Meningitis

La meningitis es una inflamación de los tejidos que recubren el cerebro (las meninges).

Informacion sobre enfermedades - Para prevenir

Síntomas

Fiebre, apatía y somnolencia, o irritabilidad y nerviosismo inhabituales de comienzo súbito.
Empeoramiento en un niño que ha tenido una enfermedad infecciosa como sarampión o paperas.
Vómitos.
Pérdida de apetito.
Cefalea y en bebés, abultamiento de la fontanela.
Resistencia a doblar el cuello hacia adelante.
Giros de ojos o cabeza, evitando la luz brillante.
Convulsiones.
Brote de puntos color rojo.


Insidiosa y aguda o fulminante

En pediatría pueden observarse habitualmente dos formas de presentación de la meningitis bacteriana.
Una es insidiosa, con desarrollo progresivo de los signos y síntomas en el curso de uno a varios días y otra que es aguda y fulminante.

La meningitis viral es mas comun y raramente mortal.
La meningitis bacteriana en cambio, es menos habitual pero peligrosa y con posibilidades de mortalidad.

En el neonato es difícil diferenciar los cuadros de sepsis de la meningitis. Puede aparecer hipertermia o hipotermia, ictericia, cianosis, dificultad respiratoria, rechazo del alimento, vómitos, diarrea, aumento de residuo gástrico, letargo, irritabilidad e hipotonía. El 40% de los neonatos presentan convulsiones y alrededor de un tercio hipertensión de fontanela. La punción lumbar debe realizarse ante la sospecha de sepsis y/o meningitis.


Transmisión

La enfermedad afecta principalmente a niños menos de 5 años. Es potencialmente fatal y siempre debe considerarse como una emergencia infectológica. Puede ser epidémica, endémica o esporádica.

La mayoría de las meningitis virales, se trasmiten por la vía fecal oral (ano, manos, boca). Es indispensable mantener las manos limpias constantemente en nuestros hijos.
Hay que cuidar muchísimo la manipulación de los pañales en casa y en las guarderías. Mantener limpios los baños de casa, colegios, jardines y guarderías, y cuidar que los chicos no toquen nada al utilizar baños ajenos o públicos.
Otros tipos de meningitis virales menos frecuentes se transmiten por secreciones respiratorias.

Las bacterias se transmiten mediante las secreciones respiratorias como la tos y el estornudo. En general es transmitida por un portador asintomático (que aun no mostró ningun síntomas) y rara vez por alguien ya enfermo.
La infección meningococcica se incuba durante un período de 2 a 10 días. Aquel que hubiere contraído la enfermedad desarrollará los síntomas durante este período.
El paciente tratado con cefalosporinas de 3º generación no contagia a partir de las 24 horas de iniciado el tratamiento.


Prevención y vacunación

* Lavado de manos frecuente con agua y jabón
* Higiene y desinfección adecuada de sanitarios con agua y lavandina
* Mantener uñas , cortas, limpias y secas
* Ingerir sólo agua de fuente confiable o herviarla por 5 minutos, o agregar 2 gotas de lavandina por litro,esperando 20 minutos, antes de consumirla. Guardarla en recipiente limpio y bien tapado.
* No consumir alimentos que se vendan en la vía pública.
Lavar con abundanten agua limpia frutas y verduras
* No hacer uso de piscinas públicas ni de piletas de lona si nos se extremans las medidas de higiene de las mismas.
* No bañarse en lugares que puedan estar contaminados con aguas servidas.
* Vacunar a los chicos.


¿Qué puede hacer el médico?
Enviará al niño a hacer análisis. Su tratamiento dependerá del resultado de estas pruebas.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Síndrome Urémico Hemolítico

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad endémica en nuestro país.
La incidencia en Argentina es la más alta del mundo; se registran entre 300 y 350 casos nuevos por año.
Predomina en verano. Afecta a niños pequeños: es más frecuente entre los 5 y los 30 meses, aunque se ha registrado en niños mayores.


