La Historia Del Creador De Hotmail

HISTORIA DEL CREADOR DEL HOTMAIL
La Historia Del Creador De Hotmail
creador
Sabeer Bhatia llego al aeropuerto Internacional de Los Angeles el 23 de septiembre de 1988, a las 6 de la tarde. El viaje desde Bangalore, India, había durado 22 horas y el joven estaba hambriento. El Instituto Tecnológico de California, que le otorgo una beca, le había enviado instrucciones que simplemente decían: “Tome un transporte de enlace hasta el campu”. Pero Bhatia no sabía qué era “un transporte de enlace”. Tenía 19 años y 440 dólares en el bolsillo, y no conoc’ia a nadie en Estados Unidos.
Bhatia pensaba titularse y regresar a su país a trabajar, quizá como ingeniero. Seguía el modesto camino atrasado por su madre, gerente de un banco, y su padre, director administrativo de un organismo de investigación del Ministerio de Defensa, India,es un país tan burocratizado que los jóvenes como Bhatia creen que nadie que no sea un superhombre puede fundar una compañía.
Cuatro años después, como estudiante de posgrado en la Universidad Stanford, Bhatia empezo a acudir a comidas donde oía hablar a empresarios como Scout McNealy, de Sun Microsystems, Steve Wozniak, de Apple. El mensaje era siempre el mismo: Tu también puedes lograrlo. Bhatia, tenía la impresión de que eran tipos listos, pero en modo alguno extraordinarios.
Cuando se graduó, no quiso regresar a su país, de modo que, con un amigos suyo, Jack Smith, aceptó un empleo de ingeniero en computación en Apple Computer. Empezó a asistir a las fiestas de un grupo de empresarios indios del Valle del Silicio, donde conoció a muchos compatriotas, mayores que él, que habían triunfado. ¡Ellos tambíen parecían ser personas ordinarias!
Todos los días Bhatia le contaba a Smith otro caso de algun tipo que había convertido una buena idea en una compañía que luego habia vendido millones de dólare. “Jack”, le decía, “Me parece que estamos desperdiciando la vida”.
Aunque Smith tenía esposa y dos hijos en quienes pensar, Bhatia acabó por convencerlo y llegaron a un acuerdo: él sería el gerente de la futura empresa, y Smith, el aquitecto tecnológico.
Los amigos se experimentaron el cerebro en busca de ideas. Querían enviarse mensajes electrónicos, pero temían que sus jefes los leyeran y pudieran acusarlos de trabajar en proyectos personales. Un día de diciembre de 1995, mientras conducían de regreso a casa, a Smith se le ocurrió una idea: crear un servicio de correo electrónico gratuito al que los usuarios pudieran acceder de manera anónima en la red.
Smith llamó a Bhatia por el teléfono de su coche. Este oyó una frase y lo interrumpió:- ¡Cuelga ese celular y vuélveme a llamar por una línea segura cuando llegues a tu casa!
Cuando Smith volvió a llamar a Bhatia, 15 minutos después, las mentes de ambos parecían estar sincronizadas conforme saltaban de un aspecto de su idea a otro. Bhatia se pasó la noche en vela, redactando su plan del negocio en el comedor de su pequeño apartamento.
Bhatia necesitaba 300,000 dólares para crear una versión preliminar del programa de correo electrónico, por lo que se puso a ofrecer aquí y allá este negocio y otro que consistía en una base de datos personal obtenida de la Red. Habló con 19 firmas de capital de riesgo (compañías que financian a los empresarios a cambio de un porcentaje de las acciones), pero no tuvo éxito. Entonces conoció a Steve Jurvetson, de Draper Fisher Jurvetson, a quién le interesaba el negocio pero no confiaba en los cálculos de las ganacias que había hecho Bhatia, según los cuales iba a hacer crecer su empresa de correos electrónicos a una velocidad nunca antes vista.
Juvertson rechazó las proyecciones, pero Bhatia insistió en que su plan era factible.Por el pago adelantado de 300,000 dólares, la empresa quería una participación del 30 por ciento. Bhatia ofreció 15. Las negociaciones parecían estancadas, pero al día siguiente Draper Fisher Jurvetson aceptó el 15 por ciento.
Bhatia y Smith renunciaron a su empleo en Apple Computer y abrieron una oficinita en Fremont, California. Bhatia convenció a 15 empleados de que trabajaran sin sueldo a cambio de la opción de comprar acciones de la compañía más adelante, a un precio fijo. Para junio, a Bhatia y Smith se les estaba agotando el dinero y todavía faltaba un mes para que el producto esctuviera listo. Otro empresario de capital de riesgo, Doug Carlisle, se interesó en invertir, pero Bhatia pensó que si él y Smith lanzaban primero el servicio, tendrían más control de la compañía que habían creado. Consiguieron que un banco les prestara 100,000.
El 4 de julio de 1996 Bhatia y Smith, lanzaron su compañía, que se llamo Hotmail. En ese entonces, para tener una dirección electrónica había que ser dueño de una computadora, pero con Hotmail esto ya no iba a ser necesario: los usuarios podrían tener acceso a su buzón desde una cafetería en Praga o en Taipei. El día del lanzamiento, Bhatia y Smith cargaron con radiolocalizadotes programados para indicarles cada hora el número de suscriptores nuevos. Los primeros usuarios encontraron en Hotmail por sí solos y luego les mandaron mensajes a sus amigos: 100 usuarios en la primera hora, 200 en la siguiente, 250 en la tercera. La idea fue tan eficaz que 80 por ciento de los suscriptores de Hotmail dicen que supieron de este medio por medio de un amigo. Este sistema dio origen al concepto de “mercadotecnia viral”, n la cual cada mensaje electrónico enviado desde una cuenta de Hotmail era un anuncio de servicio.
