El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

explosivos solo informativo parte 2

5) Explosivos de bajo orden


Pólvora negra:

Pólvora:

La pólvora es una sustancia explosiva utilizada principalmente como propulsor de proyectiles en las armas de fuego y como propulsor y con fines acústicos en los juegos pirotécnicos. Está compuesta de determinadas proporciones de carbón, azufre y nitrato de potasio (salitre) (75% nitrato potásico, 15% carbón y 10% de azufre)
(pólvora comercial autorizada por RENAR)



La pólvora negra:


Historia:

Un monje alquimista se hallaba en su laboratorio realizando misteriosos experimentos, ya tenía casi resuelto el problema de solidificar el mercurio, paso previo para convertirlo en oro, verdadera quimera de la época y a la que se dedicaron en cuerpo y alma todos los alquimistas (químicos de la época). Para tal fin puso en un recipiente azufre, salitre y carbón, seguidamente lo puso al fuego y exploto. La explosión debió de sacudir los cimientos del convento y el monje, si es que sobrevivió al experimento, debieron de excomulgarlo por tener tratos con el demonio.



Una imagen similar a esta debió ocurrir a ese desconocido monje alquimista.

En la edad media se manejaban en los conventos ciertas formulas secretas, sobre combinaciones inflamables y explosivas que se identificaban con el demonio, por lo que era mejor silenciarlas y en todo caso utilizarlas en beneficio propio (de la Iglesia). Como consecuencia de dichas reservas, no se sabe con certeza quien fue el que descubrió la pólvora, aunque la conclusión a que he llegado es que se desarrollo en distintos lugares al mismo tiempo.
También se atribuye el descubrimiento al monje franciscano Berthold Schwarz, quien en 1380, trabajando en su laboratorio provocó una involuntaria explosión, aunque según veremos mas adelante cuando manejemos datos contrastados por las crónicas y libros datados con exactitud, es imposible que descubriese la pólvora dado que en la fecha de sus experimentos ya era usada por algunos ejércitos.
Tampoco nos valdría la afirmación de que Marco Polo trajo la formula de China, por lo mismo expuesto anteriormente, ya que hay constancia escrita sobre la pólvora en occidente, antes de que naciera el comerciante Veneciano.

Orígenes:

Los orígenes de la pólvora negra, no están muy claros, la creencia de que su origen inicial fuese la China, tal y como lo atestigua el famoso comerciante veneciano Marco Polo, (1254-1323) carece actualmente de fundamento serio por no aportar pruebas y porque existen escritos anteriores en occidente que ya hacen referencia a ésta.

El primer registro escrito que hay sobre la pólvora en Occidente, es un anagrama en el ultimo capitulo de un tratado científico De Secretis Operibus Artis et Naturae et de Nullitate Magiae (en griego), escrito por el monje fray Roger Bacon (1212-1294) en el año 1242, se cree que Roger de Bacon lo tomó de algún texto árabe, puesto que mantenía con los eruditos del mundo islámico una excelente relación.
En un tratado posterior del año 1266 y escrito por el mismo autor, hace referencia a la pólvora y da las siguientes proporciones, 7 partes de salitre, 5 de carbón y otras 5 de azufre (41% salitre, 29.5% carbón y 29.5% azufre), además dice que en esas fechas ya era conocida en diversos lugares.
Roger Bacon no revela en sus tratados el origen de la pólvora, no la reivindica como invención propia y tampoco parece darle una importancia excesiva, esto hace suponer que ya era conocida por aquel entonces, pero solo como una rareza científica que usaban para asombrar o asustar a la gente y que carecía de utilidad concreta.
En la actualidad se acepta que fuera desarrollada por los árabes, o por lo menos quienes primero le dieron una utilidad bélica. Estos mientras Europa atravesaba el periodo oscuro post-romano, cultivaron las ciencias y las letras, traduciendo a los sabios griegos y latinos, siendo también muy aficionados a la alquimia (vocablo árabe del que deriva nuestra palabra "química" y que designaba la ciencia que pretendía encontrar el procedimiento para transformar los metales innobles en oro).


Como se usaba en la antigüedad:
La primera referencia autentica y clara sobre un arma de fuego, es una ilustración aparecida en un manuscrito ingles del año 1326, De Officiis regum (Sobre los deberes de los Reyes), actualmente este códice se guarda en la biblioteca de Cristo, en Oxford. Este manuscrito también se conoce por Manuscrits de Milimette y también es obra de un clérigo.
Dicho manuscrito contiene una ilustración en la que aparece un aterrorizado guerrero con una mecha atada al extremo de un palo, prendiendo fuego a un cañón en forma de vasija del que sobresale por su boca una especie de punta de flecha y que apunta a la puerta de una edificación fortificada.