La enfermedad comienza con diarrea mucosa o mucosanguinolenta que tiñe de color rosado la materia fecal, vómitos, palidez intensa y disminución de la cantidad de orina durante la diarrea.
Esto último puede ocurrir por deshidratación, consecuencia de la diarrea, o por la afectación del riñón debido a la enfermedad. En cualquier circunstancia debe ser motivo de alarma y debe consultarse de inmediato con el médico.
La enfermedad puede evolucionar provocando anemia, afectación de la función renal y, en algunos casos, alteraciones neurológicas.


Causas

Son varias las causas pero la más frecuente (90% de los casos) es la infección provocada por una bacteria, Escherichia coli, productora de una toxina denominada Verocitotoxina.
Esta bacteria es sensible al calor (por cocción o pasteurización).
La fuente de contagio principal es la carne vacuna insuficientemente cocida, la leche no pasteurizada, los productos lácteos manufacturados con leche no pasteurizada y el agua contaminada. También puede transmitirse de persona a persona.


Se recomienda

* Asegurar la correcta cocción de la carne; la bacteria se destruye a los 70°C. Esto se consigue cuando la carne tiene una cocción homogénea.
* Tener especial cuidado con la cocción de la carne picada, ya que generalmente se cocina bien la parte superficial, permaneciendo la bacteria en el interior. El jugo de la carne picada bien cocida, debe ser completamente translúcido.
* Se debe asegurar la completa cocción de las hamburguesas dado que son fuente principal de contaminación en los niños.
* Utilizar distintos utensilios de cocina para cortar la carne cruda y para trozarla antes de ser ingerida.
* Evitar el contacto de las carnes crudas con otros alimentos.
* Controlar el uso de leche y derivados lácteos correctamente pasteurizados y conservar la cadena de frío.
* No consumir jugos de fruta no pasteurizados.
* Lavar cuidadosamente verduras y frutas.
* Asegurar la correcta higiene de las manos (deben lavarse con agua y jabón) antes de preparar los alimentos.
* Lavarse las manos con agua y jabón luego de ir al baño.
* Utilizar natatorios habilitados para tal fin.
* Respetar la prohibición de bañarse en aguas del Río de la Plata.
* Consumir agua potable; ante la duda, hervirla.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Mononucleosis

La mononucleosis es una enfermedad producida por un virus que se transmite fundamentalmente a través de la saliva, "enfermedad del beso".
También puede ser por sangre aunque de manera menos frecuente.


Tiene un período de incubación muy largo. En algunos casos puede llegar hasta 10 semanas, aunque para la gran mayoría que padecen la enfermedad este periodo suele oscilar entre cinco y siete semanas.
De todos modos sigue siendo un período largo de incubación y este es el motivo por el cual no siempre se descubre la fuente del contagio.


Los síntomas

Los primeros en aparecer son el dolor de garganta y el resfrío.
A medida que va pasando los días se va instalando la fiebre y el aumento de los ganglios (adenopatías) sobre todo los del cuello.
Es llamativo ver el tamaño que pueden alcanzar estos ganglios. Hay un gran aumento de las secreciones en las fauces (amígdalas) simulando un cuadro de angina. Sin embargo las membranas que se forman son mas alargadas y pueden cubrir en forma total las amígdalas.
El decaimiento y la inapetencia suelen ser muy importantes y junto al agrandamiento de los ganglios le ponen el sello a la enfermedad.
El pediatra con seguridad encontrará en el examen clínico el bazo agrandado de tamaño. Tambien puede estarlo el hígado, como consecuencia de la inflamación (hepatitis) que produce el virus de la mononucleosis.


El diagnóstico

EL especialista recomendará hacer un análisis especifico para confirmar la enfermedad: Ig M; Ig G para el virus de la mononucleosis (virus de Eptein Bar). También es necesario realizar cultivos de exudados de fauces ya que el estreptococo beta hemolítico, agente causal de anginas, puede contaminar las amígdalas.
Es probable que en el hepatograma se descubran las enzimas hepáticas alteradas semejante a lo que ocurre en la hepatitis, pero no es lo mismo ya que el agente causal es diferente.


