Hola gente, viene saliendo en el noticiero hace dias que este sabado, en 10 minutos va a ser el fin del mundo, o por lo menos va a empezar.
Aca tengo Videos, y cosas que dijeron en TN NOTICIAS.
esta en ustedes creerlo o no .

Esto fue lo que dijo TN

HAY HASTA CAMIONES CON LA FECHA EN LAS CALLES
SEGUN LA PROFECIA DE UN LIDER RELIGIOSO DE EE.UU MAÑANA EMPIEZA EL JUICIO FINAL
ESTA CORRIENTE RELIGIOSA TIENE SEGUIDORES EN 119 PAISES
LA BIBLIA LO GARANTIZA

MATERIAL EN VIDEO




link: http://www.youtube.com/watch?v=cqc-Qo8WELM&feature=fvst





link: http://www.youtube.com/watch?v=e7o1Jaoga7w





link: http://www.youtube.com/watch?v=lyK2HhonxBI







link: http://www.youtube.com/watch?v=2GvRmEGrBkM





link: http://www.youtube.com/watch?v=6pwRGe8GkC8





link: http://www.youtube.com/watch?v=http://www.youtube.com/watch?v=jFb6UBUXVs0



ALGO DE INFO RELACIONADA :


El propósito de este folleto es informarle a ud sobre la gran urgencia que existe hoy en el mundo que todas y cada una de las personas se reconcilien con Dios. ¡La Biblia es la Palabra de Dios! Todo lo que la Biblia declara tiene la autoridad absoluta de Dios mismo. Ahora, en este momento, está saliendo a la luz información procedente de la Biblia que revela con claridad el plan de Dios para el Día del Juicio Final y el fin del propio mundo. La Biblia ha revelado sus secretos sobre la cronología de la historia. Antes no se conocía esta información porque Dios había cerrado Su Palabra, bloqueando cualquier intento de alcanzar el conocimiento sobre el fin del mundo. Leemos sobre esto en el libro de Daniel:
Daniel 12:9 Y dijo: Anda, Daniel, que estas palabras serán cerradas y selladas hasta el tiempo del cumplimiento.
Sin embargo, en nuestros días, Dios ha abierto Su Palabra (la Biblia) para revelar gran parte de la verdad del fin de los tiempos (y muchas otras enseñanzas). Además, en el mismo capítulo de Daniel, dice:
Daniel 12:4 Tú pues, Daniel, cierra las palabras, y sella el libro hasta el tiempo del fin: pasarán muchos, y multiplicarse ha la ciencia.
Ahora Dios nos está descubriendo más de Su Palabra porque hemos llegado al tiempo del fin. Por ello, para el estudiante serio de la Biblia el hecho de estar viviendo los últimos días de la historia de la tierra se ha convertido en algo obvio. A decir verdad, dado que estamos viviendo el final de los tiempos, Dios revela a Su pueblo la siguiente información:
EL CALENDARIO BÍBLICO DE LA HISTORIA

El Señor ha abierto a la comprensión de Su pueblo el “Calendario Bíblico” recogido en las páginas de la Biblia. Puede demostrarse que las genealogías del libro del Génesis, principalmente de los capítulos 5 y 11, son un preciso calendario de la historia de la humanidad en el mundo. El calendario bíblico de la historia es totalmente preciso y fiable.
Al haber sido otorgado por Dios en Su Palabra, se puede confiar ciegamente en él. En este breve folleto, compartiremos algunas de las conclusiones derivadas del calendario bíblico y de otros estudios de las Escrituras. Aunque la cantidad de información disponible es demasiado abundante y compleja como para entrar en excesivos detalles dentro de este pequeño folleto, podemos dar y daremos fechas precisas y convincentes. Se puede confiar completamente en estas fechas porque provienen directamente de la Biblia. (EBiblefellowship no está asociada con Family Radio; sin embargo, recomendamos encarecidamente que consiga una copia gratuita del libro “¡Ya casi llegamos!” escribiendo a la siguiente dirección: Family Stations, Inc., 290 Hegenberger Rd., Oakland, CA 94621 (USA). Este libro da muchos más detalles sobre el tiempo en el que se producirá el Día del Juicio Final y el fin del mundo. También puede leerlo en la red o descargarse “¡Ya casi llegamos!” en www.familyradio.com).
CRONOLOGÍA DE ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS IMPORTANTES

