El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios

HENRI CARTIER-BRESSON

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios


“El aparato fotográfico es para mi un cuaderno de croquis, el instrumento de la intuición y de la espontaneidad, el maestro del instante que, en términos visuales, cuestiona y decide al mismo tiempo. Para significar el mundo, es preciso sentirse implicado con lo que se recorta a través del visor. Esta actitud exige concentración, sensibilidad, un sentido de la geometría. Es a través de una economía de medios y sobre todo el olvido de uno mismo como se llega a la simplicidad de la expresión”

Henri Cartier-Bresson

"La cámara es la prolongación de mi ojo."
Henri Cartier-Bresson


"La foto es una acción inmediata, el dibujo una meditación."
Henri Cartier-Bresson


"Yo no dejaba nunca mi cámara, siempre en mi mano."
Henri Cartier-Bresson

___________________________________________________

RESEÑA

En 1932, con treinta y cuatro años de edad, Henri Cartier-Bresson adquirió una Leica manual y lo que antes no era más que un interés casual se convirtió en una pasión. A lo largo de los tres años siguientes creó uno de los conjuntos de obra más originales e influenciales en la historia de la fotografía.

fotografía
The Var department - Hyères, 1932.

Bresson
On the Banks of the Marne - 1938.

Henri cartier-bresson
Barcelona, Calle Credito - Spanish painter Joan MIRO in his studio, 1953

Cartier-Bresson estudió pintura y ya de joven entró en contacto con el arte de la vanguardia. Le atraía especialmente la actitud rebelde del surrealismo, que fomentó su propio rechazo a la sociedad burguesa en la que fue criado. De 1932 a 1934 viajó a Italia, España y México, introduciéndose en el mundo de los desposeídos, los marginales y los ilegales, que abrazó como si fuera suyo. Si el surrealismo buscaba erradicar la distincción entre arte y vida, nadie lo logró como Cartier-Bresson a principios de los años treinta. Su pequeña cámara no imponía ninguna barrera entre vivir y trabajar y a través de ella inventó un nuevo estilo fotográfico para describir el flujo y la espontaneidad de la experiencia. Escribió que estaba "resuelto a atrapar la vida – a preservar la vida en el acto mismo de vivir. Sobre todo, deseaba atrapar la esencia, dentro de los límites de una sóla fotografía, de una situación en el proceso mismo de desarrollarse ante mi mirada".

Magnum Photos

Leica

HBC

HCB pasará largos años colaborando en revistas como Paris Match, Life, Harpers Bazaar y asistiendo a la edición de sus libros Images à la sauvette, Les danses à Bali, Les Européens, Photographies. Serán los años de los viajes. De nuevo México, Rusia, China, años de una producción artística poderosa y mágica.

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios

fotografía

Bresson


___________________________________________________


DATOS BIOGRÁFICOS

Henri Cartier-Bresson nació el 22 de Agosto de 1908 en Chanteloup, Seine-et-Marne, en el seno de una familia que pertenecía a la burguesía Francesa. Ya desde niño comienza a demostrar un trazo esencial de su carácter, la cólera, que heredaría de su abuelo. Tímido e impulsivo ni fue un buen estudiante ni quiso trabajar en las empresas familiares de manera que, confundidos sus padres, lo encomendaron a su tío Louis, llamado por Bresson "padre mítico"; un pintor que fue muerto después en el frente en 1915, y a quien Cartier-Bresson atribuye su encuentro con la pintura. Su inicio en el mundo del arte ocurre cuando lo llevaron al estudio de su tío contando tan sólo con cinco años, donde comenzó a "impregnarse" de los lienzos. Más tarde cursa sus estudios secundarios en el Lycée Condorcet en París, donde no llega a graduarse. Paralelamente a su educación en el Liceo, estudia pintura de manera independiente con dos maestros diferentes.