Tratamiento

Por ser una enfermedad viral no hay tratamiento específico. El pequeño o el joven paciente necesita reposo que ira regulando de acuerdo a su decaimiento. Los antibióticos no son efectivos contra los virus, y no existe ningún otro fármaco que pueda curarlo. En algunos casos se debe prescribir penicilina y es cuando se descubre por el exudado de fauces que hay estreptococos en las amígdalas.
Nunca se debe utilizar antibióticos a base de amoxicilinas ya que desencadena reacción alérgica frente al virus de la mononucleosis. La fiebre, que suele ser alta, puede durar muchos días (en algunos casos puede llegar hasta 30) se trata con antitérmicos ibuprofeno o paracetamol.


Controles

El médico solicitará análisis de sangre periódicos con el fin de observar la evolución de la enfermedad.
Tambien es necesario los controles clínicos frecuentes para evaluar el tamaño del bazo, al estar tan agrandado queda fuera su proteccion natural , la parilla costal, y se corre el riesgo frente a un golpe de romperse. Este es el motivo por el cual se debe esperar que se desinflame totalmente para reiniciar las tareas habituales y sobre todo el deporte.


Cuando llamar al médico

* Si la fiebre persiste mas de una semana.
* Si el dolor de garganta es muy intenso
* Si hay dificultad para tragar como consecuencia del agrandamiento de las amígdalas.

En algunos casos el Pediatra deberá prescribir corticoides para disminuir el agrandamiento de la amígdalas y facilitar la respiración.
El regreso a las actividades se realizará paulatinamente de acuerdo al mejoramiento del estado general y a la disminución del tamaño del bazo.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Rotavirus

En Argentina, a consecuencia de la diarrea infantil, 1 de cada 2 niños debe realizar una consulta médica y 65 lactantes deben ser hospitalizados por día a causa de la diarrea por rotavirus.

Este virus compromete preferentemente a menores de cinco años; la mayor incidencia es entre los dos y los tres años. Se calcula que en la Argentina se han producido cerca de 20.000 internaciones en los últimos años a causa de este virus, mientras que en países como Asia y África, el 90 por ciento de la población infantil ha enfermado por lo menos una vez de gastroenteritis por rotavirus. Esto muestra la alta contagiosidad del virus. Además este virus se disemina muy fácilmente independientemente de la condición socioeconómica de las personas, es decir que cualquier niño puede contagiarse.

En Argentina, a consecuencia de la diarrea infantil, 1 de cada 2 niños debe realizar una consulta médica y 65 lactantes deben ser hospitalizados por día a causa de la diarrea por rotavirus.
El índice de infección y mortalidad por esta condición es altísimo, en países como el nuestro se estima que todos los niños tendrán infecciones por rotavirus antes de que cumplan los 5 años de edad y aproximadamente uno de cada 250 niños morirá por esta razón. En Argentina se estima que se internan cerca de 20.000 niños por año a consecuencia de la infección con este virus y un niño muere cada 3 días a causa de la enfermedad.


Los síntomas

Este virus produce una infección intestinal, origen de la diarrea severa en los niños. Vómitos explosivos y deposiciones a repetición, hasta 20 por día, con fiebre y dolores abdominales. El gran peligro es la deshidratación que conlleva a una importante morbi-mortalidad en el lactante.
Los niños que no reciben tratamiento de hidratación oral, porque no la toleran (por vómitos) deberán ser internados y, en algunos casos más graves, recibir hidratación por vía endovenosa.


Formas de contagio

El rotavirus se contagia, básicamente, por vía fecal-oral: partículas mínimas bastan para causar la infección ya que se adapta muy bien al medio ambiente y puede sobrevivir durante varias horas en las manos, durante días en superficies sólidas como mesadas, pasamanos, utensilios, etc.
La persona que padece la enfermedad mantiene su poder infeccioso en la materia fecal durante una semana. El período de incubación dura de 1 a 3 días.


Se puede contagiar de estas maneras:

* Persona a persona.
* Consumo de agua o alimentos contaminados.
* Contacto con superficies en las que perdura el virus (un pañal, un juguete, ropa de cama, etc).


Prevención

Para prevenir el contagio hay que tomar medidas de cuidado e higiene ambiental que incluyan todos los utensilios y también los alimentos. Esta es la base fundamental para evitar que los chicos contraigan la enfermedad.