Esta ilustración decorativa de un manuscrito nos hace suponer que las armas de fuego ya eran conocidas y usadas en esa época, aunque su eficacia fuera muy discutible, es cierto que el primer uso que se les dio, fue el derribar las puertas de los castillos y ciudades amuralladas.
Respecto de los primeros proyectiles que se usaron en este tipo de armas, fueron una especie de lanzas cortas y gruesas con una envoltura en su parte posterior de lienzo para obturar y aprovechar mejor los gases generados. Pero muy pronto se dieron cuenta de que estos cañones eran mas eficaces si lo cargaban con un proyectil esférico de piedra o hierro, y a partir de ese momento el progreso fue imparable y acorde con los nuevos descubrimientos, mejores pólvoras significaban mas rendimiento pero requerían mejores cañones, pasando de los cañones obtenidos por el procedimiento de forja a los de fundición, bastante mas seguros que los primeros.
Aun así los primeros cañones mataron casi con toda seguridad a mas artilleros que enemigos. Según las crónicas de la época, deducimos que daban un toque de color a las batallas y causaron un cierto desconcierto al enemigo.
Jerónimo de Zurita en sus Anales de Aragón, cuenta que estando en el trono de aquel reino Alfonso IV en el año 1331, el rey de Granada "venia sobre Alicante, poniendo grande terror una nueva maquina de combate que llevaba pelotas de hierro que se lanzaban con fuego".
Otra crónica de la época, dice que en 1340, Alfonso XI de Castilla, al poner cerco a la ciudad de Algeciras, llave del estrecho "los moros de la ciudad lanzaban pellas de fierro tamañas como manzanas muy grandes y las arrojaban tan lejos de la población que algunas de ellas pasaban allende nuestra hueste pero otras la ferian".

Su composición:

La pólvora es una mezcla intima de salitre, carbón y azufre. La formula más antigua que se conoce (la de Roger Bacon) da las siguientes proporciones, 7 partes de salitre, 5 de carbón y otras 5 de azufre (41% salitre, 29.5% carbón y 29.5% azufre), es dudoso que se pudieran obtener estos materiales de gran pureza en aquel momento, lo que unido a las proporciones expuestas, nos lleva a la conclusión de que esa pólvora era relativamente débil, aunque eso fue una ventaja, ya que los primeros cañones, no hubieran podido resistir cargados con una pólvora mas eficaz y potente.
El porcentaje de salitre fue aumentando hasta que a finales del siglo XVIII, se había alcanzado aproximadamente su formula final: 75% salitre, 15% carbón y 10% de azufre.
A la pólvora antigua se la denominaba serpentina y era una mezcla de los tres componentes reducidos a polvo, de ahí su nombre (polvo-ra). Esta tenia muchos defectos, si se atacaba o se comprimía en la recamara de un cañón, se apelmazaba de tal manera que el encendido así como su posterior combustión eran dificultosos y erráticos.
Durante su almacenamiento y transporte tenia una cierta tendencia a separarse en los componentes que la constituían, quedando en la parte baja del tonel el azufre y salitre, debido a su diferente densidad y por lo tanto diferente peso.
Durante el siglo XV los franceses desarrollaron un nuevo procedimiento que consistía en mezclar los tres componentes (reducidos a polvo) mojados (método muy seguro que aun se utiliza hoy en día), formando obleas y dejando que se secaran posteriormente, luego se desmenuzaban y se pasaban por un tamiz, obteniendo la pólvora en distintos tipos de granulación, que se destinaban a diferentes usos, pistolas, mosquetes, cañones y la mas fina, denominada polvorín, para el cebado de cazoletas de todas ellas, este polvorín tenia que estar formado por los granos mas finos y no por el polvo que se desprendiera, ya que éste solo era polvo de carbón y no de los tres componentes que forman la pólvora.
Esta pólvora era más eficaz y potente porque todos y cada uno de los granos tenían la composición adecuada, además al no quedar apelmazada en la recamara la combustión era más rápida, limpia y potente.
Para un mismo peso, la pólvora granulada era hasta tres veces más potente que la antigua pólvora de cañón o serpentina, ya que ambos nombres se utilizaban en la época para referirse a ella. Como se puede deducir esta pólvora granulada aguantaba mejor los traqueteos a que era sometida la pólvora cuando se transportaba en toneles hacia su destino final, también debido al proceso de granulación era menos sensible a la humedad, manteniendo su buen rendimiento.
El Salitre es el componente principal, con este nombre entendemos actualmente el Nitrato de Potasio, ya que antiguamente lo conocían de forma más genérica como eflorescencias salinas naturales que contenían incluso sales de sodio, calcio y magnesio en forma de carbonatos cloruros y nitratos, estos se obtenían rascando las eflorescencias cristalinas que se formaban en los muros húmedos.
El nitrato de potasio se expresa químicamente como KNO3, y es una sal del ácido nítrico (HNO2) con el potasio (K). Este componente por sus cualidades de fuerte oxidante, es el que aporta el oxigeno para la combustión de la pólvora, ya que sin la presencia de este (el oxigeno) no puede haber combustión.
El Azufre es un elemento químico sólido y cristalino de un color amarillo muy característico. Entra en la composición de la pólvora negra ya que facilita la propagación de la combustión, aumentando la velocidad además de mejorar la estabilidad ya que es un elemento insensible a la humedad. El azufre en estado natural tiene la propiedad de fundir a los 115ºC y de quemar a los 250ºC.
El Carbón utilizado para la preparación de la pólvora negra debe ser seleccionado con mucho cuidado por la gran importancia que asume como combustible base de nuestra mezcla, este debería ser lo mas puro posible, es decir que tenga la menor cantidad posible de cenizas. La mayor parte de los residuos que deja la combustión de la pólvora negra son cenizas de carbón y pueden llegar a ser el 50% del peso original de la pólvora.


