sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

El Hambre
sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

COMO DICE EL DICHO, UNA IMAGEN VALE MAS QUE MIL PALABRAS!

Mundo

¿Que es el Hambre?

El hambre es la sensación que indica la necesidad de alimento. En condiciones de normal alimentación, suele aparecer unas 4 horas después de la última comida, aunque este tiempo puede variar mucho.

La sensación de hambre es algo natural, pero privarse de alimento durante mucho tiempo perjudica la salud mental y física.La privación de alimento induce a la somnolencia, atenúa las emociones e impide pensar con normalidad. El deseo de comer se hace prioritario y se diluyen los valores morales. El hambre extrema puede tener un efecto deshumanizador que lleve al robo, al asesinato e incluso al canibalismo. A menudo el hambre va acompañada de enfermedad y epidemias, que tienen su origen en el estado de debilitamiento de los afectados.


Algunos Datos sobre el hambre en el mundo

hambre

La mayoría de las muertes por hambre se deben a desnutrición permanente. Las familias sencillamente no tienen suficientes alimentos (o tal vez no cuentan con recursos para adquirirlos debido a su carestía). Esto, a su vez, se debe a la extrema pobreza.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que unos 1500 millones de personas en el mundo sufren de hambre y desnutrición, una cantidad cerca de 200 veces mayor que el número de personas que efectivamente mueren por esas causas al año.


Un escándalo que ha durado demasiado: el hambre destruye la vida

fotos

No hay que confundir el hambre con la malnutrición. El hambre es una amenaza, no sólo para la vida de las personas, sino también para su dignidad. Una carencia grave y prolongada de alimentos provoca el deterioro del organismo, apatía, pérdida del sentido social, indiferencia y a veces incluso crueldad hacia los más débiles, niños y ancianos en particular. Grupos enteros se ven condenados a morir en la degradación. Esta tragedia, desafortunadamente, se repite en el transcurso de la historia; sin embargo, hay conciencia, más que en otros tiempos, que el hambre constituye un escándalo.

Hasta el siglo XIX, las oleadas de hambre que diezmaban a enteras poblaciones procedían, por lo general, de causas naturales. Hoy día están más circunscritas y en la mayoría de los casos
son producto del comportamiento humano. Es suficiente mencionar algunas regiones o países para convencerse de ello: Etiopía, Camboya, Ex Yugoslavia, Ruanda, Haití... En una época en la que el hombre, mucho más que antes, tiene la posibilidad de afrontar el hambre, esas situaciones constituyen una verdadera deshonra para la humanidad.

Principales víctimas: las poblaciones más vulnerables

palabras

Los pobres son las primeras víctimas de la malnutrición y del hambre en el mundo. Ser pobre significa, casi siempre, verse más fácilmente atacado por los numerosos peligros que comprometen la supervivencia y tener una menor resistencia a las enfermedades físicas. A partir de los años 80, este fenómeno se ha ido agravando y amenaza a un número creciente de personas en la mayoría de los países. En medio de una población pobre, las primeras víctimas son siempre los individuos más frágiles: niños, mujeres embarazadas o que amamantan, enfermos y ancianos. Hay que señalar también otros grupos humanos en gran peligro de deficiencia nutricional: las personas refugiadas; las que se han desplazado en sus propios países; las víctimas de acontecimientos políticos.

El punto máximo de escasez alimentaria, hay que buscarlo en los cuarenta y dos países menos avanzados (PMA), de los cuales veintiocho están en África. Unos 780 millones de habitantes de los países en desarrollo —el 20% de su población— no tienen todavía acceso a alimentos suficientes para satisfacer las necesidades básicas diarias a fin de lograr el bienestar nutricional

Distribucion del Hambre en todo el Mundo
La crisis económica tuvo un gran impacto en aquellos que luchan por sobrevivir. El hambre crónica pasó de atacar a 913 millones de personas en 2008, a más de 1000 millones para este 2009; cifra que equivale a un sexto de la población mundial. El aumento de los precios de la comida (17% en sólo 2 años), y una caída en las inversiones son los dos factores que más contribuyeron al incremento del hambre mundial. La FAO dice que la producción alimentaria tendrá que crecer 70% para el 2050, año en el que se proyecta una población de más de 9 000 millones de habitantes.