Deshidratación

Cuando un niño o un lactante contrae la enfermedad, la única medida para prevenir las internaciones por la diarrea que produce este virus, es la adecuada rehidratación.
Entre los líquidos recomendados para rehidratar se encuentran la leche materna y las sales de hidratación oral. Si no hay seguridad de que el agua sea potable, es preciso hervirla o potabilizarla con dos gotas de lavandina por cada litro de agua. Algunas personas piensan que beber líquidos puede empeorar la diarrea. Tal recomendación es errónea. Un niño que padezca diarrea debe recibir líquidos con la mayor frecuencia posible hasta que esta se detenga. Beber grandes cantidades de líquidos ayuda a sustituir los fluidos perdidos. Importante: si la diarrea persiste, se debe concurrir con el niño al médico u al hospital. (Fuente Unicef).

Por otra parte, los niños con vómitos explosivos y diarrea sufren una pérdida de peso que puede provocarle una rápida desnutrición. Por lo tanto, una alimentación adecuada, junto a la hidratación, es fundamental para que el niño se recupere.

Para una plena recuperación es esencial que el niño siga recibiendo una alimentación adicional después de que cese la diarrea o recibir más leche materna al día, durante dos semanas como mínimo. Esto le ayudará a recuperar la energía que ha perdido como consecuencia de la afección.

No puede considerarse que el niño esté plenamente recuperado de la diarrea hasta que no vuelva a pesar como mínimo lo mismo que pesaba al momento de contraerla.


Vacuna

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado como una necesidad urgente en el ámbito de la salud, el desarrollo de una vacuna contra el rotavirus.
La Argentina ya cuenta con la vacuna contra el rotavirus. Es importante destacar que se trata de una herramienta de prevención muy importante para el país. De hecho, también ha sido aprobada en varios países de la región. Actualmente México, Chile, Brasil, Perú, Guatemala y Colombia, entre otros, cuentan con la vacuna, y Brasil y Panamá la han incluido en sus calendarios nacionales de inmunización.

Se suministra oralmente, sólo en dos dosis, es de origen humano con virus vivos atenuados. Es decir que induce la respuesta de defensas protectoras sin producir la enfermedad.

Se aplica la primera dosis a partir de la 6° semana y hasta los 6 meses de vida, y el intervalo para la segunda dosis no debe ser menor a un mes.

Como resultado de la vacunación, se evitarán los cuadros severos de la enfermedad, disminuyéndose de manera significativa los casos de muerte, la frecuencia de consultas médicas y hospitalizaciones; así como el sufrimiento para el niño y la angustia en el entorno familiar.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Neumonía

Es una inflamación de los pulmones, que origina dificultad respiratoria.


Puede seguir a un resfriado, a una gripe o una faringitis, por diseminación descendente de la infección. Suele estar causada por virus, no por bacterias. Aunque es una enfermedad grave, la mayoría de bebés y niños se recupera por completo en una semana. No es frecuente, pero sí puede suceder, que un niño en un período menor de un año presente más de un cuadro de neumonía.

En este caso es aconsejable que el niño tenga un buen seguimiento en el hospital que le corresponda, y si le siguen repitiendo con frecuencia que se le descarte algún defecto en la inmunidad, aunque lo más frecuente es que no le suceda de nuevo por el momento y haya sido una casualidad.


Síntomas

* Deterioro de un niño ya enfermo.
* Temperatura elevada.
* Tos seca.
* Respiración rápida, difícil o ruidosa.


¿Qué puedo hacer?

Si tiene fiebre, dale jarabe de paracetamol y líquidos en abundancia, también puedes bañarlo con una esponja con agua tibia.
Pon una almohada extra para incorporarlo en su cama.


¿Cuándo llamar al médico?

* Si presenta un tinte azulado alrededor de cara, boca y lengua.
* Si respira muy deprisa.
* Si lucha por respirar.


¿Qué hará el médico?

El doctor te aconsejará cómo tratar al niño.
Si la infección es bacteriana, prescribirá un antibiótico. Si tu hijo está muy enfermo, tal vez precise ingreso hospitalario.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Paperas

Las paperas es una enfermedad aguda, contagiosa, producida por un virus.