Entre 1927 y 1928 estudia con el pintor cubista Andre Lhote, durante estos años de formación desarrolla el entrenamiento visual que serviría como la estructura para su arte como fotógrafo. La buena posición social en que se encontraba ubicada su familia contribuye a que Cartier-Bresson pueda relacionarse con la élite cultural de su tiempo. Introducido en los círculos artísticos conocería al todo París de la época, Gertrude Stern, Marie-Louise Bousquet, Max Jácob y a los surrealistas de la plaza Blanche, especialmente a René Crevel y André Breton. Después de que el Surrealismo golpeara la escena del arte, Cartier-Bresson siente una afinidad natural para con los conceptos planteados dentro de los numerosos manifiestos del movimiento.

http://www.analitica.com/va/arte/portafolio/2006001.asp
(Primer Manifiesto Surrealista -André Breton, 1924-)

En su adolescencia, se asocia con muchos de los artistas involucrados en el Surrealismo. Este período, después de la primera guerra mundial, estuvo marcado por una desesperación moral y política que ocasionó que los jóvenes intelectuales desdeñaran las pequeñas instituciones de la burguesía y cualquier noción de tradición.

Henri cartier-bresson

A través de su amistad con los Crosby, millonarios americanos, conoce a Julián Levy, marchante de arte en Nueva York, quien sería su valedor en los Estados Unidos. Con veintiún años se marcha a conocer África, de donde un año más tarde regresa aquejado de una penosa enfermedad.

En 1929 Cartier-Bresson realiza el servicio militar obligatorio y a su regreso parte hacia Camerún, al oeste del continente africano. Hay quienes dicen que este viaje marcó el primer punto decisivo en su vida, como el quiebro de las tradiciones y de todo lo que le era familiar. Durante este tiempo adquiere su primera cámara y se lanza a la búsqueda de aventuras, de las que sólo había leído en los libros de juventud. Con prácticamente ninguna posesión, Cartier-Bresson vivió de la caza, matando animales silvestres y vendiendo la carne en mercados. Volvió a Francia y luego de revelar las fotografías de su viaje por África pierde su intenso deseo de pintar y compra su primera cámara Leica, la misma que lo acompañaría durante toda su exitosa carrera. A continuación viaja a lo largo de Europa Oriental: Alemania, Polonia, Austria, Checoslovaquia y Hungría.

Magnum Photos
Pars La Villete, 1929

En 1932, viaja a Francia, España e Italia. También en ese mismo año sus primeras fotografías se exponen en Nueva York y posteriormente en el Ateneo de Madrid. En 1934 viaja a México junto a un equipo de fotógrafos -es en este viaje donde realiza la fotografía titulada por él como “La araña del amor”- comprometidos en un proyecto etnográfico patrocinado por el gobierno de este país. Debido a problemas burocráticos el proyecto fracasa, sin embargo Cartier-Bresson decide prolongar su estancia por un año, continuando así con su "captura" de gente y lugares marginales de la sociedad. Expone sus fotografías en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. De allí se muda a la ciudad de Nueva York, en 1935, y expone junto a Walker Evans. Estando en esta ciudad comienza a interesarse por el cine, de la mano de Paul Strand, y durante este período realiza pocas fotografías.

Leica
Quai de Javel Ragpickers - Paris, 1932

HBC
Taxi Drivers - Berlín, 1932

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios
Anfiteatro Romano - Valencia, 1933


En 1936 vuelve a Francia y entre este año y 1939 trabaja como colaborador de Jean Renoir haciendo algunas películas bastante polémicas. Durante este tiempo gana una posición como fotógrafo estable para el periódico comunista "Ce Soir". Allí forjó relaciones profundas de trabajo con otros dos fotoperiodistas: David Capa y David Seymour. Los tres realizaron, además, colaboraciones para la agencia “Alliance Photo” con la esperanza de lograr una mayor difusión de sus trabajos. Entre 1944 y 1945 se une al grupo de profesionales que fotografían la liberación de París. Dirige una película documental sobre la vuelta de los deportados y prisioneros, “Le retour”.

fotografía
Henri Matisse, 1944

Bresson
Gestapo Informer - Alemania, 1945

Henri cartier-bresson
Russian Child Released From Concentration Camp - Alemania, 1945


Fragmento de "Le Retour"

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=MtVBQGYbmhs


En 1946, luego de finalizada la guerra, vuelve a los EEUU para completar una exposición en El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA).

