas por adelantado.
Prentice Mulford

Todos visualizamos tanto si somos conscientes de ello como si no. Visualizar es el gran secreto para el éxito. Todos poseemos más poderes y posibilidades de lo que somos conscientes y la visualización es uno de estos grandes poderes.
Genevieve Behrend

La sustancia espiritual de la que surge toda la riqueza visible nunca se agota. Está siempre contigo y responde a tu fe en ella y a tus peticiones.
Charles Fillmore

La buena noticia es que cuando decidas que lo que sabes es más importante que lo que te han enseñado a creer habrás cambiado de velocidad en tu búsqueda de la abundancia. El éxito viene de tu interior, no de fuera.
Ralph Waldo Emerson

Salimos en busca de cosas externas pensando que van a darnos la felicidad, pero es a la inversa. Primero debes buscar la felicidad, la paz y la visión interior y luego se manifestará todo en el exterior.
Marci Shimoff


Ha llegado el momento de aferrar esta poderosa fuerza que hay dentro de usted. Una vez que haya decidido despertar a este gigante, será imparable a la hora de crear abundancia mental, emocional, física, financiera y espiritual más allá de sus más alocadas fantasías. Al margen de que sus sueños se materialicen instantáneamente o vayan adquiriendo forma gradualmente, con el transcurso del tiempo, debe saber que el único límite al que puede temer en su vida es el tamaño de su imaginación y el nivel de su compromiso para convertirlo en realidad.
Anthony Robbins

--Lo primero es preguntarte qué vibración emites. Si analizas los resultados que estás obteniendo, sabrás la vibración que emites. Haz una lista de las cosas que haces, piensas y dices. La mayoría de gente se fija en lo que no quiere, y así consigue lo que no quiere. Las personas atraen aquello en lo que se fijan. La razón primera por la que la gente no consigue lo que quiere es porque utiliza palabras negativas como "no", "nunca", "no quiero". Cuando hablas de lo que no quieres, le estás prestando atención.
--Muy bien. ¿Qué más?--Presta energía y atención a aquello que quieres. Mucha gente hace la lista de lo que quiere y la guarda en el cajón, y así es imposible. Tienes que leer la lista cada día o hablar de ella o hacer un collage o rezar. Eso explica por qué las oraciones a menudo funcionan. Rezamos por lo que queremos, no por lo que no queremos.
La Ley de Atracción trabaja enviándote más de aquello que piensas, sientes y haces, como nos dice la Película "El Secreto". El siguiente artículo te ayudará a comprender el porque de tu relación actual con el dinero y como cambiando ciertas cosas puedes atraer dinero más fácilmente.
¿Que tan fácil es para ti atraer dinero?

La forma en que tratas al dinero tiene relación directa en que tan fácil y abundantemente fluye el Dinero hacia ti.

Imagina que el dinero es un huésped que tienes en tu casa y pregúntate lo siguiente:

¿Trataría a mi huésped de la manera en que trato al dinero?
Aquí hay tres formas en las que podemos mostrar hospitalidad a nuestros "huéspedes" para atraer dinero...

Primero, da la bienvenida a tus huéspedes. Aprecia verdaderamente desde tu corazón cada visita y cada visitante. Un amigo mío da la bienvenida a su dinero poniendo cada cheque que recibe en una mesa para café en su dormitorio. Se la pasa varios días apreciando a su "huésped" antes de depositarlo en su cuenta de banco…

Ya que yo recibo la mayor parte de mi ingreso de manera electrónica, mantengo una hoja de cálculo de cada transacción que llega a mí. Me encanta observar el monto total y aprecio a cada persona por la cual el dinero llegó a mí…

Segundo, recuerda que a los huéspedes les gusta ir a lugares, hacer y comprar cosas. Al dinero le encanta ir a restaurantes, parques de diversiones y tiendas especiales.

Pero el dinero no discrimina entre las actividades placenteras y las que "tienen" que hacerse. También se divierte al visitar a la compañía de luz, del cable, del agua, del teléfono, etc...

Al dinero simplemente le gusta estar en circulación. Siempre tiende a buscar personas que entienden que mientras más dinero hagan circular, logran atraer dinero de nuevo para circular más…

Tercero, un huésped que ha sido tratado bien, les dirá a otros y pronto tendrás MÁS huéspedes. El dinero que es disfrutado, apreciado, gastado, circulado o dado, atraerá MÁS dinero. De hecho, es tu actitud de disfrute, de placer, de emoción o gusto hacia el dinero lo que te hace atraer dinero hacia ti…

El secreto para atraer dinero es hacer sentir al dinero como un huésped atesorado. Comienza por apreciar TODO el dinero que llega hacia ti. Si encuentras 1 o 10 centavos, levántalo y celebra lo fácil que es que el dinero fluya hacia ti. (Recuerda lo importante que es la gratitud en la Ley de Atracción)

Dedica tiempo a apreciar cada cupón o reembolso que recibes. Realiza algo especial con parte del dinero que recibes. Registra en una libreta todas las formas inusuales en las que logras atraer dinero hacia ti. Nota lo fácil que llega hacia ti y como atraer dinero es más fácil cuando estás feliz, alegre y abierto a recibir…

A propósito, quizás estés pensando "Podría tratar bien al dinero si tuviera mucho dinero". La verdad es que, primero debes tratar bien al dinero para atraer dinero a ti en abundancia…

Comienza con lo poco o mucho que tienes. Lo importante es comenzar.