Ilustración de un fraile al que también se le atribuye la invención de la pólvora, curiosamente se llama Schwarz

Su uso:

La pólvora negra, aun se utiliza hoy en día para el tiro deportivo con Armas Históricas y para la caza mayor en el continente Africano, donde aun existen muchos cazadores (generalmente de color) que disponen de este tipo de armas, ya que son las únicas a las que tienen acceso, por su menor precio, facilidad de construcción y facilidad de encontrar los elementos necesarios para su carga y por lo tanto su uso además son las únicas que les estuvieron permitidas por los colonizadores blancos ya que procedían de las que estos desechaban, aunque hoy en día incluso se las fabrican ellos como constata una de las fotos del año 1960. Con ellas furtivean la carne para el sustento de sus familias.
Estas armas tienen muchas ventajas respecto de las modernas de cartucho metálico, sobre todo para ellos, ya que les es muy fácil encontrar en casi cualquier sitio pólvora negra y pistones mientras que es muy difícil encontrar los cientos de tipos distintos de cartuchos metálicos que existen, estando algunos obsoletos.
Según lo dicho, es fácil ver en manos de cazadores de color, armas que les dejaron los colonos blancos del siglo pasado, a las que aun están sacando partido. En algunos artículos de caza actuales, he leído como algunos cazadores deportivos al abatir a su pieza, descubren que esta tiene alguna herida procedente de un arma de pólvora negra. A esta conclusión llegan por medio de la observación del tipo de proyectil que hallan dentro del animal, generalmente bolas de plomo.
El otro uso que se les da y al que me he referido, es el tiro deportivo con ARMAS HISTÓRICAS.
Actualmente es una especialidad deportiva que tiene una cierta aceptación y forma parte de las que reconoce la Federación Española de Tiro Olímpico en la sección de tiro de precisión, celebrándose anualmente una serie de tiradas denominadas Copa Presidente así como de Campeonato de España, de Europa y del Mundo.
Actualmente se puede conseguir en España entre otras de menor calidad, o menos regulares en cuanto a prestaciones balísticas se refiere, pólvora Suiza del fabricante Poudrerie D’Aubonne, y según el catalogo se fabrican los siguientes tipos de pólvora negra para tiro y caza:
Pulverin para usar como cebo, con una granulación de entre 0 y 0.226 mm.
Nº 1 para armas cortas, con una granulometría de entre 0.226 y 0.508 mm.
Nº 2 para armas cortas y largas, con una granulometría de entre 0.508 y 0.870 mm.
Nº 3 para mosquetes de gran calibre y cargas densas, con una granulometría entre 0.670 y 1.36 mm.
Nº 4 y 5, para pequeños cañones, con una granulometría de entre 0.9 y 1.6 mm.

Las pólvoras francesas de la SNPE-VECTAN tienen la siguiente equivalencia con las anteriores suizas:
PNF4 = Pulverin.
PNF2 = Entre la Nº 1 y la Nº 2.
MOUSQUET TIR = Nº 3.
En la pólvora negra la velocidad de combustión viene dada por el tamaño de los granos, dicho esto tenemos que cuanto mas finos sean los granos mas rápida será la combustión, de ahí que para los pequeños calibres se usen pólvoras mas finas, así como que para los grandes se usan las de mayor granulación, con el fin de obtener la máxima velocidad del proyectil con la menor presión de recamara por su mayor progresividad de combustión.

