Sabés hacer una Conciliación Bancaria?

NO TE VUELVAS LOCO!


Siempre es conveniente saber hacer una conciliación bancaria ya que no es una actividad exclusiva de los contadores, aquí te muestro cómo hacer una, no es difícl!

Conciliación bancaria

Una empresa dispone de informaciones emanadas de terceros -bancos, proveedores, clientes, etc.- que puede o debe aprovechar para controlar la eficiencia del funcionamiento del sistema contable y sus controles, correspondiendo en su caso, practicar las correcciones a los errores detectados. Comúnmente, a este procedimiento se lo denomina conciliación.

Una de las fuentes de información utilizada para efectuar este tipo de controles es el extracto bancario o estado de cuenta. El estado de cuenta suele presentar, para cada período, el saldo inicial, los movimientos del período -depósitos, cheques, débitos bancarios, acreditaciones en cuenta, etc.- y el saldo final, tal como surgen de los registros del banco.

En algún caso, los saldos arrojados por la contabilidad de la empresa y por el estado de cuenta que provee el banco, coincidirán, pero por lo general, debido a las diferencias de tiempo en el cómputo de las distintas partidas consideradas, surgen diferencias, que hacen necesario cotejar la información brindada por estos elementos, para determinar el origen de tales diferencias.

Entre estas diferencias encontramos, por ejemplo:

* Cheques por pagos que la contabilidad registra en el momento en que son entregados, pero que el banco debita una ves que el beneficiario lo presenta para su cobro, ya sea por ventanilla o a través de cámaras compensadoras.
* Lo mismo ocurre con los cheques depositados para su cobro, que la contabilidad registra al momento de su depósito y el banco, en el momento en que son acreditados en cuenta.

Así como también pueden existir demoras en estas contabilizaciones, es también posible que se produzcan errores u omisiones que produzcan diferencias, atribuibles tanto a la empresa como al banco.

La conciliación de partidas, en este caso de una conciliación bancaria, debe permitir detectar estas diferencias. Para esto, debe procederse al cotejo íntegro del estado de cuenta emitido por el banco y de la correspondiente cuenta mantenida en la contabilidad, partida por partida, cheque contra cheque, depósito contra depósito, etc..

Aquellas partidas que no presenten las mismas características en ambos elementos pueden constituir:

* Partidas pendientes a la fecha a la que se practica la conciliación, por ejemplo un cheque emitido aún no presentado a su cobro.
* Partidas pendientes a la fecha de conciliación anterior, que aparecen, y por lo tanto se limpian, en la conciliación actual, por ejemplo en cheque del ítem anterior que fue presentado al cobro.
* Errores u omisiones originados tanto en la contabilidad de la empresa o bien, en la contabilidad del banco.

Por lo tanto, la conciliación estará constituida por:

* Partidas pendientes a la fecha de la anterior conciliación que no se limpiaron durante el período.
* Partidas pendientes originadas durante el período.
* Partidas que, constatándose en la contabilidad y en el estado de cuenta, presentan diferencias en su saldo.

Para realizar la conciliación, si se parte del saldo demostrado por el estado de cuenta y se desea arribar al saldo según libros:

1. Deben sumarse (+):

1. Los depósitos tomados por la empresa pero pendientes de acreditación por parte del banco (aumento en el saldo contable pero no en el computado por el banco)
2. Las notas de débito computadas por el banco pero no por la empresa (disminución en el saldo según el banco pero no el contable)
3. Las notas de crédito registradas en la contabilidad pero no por el banco (aumento en el saldo según libros pero no en el computado por el banco)
4. Errores en las partidas que hayan incrementado indebidamente el saldo contable
5. Errores en las partidas que hayan reducido indebidamente el saldo presentado en el estado de cuenta

2. Deben restarse (-):

1. Los cheques emitidos y contabilizados pero no debitados por el banco (disminución en el saldo contable pero no en el computado por el banco)
2. Las notas de crédito computadas por el banco pero no por la empresa ( aumento en el saldo computado por el banco pero no en el registrado por la contabilidad)
3. Las notas de débito contabilizadas pero que el banco hubiera omitido computar (disminución del saldo según libros pero no en el computado por el banco)
4. Errores derivados de la contabilidad que hayan disminuido indebidamente el saldo contable
5. Errores derivados de la información bancaria que hayan aumentado indebidamente el saldo según el extracto bancario

La tarea de conciliación no debe finalizar con la mera realización de sumas y restas necesarias para conciliar los dos elementos mencionados. Luego de las comparaciones y análisis efectuados, debe solicitarse a los bancos la documentación correspondiente y corregir los errores y omisiones que hubieran originado tales diferencias.



Fuente

ESPERO TU COMENTARIO!