11.013 a.C.—Creación. Dios creó al mundo y al hombre (Adán y Eva).
4990 a.C.—El diluvio del tiempo de Noé. Todo pereció en el diluvio universal y únicamente Noé, su mujer, y sus 3 hijos junto a sus esposas sobrevivieron en el arca (6023 años desde la creación).
7 a.C.—El año en el que nació Jesucristo (11.006 años desde la creación).
33 d.C.—El año en el que Jesucristo fue crucificado y dio comienzo a la era de la iglesia (11.045 años desde la creación; 5023 años civiles desde el Diluvio).
1988 d.C.—En este año finalizó la era de la iglesia y comenzó el periodo de 23 años de gran tribulación (13.000 años desde la creación).
1994 d.C.—El 7 de septiembre, llegó a su fin el primer periodo de gran tribulación de 2300 días, y empezó la lluvia tardía, dando comienzo el plan de Dios para salvar a una gran multitud de personas fuera de las iglesias (13.006 años desde la creación).
2011 d.C.—El 21 de mayo comenzará el Día del Juicio Final y se producirá el arrebatamiento (la subida a los cielos de los elegidos por Dios) al finalizar la gran tribulación de 23 años. El 21 de octubre, el mundo será destruido por el fuego (7.000 años desde el Diluvio; 13.023 años desde la creación).
UN DÍA ES COMO 1000 AÑOS

El hijo de Dios ha aprendido de la Biblia que las palabras de Génesis 7 tiene un doble significado:
Génesis 7:4 Porque pasados aun siete días, yo lluevo sobre la tierra cuarenta días, y cuarenta noches: y raeré toda sustancia que hice, de sobre la haz de la tierra.
Históricamente, cuando Dios pronunció estas palabras, quedaban siete días para que Noé, su familia y los animales entraran en la seguridad del arca; pero espiritualmente (y la Biblia es un libro espiritual), Dios se dirigía a toda la gente del mundo y anunciaba que la humanidad pecadora tendría 7000 años para encontrar refugio en la salvación que Jesucristo proporciona. ¿Cómo podemos saber esto? Lo sabemos basado en lo que leemos en 2 Pedro, capítulo tres:
2 Pedro 3:6-8 Por lo cual el mundo de entonces pereció anegado por agua. Empero los cielos que son ahora, y la tierra, son conservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio, y de la perdición de los hombres impíos. Mas, oh amados, no ignoréis una cosa, y es, que un día delante del Señor es como mil años, y mil años son como un día.
¡El contexto de 2 Pedro 3 es extremadamente importante! En los primeros versículos, Dios nos menciona la destrucción del mundo por el diluvio del tiempo de Noé. Después encontramos un amonestación interesante: que no debemos “ignorar” que 1 día es como 1000 años, y 1000 años como 1 día. Inmediatamente después de esta información hay una descripción gráfica del final del mundo actual a causa del fuego.
¿Qué podría estar diciéndonos Dios al identificar 1 día con 1000 años?
Dado que recientemente hemos descubierto el calendario bíblico de la historia en las páginas de la Biblia, sabemos que el diluvio del tiempo de Noé tuvo lugar en el año 4990 a.C. Esta fecha es totalmente precisa (para conocer más información sobre la cronología bíblica de la historia, visite: www.familyradio.com). Fue en el año 4990 a.C. cuando Dios reveló a Noé que todavía quedaban 7 días para que el diluvio cayera sobre la tierra. Si sustituimos 1000 años por cada uno de esos 7 días, obtenemos 7000 años. Y cuando proyectamos 7000 años hacia el futuro desde el 4990 a.C., descubrimos que cae en el año 2011 d.C.
4990 + 2011 = 7001
Nota: Cuando contamos desde una fecha del Antiguo Testamento a una del Nuevo Testamento, es necesario restar un año ya que no existe el año cero, dando como resultado:
4990 + 2011 – 1 = 7000 años exactamente.
El año 2011 d.C. será el número 7000 desde el diluvio del tiempo de Noé y el final del periodo de tiempo concedido a la humanidad para encontrar la gracia a los ojos de Dios. Esto significa que el tiempo para encontrar refugio en Cristo se ha vuelto extremadamente corto. ¡No estamos lejos del año 2011 d.C.!
No es extraño que el pueblo de Dios se le haya dado a conocer los detalles del fin del mundo. De hecho, la Biblia nos dice que normalmente es así. En tiempos pasados, Dios ha advertido a Su pueblo de los periodos de juicio que se avecinaban:
Amós 3:7 Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.
Hebreos 11:7 Por fe Noé, habiendo recibido revelación de cosas que aun no se veían, movido de temor, aparejó el arca en que su casa se salvase; por la cual arca condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que es por la fe.
EL DÍA DEL JUICIO FINAL: 21 DE MAYO DE 2011