Su preparación:

Es muy sencillo de preparar aunque no es muy poderosa ni segura. Solamente cerca de un 50% de pólvora negra se convierte en gases calientes cuando se quema; la otra mitad son solo partículas muy finamente quemadas. La pólvora negra tiene un gran problema, que puede ser iniciada por la electricidad electrostática. Esto significa que en el proceso para hacer la pólvora negra deben de ser utilizadas herramientas de barro o de madera. De cualquier forma, alguien que pretenda hacer la pólvora negra, lo haría de la siguiente manera
Materiales:
Nitrato de sodio o de potasio (75 g.)
Plato hondo c/cuchara ambos de barro o madera
Sulfuro (10 g.) Tres bolsas de plástico
Carboncillo (ico al nitrato de sodio o de potasio, y mézclalos bien durante muchos minutos. Has esto hasta que ya no haya mas sulfuro ni carboncillo a la vista, o hasta que la mezcla quede completamente negra.
Coloca el matraz a la luz directa del sol. La luz del sol es realmente la mejor manera para secar la pólvora negra, debido a que este nunca es muy caliente, solo lo necesario para evaporar el agua.
Raspa la pólvora negra fuera del matraz, y almacénala en un contenedor seguro. Un contenedor de plástico seria realmente seguro, seguido 15 g.) Un matraz de 300 a 500 ml
Agua destilada Fuente de calor (mechero de gas o alcohol

Procedimiento:
Coloca una pequeña cantidad del nitrato de sodio o del de potasio en el plato hondo y muélelo a un muy fino polvo. Has esto a todo el nitrato de sodio o de potasio, y almacénalo en una de las bolsas de plástico.
Has lo mismo con el sulfuro y el carboncillo, almacenando cada químico en bolsas separadas.
Coloca todo el nitrato de sodio o de potasio ya molido en el matraz, y agrégale suficiente agua hervida al químico para que todo se humedezca.
Agrega el contenido de las demás bolsas de plást por papel. Nunca guardes pólvora negra en una bolsa de plástico debido a que las bolsas de plástico están propensas a generar electricidad electrostática, lo que podría iniciar la pólvora negra.

PÓLVORAS DE CARTUCHOS MILITARES:

Antiguamente, todos los cartuchos estaban llenos de pólvora negra. La única diferencia entre unas pólvoras y otras residía en el diámetro medio del grano. A mayor diámetro menor superficie en relación al peso y por tanto menor velocidad de quemado.
Luego aparecieron las pólvoras sin humo. El volumen de la vaina ya no determina la potencia máxima del cartucho. Con pólvoras de todos los tipos y colores, cada país fabricante y época utiliza una o varias pólvoras características.
En ocasiones, estas diferencias junto a la laca de las juntas, granetazos de sujeción de pistón o bala y otros detalles puede ayudarnos a identificar la procedencia de un cartuchos.
Incluímos algunas pólvoras utilizadas en cartuchos militares. No descartamos necesariamente la pólvora de los cartuchos civiles, pero la fabricación de estos se guian por criterios comerciales y de eficiencia. Por esa razón no suelen utilizar pólvoras tan característicos durante tanto tiempo como los militares, obligados mediante reglamentos y contratos a poseer ciertas características fijas.


Los cartuchos para arma corta, como este industrial calibre .22, tienen una pólvora molida muy finamente. Esto hace que arda a gran velocidad por lo que es aún más peligrosa que cantidades parecidas de pólvora para fusil.

TIPOS DE POLVORA

.303 British (Gran Bretaña, Canadá): Durante muchos años la pólvora de uso militar -y en buena parte tambien civil- del imperio británico. Como la nitroglicerina entra en su composición, parece que almacenada en climas extremos (África) se podía volver inestable. Muestra obtenida de un cartucho Mark VII fabricado en Canadá con marcaje DAC 1972 VII (EE0077 ). Estos cartuchos llevan un taco entre pólvora y bala, que puede verse en la ampliación.

.303 British (Gran Bretaña, Canadá): Aunque la pólvora británica era normalmente la Cordita, algunos cartuchos se cargaban con nitrocelulosa. Estos iban marcados con la letra Z (EE0101). Formada por tubos de 0,8 mm con un poro capilar en el centro y cortados a 2 mm de longitud, de forma muy uniforme.

6.5x52 Cárcano (Italia): La pólvora utilizada en la mayoría de cartuchos italianos de los años 1930. Llamada "Solenite", con tubos huecos translúcidos de color anaranjado. Al degradarse se oscurece. Muestra obtenida de cartuchos marcados SMI 936 (KG0009) y A.A C-35 (KG0005). LUCIO, de www.il91.it, nos ha hecho llegar un interesante documento donde se detalla la composición y fabricación de la Solenite.
Diámetro: 1.78-1.8 mm, Longitud 2 a 2.1 mm (teóricos 2x2mm con agujero de 0.7)

6.5x52 Cárcano (Italia): Cartucho específico para ametralladora, fabricado por la Hirtenberger de Austria. Pólvora en cilindros negros, parece que con un agujero capilar en el centro. Longitud irregular. Muestra obtenida de cartuchos marcados * 1936 (KG0011)
Diámetro: 1.1-1.2 mm, Longitud 1.5 a 2.2 mm

7.92x33 Kurz (Alemania): Cartucho fabricado para el fusil de asalto Sturmgewehr 44 durante la 2ª guerra mundial. Pólvora en cilindros negros de longitud y corte irregulares.Muestra obtenida de cartuchos marcados hla 44 St 9 (KY0008).

