En materia de consolas, Microsoft parece ser la mejor posicionada del momento. Su Xbox 360 cuenta con (a mi gusto) la mejor combinación de hardware, y Kinect (su sensor de movimientos) es una de las maravillas tecnológicas de los últimos tiempos. Por otro lado, la red Xbox Live no pasó hasta ahora por un papelón como el de la PlayStation Network, que por una falla de seguridad estuvo varios días sin servicio y, para colmo, ya se sabe que eso derivó en el robo de datos de varias tarjetas de crédito de sus usuarios, que ya están a la venta en algunos foros de hackers.

En cuanto a piratería, si bien hay muchos modelos de la consola que pudieron ser “flasheados” (técnica para modificarlos con el objetivo de que no rechacen copias caseras de sus juegos), el último modelo Slim de 4 GB -popular por venderse en combo con Kinect a un costo muy accesible, del orden de los U$S 500-, hasta ahora no corrió esa suerte. Y, como si fuera poco, Microsoft anunció hace poco un cambio en el formato de los discos ópticos para la distribución de juegos que les daría 1 GB más de capacidad, pero también una nueva capa de protección, que echaría por tierra los intentos que, se decía, estaban a punto de lograr el pirateo en este modelo.

Hasta acá todo muy lindo (para Microsoft, claro), si no fuera porque desde hace unos días el sitio x360Key está ofreciendo un curioso dispositivo que promete poder correr copias de juegos de Xbox 360 alojadas en una unidad USB, sin tener que modificar la consola y con total compatibilidad con Xbox Live (red de la que se expulsa definitivamente a aquellas consolas que son detectadas corriendo copias piratas), además de todos los modelos de consola (incluyendo la Xbox Slim de 4 GB)

Este curioso artilugio no es algo pensado a la ligera. Se trata de un gadget que cuenta con su propio motherboard, control remoto y una distribución de Linux personalizada que se actualiza automáticamente vía Internet, para estar siempre a tono con los cambios que por su parte proponga Microsoft.

Según sus desarrolladores, el equipo es capaz de comunicarse directamente con el bus SATA que conecta a la unidad óptica con la placa madre de la consola, permitiendo así emularse como la lectora de DVD original, para que la Xbox 360 corra los juegos “creyendo” que los está leyendo de origen, y para lo cual además emula la protección AP25.

El dispositivo permite que se le conecten una enorme variedad de unidades de alojamiento USB: desde pendrives hasta discos duros portátiles (bajo los sistemas de archivos NTFS, EXT2/3/4, y Mac OS X Plus), con la posibilidad de tener varios juegos alojados allí.

Contamos además con una interfaz de usuario muy simple, pero elegante a la vez, que nos permite elegir qué juego correr a través de su control remoto, lo que la consola tomará como una apertura de bandeja y cambio de disco.

Y, como dijimos al principio, el sistema es auto-actualizable (además de tener un sistema de recuperación en caso de que algo salga mal), aunque para eso hay que adquirir por separado un adaptador Wi-Fi que le otorgue conectividad independiente.

Por ahora la distribución oficial se está haciendo en países como Australia, Alemania, Francia y los Estados Unidos, aunque no creo que pase mucho tiempo hasta que algún distribuidor de la zona lo traiga y lo comience a ofrecer a través de sitios de ventas online. Respecto al precio, se habla de US$ 119,95.

¿Qué opinan? ¿Será este dispositivo el golpe final para las pretenciones anti-piratería de Microsoft respecto de su consola, o apenas un engaño para sacarle dinero a los que caigan en la trampa? Por ahora, la única prueba es este video que muestra al prototipo de X360Key corriendo la copia de un juego original.


link: http://www.youtube.com/watch?v=PE_0B5TObx0

http://www.***/noticias/accesorio-correr-copias-piratas-xbox360/?utm_source=emBlue%20Email%20Marketing%20emBlue_newsru29-04-2011&utm_medium=Email&utm_campaign=emBlue%20emBlue_newsru29-04-2011%20-%20290299