Este es el primer año en que el hambre mundial se incrementa desde 1970.


Estadísticas del hambre


1. Alrededor de 24.000 personas mueren cada día de hambre o de causas relacionadas con el hambre. Esto representa una reducción de 35.000 personas al día hace diez años y de 41.000 personas al día hace veinte años. Un 75% de los fallecidos son niños menores de cinco años.

sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

2. Hoy en día, un 10% de los niños de los países en desarrollo mueren antes de cumplir cinco años. Esto representa una reducción de un 28% hace cincuenta años.

Mundo

3. La hambruna y las guerras causan sólo un 10% de las muertes por hambre, aun cuando éstas tienden a ser de las que se escuchan con mayor frecuencia. La mayoría de las muertes por hambre se deben a desnutrición crónica. Las familias sencillamente no consiguen suficientes alimentos. Esto, a su vez, se debe a la extrema pobreza.


hambre

4. Además de la muerte, la desnutrición crónica también causa discapacidades visuales, desgano, crecimiento deficiente y una susceptibilidad mucho mayor a padecer enfermedades. Las personas con desnutrición grave son incapaces de funcionar siquiera a un nivel básico.

fotos

5. Se estima que unos 800 millones de personas en el mundo sufren de hambre y desnutrición, una cantidad cerca de 100 veces mayor que el número de personas que efectivamente mueren por esas causas al año.

palabras

6. A menudo sólo se necesitan unos pocos y sencillos recursos para que la gente pobre pueda cultivar los alimentos necesarios para volverse autosuficiente. Estos recursos incluyen semillas de calidad, herramientas adecuadas y acceso al agua. También resulta útil mejorar las técnicas de cultivo de la tierra y de almacenamiento de alimentos.

sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

7. Muchos expertos en el tema del hambre opinan que, a fin de cuentas, la educación constituye la mejor manera de reducir el hambre. La gente que tiene acceso a la educación cuenta con los mejores medios para salir del círculo de pobreza que causa el hambre.


¿Por qué hay más de 800 millones de personas desnutridas?

Mundo

Con 20 millones de toneladas de cereales -el equivalente al 10% de las reservas mundiales- se solventaría la mitad del problema de la desnutrición, que persiste por causas sociales tales como la pobreza, las desigualdades y la disparidad regional. Actualmente existen menos hambrunas que antes y ha disminuido la proporción de gente desnutrida, que padece este problema por un deficiente acceso a la distribución de los alimentos. Los recursos calóricos del mundo están mal repartidos: mientras los países del Norte subsidian una agricultura con excedentes, en el Sur se localizan bolsas de hambre en países autosuficientes agrícolamente. Por ejemplo, la India, capaz de autoabastecerse y de exportar alimentos, tiene 70 millones de niños desnutridos, el doble que toda el Africa subsahariana.

¿Somos demasiados para estar mínimamente bien alimentados?

hambre

La explotación demográfica supone una mayor amenaza por las consecuencias medioambientales que puede generar que por la incapacidad de alimentar a toda la población. Actualmente pueblan la Tierra 5.700 millones de personas, a un ritmo de crecimiento de 97 millones de nacimientos cada año. Cálculos fiables apuntan que existirían recursos para alimentar a una población mundial de 11.400 millones, cantidad que los demógrafos más pesimistas preven para finales del próximo siglo. Aunque nuestro planeta acoge al doble de gente que hace 30 años, el crecimiento vegetativo tiende a reducirse ligeramente, mientras la producción de cereales ha crecido un 40%, con lo que tocaría a 2.700 calorías por persona (2.200 es el mínimo).

¿Influye el aumento de la población en las situaciones de hambre?

fotos

En realidad no existe una relación directa entre la densidad de población y el nivel de nutrición. Un país muy densamente habitado como Indonesia no sufre serios problemas de desnutrición a consecuencia de su dinámico sector agrícola. En cambio, un país poco poblado como el Zaire presenta graves problemas de nutrición. La desnutrición depende, en buena parte, del tipo de agricultura que se practica. Si el aumento de población se combina con sistemas tradicionales de cosecha se acaba viviendo una escasez de alimentos. Un agricultor americano alimenta a más de 50 personas mientras que uno africano apenas recoge para su familia.