7.92x57 Mauser desconocido (¿Grecia?): Cartucho localizado sólo en la guerra civil española, marcaje críptico para burlar el bloqueo. Pólvora en laminillas cortadas a tiras que a su vez se dividieron formando cuadrados o rombos. Muestra obtenida de cartuchos marcados 4.37 7.92 M/M (KAA0018)
Tamaño: 1.6 x 1.2 a 1.6 mm, Grueso: 0.3 mm

7x57 Mauser (¿España o Austria?): Cartucho localizado sólo en la guerra civil española, hay dudas sobre si fue fabricado en Madrid por la Standard Eléctrica o en Austria por Hirtemberger para México. Pólvora en cilindros negros de longitud irregular. Muestra obtenida de cartuchos marcados M (KL0022)
Diámetro: 0.6 a 0.7 mm, Longitud 1.9 a 2.3 mm

7x57 Mauser (España): Cartucho fabricado por la Pirotécnia Sevillana en plena guerra civil. Pólvora en cilindros negros de longitud irregular. Visiblemente más largos, gruesos e irregulares que los del marcado M. Algunos incluso doblados y otros cortados ligeramente al biés. Muestra obtenida de cartuchos marcados PS 1938 (KL0006)
Diámetro: 0.75 a 0.8 mm, Longitud 2.2 a 2.5 mm

7x57 Mauser (España): Cartucho fabricado por la Fábrica Nacional de Toledo. Pólvora en laminillas cortadas a tiras que a su vez se dividieron formando cuadrados o rombos. Ancho mas o menos constante pero longitud muy irregular. Muestra obtenida de cartuchos marcados FN 19 36 T (KL0055)
Tamaño: 1.3 a 1.6 x 1.6 a 6.7 mm, Grueso: 0.25 mm

7x57 Mauser (España): Cartucho fabricado por las Indústrias de Guerra dependientes de la Generalitat de Catalunya. Pólvora en laminillas cuadradas, sorprendentemente regulares. Muestra obtenida de cartuchos marcados GCIC F Nº12 (KL0011). La coloración verdosa de algunas laminillas procede de la degradación del latón de la vaina.
Tamaño: 1.5 a 1.6 x 1.6 mm, Grueso: 0.28 mm

8x50R Lebel (Francia) Tipo I: Cartuchos con marcajes franceses de hacia 1918. Pólvora en cilindros negros o amarillentos translúcidos, parece que con un agujero capilar en el centro. Muestra obtenida de varios cartuchos marcados ART.D y distintas fábricas.
Aproximádamente diámetro: 0.5 o 0.6 mm, Longitud alrededor de 1 mm.

8x50R Lebel (Francia) Tipo II: Cartuchos con marcajes franceses de hacia 1918. Pólvora en laminillas rectangulares negras. Muestra obtenida de varios cartuchos marcados ART.D y distintas fábricas.
Tamaño: 1.6 x 1.4 a 2 mm.

8x50R Lebel (fabricados en USA) Durante la 1ª guerra mundial, diversas fábricas americanas produjeron cartuchos. Pólvora laminar, en forma de cuadrados de unos 1.5x1.5x0.5 mm, con irregularidades (rombos). Muestra obtenida de un cartucho marcado RA S.I 18 (Remington Arms). FOTO: ELFO


Nitrato de celulosa:

El nitrato de celulosa, nitrocelulosa o algodón pólvora fue sintetizado por primera vez en el año 1845 por Schönbein. Es un sólido parecido al algodón, o un líquido gelatinoso ligeramente amarillo o incoloro con olor a éter. Se emplea en la elaboración de explosivos, propulsores para cohetes, celuloide (base transparente para las emulsiones de las películas fotográficas) y como materia prima en la elaboración de pinturas, lacas, barnices, tintas, selladores y otros productos similares.
Se sintetiza a base de algodón, nítrico y sulfúrico, los mismos utilizados en la nitroglicerina. De esta manera, forma principalmente nitrato de celulosa.

Para obtenerlo se hace una mezcla de 1 volumen de ácido nítrico (HNO3) y tres 3 volúmenes de ácido sulfúrico (H2SO4), pues la reacción de la celulosa con el ácido nítrico, además de formar la nitrocelulosa, produce agua, la cual diluye rápidamente al ácido nítrico. Al ser el ácido sulfúrico higroscópico, éste toma el exceso de agua en la reacción sin diluir al ácido nítrico.

Cuando la mezcla de ambos ácidos está fría, se introduce el algodón y deja durante unos 15 minutos estabilizando la temperatura (enfriando, ya que la reacción es muy exotérmica), después de lo cual se lava en acetona y se seca. Opcional al lavado con acetona es un lavado rápido con agua y bicarbonato de sodio (NaHCO3), que eliminará posibles residuos de ácido; aunque hará que la nitrocelulosa obtenida se seque más lentamente, ya que el agua es menos volátil que la acetona.