Sabemos que el año 2011 es el número 7000 desde el diluvio y también que Dios destruirá el mundo en ese año. ¿Pero cuando en el 2011 ocurrira?
La respuesta es sorprendente. Vamos a echar otro vistazo al relato del diluvio en el libro del Génesis:
Génesis 7:11 El año de seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diez y siete días del mes, aquel día fueron rompidas todas las fuentes del grande abismo, y las ventanas de los cielos fueron abiertas.
Fiel a Su Palabra, Dios trajo el diluvio 7 días después en el 600º año, en el día 17 del segundo mes del calendario equivalente a la vida de Noé. Fue en este decimoséptimo día del segundo mes cuando Dios cerró la puerta del arca, asegurando el bienestar de sus ocupantes y sellando además la suerte del resto de los habitantes del mundo fuera del arca. Ahora iban a perecer todos en esa catástrofe mundial.
Génesis 7:16,17 Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios: y cerró Jehová sobre él. Y fue el diluvio cuarenta días sobre la tierra; y las aguas se multiplicaron, y alzaron el arca, y fue alzada de sobre la tierra.
Anteriormente hemos mencionado que la era de la iglesia llegó a su fin en el año 1988 d.C. La era de la iglesia comenzó el día de Pentecostés (22 de mayo) del año 33 d.C. Después, 1955 años más tarde, llegó a su fin el 21 de mayo, que era el día antes de Pentecostés del año 1988.
La Biblia nos enseña que el final de la era de la iglesia se iba a producir simultáneamente al comienzo de la gran tribulación:
Mateo 24:21 Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será.
El 21 de mayo de 1988, Dios dejó de utilizar las iglesias y congregaciones del mundo. El Espíritu de Dios abandonó todas las iglesias y Satanás, el hombre del pecado, entró en ellas para gobernar. La Biblia nos enseña que este horrible periodo de juicio sobre las iglesias durará 23 años. 23 años completos (exactamente 8400 días) pasarán desde el 21 de mayo de 1988 al 21 de mayo de 2011. Esta información se descubrió en la Biblia totalmente aparte de la información acerca de los 7000 años desde el diluvio. Por tanto, vemos que ese periodo de tribulación de 23 años completos finaliza el 21 de mayo de 2011. Esta fecha es el día exacto en el que finaliza la gran tribulación, y también es el punto final más probable para los 7000 años desde el diluvio del tiempo de Noé.
Hemos de tener en cuenta que Dios cerró la puerta del arca el día 17 del segundo mes del calendario de Noé. También descubrimos que el 21 de mayo de 2011 es el final del periodo de gran tribulación. Hay una relación íntima entre el segundo mes y el día 17 del calendario de Noé y el 21 de mayo de 2011 de nuestro calendario gregoriano. No es posible ver esta relación con facilidad hasta que descubrimos que hay que tener en cuenta otro calendario: el Hebreo (o Bíblico). Da la casualidad de que el 21 de mayo de 2011 es el día 17 del segundo mes del calendario Hebreo. Así, Dios nos confirma que comprendemos correctamente la cronología de 7000 años desde el diluvio. El 21 de mayo de 2011 es la fecha equivalente a aquella en la que Dios cerró la puerta del arca de Noé. Gracias a esto y a mucha otra información bíblica, descubrimos que el 21 de mayo de 2011 será el día en el que Dios lleve al cielo a Sus elegidos. El 21 de mayo de 2011 será el Día del Juicio Final. Es el día en el que Dios cerrará la puerta de salvación al mundo.
En otras palabras, al hacer que el periodo de gran tribulación finalice en un día que se identifica con el decimoséptimo del segundo mes del calendario de Noé, Dios está sin duda confirmándonos que éste es el momento en el que piensa cerrar para siempre la puerta de la entrada al cielo:
Juan 10:9 Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.
La Biblia deja muy claro que Cristo es el único camino hacia el cielo. Él es nuestra única puerta de entrada al glorioso reino de los cielos:
Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que nos sea necesario ser salvos.
Una vez que la puerta (Jesús) se haya cerrado en el Día del Juicio Final, no hay más salvación posible sobre la tierra:
Apocalipsis 3:7 …El Santo y Verdadero, el que tiene la llave de David; el que abre, y ninguno cierra; el que cierra, y ninguno abre, dice estas cosas:
La Biblia nos enseña que el 21 de mayo de 2011, sólo los verdaderos creyentes a los que Dios haya elegido para recibir la salvación serán arrebatados (llevados) de este mundo para encontrarse en el cielo con el Señor y estar siempre con Él:
1 Tesalonicenses 4:16,17 Porque el mismo Señor con algazara, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán los primeros. Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir al Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor.
El resto de la humanidad (miles de millones de personas) se quedarán atrás y sufrirán el terrible juicio de Dios, un horrible periodo de 5 meses de tormento sobre la tierra:
Apocalipsis 9:3-5 Y del humo del pozo salieron langostas sobre la tierra; y les fue dada potestad, como tienen potestad los escorpiones de la tierra. Y fuéles mandado que no hiciesen daño a la yerba de la tierra, ni a ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tienen la señal de Dios en sus frentes. Y les fue dado que no los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre.
EL FIN DEL MUNDO: 21 DE OCTUBRE DE 2011