¿Cómo se distribuyen los alimentos?

palabras

El acceso a los alimentos está en función de las catástrofes naturales y de las provocadas por el hombre -guerras, deportaciones...- y de la capacidad adquisitiva. Habitualmente la pobreza suele ir acompañada de una baja producción agrícola y un poder adquisitivo débil. Las donaciones internacionales de alimentos no contribuyen a solucionar el problema y deben limitarse a las situaciones de emergencia.

¿Cómo afrontar la desnutrición y la hambruna?
La desnutrición consiste básicamente en una alimentación desequilibrada en cantidad y calidad y en un difícil acceso al agua potable. La mejor forma de combatirla es con programas de desarrollo que contribuyan a mejorar la producción agrícola e incidan en una mejora de los hábitos sanitarios y alimentarios. Se puede hablar de hambruna cuando se produce una situación extrema de hambre que provoca muertes rápidas y numerosas.Afortunadamente, en el último cuarto de siglo, las hambrunas se han vuelto cada vez más esporádicas. Son, además, de duración limitada, fácilmente localizables y enteramente previsibles. En estos casos la ayuda humanitaria internacional o las campañas del gobierno afectado son las únicas medidas que pueden restablecer el suministro de alimentos hasta lograr que se estabilice la situación.

¿Cómo se combate la desnutrición?

sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

Los parches sirven de poco. Sólo la excepcionalidad los justifica. La única vía para erradicar el hambre consiste en fomentar el desarrollo sostenible. Una mejora global del nivel de vida disminuye la pobreza. Identificando a las víctimas de la desnutrición y con acciones específicas se puede solucionar la mitad de este problema en dos años.

¿Cuáles son los medios más eficaces?

Mundo

El nivel de educación influye decisivamente en la alimentación de los hijos y en el índice de natalidad. Las mujeres de menor alfabetización suelen tener más hijos. Afganistán tiene un crecimiento vegetativo superior al 4%, el más alto del mundo, lo que supone la posibilidad de duplicar la población cada 17 años. Por eso resulta imprescindible un trabajo formativo con las mujeres para mejorar su estatus social, eliminar la discriminación, facilitar su acceso a la educación, mejor su formación sobre dietética. Con esto y la extensión de medidas de planificación familiar se ayudará a disminuir la natalidad.


¿Por qué ocurren las hambrunas?

hambre

Las condiciones climáticas cada vez influyen menos en las hambrunas. La sequía raramente desencadena un periodo de hambre, a no ser que se combine con intereses políticos y militares como ha ocurrido los últimos años en el Sudán. Las hambrunas se experimentan ocasionalmente en zonas de guerra y estallan por la estulticia o la premeditación de los gobiernos o las facciones combatientes. Las epidemias de hambre de Etiopía (1.984) o Kenia (1.992) se desataron por la actitud indolente de las autoridades. Con la constante vigilancia que ejercen hoy en día los organismos internacionales y las ONG's las hambrunas son perfectamente inevitables. Pero, lamentablemente, el hambre genera muchos beneficios políticos y militares.

¿Producir más alimentos es la solución idónea?

fotos

Para producir más hay que favorecer políticas de modernización agrícola que posibiliten aumentar los rendimientos. Pero para que esto se convierta en una solución eficaz conviene que las poblaciones desnutridas puedan beneficiarse de estas mejoras, que normalmente revierten sólo en los propietarios de la tierra y en los inversores. Igualmente,los países ricos deben ayudar a que los pobres abandonen el monocultivo -lo que les pone a merced de los precios internaciones- y que las industrias del Norte que se instalan en el Sur para abaratar costes colaboren con los estratos más pobres.

¿Hay que primar la producción sobre el medio ambiente?

palabras

Mejorar la rentabilidad de la agricultura no tiene por qué implicar el uso de plaguicidas y otras técnicas contaminantes para la tierra. La Administración estadounidense ha reconocido que en los últimos 20 años se han duplicado las pérdidas de cosechas por plagas pese a un incremento de diez veces en el uso de plaguicidas. Un sistema de información preventiva ha permitido que en China prácticamente no se utilicen los plaguicidas, cosa que no ha impedido aumentar la producción y eliminar las hambrunas cíclicas que se vivían en el país más poblado del orbe. Existen numerosas y eficaces soluciones alternativas para producir más y conservar el equilibrio ecológico.

