EL SUELDO MÍNIMO GARANTIZADO PARA LA CATEGORÍA MÁS BAJA PASARÁ DE $ 2.300 A $ 3.200

La UOM acordó un aumento salarial superior al 30%

Después de más de dos meses de negociaciones y con la amenaza latente de un inminente conflicto, el gremio metalúrgico y las cámaras empresariales del sector lograron cerrar anoche la discusión paritaria con un acuerdo que fijó un incremento salarial promedio entorno al 32%, según informaron desde el sindicato que conduce Antonio Caló. El convenio estableció un aumento escalonado de 25% (15% desde abril y 10% a partir de julio) que al ser acumulativo llega al 26,5%, más una suma fija no remunerativa de $ 300 para enero, febrero y marzo de 2012 que, de acuerdo con los cómputos del gremio, implicaría un incremento punta a punta en torno al 32%. En cambio, desde el Ministerio de Trabajo consideraron que la proporción del aumento es menor y proyectaron que la suma no remunerativa del período enero-marzo representaría unos 2,8 puntos porcentuales adicionales al 26,5%, lo que implicaría una suba total de 29,3%.
Además del acuerdo por el aumento general, el convenio entre la UOM y las cámaras de la industria metalúrgica estableció que el salario mínimo de la categoría más baja de la actividad se elevará de $ 2.300 a $ 3.200, lo que para ese caso en particular el incremento ascendería al 39%.
Los aumentos acordados anoche en la paritaria metalúrgica beneficiarán a unos 300.000 trabajadores de las distintas ramas industriales de la actividad.
El incremento salarial acordado por el gremio que lidera Caló supera por varios puntos la suba del 24% que los Camioneros de Hugo Moyano cerraron en marzo pasado y que el Gobierno pretendió utilizar como referencia para el resto de las negociaciones.
También avanzaron sobre la discusión de un porcentaje mayor para el aumento los trabajadores bancarios, que podrían cerrar la próxima semana con las entidades financieras un incremento que rondaría el 30%.
Por su parte, los gremios de la Alimentación y Comercio iniciaron sus respectivas paritarias con reclamos superiores al 30%, aunque en ambos casos las negociaciones están estancadas. En el primer caso, las partes volvieron a fracasar ayer en un intento por acercar posiciones, pero acordaron reunirse nuevamente el próximo lunes en el marco de la conciliación obligatoria dispuesta por la cartera laboral. fuente: http://www.uom.org.ar