Nunca debes dejar de aprender. Los más grandes hombres y mujeres del mundo fueron personas que se educaron a sí mismas fuera de las universidades, con todo el conocimiento que la universidad da, y tú tienes la oportunidad de hacer lo mismo que los estudiantes de la universidad hacen: leer y estudiar.

Uno nunca debe dejar de leer. Lee todo lo que puedas que sea de conocimiento estándar. No desperdicies tu tiempo leyendo literatura basura. Es decir, no prestes ninguna atención a las novelas de diez centavos, historias del viejo oeste ni a los libros sentimentales baratos. Pero donde haya una buena trama y una buena historia en la forma de una novela, léela. Es necesario leerla con el propósito de obtener información sobre la naturaleza humana. La idea es que la experiencia personal no es suficiente para un humano, para obtener todo el conocimiento útil de la vida, porque la vida individual es muy corta, así que debemos alimentarnos de la experiencia de otros. La literatura que leemos debe incluir la biografía y autobiografía de hombres y mujeres que han alcanzado grandeza en su línea particular. Cuando sea que puedas compra estos libros y poséelos, y mientras los lees has anotaciones con lápiz o lapicero de las oraciones impactantes y párrafos que te gustaría recordar, así cuando tengas que remitirte al libro, por cualquier pensamiento sobre el que te gustaría refrescar tu mente, no tendrás que leer el libro entero.

Debes leer la mejor poesía para obtener inspiración. Los poetas estándar han sido siempre los más grandes inspiradores creadores. De una buena línea de poesía, tú podrías obtener la inspiración para la carrera de tu vida. Muchos hombres y mujeres grandes fueron primero inspirados por una línea atractiva o verso de poesía.

Hay buenos poetas y malos poetas justo como hay buenas novelas y malas novelas. Siempre selecciona los mejores poetas para tu impulso inspirador.

Lee historia incesantemente hasta que la domines. Esto quiere decir, tu propia historia nacional, la historia del mundo, historia social, historia industrial, y la historia de las diferentes ciencias; pero primariamente la historia del hombre; si tu no sabes que pasó antes de que vinieras aquí y qué está pasando en el tiempo en que vives, lejos de ti, no conocerás el mundo y serás un ignorante del mundo y la humanidad.

Solo podrás hacer lo mejor de la vida al conocerla y comprenderla; para conocerla debes sumergirte en la inteligencia de otros que vinieron antes que tí y han dejando sus registros.

Para ser capaz de leer inteligentemente, debes primero ser capaz de manejar el idioma de tu país. Para hacer esto, debes estar bien informado de su gramática y de la ciencia de esta. Cada seis meses debes leer una vez más sobre la ciencia del lenguaje que hablas, para así no olvidar sus reglas. Las personas te juzgan por tu escritura y hablar. Si hablas y escribes incorrectamente, ellos se predisponen hacia tu inteligencia; y si hablas mal e incorrectamente, aquellos que te oyen, se repugnan y no te prestarán mucha atención, sino que en sus corazones se reirán detrás de ti. Un líder, quien es para enseñar a los hombres y presentar cualquier hecho de verdad al hombre, debe primero ser docto en su tema.

Nunca leas o escribas sobre un tema acerca del que no conoces nada, pues siempre hay alguien que conoce sobre el tema particular para reírse de ti o hacerte una pregunta embarazosa que pueda hacer a otros reírse de ti. Puedes conocer sobre cualquier tema bajo el sol leyendo acerca de él. Si no puedes comprar los libros enseguida y poseerlos, ve a las bibliotecas públicas y léelos allí, o pídelos prestados, o únete a alguna biblioteca circulante en tu distrito o pueblo para obtener el uso de estos libros. Debes hacer eso para que puedas referirte a ellos por información.

Debes leer al menos cuatro horas al día. El mejor tiempo de lectura es en la tarde, después que te has retirado de tu trabajo y descansado, y antes de las horas de sueño; pero hazlo antes de la mañana, de manera de que lo que has leído se convierta a tu subconsciente. Eso es decir, plantado en tu memoria. Nunca te vayas a la cama sin hacer algo de lectura.

Nunca mantengas la constante compañía de alguien que no sabe tanto como tú o no es tan educado como tú y de quien no puedas aprender algo o corresponder tu conocimiento, especialmente si esa persona es iletrada o ignorante, pues la constante asociación con tales personas te causará ser llevado dentro de la cultura peculiar o ignorancia de esa persona. Siempre trata de asociarte con personas de quienes puedas aprender algo. El contacto con personas cultas y con libros es la mejor compañía que puedes tener y conservar.

Leyendo buenos libros mantienes la compañía de los autores o de los temas del libro, cuando de otra manera no puedes encontrarlo en el contacto social de la vida. NUNCA DESCIENDAS EN INTELIGENCIA a la de aquellos que están debajo de ti, pero de ser posible ayuda a levantarlos a tu nivel y siempre trata de superar a aquellos que están sobre ti y ser su igual con la esperanza de ser su maestro.

Continúa siempre en la aplicación de aquello que deseas educacionalmente, culturalmente, o de otro modo, y nunca renuncies hasta que hayas alcanzado el objetivo. Tú puedes alcanzar el objetivo si otro(s) lo han hecho antes de ti; probando ellos al hacer esto que es posible.