Por la gracia y tremenda misericordia de Dios, Él nos está advirtiendo con anticipación de lo que está a punto de hacer. El Día del Juicio Final (21 de mayo de 2011) comenzará este periodo de horrible tormento para todos los habitantes de la tierra que durará 5 meses. Ese día Dios hará que se levanten de sus tumbas todos aquellos que hayan muerto. Los terremotos causarán estragos en todo el mundo y la tierra ya no encubrirá a sus muertos (Isaías 26:21). Las personas que murieron como individuos salvos experimentarán la resurrección de sus cuerpos y abandonarán inmediatamente este mundo para estar siempre con el Señor. Aquellos que murieron sin ser salvos también serán levantados, pero sólo para que sus cuerpos sin vida se esparzan sobre la faz de toda la tierra. La muerte estará en todas partes.
El Señor también enfatiza estos horribles 5 meses de destrucción en el versículo final del capítulo 7 del Génesis:
Génesis 7:24 Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento y cincuenta días.
Cinco meses después del 21 de mayo de 2011 será 21 de octubre de 2011. Da la casualidad de que el 21 de octubre del 2011 también es el último día de la Fiesta bíblica de los Tabernáculos (o de las Cabañas) que se celebra a la vez que la Fiesta de la Cosecha. La Fiesta de los Tabernáculos se celebra en el séptimo mes del calendario Hebreo y el modo en el que Dios habla de ella en la Biblia es muy significativo:
Éxodo 23:16 …Y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando cogieres tus trabajos del campo.
Éxodo 34:22 Y la fiesta de las semanas te harás a los principios de la siega del trigo; y la fiesta de la cosecha a la vuelta del año.
Se decía que la Fiesta de los Tabernáculos / de la Cosecha se celebraba al “final del año” aunque se guardaba durante el séptimo mes Hebreo, que no está al final del año. La razón de esto es que el cumplimiento espiritual de esta fiesta en particular es el fin del mundo. La fecha de 21 de octubre de 2011 será el último día de la Fiesta de los Tabernáculos y también el último día de existencia de la tierra. La Biblia describe lo que ocurrirá el 21 de octubre de 2011 en el siguiente pasaje:
2 Pedro 3:10 Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche, en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra, y las obras que en ella haya, serán enteramente quemadas.
Además de la totalidad del mundo y el universo, todos aquellos que han pecado contra Dios y fueron dejados atrás serán consumidos por este fuego y destruidos para toda la eternidad:
2 Tesalonicenses 1:8,9 En fuego de llama, para dar el pago a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio del Señor nuestro Jesu Cristo: Los cuales serán castigados con eterna perdición procedente de la presencia del Señor, y de la gloria de su poder;
El 21 de octubre de 2011, Dios destruirá completamente esta creación y a todas aquellas personas que nunca experimentaron la salvación de Jesucristo. El horrible pago a su rebelión pecaminosa contra Dios se completará con la pérdida de la vida eterna. El 21 de octubre de 2011 todas estas pobres personas dejarán de existir desde ese momento en adelante. ¡Qué triste que el noble hombre, hecho a imagen de Dios, muera como una bestia y perezca para siempre!:
Salmo 49:12 Mas el hombre no permanecerá en honra: es semejante a las bestias que mueren.
Hay mucho más que compartir. Pero por favor, querida alma, le advertimos de que el tiempo para la salvación está llegando rápidamente a su fin. Dios ha dado al mundo 7000 años desde el diluvio, y ahora sólo quedan unos pocos días para llegar al 21 de mayo de 2011. Antes de que nos demos cuenta, el tiempo se habrá agotado completamente. Los pocos granos de arena que quedan en nuestro reloj habrán pasado y desaparecido para siempre. Aunque queda poco tiempo, hoy todavía hay una esperanza maravillosa para cualquiera:
2 Corintios 6:2 (Porque dice: En tiempo acepto te he oído, y en día de salud te he socorrido: he aquí, ahora el tiempo acepto, he aquí, ahora el día de la salud
A Dios no le toma mucho tiempo para salvar a una persona. En las últimas horas de una terrible vida de pecado, el ladrón de la cruz fue salvado por Cristo:
Lucas 23:42,43 Y dijo a Jesús: Señor, acuérdate de mí cuando vinieres en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en el paraíso.
Nuestra oración es que ud reciba este folleto con el mismo espíritu de genuina preocupación con que este se le ofrece. Cuando lo lea, medite acerca de los versículos de la Biblia citados, porque son la Palabra de Dios y como tal, poseen poder y autoridad absoluta. Nuestra única esperanza para la salvación se encuentra en la lectura de la Palabra de Dios. Es ahora cuando la puerta del cielo (Cristo) está abierta. Es ahora cuando Dios está salvando a una gran multitud de personas de todo el mundo fuera de las iglesias y las congregaciones:
Apocalipsis 7:9,13,14 Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas naciones, y linajes, y pueblos, y lenguas, que estaban delante del trono, y en la presencia del Cordero, vestidos de luengas ropas blancas, y palmas en sus manos; …Estos que están vestidos de luengas ropas blancas, ¿quiénes son? ¿y de dónde han venido? Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han venido de grande tribulación, y han lavado sus luengas ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero.
Dios salva escuchando la Palabra de Dios y no de otra forma:
Romanos 10:17 Luego la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios.
Lea la Biblia con toda su familia (especialmente con sus hijos); y mientras lea ore pidiendo misericordia. Ore pidiendo al Dios misericordioso y bondadoso de la Biblia que le libre de la destrucción que se avecina. Sabemos un poco acerca de la enorme compasión de Dios gracias al libro de Jonás. Dios también les advirtió por adelantado a la gente de Nínive sobre la destrucción de su ciudad:
Jonás 3:4-9 Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad camino de un día, y pregonaba, diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los varones de Nínive creyeron a Dios; y pregonaron ayuno, y vistiéronse de sacos, desde el mayor de ellos hasta el menor de ellos. Y llegó el negocio hasta el rey de Nínive, y levantóse de su trono, y echó de sí su vestido, y cubrióse de saco, y asentóse sobre ceniza. E hizo pregonar, y decir: En Nínive, por mandado del rey, y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa, ni se les dé pasto, ni beban agua. Y los hombres, y los animales se cubran de sacos, y clamen a Dios fuertemente; y cada uno se convierta de su mal camino, de la rapiña que está en sus manos. ¿Quién sabe si se convertirá, y se arrepentirá Dios; y se convertirá del furor de su ira, y no pereceremos?
Dios no destruyó a la gente de Nínive. Aunque no existe posibilidad alguna que Dios detenga Su intención de destruir el mundo en 2011, podemos saber al leer como El obró con la gente de Nínive, que Dios tiene un corazón compasivo y lleno de misericordia. Esto debería animarnos a todos a acudir a Dios y suplicarle que nos conceda Su gran misericordia.
Salmo 86:15,16 Mas tú Señor, Dios misericordioso, y clemente, luengo de iras, y grande en misericordia y verdad; Mira en mí, y ten misericordia de mí…