En total, eran cinco los que corrían en moto. Ocurrió esta madrugada en la localidad bonaerense de 9 de Julio. Los dos restantes están internados, confirmaron a Infobae.com. El intendente manifestó que "se sabía que iba a pasar una desgracia"
Como consecuencia de un fuerte impacto, tres jóvenes murieron mientras que dos menores resultaron lesionados, uno de ellos de gravedad.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Fabián Alejandro Balbuci, de 22 años, César Tolosa, de 19, y Renzo Blanco, de 18. Los dos primeros fallecieron en el acto, mientras que el tercero murió a raíz de las heridas recibidas, minutos después de ingresar al Hospital zonal Julio De Vedia.

En tanto, los otros dos jóvenes, Alberto Pancere, de 16 y Matías Fenández, de 17, permanecían internados en el mismo centro asistencial.

Pancere sufrió heridas graves mientras que Fernández tuvo lesiones leves y quedó en el centro de salud en observación.

El hecho se produjo a las 2:15 de la mañana, en la avenida Agustín Álvarez, conocida como Circunvalación por causas que aún se tratan de establecer.

Según informaron periodistas locales, el parque de motocicletas en la jurisdicción de 9 de Julio, provincia de Buenos Aires, creció notablemente en los útlimos años, debido al bajo costo de los rodados.

También, se habría puesto de moda salir a dar vueltas por la ciudad en moto.

Desgracia anunciada
El intendente de la ciudad de 9 de Julio, Walter Batistella, aseguró que "se sabía que iba a pasar una desgracia", debido a que en su jurisdicción hay, desde hace tiempo, muchos chicos que corren "picadas" con motos

Según manifestó el jefe comunal, antes del accidente los jóvenes habían intentado entrar en dos oportunidades al autódromo, aunque no pudieron hacerlo debido a la presencia policial.

Aseguró que se trata de un grupo que se dedica a correr continuamente y que le resulta imposible tener a toda la policía detrás de ellos para controlarlos.
Responsabilidad compartida
En diálogo con C5N, Walter Battistella, advirtió que es muy fácil ahora que cualquier persona, e incluso menores accedan a tener una moto. "Con una cuota de 140 pesos" ya se puede tener este tipo de vehículo.
Además, manifestó que cuando se detecta alguna irregularidad, se puede confiscar una moto, pero luego de pagar la multa correspondiente, hay que restituirla al duelo. "Judialmente, estamos atados de pies y manos", graficó el intentende.
"Como Municipio no negamos nuestra responsabilidad, pero es necesario que los padres sean más duros que sus hijos. El Estado no puede ser el tutor de los ciudadanos", agregó.
"Si somos demasiado garantistas, estos problemas seguirán ocurriendo", vaticinó el jefe comunal.

FUENTE