Una vez fabricada conserva el aspecto de algodón ordinario, aunque la nitrocelulosa es más áspera al tacto.

La obtención descrita anteriormente genera una nitrocelulosa altamente explosiva y peligrosa, con un grado altísimo de pureza; por lo que se recomienda variar las proporciones con respecto al ácido sulfúrico si se desea hacer demostraciones sencillas. Cuanto menos ácido sulfúrico sea usado (Con respecto a la proporción 1HNO3:3H2SO4), menor grado de pureza tendrá la nitrocelulosa.

Una vez seco, es soluble en el dietiléter, acetona y el éter acético. Se enciende a 120 ºC. Al arder produce dióxido de carbono, monóxido de carbono, agua y nitrógeno.

La nitrocelulosa se obtiene, a nivel industrial, por nitración de alfa-celulosa de algodón o pulpa de madera.

Cloratita:

La cloratita es un explosivo compuesto por clorato potásico, azufre y azúcar en composición 80/10/10 y que, al igual que el ANFO, necesita como detonante algún tipo de dinamita. Es posible que la adición de aluminio provocara un aumento de su eficiencia como en otros explosivos.

Debido a la facilidad de su producción ha sido utilizado por los grupos terroristas en múltiples ocasiones. Por eso la formula es clasificada al publico no militar.



Explosivos de impacto o "Primers"

Yoduro amónico:


Nombre de la IUPAC Yoduro de amonio
Fórmula química NH4I
Peso molecular 144,94 g mol-1

Sensibilidad al choque Altísima
Sensibilidad a la fricción Altísima
Punto de fusión 405°C
Apariencia Sólido cristalino
Usos:
Es utilizado preferentemente como explosivo de iniciación, pues es muy inestable y la liberación de energía térmica es muy baja.


Precauciones:
Es una sustancia muy inestable. No debe ser sometido a los efectos del calor, humedad o roce. Al estallar, emite una nube de color violeta, correspondiente a yodo gaseoso, el cual es altamente reactivo y tóxico para la salud. en la superficie en que toque, dejará una mancha de color violeta



Fulmiante de mercurio:

El fulminato de mercurio es un explosivo en forma de sal blanca-plateada muy inestable, y de descomposición exotérmica poco calórica, por lo que se utiliza como explosivo de iniciación
La fórmula química del fulminato de mercurio es ONC-Hg-CON

Preaparición:

Equipamiento:
Mercurio (5 g.)
Barra de cristal para revolver
Acido Nítrico concentrado (35 ml)
2 Matraz o tazones de 100 ml
Alcohol etílico o etanol (30 ml)
Fuente ajustable de calor
Agua destilada.
Papel tornasol (azul) y papel filtro

Procedimiento:

En un matraz, mezcla 5 gramos de mercurio con 35 ml de ácido nítrico concentrado, usando la barra de cristal.
Lenta y cuidadosamente calienta la mezcla hasta que el mercurio se disuelva, esto es cuando la solución se torna verde y hierve.
Coloca 30 ml de alcohol etílico o etanol en el segundo vaso de pico pequeño, y lenta y cuidadosamente agrega todo el contenido del primer vaso a este. Deberá aparecer humo rojo o café, el cual es tóxico y flamable, por esto se recomienda que se trabaje en un lugar ventilado.
Después de treinta a cuarenta minutos, el humo deberá tornarse blanco, indicando que la reacción está cerca de completarse. Después de diez minutos mas, agrega 30 ml de agua destilada.
Cuidadosamente filtra los cristales del mercurio fulminante de la solución líquida. Coloca la solución en un lugar seguro, esta es corrosiva y tóxica.
Lava los cristales muchas veces en agua destilada para remover tanto ácido como sea posible. Prueba los cristales con el papel tornasol hasta que este neutral. Esto será cuando el papel tornasol este azul cuando toque los cristales húmedos.
Permite a los cristales que sequen, y guardalos en un lugar seguro, lejos de cualquier explosivo o material flamable. Este procedimiento, puede ser también echo por volumen, si el mercurio disponible no puede ser pesado, simplemente usa 10 volúmenes de ácido nítrico y 10 volúmenes de etanol a cada volumen de mercurio.

Nitroglicerina:

La nitroglicerina, cuyo nombre IUPAC es trinitrato de 1, 2,3-propanotriol, es un éster orgánico, que se obtiene mezclando ácido nítrico concentrado, ácido sulfúrico y glicerina. Su fórmula molecular es C3H5N3O9. El resultado es altamente explosivo. Es un líquido a temperatura ambiente, lo cual lo hace altamente sensible a cualquier movimiento, haciendo muy difícil su manipulación pero se puede conseguir una estabilidad relativa con algunas sustancias como el aluminio.


