Primero fueron las “motonetas”… simpática forma que los argentinos rebautizamos a las Vespas, Siambrettas y todo lo que tuviera características similares se llamó “Motoneta”… y ahora una nueva “raza” desembarcó en el Río de la Plata… Llegaron las Chinonetas!!!

Chinonetas en Argentina (Motos Chinas)

Primero vamos a aclarar algo. Motoneta nunca fue un término despectivo. Siempre fue usado en forma “cariñosa” así que los que piensen que este informe puede estar hecho para denostar a los productos de algún país por otro… que se olviden. Dicho de otra manera… si esperan que me ponga en la eterna discusión de “China no Japonesa si”… olvídense. Las motos japonesas van a desaparecer poco a poco hasta extinguirse pues el mundo “globalizado” se fija mucho más en los costos que en donde se hacen las cosas. Además… Dejemos de lado la eterna discusión sobre China, Taiwán, Japón y Corea… y demos una buena recepción a las “chinonetas”.

Veamos primero el perfil típico de una chinoneta.
Moto de entre 50 y 250cc que es vendida en nuestro país con diversas marcas “nacionales” pero que en realidad es importada y por lo general son todas iguales o demasiado similares.

cc

motos

etc

Esta definición nos lleva a que una Motomel, una Maverick o una Zanella son iguales o demasiado iguales a una Honda o cualquier otra moto de “mayor valor” por portación de marca. Y la “portación de marca” es algo que seguramente trataremos más adelante en otra futura nota.

Primero las chinonetas comenzaron a aparecer en el segmento más económico y de menor cilindrada. De a poco fueron desplazando a los ciclomotores (en su mayoría tradicionales productos de empresas como Zanella), para permitir a los usuarios el contar con una moto más moderna y con mejor aspecto (seamos sinceros, los “ciclos” no eran muy bonitos que digamos). Esto causó un gran revuelo en el mercado… casi de un día para el otro la gente podía adquirir una motito mucho más bonita de lo que el mercado nos acostumbraba y a un precio que era para asombrarse si lo comparamos con los valores históricos de nuestro país.

Y así comenzó una revolución muy lentamente… que se convirtió en un mercado demasiado interesante para algunos.

En los últimos años la importación de motos desde oriente se convirtió en algo similar a lo que en otras épocas fue “el videoclub”. Quienes son habituales inversores en mercados explosivos vieron a las chinonetas como una nueva oportunidad y la cosa comenzó a ser uno mas de esos casos muy “argentos” de “…a importar que se acaba el curro” (esa frase me suena con otras palabras y una era “mundo”). Ello llevó a que “el Estado” metiera los dedos regulando esta actividad con un decreto muy discutido en su momento y todavía hoy pues ese decreto firmado por la Ministra de Economía Felisa Miceli (actualización: agregar la palabra “ex” a “Ministra”) tiene ribetes muy extraños en algunas de sus partes (ver nota sobre este tema) y que ocasionó una real inflación en los modelos comercializados en Argentina y un impacto en la desocupación que no creo sea significativo para nadie.

Pero la idea de este informe no es discutir si se ha formado un oligopolio manejado por 10 o 15 importadores sino contarte algunas cosas sobre “las chinonetas”, y para ello partamos de una cosa: Hay opiniones muy distintas sobre las motos que vienen de China. Unos dicen que son muy malas, otros dicen que son aceptables y algunos dicen que son muy buenas… pero eso tampoco importa hoy. Hoy vamos a ver cómo las fabrican, quienes las fabrican y donde las venden. Porque en este momento chinonetas hay por todos lados del mundo, no solo en Argentina.


El gigante rojo (¿rojo?)
Dicen que en China hay 11 fabricantes “grandes” de motos. Incluso dicen que de esos once el 50% de la producción sale de solo 2 grandes grupos. Estos números sueltos no significan mucho hasta que no nos ponemos a pensar “cuantas” motos se fabrican anualmente en China. Bueno, la cifra asusta a cualquiera porque se dice que la producción anual parte de las 10 millones de unidades (esta dato es extremadamente flexible porque algunas fuentes dan otros valores e incluso algunos “llevan” la cifra hasta los 40 millones o más), lo cual lo miremos como lo miremos es una barbaridad.

Ahora… aunque tomemos el menor de los números… ¿a quien le venden 10 millones de motos al año?