BUENO AHORA SI PASAMOS A "EL HAMBRE EN ARGENTINA"

El 18 por ciento (casi uno de cada cinco) de los hogares que sufrieron hambre después de la devaluación son familias de clase media baja. Son unas 250 mil familias que no revistan en la categoría de pobres, según las estadísticas oficiales, pero que en el año posterior a la devaluación padecieron "una sensación desagradable o dolorosa causada por la falta de alimentos".

sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

A esa conclusión llega un estudio del Banco Mundial titulado "Hambre en Argentina" que, por primera vez, midió a través de una encuesta específica y de manera directa la tragedia de un país líder en la exportación de alimentos. De acuerdo con el mismo informe, "habría aproximadamente un total de 2,6 millones de niños en las áreas urbanas argentinas que han sufrido hambre" tras el derrumbe de la convertibilidad.


El documento del Banco Mundial, elaborado por los investigadores Ariel Fiszbein y Paula Inés Giovagnoli, explica que en Argentina no hay ninguna estadística oficial que mida de manera directa el hambre sino que se suele monitorear el fenómeno a través de indicadores indirectos (proporción de la población que se encuentra debajo de un nivel mínimo de consumo calórico diario, o proporción de niños menores de 5 años con bajo peso), los cuales se presentan en general desactualizados.

Mundo

El informe apela a una definición internacionalmente aceptada del problema: "El hambre es una sensación desagradable o dolorosa causada por la falta de alimentos. Esta falta de alimentos viene provocada por la ingesta irregular e insuficiente de comidas dada la imposibilidad monetaria de adquirirla".

hambre

El organismo logró incluir en una de las encuesta de hogares que releva el Indec un módulo especial que permitiera "medir el hambre en los hogares argentinos así como también conocer los factores que se encuentran asociados con el mismo". Por lo tanto, el relevamiento cubrió a las localidades de más de 2000 habitantes y fue representativo de los centros urbanos a nivel nacional.

Las preguntas de la encuesta apuntaron a identificar hogares en los cuales algún miembro de la familia "sufrió hambre durante algún momento del año por no disponer de suficiente dinero para comprar alimentos". Y en base a las respuestas del jefe de hogar, referidas a distintos grados de privación, se confeccionó el indicador del hambre. Los resultados sobresalientes del estudio son los siguientes:

- El 17,5 por ciento de los hogares argentinos sufrió hambre después de la devaluación. Esto equivale a 1,4 millón de familias.

- Entre ellas, 450.000 hogares soportó "hambre severa". Es decir, "hay evidencias de que el fenómeno se repite frecuentemente en el hogar".

- Casi la mitad de los hogares que padece o padeció hambre fue clasificado como indigente (no compran una canasta básica de alimentos valuada en 330 pesos) y un 33 por ciento es pobre no indigente (no llegan a adquirir una canasta básica de bienes y servicios de 730 pesos mensuales).

- El 18 por ciento restante es "no pobre". Es decir, hogares de clase media o media baja que en algún momento de la crisis atravesaron por una situación desconocida para ellos hasta ese momento.

- En otros términos: 242 mil familias pertenecientes a la parte media de la pirámide socioeconómica conocieron el drama del hambre tras la devaluación.

- El 24,7 por ciento de los hogares con niños presentes (uno de cada cuatro hogares con niños) fueron clasificados como hogares donde los menores sintieron hambre.

- La escasez de alimentos se acentúa cuando menor es la edad de los niños. Un 29 por ciento de los hogares con niños menores de 6 años (casi uno de cada tres) sufrieron hambre.

- "Habría aproximadamente un total de 2,6 millones de niños en las áreas urbanas argentinas que han sufrido hambre en algún momento del año siguiente a la devaluación", asegura el estudio.

- El porcentaje de hogares con hambre es mayor en las familias más numerosas. Por ejemplo, en hogares compuestos por más de cuatro adultos la incidencia llega al 37,6 por ciento.