Estructura química de la nitroglicerina

Usualmente se transporta en cajas acolchadas a baja temperatura para disminuir el riesgo de explosión, ya que si sobrepasa los 41ºC (temperatura límite estimada) se produce una reacción muy violenta debido a la agitación intermolecular: 4C3H5 (NO3)3(l)
Cuando Alfred Nóbel inventó la dinamita, la cual es más segura, disminuyó el uso de la "nitro" (como también se le llama) para ser reemplazada por el nuevo invento.
La nitroglicerina es el componente principal de algunas mezclas explosivas como la abelita compuesta por un 65 % de nitroglicerina, 30 % de algodón pólvora, 3,5 % de salitre y finalmente un 1,5 % de carbonato de sodio.
En medicina, se usa como vasodilatador para el tratamiento de la enfermedad isquémica coronaria, el infarto agudo de miocardio y la insuficiencia cardíaca congestiva. Se administra por las vías oral, transdérmica, sublingual o intravenosa.


Componentes:

La nitroglicerina, es uno de los explosivos más sensibles sino es que el más sensible. Aunque es posible hacerlo mas seguro, es difícil. Muchas personas han sido seriamente dañadas e incluso han muerto mientras trataban de hacer este explosivo. Cuando las industrias Nobel lo hicieron, muchas personas murieron. Usualmente, tan pronto como es hecho, se convierte en una sustancia más segura, como la dinamita. Una persona que pretende hacer la Nitroglicerina podría usar el siguiente método
OVIAMENTE OMITI EL METODO DE EXTRACCION EL Q LO QUIERA Q NO LO BUSQUE NO SE ENCUENTRA


Dinamita:

La dinamita es un explosivo compuesto por nitroglicerina y dióxido de silicio.
Es una mezcla grisácea y aceitosa al tacto, considerada un explosivo potente (comparado con la pólvora, el fulminato de mercurio y otros explosivos débiles).
Etimología:
La palabra dinamita viene de la palabra griega δυναμις (dunamis, «potencia», «movimiento») y el sufijo, también griego, -ιτης (-itēs), que indica «inflamación», «irritación». Alfred Nobel lo llamó su «Polvo de Seguridad para Explotar».

Historia:
Fue inventada por Alfred Nobel en 1866 y patentada en 1867, lo que unido a la explotación de los campos petroleros de Bakú (Azerbaiyán) le hizo ganar su gran fortuna
Producción:
La dinamita se solía fabricar mezclando nitroglicerina y tierra de diatomeas con un alto contenido de bióxido de silicio. Esta última actuaba como una especie de esponja, absorbiendo y estabilizando la nitroglicerina haciendo su uso como explosivo más seguro y práctico. Se solía vender en forma de tubos de cartón llenos con el compuesto, que medían entre 6 (15,24 cm) y 8 (20,32 cm) pulgadas de largo por una (2,54 cm.) de diámetro.
Usos y propiedades:
Por su alta estabilidad, la dinamita reemplazó rápidamente a la nitroglicerina en aplicaciones como las demoliciones y la minería, y como relleno explosivo en los proyectiles de artillería y cargas de demolición militares. La dinamita es además químicamente más inerte que la nitroglicerina pura, lo que hace posible su almacenamiento seguro, aunque sólo a medio plazo, ya que con el paso del tiempo la nitroglicerina se escurre del dióxido de silicio y se concentra en gotas muy sensibles al impacto, al calor y a la descomposición química en productos químicos más inestables. La dinamita es tan estable, que generalmente los cartuchos de dinamita nuevos y en buenas condiciones no explotan aunque se expongan al fuego, siendo necesario utilizar un detonador para hacerlas estallar.
Debido a la constante mejora en los explosivos y técnicas de demolición, así como los problemas que plantea su almacenamiento y la producción de nitroglicerina para su elaboración, la dinamita ha sido reemplazada comercialmente por otros explosivos como el trinitrotolueno (TNT)