Primero debemos tener en cuenta que una gran proporción de esos 10 millones de unidades salen para canales OEM, o sea salen de china pero son vendidas en otras partes del mundo con otra marca (muchas veces locales como ocurre acá). Un ejemplo de ello es Peugeot Motorcycles, la división de 2 ruedas del gran fabricante europeo de autos, los cuales han hecho en el 2006 un acuerdo con el grupo Qingqi para una empresa común (JointVenture) que permita fabricar las motos “Peugeot” en China (scooters en su mayoría). Y este acuerdo prosperó tanto que apenas un año después los franceses anunciaron la construcción una planta con otro socio chino, Donfeng, (en lo que a “autos” respecta) para construir unos 150.000 automóviles por año. Así que la experiencia iniciada con las motos ahora se traslada (al menos para Peugeot-Citroën) también a las cuatro ruedas.

Otro país muy afectado por la invasión China es México. Allí desde el año 2004 las motos de origen Chinas van en aumento en sus calles. Y la experiencia de ellos es de gran utilidad para nuestro país. El Presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, manifestó no hace mucho a otro medio: “el porcentaje mayor de quejas que tenemos es precisamente de aquéllas marcas chinas que vinieron, a través de inversionistas mexicanos, a vender las motocicletas sin refacciones y garantías”… mmm… como me suena a que sufren de problemas similares a los que hemos pasado nosotros.. Y con respecto a la calidad de estas, Enrique Dussel, del Centro de Estudios China-México, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).dijo: “Sí hay productos muy malos, de mala calidad, pero hay productos de primerísima calidad”.

Y no vamos a hablar mucho de España. Allí la gran mayoría de las motos que se venden provienen de China y los españoles las usan todos los días.

Parece que cosas buenas y malas existen siempre. Pensemos esto así: En 2006 se vendieron en nuestro país 444.410 motos de las cuales unas 404.000 fueron de origen chino. En 2007 la cosa no va a variar mucho porque como todos sabemos las chinonetas se venden como pan caliente. Pero desde que la (ex)-Ministra firmó ese decreto la cosa se ha polarizado mucho.

Según un viejo informe del Centro de Estudios para la Producción de la Secretaría de Industria, históricamente los fabricantes de motos (o partes) en nuestro país eran: Zanella Hnos, Juki SA, Motomel, Dacord SA, Da Dalt Hnos, Betamotor SA, Rompal SA y Daltac SA. Este estudio no incluye a Honda pues en esa época ellos solo importaban motos desde Brasil, Zona Franca de Manaus.

Claro que ese informe no cubre a marcas que surgieron “como de la nada” (me refiero a que no son marcas históricas) como el caso de los cordobeses de “Cerro”. Esta marca fue una tradicional agencia de venta de automóviles importados en “la docta” y hace casi un año anunciaron la puesta en marcha de su fábrica (dentro del plan previsto por la Ministra), y en aquella época sus dos propietarios anunciaban que la planta se dedicaría a ensamblar las partes traídas desde China y que recién en la segunda mitad de este año cumplirían con la “cuota nacional” de partes. Ello significa cuadro, asiento, amortiguadores y neumáticos.

¡Y este dato es muy importante!!! Para que una moto sea considerada “industria argentina” debe tener un porcentaje de componentes nacionales. Ahora… el cuadro si está bien soldado puede ser hecho hasta en Marte. Las cubiertas vienen de brasil o son importadas por un tercero desde otra parte. El asiento… bueno… y los amortiguadores me parecen el único componente que puede ser de importancia en una moto “¡100% argenta!” así que… instalación eléctrica, CDI, motor, transmisión… todo pero todo lo “importante” seguirá siendo Chino.

¿Me pueden explicar donde está el curro? ¿De qué sirve que esa moto diga “Industria Argentina” si todo lo más “embromado” (queda feo poner “jodido”) sigue siendo importado?

Aclaración para los lectores de España: En Argentina “curro” es casi todo lo opuesto a su uso en España. Allá un “curro” es un buen trabajo… acá “un curro” es un trabajo donde uno no hace nada valioso para justificarlo o cuando uno gana el dinero sin esfuerzo alguno o sin trabajar… o a costa de otros… en fin… ¡un curro!!!



Pero veamos un poco algunas de las fábricas en china.

Lifan
Tal vez Lifan sea el mayor fabricante de China y el de políticas más agresivas (algunos incluso dicen que es el segundo fabricante mundial de motos). Inicialmente sus mercados fueron Arabia Saudita, Tailandia y Libia. Ahora Lifan ha atacado otros mercados como la Unión Europea y lo está haciendo con gran éxito y con modelos que llaman mucho la atención. Lifan no solo fabrica motos. También hace autos y colectivos y su política de expansión es tan agresiva que han llegado al punto de comprar la fábrica de motores que BMW tenía en Brasil (en Campo Largo) para desmontarla y llevársela entera a China… porque es mucho más rápido “cortarla en trocitos”, cargarla en barcos y volverla a armar, que desarrollar una fábrica completa desde cero (agresivos y con plata para serlo… jeje).