Magnum Photos
Scrapbook of photographs put together by Henri Cartier-Bresson in New York in 1946: his selection of best photographs in view of his exhibition at MOMA in 1947

Junto a Robert Capa, David Seymour y Georges Rodger funda la primer agencia cooperativa de fotografía del mundo, "Magnum Photos". Para ésta empresa volvió a viajar y enfocó su trabajo en la fotografía de reportaje. Viaja por Oriente: India, Birmania, Pakistán, China e Indonesia entre 1948 y 1950. En 1954 viaja a la URSS y se convierte así en el primer fotógrafo admitido por este país después del "deshielo".

Leica
Henri Cartier-Bresson

En el año 1955, es invitado por el Louvre de París para convertirse en el primer fotógrafo en exponer en este museo. En 1965 vive seis meses en la India y tres en Japón. Henri Cartier-Bresson abandonará en 1966 la agencia Magnum, que sin embargo conserva bajo su custodia los archivos del fotógrafo, en desacuerdo con lo que consideraba un excesivo espíritu de marketing. Un año después se divorciará de Ratna para poco después volver a contraer matrimonio con Martine Frack, quien será su compañera hasta el final de sus días.

HBC
Fire in Hoboken, facing Manhattan - New York, 1947

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios
Arizona - US, 1947

fotografía
Last Days of the Kuomintang - Shanghai, 1949


A principio de los años 70 deja a un lado su Leica para concentrarse en la pintura. Henri Cartier-Bresson murió el lunes 2 de agosto de 2004 a los 95 años en el sureste de Francia.

Bresson
Henri Cartier-Bresson

Con él desaparece un hombre que encarnaría, durante un largo transcurso de la historia del medio, una de las esencias de la fotografía y que para toda una generación de fotógrafos vino a significar el auténtico espíritu de la misma al ser el padre espiritual del instante decisivo.

______________________________________________________

TRABAJOS


Henri cartier-bresson
Drying Madras - India, 1965

Magnum Photos
Berkshire Ascot - Reino Unido, 1953

Leica
Portugal

HBC
Cellina Model Prison - USA, 1975

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios
Coco Chanel

fotografía
The Allée du Prado - Marsella, 1932

Bresson
Ciudad de México

Henri cartier-bresson
Île de la Cité - Francia, 1952

Magnum Photos
Marilyn Monroe - Making of "The Misfits"

Leica
Calle Cuauhtemoctzin - Mexico City, 1934

HBC
Arrondissement rue la Botie - Paris, 1953

Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios
Taos, New Mexico - USA, 1947

fotografía
The Berlin Wall, 1963

Bresson
Quais, 1958

Henri cartier-bresson
Volcano of Popocatepetl - Mexico, 1964

______________________________________________________

ENTREVISTA


Paris, arrondissement
Paris, 8 arrondissement, rue la Boétie (1953)

Realizada por: Pierre Assouline, en París, para La Nación.
Traducción de Zoraida J. Valcárcel.
Publicada en el suplemento Cultura del diario La Nación, el domingo 9 de agosto de 1998.


Para muchos, es el fotógrafo más importante de este siglo, el hombre que enseñó a sus contemporáneos a mirar a través de una cámara. El 22 de agosto de este mes: cumple 90 años.

En uno de los escasos reportajes que concedió, habló de los autores que ama, de la televisión que detesta, y de algunos de los artistas que más contaron en su vida, así como de su experiencia en el cine bajo las órdenes del gran Jean Renoir. Desde hace mucho, Cartier-Bresson prefiere no referirse a la fotografía, porque la considera una etapa superada de su vida: en cambio, le encante reflexionar sobre el dibujo, una actividad que aún practica y que fue la base de su obra admirable.

Este caballero de pañuelo a lo pirata no es agresivo; es un hombre indignado. A los 90 años, todavía se mantiene en permanente rebeldía porque nunca faltan motivos para indignarse. Con su discreción habitual, más que señales de su paso por la tierra, prefiere dejar huellas. No le hablen de su obra. Quiere ser artesano más que artista. Fanático por el dibujo desde siempre, dibujante compulsivo desde hace veinte años, sigue sacando fotos en su mente. Esto nos dice que Henri Cartier-Bresson –de él se trata– es, ante todo, un poeta.

El nuestro ha sido el siglo de la imagen. En sus postrimerías, ella pierde su alma al amenazarnos con hacerse virtual. Eso sería un horror incalificable, cuyas consecuencias aún no podemos medir.

