Para esos dias q te perdes y no sabes donde ir


Materiales:

- Un tapón de corcho

- Un alfiler o un clip de papel

- Un cuchillo para cortar el tapón

- Un imán

- Un recipiente con agua donde flotará nuestra brújula.


Realización paso a paso:

1 - Para realizar la brújula, necesitará un metal imantado. Deberá utilizar un alfiler o un clip de papel que previamente enderezará para que forme una línea recta. Con el puntero metálico en la mano, frotará un extremo con el polo norte de un imán repetidamente (unas 20 veces). De esta manera, imantará ese extremo, permitiéndole saber dónde están los polos magnéticos terrestres.

2 - A continuación corta un pequeño disco de corcho y clava el alfiler o el clip a través de su superficie lateral, tal como si fuera el radio de una bicicleta.

3 - Por último, sitúa el disco de corcho con el alfiler en una superficie con agua en calma. Verá como el alfiler se alinea con los polos magnéticos, y si sabe dónde está el norte, podrá asignar un extremo del alfiler al polo norte, ya que dicho extremo siempre apuntará a ese polo.

4 - Alternativamente, podrá atar un cordel al centro de un lápiz y del alfiler, apoyando el lápiz en el borde de un vaso vacío, y dejando que el alfiler quede colgado en su interior. Verá que, tal como pasaba con el corcho flotante, en este caso el alfiler también se alineará con los polos magnéticos terrestres. Es la llamada 'brújula china'.