En tu deseo de alcanzar grandeza, debes primero decidir en tu propia mente en que dirección deseas buscar tal grandeza, y cuando lo hayas decidido en tu propia mente, trabaja incesantemente hacia esto. La cosa particular que tu puedas querer debe estar ante ti todo el tiempo y lo que sea que tome el obtenerlo o hacerlo posible, debe emprenderse. Usa tus facultades y persuasión para alcanzar todo en lo que determines en tu mente.

Nunca trates de repetirte a ti mismo en algún discurso repitiendo una y otra vez la misma cosa excepto cuando estas elaborando nuevos puntos, pues la repetición es cansosa y molesta a aquellos que oyen la repetición. Por lo tanto, trata de poseer tanto conocimiento universal como sea posible a través de la lectura, para así ser capaz de liberarte de la repetición al tratar de conducir a un punto.

Nadie está nunca muy viejo para aprender. Por lo tanto debes tomar ventaja de cada facilidad educacional. Si escuchases de un gran hombre o mujer que va a dar una conferencia o hablar en tu ciudad sobre un tema dado y la persona es una autoridad en el tema, siempre haz tiempo para ir y escucharle. Esto es lo que se quiere decir por aprender de otros. Debes aprender los dos lados de cada historia, para así ser capaz de debatir apropiadamente una pregunta y mantener tu causa con el lado que apoyas. Si tú solo conoces un lado de la historia, no podrás discutir inteligentemente ni efectivamente. Como por ejemplo, para combatir el comunismo, debes conocer acerca de esto, de otro modo las personas tomarán preeminencia de ti y ganarán una ventaja sobre tu ignorancia.

Cualquier cosa que vayas a retar, debes primero conocer acerca de ella, para así ser capaz de derrotarla. En el momento que seas ignorante sobre algo, la persona que tenga la inteligencia de esa cosa te derrotará. Por lo tanto, obtén el conocimiento, obtenlo rápido, obtenlo estudiosamente, pero obtenlo de cualquier modo.

Conocimiento es poder. Cuando conoces una cosa y puedes sostener tu fundamento sobre esa cosa y ganar sobre tus oponentes sobre esa cosa, aquellos que te oyen aprenden a tener confianza en ti y confiarán en tu habilidad.

Nunca, por lo tanto, atentes contra algo sin ser capaz de defenderte en esto, pues cada vez que eres derrotado te quita tu prestigio y no eres tan respetado como antes.

Todo el conocimiento que quieras está en el mundo, y todo lo que tienes que hacer es ir y buscarlo, y no parar hasta que lo hayas encontrado. Puedes hallar conocimiento o la información acerca de ello en las bibliotecas públicas, si no está en tu propia biblioteca. Trata de tener un libro, y poseerlo, sobre cada pequeño conocimiento que tú quieras. Generalmente puedes obtener estos libros en las tiendas de segunda mano a veces por un quinto del precio original.

Siempre ten un bien equipado mueble de libros. Casi toda la información sobre la humanidad puede ser encontrada en la Enciclopedia Británica. Este es un juego de libros caro, pero trata de obtenerlo. Compra una edición completa para ti y mantenla en tu hogar, y cuando sea que estés con duda sobre algo ve a ella y lo hallarás allí.

El valor del conocimiento es usarlo. No es humanamente posible para una persona retener todo el conocimiento del mundo, pero si una persona sabe como buscar todo el conocimiento del mundo, él le hallará cuando quiera.

Un doctor o un abogado, aún cuando haya aprobado su examen en la universidad, no conocen todas las leyes y no conoce todas las técnicas de medicina, mas tiene el conocimiento fundamental. Cuando quiere un tipo particular de conocimiento él va a sus libros médicos, o a sus libros de ley y se refiere a la ley particular, o a cómo usar la receta de medicina. Tú debes, por lo tanto, saber donde hallar tus cosas y usarlas como quieras. Nadie sabrá de donde las obtuviste, pero tendrás las cosas, y al usarlas correctamente ellos te pensarán una persona maravillosa, un gran genio, y un líder confiable.

En la lectura no es necesario u obligatorio que estés de acuerdo con todo lo que lees. Debes siempre leer o aplicar tu propio razonamiento a lo que has leído basado sobre lo que ya conoces tocante a los hechos de lo que has leído. Pasa un criterio acerca de lo que lees basado en estos hechos. Cuando digo hechos, quiero decir cosas que no pueden ser disputadas. Puede que leas pensamientos que son viejos, y opiniones que son viejas y han cambiado desde que fueron escritas. Debes siempre buscar para hallar los últimos hechos sobre ese tema particular, y solo cuando estos hechos son consistentemente sostenidos en lo que lees, deberás estar de acuerdo con ellos. De otro modo estás titulado a tu propia opinión.

Siempre ten conocimiento a la fecha. Puedes reunir esto de los últimos libros y las últimas publicaciones, diarios y periódicos. Lee tu periódico diario cada día. Lee un periódico mensual estándar cada mes, una revista estándar cada trimestre y por esto hallarás el nuevo conocimiento del año entero además de los libros que lees, cuyos hechos no se han alterado en ese año. No mantengas viejas ideas, entiérralas a como llegan las nuevas.


Por: Marcus Garvey

Jah Blessings...