Cartier-Bresson siempre será un compositor admirable. Sonidos, signos, palabras... ¿qué importa el medio? En él, todo es pura búsqueda del equilibrio y la armonía. Rechaza cifras y fechas para deleitarse mejor con la sección áurea. El resto –técnica, luz, preparación– es mera literatura para aficionados a la fotografía.

Nada hay menos premeditado que el encuentro entre una sensibilidad y un instante fugaz. No cree en la sociedad sino en el hombre. No hay lección más hermosa para los tiempos que corren. Si su obra ha servido para eso, Cartier-Bresson no habrá vivido en vano.

-¿Sigue siendo un libertario?

Sí, desde siempre. Desde el primer momento, muy temprano por cierto, en que descubrí la existencia de otros mundos aparte de las civilizaciones judeocristiana y musulmana. El anarquismo es, ante todo, una ética y, como tal, se ha mantenido intacto. El mundo ha cambiado, no es así el concepto libertario, el desafío frente a todos los poderes. Gracias a eso, he logrado zafarme del falso problema de la celebridad. Ser un fotógrafo conocido es una forma de poder y yo no la deseo.

-Su negativa a dejarse fotografiar, ¿debe entenderse en este sentido?

Sin duda. Hay que pasar inadvertido y protegerse a toda costa. El hecho de ser observado modifica el modo de mirar a los otros.

-Por cierto que jamás se lo ve por televisión.

¿A mí? ¿Y para qué? No soy actor.

-¿Le interesa lo que se televisa?

¿Ese tropel ininterrumpido de imágenes? Ni siquiera son imágenes porque eso no es visual. No es nada. Hombres como Julien Gracq, Samuel Beckett o Louis René des Forets no van a la televisión. Son mis escritores preferidos, entre los contemporáneos.

______________________________________________________


THE DECISIVE MOMENT (PHOTOBOOK)




En Grande:

http://www.e-photobooks.com/cartier-bresson/decisive-moment.html

______________________________________________________


LINKS


Henri Cartier-Bresson

http://***/3chrh7

Henri Cartier-Bresson Photographe

http://***/2wcqml

L'art sans art d'HCB

http://***/36mhel


Portraits Par Henri Cartier-Bresson : "Le Silence Intérieur D'Une Victime Consentante"


http://***/2pynq6


Fuente del Texto (Editado x mi): http://www.cylcultural.org/expos/cartier_bresson/


Fuentes de Información - Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios

Dar puntos
103 Puntos
Votos: 11 - T!score: 9.5/10
  • 3 Seguidores
  • 20.118 Visitas
  • 28 Favoritos

15 comentarios - Henri Cartier-Bresson: la Leica de Dios

@calah Hace más de 6 años
buenísimo. siempre es lindo volver a ver sus fotos.



gracias



+10 Magnum Photos
@ludwig82 Hace más de 6 años
excelente che, esos libros son en pdf ?

desde ya, t dejo 10.
@cristianbrasca Hace más de 6 años
Excellent, très bon post, je te donne +10 (en francés como corresponde)
@Patagonik-O Hace más de 6 años
Sublime, muchacha, sublime.
@Hisoka Hace más de 6 años
mmmm sin colorrrrr, pero profundo
@tonyjagger63 Hace más de 6 años
Grande Cartier-Bresson la fotografia y la realidad de la mano...excelente post, lástima me encuentras sin puntos, va a favoritos mientras...Saludos.
@metayerius Hace más de 6 años
Cómo puede ser que este post sólo tenga 30 puntos?
@Albertino Hace más de 6 años
Ya tiene 40. Saludos.
@brainwashington911 Hace más de 6 años
a favoritos! gracias, muy bueno.
@sebasrios1 Hace más de 6 años
recien leo este post te dejo los 10 puntos de hoy ....

buenisimo ....
@mediapila Hace más de 5 años
BUEN LABURO!!! +10
@herni Hace más de 5 años
Bressoon, que genio que sos.

Gracias por tu post Noellia.
@pablote_06 Hace más de 5 años
hola Noellia muy buen trabajo, muy completo, como se lo merece el maestro. gracias por el aporte.saludos