En lo que a motos respecta, Lifan produce 2 cosas básicamente: motos completas y motores para terceros. Muchas de las motos que se comercializan en nuestro país tienen motores Lifan o muy similares a ellos. Entre sus productos de bandera se encuentra la LF400. Un clone de la Yamaha Virago 535 pero adaptado a la norma japonesa de cilindrada o sea, destinada casi exclusivamente para su venta en Japón. Por ello Lifan de a poco se está posicionando en mercados muy exclusivos. Y sus parámetros de calidad son excelentes.

Con Scooters y Cubs de 50cc hasta 125cc y motos de 125cc y 250cc, Lifan se está convirtiendo en países como España en una opción muy interesante y ha conformado en pocos meses una red de cerca de 200 concesionarias en ese país, asegurando un buen servicio post venta y una correcta provisión de repuestos y accesorios.


Yuan
Con unas instalaciones que te hacen sentir un enano, la gigante Yuan también ha incursionado en el mercado automotriz con una marca del grupo (DFM). Yuan nació como un fabricante de amortiguadores y ahora con XGJAO Motorcycle se han convertido rápidamente en uno de los gigantes de oriente.

Dayun
Dayun (Dayang) es algo más que un gigante. Es una mega fábrica con un nivel de tecnología que asusta… pero cuando nos ponemos a “hilar fino” descubrimos que Dayun no tiene mucho de distinto con las demás. ¿Por qué te cuento esto? Porque el material en video que acompaña este informe fue provisto por ellos. Así que cuando veas su fábrica y te asombres luego de pasado el primer instante de decir “los pisos brillan”, “las líneas de producción están muy tecnificadas”, “las áreas de desarrollo son increíbles”… luego de todo eso puedes ponerte a pensar que por lo general esa es la realidad China. No son las fábricas con “esclavos comiendo arroz” que las leyendas urbanas nos pintan. Dayun es una de “las 11grandes”. Y si eso es ser “grande”… sinceramente debo reconocer que durante mucho tiempo nos han mentido sobre lo que es la industria China o si no nos mintieron… nos hemos creado una imagen muy falsa de la realidad. Dayun tiene tal colección de certificaciones de diversas partes del mundo que parece que su mayor idea es la excelencia en sus productos. Su fábrica ocupa a unos 3.000 empleados y cubre unas 37 hectáreas (eso son 37 “manzanas” como las llamamos nosotros). Y es más que obvio que cumplen todas las normas ISO/IEC que se te ocurra citar.

Entre todo el material que nos ha llegado a la Redacción enviado por ellos, hay algo muy interesante y es su declaración de “cultura para los negocios” (la cual incluye una larga serie de definiciones sobre ellos), la cual se puede resumir en una sola de sus frases y es la que encabeza la sección correspondiente a sus “Guías de Calidad”: “Los clientes son las personas más importantes” (No se porqué, pero leer esto y ver como es tratado el cliente en nuestro país me hace pensar que algo no está bien acá).

Otros grandes fabricantes
Luego existen algunas otras fábricas, una de las que más me impresionó mientras relevaba información para este informe es Loncin. Otra “mega” con más de 5.000 empleados y que fabrica desde máquinas de cortar pasto (sin chistes hacia las “harleys”) hasta grupos electrógenos y motos.


Tecnología Vs Tradición
Parece que algunas cosas no cierran bien cuando hablamos de “chinonetas”. Históricamente en nuestro país cuando alguien hablaba de algo “industria brasilera” inmediatamente se lo denostaba con frases como “lo brasilero es malo”… “la mano de obra brasilera es pésima” y cosas así. Ahora de golpe y con esa simpleza que acompaña a los grandes hechos de nuestra pobre memoria… lo brasilero es “buenísimo” y lo Chino es malo.

¿Recuerdan hace unos pocos años cuando Honda comenzó a vender la CG “brasilera”? no la quería nadie!!! Todos decían “comprate una CG mas vieja, es japonesa”, o sino “la brasilera es mala”… ¿ahora la brasilera es buena?.. O tal vez nunca fue mala…

Esta reacción muy “futbolera” es típica de nuestro país. Acá solemos tener frases de ese estilo. Muchas veces los argentinos somos “más papistas que el Papa” y casi siempre nos creemos mucho más vivos que otros.