Cuando Saaber regreso con Carlisle para decirle que ahora sí necesitaba de su dinero, Hotmail tenia 100,000 suscriptores y estaba valuado en 18 millones de dólares.
Hotmail empezó a poner noticias y otros contenidos de Internet en los buzones de sus suscriptores. Esto no era nada nuevo; lo nuevo era la forma en que estaba fluyendo el dinero. Los sitios que proveían las noticias querían recibir un pago. Pero Bhatia pensaba que debían pagarle a Hotmail por el privilegio de publicar su información.
Sorprendentemente, los negocios accedieron y Hotmail empezó a crecer tan rápidamente que algunos proveedores de información no daban abasto para satisfacer tan enorme demanda.
Todos los días Smith revisaba Internet en busca de competidores. Pasaron seis meses antes de que apareciera el primero.
En diciembre de 1997 Sabeer y Scout Weiss, otro amigo suyo, fueron a California a ver una presentación de Jerry Yang, cofundador de Yahoo! Yang habló de lo que ha llegado a llamarse la estrategia de Internet “la ventaja del primero”: los invaluables beneficios de ser el centro de atención por un tiempo. Yang dijo que Yahoo! Había gozado de tres meses de exclusividad antes de ver a su primer competidor, y que a esa ventaja se debía que hasta ese día fuera el mejor directorio de búsqueda por Internet. Bhatia abrió los ojos como platos cuando entendió lo que eso significaba
La posibilidad de que alguien copiara la idea de Hotmail había sido para el una preocupación constante. Su minúscula empresa todavía no pasaba de los 25 empleados. Al escuchar a Jerry Yang, Bhatia se inclinó hacia Scout Weiss y le dijo:- Nosotros tenemos una ventaja de seis meses en nuestro mercado. Vamos a ganarle a cualquier competidor.Tiempo después Bhatia le dijo a un reportero:- El día en que Microsof empezó a mostrar interés, ya teníamos 6 millones de usuarios.
Le pidieron a Bhatia que se desplazara a Redmond a entrevistarse con el fundador de Microsoft, Bill Gates. En la entrevista, Gates empezó a hacer preguntas “sus preguntas era de estrategia y no tenían nada fuera de lo común”, dice Bhatia. “Eran las mismas inquietudes que me habían estado planteando los inversionistas todo el tiempo. De pronto caí en la cuenta de que tampoco Bill Gates es un superhombre. Es de carne y hueso, como yo”. Al entender esto, el joven se tranquilizó y recuperó la confianza en sí mismo.Bhatia hizo una encuesta informal entre sus inversionistas para ver qué precio podrían prever. La cifra de Carlisle, 200 millones, era la más baja. En privado, Bhatia había estado diciendo, medio en broma, que quería 1000 millones de dólares, así que retó a Carlisle:- ¿No crees que podamos obtener mas?Carlisle se rió y contestó:- Mira, Saaber, si llegan a ofrecerte siquiera los 200 millones, mandaré hacer una estatua tuya de bronce y la pondré en el vestíbulo de mi compañía
Bhatia regresó a Microsoft y pidió 500 millones. Los negociadores le gritaron que estaba loco. La tensión aumentaba a medida que Microsoft subía su oferta: 200 millones, 250, 300. Carlisle empezó a decir: “¡Vamos a eregir una estatua!” Bhatia, que contaba con la autorización de sus directores y gerentes para negociar la venta, se mantuvo firme: “No hay trato”. Cuando el equipo de negociación ofreció cerca de 350 millones, la mayor parte de los gerentes de Hotmail se inclinaba por aceptar.
Rechazar esa oferta fue lo mas temerario que he hecho en mi vida”, dice Bhatia “Todo el mundo me había dicho: ‘En tu conciencia quedará si echas a perder las cosas’”.
En la Noche Vieja de 1997 se anunció un acuerdo. Hotmail se había intercambiado por 2,769,148 acciones de Microsoft, que en ese momento tenían el impresionante valor de 400 millones de dólares.
Carlisle trató de cumplir su promesa respecto a la estatua, pero Bhatia se nego porque a su madre le pareció que semejante honor sólo podría rendirsele a grandes hombres como Ghandi. Cuando Hotmail pasó a ser una subdivisión de Web Essentials de Microsoft, Bhatia se quedó como director general. Para entonces, la empresa ya tenía 144 empleados.A sólo ocho meses del anuncio del trato, el precio de 400 millones parecía una ganga, sobretodo porque la base de usuarios de Hotmail, había crecido a más del doble desde la fecha de la venta; no solo ya tenía 22 millones de cuentas activas, si no que se estaba suscribiendo125,000 usuarios nuevos al día. Bhatia había creado la base de usuarios de Hotmail más rápidamente que ninguna otra compañía de comunicaciones en la historia. Hoy tiene mas de 67 millones de usuarios.

10 comentarios - La Historia Del Creador De Hotmail

@AEAMMZ +1
mas falso que la virginidad de tu hermana y los senos de tu madre
@t0t_1 -2
$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
@pichon_
lei todo... claro ejemplo de "persevera y triunfaras"
@jinny
Me gusto, aunque la próxima ponele info adicional como fotos y eso. +10 porque no conocia la historia...
@Birulete
Interesante, lastima que el post sea bastante choto