- En principio, jefes de familia más educados se asociarían con hogares donde el hambre es menor. Para los hogares con jefes con pocos estudios (primario incompleto) el estigma llega al 36,6 por ciento.

- En cambio, sólo el 12 por ciento de los hogares con jefe que completaron sus estudios secundarios vivieron esa desesperante realidad.


fotos

De los datos anteriores se extrae una serie de conclusiones importantes. Es evidente que existe una fuerte relación entre la pobreza y el hambre, lo cual "sugiere que en la Argentina el hambre es fundamentalmente un problema de falta de ingresos". Esta situación es la que habría llevado a una porción de familias de clase media baja a precipitarse transitoriamente en la pobreza, no pudiendo cubrir sus necesidades alimentarias más elementales.

palabras

Sin embargo, advierte, "la capacidad de transformar ingresos en alimentos que eviten el hambre está asociada a ciertas características del hogar". En particular, el nivel educativo del jefe de hogar es un factor que contribuye de manera significativa -más allá del nivel de ingreso familiar- a enfrentar el problema.

sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

El punto no es menor porque sugiere que para combatir el hambre es imprescindible: primero, una política de redistribución de ingresos focalizada en los hogares de bajos ingresos con niños, y segundo, asistencia educativa a dichos hogares para poder optimizar el rendimiento de sus ingresos.

Mundo

Curiosamente, el estudio del Banco Mundial no menciona en ningún momento el impacto que puede haber tenido el plan jefes de hogar entre los sectores más pobres. Sólo menciona que el 28 por ciento de los hogares con jefes de hogar desocupados experimentaron hambre.

hambre

No obstante, da a entender que ese subsidio de 150 pesos mensuales sería insuficiente para modificar la condición de los que peor la pasan. "Para igualar la probabilidad de sufrir hambre entre un hogar con educación primaria con las probabilidades de otro hogar idéntico pero con educación secundaria completa, debería realizarse una transferencia de ingresos (desde el Estado) de más de 300 pesos".


¿Por qué hay gente que tiene hambre en uno de los paises que más comida exporta en el mundo?


fotos

Porque los argentinos no hemos llegado al mismo acuerdo que han llegado los europeos, los norteamericanos, los japoneses. Porque la Argentina es un país que en el espectro político está aún mucho mas a la derecha que Europa y Estados Unidos. La solidaridad de los argentinos con sus compatriotas es mucho menor que la de los españoles o la de los coreanos entre sí. Los argentinos toleran desigualdades que otros pueblos no toleran.

Con un poco más de solidaridad -traducida, por ejemplo, en una política fiscal más progresista- en la Argentina no habría hambre. Kirchner ha dado un paso en la dirección correcta y ahora hay menos hambre que hace dos años. Pero con la economía creciendo como crece no hay justificación para no mejorar las condiciones del tercio más pobre de los argentinos.

6 comentarios - sobre el hambre una imagen vale mas que mil palabras

@hermannvinole +2
¿cuántos lugares que venden comida, la terminan tirando?, se desperdicia mucho alimento.
Empezando por las fábricas de alimentos, lugares de comida rápida (Mc Donalds, Burger King, etc)

Y después estan los boludos, que cuando hay paro de pescadores por ejemplo, dejan pudrir el alimento.
@El_Aguila_MDQ
hermannvinole dijo:¿cuántos lugares que venden comida, la terminan tirando?, se desperdicia mucho alimento.
Empezando por las fábricas de alimentos, lugares de comida rápida (Mc Donalds, Burger King, etc)

Y después estan los boludos, que cuando hay paro de pescadores por ejemplo, dejan pudrir el alimento.
@OjoMorado
abri el post justo cuando me comia sun sandwich!!
@TheFireManXD
Pobre gente, donde trabajaba yo la comida que se vencia la tiraban, no son capaces de guardarles para la gente que pide
@adsl100
toda la plata que hay en el baticano es nesesaria para acabar el hamble a nivel mundial 10 veses,"pero como si dios es amor perdona todo y el un ser muy bondadoso" PURA MENTIRA como deja que pase esto el baticano a eyos hay que decirles