Cristales Triiodide de Amonio:
Los cristales triiodide de amonio, son cristales de color morado y de mal olor que se descomponen bajo la ligera cantidad de calor, fricción o descarga eléctrica si son hechos con el yodo y el amonio (hidróxido de amonio) puros. El amoniaco casero, como siempre, tiene muchas impurezas, como jabón y algunos agentes abrasivos. Cuando los cristales detonan, se escucha un fuerte sonido y se ve una nube gaseosa de yodo morado que aparece alrededor de donde ocurrió la detonación. De cualquier manera, la superficie en la que detonan los cristales queda arruinada; el yodo es corrosivo y su gas es dañino a los pulmones además de que tiene mal olor, y deja una fuerte mancha donde quiera que toca, incluyendo la piel, en la cual deja una mancha café que no se quita hasta unas semanas a menos que de inmediato se lave exhaustivamente la parte que hizo el contacto. Los cristales triiodide de amonio pueden ser producidos de la siguiente manera
Materiales:
Cristales de yodo (en su forma pura)
Embudo y papel filtro
Amoniaco puro (hidróxido de amonio para el suicida)
Papel toalla
Dos jarras de cristal (desechables)
Procedimiento:
Coloca dos cucharaditas de yodo en una de las jarras. Las jarras deberán tirarse después de uso por que ya no pueden ser limpiadas.
Agrega suficiente amoniaco hasta cubrir completamente el yodo.
Coloca el embudo en la otra jarra, junto con el papel filtro en el embudo. La técnica para poner el papel filtro en cualquier laboratorio de química es: Dobla el papel circular por la mitad, así quedará un semicírculo. Después dóblalo a la mitad otra vez para formar un triángulo con un lado curvo. Tira o Hala una espesura del papel hacia fuera para formar un cono y coloca el cono dentro del embudo.
Después de que se le permita al yodo remojarse en el amoniaco por un rato, vierte la solución dentro del papel en el embudo mediante el papel filtro.
Mientras la solución esta siendo filtrada, pon mas amoniaco dentro de la primera jarra para lavar cualquier cristal restante dentro del embudo y tan pronto como este desagüe.
Recoge todos los cristales de color ligeramente púrpura o morado pero sin tocar el papel filtro café, y colócalos en el papel toalla para que sequen por cerca de una hora. Asegúrate de que no están cerca de alguna luz o alguna otra fuente de calor, por que podrían detonar. Mientras los cristales estén húmedos, divídelos en ocho montones.
Después de que hallan secado, colócalos suavemente en un envase circular con tapa de aproximadamente una pulgada. Tapa el envase cuidadosamente asegurándote de no presionar los cristales con la tapa.
Finalmente, guarda los cristales en un lugar fresco. Los cristales tienen una vida de aproximadamente una semana, y deben de ser guardados en contenedores individuales y desechables. Una manera posible de incrementar la vida de los cristales, es guardarlos en un contenedor hermético. Para usar los cristales, simplemente tíralos contra alguna superficie sólida o colócalos en donde sean pisados o machacados.
Como interpretar los carteles de explosivos

LAS FUENTES NO SON DE INTERNET TARDE 3 MESES EN SUBIR TODO ESTO A EL WORD
DIVISION EXPLOSIVOS PFA
QUIMICA AVANZADA
MANUAL DEL ANARKISTA
MINERIA Y EXPLOSIVOS

ESPERO Q LES SIRVA POR Q A MI ME HIZO PASAR DE AÑO

14 comentarios - explosivos solo informativo parte 2

@SaintGalad
Estoy buscando acido nitrico para hacer un fulminate de mercurio... donde lo puedo conseguir?
@sbassi
¿En que escuela o instituto se estudia esto?
@sebasmdq
En la Escuela de Educacion Tecnica Nº3 de Mar del Plata y los que estudian quimica ven cosas mejores, estoysuspendido es de electromecanica
@gerbo
yo la ago con clorato potasico o de potasio, es lo mismo, se consigue en farmasias grandes de barrio como clorato de potacio en pastillas (ya que esta rebajado es de venta libre) tambien compro asufre en polvo y con una lija raspo el carbon de la parrilla se mescla todo yyy ya estaaaaa polvora negra casera, tengo esto bien esplicado y varias cosillas mas del tema si alguien quiere savr que me escriva a tefazziq_m-b@live.com.ar, estoy pensando hacer un posteo con todo lo que tengo de explosivos si les gustaria que lo aga diganme...

@toledom
es mas barato el nitrato de potasio, es una sal que se usa para hacer conservas
@octaporinga
LAUTIBELER dijo: larga vida a al qaeda


Lautibeler: ¡¡ Jajajaja!!¡¡ Muy buenooo el chiste!! Espero que Bush en su último día de mandato no confunda a Bin Laden con el autor de este post y termine invadiénonos con otra patética escusa: \"las empanadas son armas de destrucción masiva\". Opino que aunque está interesante leer cómo hacer bombas caseras, ojo, hay quienes que van a usar esto para matar gente, así que recuerden bien que al dar este tipo de informaciones por más educativos que sean, tienen arma de doble filo.

Felicito al autor por el esfuerzo de tres meses, hoy todo el mundo hace copy paste. Aprovecho para pedirle al autor mismo que reforme el post presente con el sólo fin de agregarle advertencias de uso, seamos coherentes, después recemos que en los diarios no volvamos a ver noticias de ataques en bondis como en los \'70 (ambos bandos usaban esta info, igual o similar, para ello).

Paz en el mundo y buena voluntad en los hombres!
@juancarlosmagoya
Roger Bacon tambien se dice que escribio el manuscrito Voynich grosso!!
@Jonymdp
gente si alguien pone en practica esto, en el punto de nitrocelulosa, no la lave con acetona directamente sacado el \"algodon\" directamente del acido(experiencia propia) primero lavenlo con el agua y bicarbonato y recien ahi a la acetona.

Saludos, y buen post!