Se caracteriza por el agrandamiento doloroso de las glándulas salivares, principalmente las partidas, así como otros síntomas generales.
Las glándulas partidas se ubican por delante del pabellón auricular, por este motivo cuando se inflaman, crecen hacia atrás dando un aspecto abotagado a la cara del niño.
En su crecimiento, producto de la enfermedad, suelen levantar el pabellón auricular permitiendo un fácil diagnóstico.
El período de incubación de la enfermedad es de 14 a 24 días, y por lo general el niño no manifiesta malestar hasta que comienzan a inflamarse las glándulas.


Síntomas

* Días 1-2
Dolor al masticar, malestar en la cara y en la boca (suele confundírselo con algún proceso dentario).
Puede tener temperatura elevada o no. Inflamación un lado solo.
Es raro que comience simultáneamente en los dos lados.

* Día 3
Las glándulas alcanzan su máximo tamaño quedando el lóbulo de la oreja desplazado hacia arriba y afuera.
Si comenzó la inflamación con temperatura, ésta puede perdurar hasta este momento.
Dolor al abrir la boca y sequedad de la misma.

* Días 4 - 7
En este tiempo la tumefacción va remitiendo lentamente pudiendo en muy pocos casos demorarse en desaparecer hasta nueve días.
Durante todo este tiempo el niño está contagiando


¿Cómo se contagia?

El contagio puede persistir durante todo el tiempo en que la glándula esté inflamada y a veces mas. Por este motivo y a diferencia de otras enfermedades, el cuidado hay que tenerlo durante todo el tiempo en que dure la tumefacción. Este contagio se produce por medio de la saliva y también por la orina. Por esta vía puede hacerlo hasta cuatro o cinco días después de que la tumefacción a cedido.


Qué pueden hacer papá y mamá

Por ser una enfermedad viral no tiene tratamiento específico.
Ofrécele mucho líquido. Si tiene hambre, los alimentos semisólidos son mejor tolerados y para cuando hay dolor de garganta pueden tragarse mejor.
Nunca le des jugos de cítricos, éstos al estimular la glándula le provocarán mucho dolor.
Si tiene temperatura o está muy molesto, puedes darle paracetamol o ibuprofeno.
Colocarle calor sobre la zona inflamada es muy beneficioso. Ofrécele una bolsa de agua caliente para que recueste su mejilla, esto lo calmará mientras ayuda a que la inflamación ceda.


Consulta en forma urgente si:

Tu hijo o hija presenta dolor de panza o en la zona de los genitales. Si bien son raras las complicaciones en los órganos sexuales en los prepúberes cualquier síntoma relacionado con este lugar debe ser rápidamente consultado.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Parasitosis: Ascaris, oxiuros y giardiasis

Los parásitos "son huéspedes no invitados", que necesitan de otro ser viviente para sobrevivir. La variedad es muy amplia como así también el lugar donde pueden habitar. Están los que viven en el pelo preferentemente de los niños, también están los que habitan en la piel.

Pero hay otros, de los que nos vamos a ocupar, que encuentran un lugar apropiado en el intestino para desarrollarse y hacer de las suyas. Hay que evitar las plagas que suelen ser muy incómodas pero por suerte se las pueden erradicar.


OXIUROS

La infección es producida por el "Enterobius vermicularis", nombre técnico con que se conoce al oxiuro. Este parásito se encuentra en todo el mundo y compromete principalmente a los niños de 5 a 10 años. La infección no es grave y se pueden erradicar con facilidad. A diferencia de otros parásitos, éstos infectan solo a los humanos.
Leer nota completa sobre OXIUROS


ASCARIS

Este parásito, Ascaris Lumbricoides, puede infectar a mas del 50 % de la población infantil de áreas húmedas donde las medidas higiénico sanitarias básicas no son respetadas. Es tan infectante, que la Organización Mundial de la Salud estima que hay cerca de 1.000 a 2.000 millones de infectados en el mundo. Se calcula cerca de 20.000 casos fatales anualmente.
Leer nota completa sobre ASCARIS