Y quienes nunca han escapado a este perfil son los grandes inversionistas. No quiero recordar épocas de “plata dulce” ni cosas así, pero en este país ha habido mucho más deposito para “armar cajas de cartón” y ponerle adentro lo que sacan de un contenedor, que fábricas integrales.

Hay por allí gente que dice que en China se fabrican 3 calidades de motos y que las denominan “A”, “B” y “C”. Esto no me extrañaría, en todos lados existen marcas y “segundas marcas” así que un mercado tan competitivo como el que lleva a exportar millones de motos al año, es muy obvio que deben existir esas “líneas” o “calidades”.

Ahora, yo me pregunto… ¿los importadores argentinos que importan?

Porque la Internet nos da una posibilidad como usuarios que antes no teníamos. Ahora con “un clic” podemos leer foros de usuarios de otros países, ver tests, conocer como se comportan las mismas motos que nos venden acá… y algo que me parece muy, pero muy extraño es que aparentemente los europeos se han convertido en personas a las que les venden un burro con paragolpes y lo compran.

¿Porqué digo esto? Simplemente porque las mismas marcas que acá son muy malas allá son consideradas como muy buenas… ¡ellos deben estar equivocados!!!

Allá todas las motos andan miles de kilómetros sin problemas, allá siempre hay repuestos para todo, allá una Lifan, una Kymco, una Hyosung… o cualquier otra moto fabricada en oriente es una excelente opción… y acá todas las chinonetas son una porquería…

He leído en algún foro argentino que las YBR brasileras son muy superiores a las Chinas. Que raro hasta hace poco nadie hubiera comprado una moto “brasilera” así como nadie habla bien de los autos ni de las videocasseteras ni de los televisores... ni de “la Selección Brasilera de Futbol” (jeje).

Honda tiene una filial en China, Yamaha también, Suzuki-Kawasaki (si, esas empresas están fusionadas a nivel investigación y desarrollo) también… hay una leyenda urbana que dice que la muy famosa CG fue desarrollada por Kymco (y se dice por también que Honda aun paga el “royaltie” por ello). No sería muy raro. Al fin y al cabo Kymco nació en 1963 como un proveedor de partes para Honda, así que todos los que han comprado una moto Honda “japonesa” posterior a 1963 tienen componentes fabricados por ese proveedor (tan mal no les va). ¿Sabías que Kymco tiene premios otorgados por entidades japonesas en temas de “calidad”?

Por otra parte, si leyeras un aviso que dice que se vende un “carburador” fabricado por “Chongqing Pingshan”, ¿lo comprarías como “bueno”?... ¿porque no?, si esa marca es una empresa del grupo Yamaha instalada en china y cuya misión dentro de grupo es “Manufacture and assembly of parts for motors, multipurpose internal combustion engines, component parts, peripheral parts (carburetor)”. ¿O acaso que esa parte de Yamaha esté en china no es tan válido como que esté en Japón, en Brasil o en Argentina?

¿Entonces que pasa? ¿Debemos pensar que Honda al vendernos una Storm, o Yamaha con la YBR o cualquier otra marca tradicional del mercado intentan estafarnos?

No. Simplemente ahora las motos se fabrican en china porque a ellos les conviene. Y esto seguirá en aumento a medida que las monstruosamente gigantes y prolijas plantas que en china crecen como hongos aumenten su capacidad. Y los proveedores de partes seguirán creciendo así. Es una cuestión de mercado y de costos de mano de obra. No somos nosotros los que las decidiremos.

…Y volvemos a los problemas de las chinonetas acá.

Los usuarios por lo general se quejan de que al comprar una “chinoneta” lo primero que deben hacer es revisar que todos los tornillos estén ajustados. Luego se quejan de la baja calidad de sus partes… Y por suerte los repuestos son de precios económicos así que de eso supongo no se quejan.

Es evidente que algo debe ocurrir. Sigo insistiendo en que esas motos según millones de usuarios en el resto del mundo son buenas. Tienen una relación costo beneficio excelente. ¿Qué sucede?, ¿Qué pasa con las chinonetas que llegan a Argentina? No puedo creer que los empresarios argentinos se dejen estafar y no comprueben que la calidad que están pagando sea la misma que les entregan a los empresarios europeos…

¿O tal vez les están entregando lo que realmente pagan?... ¿no será que volvió el “déme dos”… pero esta vez solo para los importadores?

f u e n t e http://www.tx2r.com/tx2r/index.php?Itemid=285&id=662&option=com_content&task=view