GIARDIASIS

La giardiasis es una enfermedad diarreica ocasionada por la Giardia intestinalis (conocido también como Giardia lamblia), un parásito microscópico unicelular que vive en el intestino de las personas y los animales y se transmite en las heces de una persona o animal infectado.
Leer nota completa sobre GIARDIASIS

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Dengue

Qué es y síntomas

Enfermedad vírica febril y aguda que se caracteriza por: comienzo repentino, fiebre que dura de tres a cinco días (rara vez más de siete días, y suele ser difásica), cefalea intensa, mialgias, artralgias, dolor retroorbital, anorexia, alteraciones del aparato gastrointestinal y erupción.
En algunos casos aparece tempranamente eritema generalizado.
Para la fecha en que la fiebre muestra defervescencia suele aparecer una erupción maculopapular generalizada.
En cualquier momento durante la fase febril pueden aparecer fenómenos hemorrágicos de poca intensidad, como petequias, epistaxis o metrorragia.
En las personas de piel oscura la erupción a menudo no es visible.
La recuperación puede acompañarse de fatiga y depresión duraderas. Son frecuentes la linfadenopatías y la leucopenia con linfocitosis relativa; con menor frecuencia se observan trombocitopenia (menos de 100.000 plaquetas por mm3) e incremento de las transaminasas.

Las epidemias tienen carácter explosivo, pero la tasa de letalidad es muy baja, siempre que no aparezca el dengue hemorrágico. El diagnóstico diferencial incluye todas las enfermedades epidemiológicamente importantes incluidas bajo los rubros de fiebres víricas transmitidas por artrópodos, sarampión, rubéola y otras enfermedades febriles sistémicas. Con técnicas auxiliares en el diagóstico pueden utilizarse las pruebas de inhibición de la hemoaglutinación, fijación del complemento. ELISA, captación de anticuerpos IgG e IgM, así como las de neutralización. El virus se aísla de la sangre por inoculación de mosquitos o por técnicas de cultivo celular de mosquitos o vertebrados y después se identifican con anticuerpos monoclonales con especificidad de tipo.

Dengue

Agente Infeccioso

Los virus del dengue incluyen los tipos inmunológicos 1, 2, 3 y 4 (dengue-1, etc.), que son flavivirus. Los mismos causan el dengue hemorrágico, que se pone por separado.


Reservorio

El hombre, junto con el mosquito. El complejo mono-mosquito puede constituir un reservorio en Asia sudoriental y en Africa occidental. El virus del dengue puede transmitirse por vía transovárica en varias especies de mosquitos AEDE.


Período de Transmisibilidad

No se transmite directamente de una persona a otra. Los enfermos suelen infectar a los mosquitos desde el día anterior hasta el final del período febril que es, en promedio, de unos cinco días. El mosquito se vuelve infectante de 8 a 12 días después de alimentarse con sangre, y así continua durante toda su vida.


Modos de Transmisión

Por la picadura de mosquitos infectantes, principalmente Aedes Aegypti.
Esta es una especie hematófaga diurna con mayor actividad de picadura dos horas antes del amanecer.


Período de Incubación

De 3 a 14 días, por lo común de 7 a 10 días.


Susceptibilidad y Resistencia

La suceptibilidad parece ser universal, pero los niños suelen tener una enfermedad más benigna que los adultos. El restablecimiento de la infección por un serotipo genera inmunidad homóloga de larga duración, pero no protege contra otro serotipo y a veces puede exacerbar la segunda infección.


Métodos de Control: Medidas preventivas

Educación de la población respecto a medidas personales tales como destrucción de los criaderos y protección contra la picadura de mosquitos de actividad diurna, incluso el empleo de mosquiteros, ropas protectoras y repelentes.
Encuestas en la localidad para precisar la densidad de la población de mosquitos vectores, identificar sus criaderos (respecto a Aedes. aegypti por lo común comprende recipientes naturales o artificiales en los que se deposita por largo tiempo agua, cerca o dentro de las viviendas, por ejemplo, neumáticos viejos y otros objetos), y fomentar y poner en práctica programas para su eliminación.


Control del paciente, de los contactos y del ambiente inmediato

Notificación a la autoridad local de salud: Notificación obligatoria de las epidemias, pero no de los casos individuales.
Aislamiento: Precauciones pertinentes para la sangre. Evitar el acceso de los mosquitos de actividad diurna a los pacientes, hasta que ceda la fiebre, colocando una tela metálica o un mosquitero en la alcoba del enfermo, o rociando los alojamientos con algún insecticida que sea activo contra las formas adultas o que tenga acción residual, o colocando un mosquitero alrededor de la cama, de preferencia impregnando con insecticida.
Desinfección concurrente: Ninguna.
Cuarentena: Ninguna.
Inmunización de contactos: Ninguna. Si el dengue surge cerca de posibles focos selváticos de fiebre amarilla, habrá que inmunizar a la población contra esta última, porque el vector urbano de las dos enfermedades es el mismo.
Investigación de los contactos y de la fuente de infección: Identificación del sitio de residencia del paciente durante la quincena anterior al comienzo de la enfermedad, y búsqueda de casos no notificados o no diagnosticados.
Tratamiento específico: Ninguno


Medidas en caso de epidemia

Búsqueda y destrucción de especies de mosquitos Aedes en las viviendas y eliminación de los criaderos o aplicación de larvicida en todos los posibles sitios de proliferación de Aedes aegypti.
Empleo de repelente contra mosquitos, por persona que en razón de su ocupación estén expuestas a la picadura de los vectores.
La nebulización o la dispersión aérea de insecticidas apropiados puede ser útil para interrumpir epidemias.


Repercusiones en caso de desastre

Las epidemias pueden ser extensas, en especial como consecuencia de huracanes o tormentas tropicales.


Medidas internacionales

Cumplimiento de los acuerdos internacionales destinados a evitar la propagación de la enfermedad por personas, monos y mosquitos, y su traslado por barcos, aviones o medios de transportes terrestre desde las zonas donde existe infección. Centros Colaboradores de la OMS.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Tos ferina

Es una enfermedad producida por una bacteria, (Bordetella Pertussis).
También se la conoce como coqueluche.
Tiene un período de incubación de 6 a 20 días.



Síntomas

Caracterizada por síntomas respiratorios y ausencia de fiebre.
La enfermedad evoluciona en tres estadios: catarral, paroxístico y convalecencia. Todo este ciclo puede durar desde unos pocos días hasta varias semanas.


Tratamiento

En casos confirmados se deberá indicar tratamiento antibiótico (eritromicina) durante 14 días para el enfermo, sus familiares y los contactos escolares. De esta manera se evitará la transmisión de la enfermedad.
La indicación del antibiótico es necesaria independientemente de las vacunas que se hayan recibido.
Por lo general esta enfermedad no se presenta en los niños mas grandes. Sin embargo en los mas chiquititos y sobretodo en los menores de un año, la tos ferina puede ser muy peligrosa, ya que el compromiso respiratorio impide una adecuada oxigenación.
Por este motivo cuando esta situación se presenta (dificultad respiratoria, apneas, etcétera) el niño deberá ser internado para su mejor control y tratamiento.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Infección urinaria

La infección urinaria es una de las enfermedades mas frecuentes en los primeros años de la vida. Hacer un diagnóstico precoz es de extrema importancia y responsabilidad médica ya que una infección urinaria puede ser el primer signo de una malformación del aparato urinario; y si ésta existiera y no se corrigiera a tiempo el niño podría padecer insuficiencia renal crónica.


Síntomas

En general los lactantes que padecen infección urinaria no presentan síntomas, y cuando están presentes no se relacionan con el árbol urinario. El pediatra pensara en compromiso de la vía urinaria en un niño con fiebre, con vómitos, irritación de la zona genital, orinas mal olientes, pero también puede no haber fiebre y solo manifestarse por falta de apetito, decaimiento o falta de progresión del peso.
Para certificar el diagnostico, el médico pedirá análisis de orina completa y un urocultivo (cultivo de orina) para este último se deberá recolectar la orina al acecho para evitar que se sobrinfecte. También se podrán pedir análisis de sangre aunque no siempre hacen falta.


Tratamiento

Una vez realizado el diagnóstico se deberá tratar con un antibiótico que podrá cambiarse de acuerdo al germen que surja del urocultivo y a la sensibilidad que presente frente a los diferentes antibióticos, para esto se hace también un antibiograma.
El tratamiento es variable pero nunca menor de 7 a 10 días.
Es importante realizar durante el tratamiento y al finalizar el mismo, urocultivos para evaluar la efectividad del antibiótico.
Cuando la Infección Urinaria es recidivante se planteará, según cada caso, continuar con otro antibiótico (tratamiento de prevención de recaída) hasta que se hagan nuevos estudios y se determine que la vía urinaria no presenta alteraciones. Estos tratamientos pueden durar hasta seis meses.
Para descartar que no haya causas predisponentes de infección urinaria, después de un primer episodio se deberá realizar una ecografía y luego una cistouretrografía.
Si estos estudios son normales no se hace nada más, pero si alguno de ellos diera patológico habrá que continuar los estudios con un centellograma renal y otras pruebas.
Como último comentario, hablamos de tratamientos con antibióticos que cuando están bien indicados, independientemente del tiempo que se usen, no producen disminución de las defensas.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Enfermedad por arañazo de gato

La enfermedad por arañazo de gato es una infección frecuente que afecta por lo general a niños y jóvenes menores de 19 años y no se conoce con exactitud su incidencia. La manifestación clínica predominante es el agrandamiento de uno o varios ganglios cercanos al lugar de lesión (arañazo o mordedura de un gato).


La enfermedad por arañazo de gato es una infección frecuente que afecta por lo general a niños y jóvenes menores de 19 años y no se conoce con exactitud su incidencia. La manifestación clínica predominante es el agrandamiento de uno o varios ganglios cercanos al lugar de lesión (arañazo o mordedura de un gato).

En pocos niños se presenta fiebre y síntomas generales (solo el 30% de los infectados). En el lugar donde se supone fue inoculada la bacteria por el arañazo, suele haber una lesión papular, como un granito, una a dos semanas antes de la aparición del o los ganglios.
Estos últimos surgen en general en el sitio que recibe el drenaje del sitio de la lesión inicial (comúnmente los ganglios axilares) pero también pueden atacar a los ganglios cervicales, del cuello, o del codo.
La piel que cubre los ganglios afectados suele estar roja, caliente y dura con claros signos de infección. En pocos casos estos ganglios suelen supurar espontáneamente. En raros casos puede haber compromiso meníngeo, hepático, ocular, entre otros.

Los gatos son el reservorio común de la enfermedad que afecta a los seres humanos, en mas de 95% de los casos de enfermedad por arañazo de gato, se descubre un contacto reciente con un "pequeño gatito" aparentemente sano.
La época de mayor aparición de la enfermedad es otoño y primavera y son las pulgas de los gatos las responsables de trasmitir al agente infectante (Bartonella henselae) entre los gatos.

El periodo de incubación de la enfermedad es muy prolongado, de ahí que muchas veces no se recuerde cuando y donde fue el contacto con el animalito.
Desde el momento del arañazo hasta la aparición de la primera manifestación (macula primaria) suelen pasar cerca de 5 a 12 días y desde ese momento hasta el agrandamiento ganglionar pueden pasar mas de un mes y medio.


Diagnóstico

Para el diagnóstico se recurre a métodos de laboratorio muy específicos o también puede ser necesario una biopsia de los ganglios agrandados. Muchas veces se tiene que realizar este procedimiento ya que no se puede relacionar el agrandamiento ganglionar con el antecedente de contacto con un gato.


Tratamiento

No hay un tratamiento específico ya que la enfermedad cura por sí sola en varios meses en que los ganglios vuelven a su tamaño natural. Se suele medicar con sintomáticos por ejemplo si hay fiebre, dolor o supuración. Algunos pediatras prefieren, para acelerar el proceso de recuperación ganglionar, usar algunos antimicrobianos.

Como medida preventiva es importante que lo niños no jueguen con gatos o gatitos que tengan contacto con otros animales que puedan tener pulgas. Y evitar aquellos que suelen arañar o morder. Si se produce la mordedura o arañazo se debe lavar rápidamente la herida e informar al pediatra de lo sucedido.

Fuente

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Espero les sea de utilidad, Saludos.