La Señalización Vial
La Señalización Vial



GENERALIDADES:

Las señales viales son los medios físicos empleados para indicar a los usuarios de la vía pública la forma más correcta y segura de transitar por la misma, les permiten tener una información precia de los obstáculos y condiciones en que ella se encuentra.-

La señal vial es una norma jurídica accesoria, por lo tanto, de cumplimiento obligatorio. El usuario debe conocer su significado, acatar sus indicaciones y conservarlas, ya que la destrucción es un delito contra su seguridad y la de los demás.-

El señalamiento vial brinda por medio de una forma convenida y única de comunicación destinada a trasmitir órdenes, advertencias, indicaciones u orientaciones, mediante un lenguaje común para todo el país y de acuerdo con convenios internacionales.-

CLASIFICACION DE LAS SEÑALES VIALES:

La clasificación más usual es la siguiente:

1) Verticales: de Reglamentación o Prescripción, Prevención o advertencia y las de Información.-

2) Horizontales: señales longitudinales, transversales y marcas especiales.-

3) Luminosas: semáforos (para vehículos, de giro vehicular con flechas, peatonal y especiales), señales luminosas vehiculares.-

4) Transitorias: reglamentarias, de prevención, de información y otras señales temporarias.-

5) Manuales: las que realizan los agentes de tránsito y el conductor.-

6) Sonoras: bocinas, sirenas y silvatos.-choque


SORPRENDENTE CONSEJO PARA EVITAR ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS.

transito

Usted va circulando -perfectamente alerta- a 90 k.p.h., por una autopista muy soleada. De pronto, un automóvil que viene en el carril de sentido contrario se desvía ligeramente, cruza la raya del centro y se estrella con el vehículo de usted.

O quizá vaya a sólo 15 k.p.h. cuando una camioneta que circula por el carril de sentido contrario da vuelta a la izquierda enfrente de su auto, y usted la embiste por un costado. "Esto le costará 1500 dólares", le dice el encargado del taller.

Desde ahora mismo usted puede reducir considerablemente las probabilidades de sufrir un accidente de esta clase, si advierte un hecho sencillo: incontables accidentes ocurren porque el automovilista no ve a tiempo el otro vehículo.

"Los factores que compiten por la atención del conductor son excesivos", explica Gerald Donaldson, especialista que preconiza la seguridad en las autopistas. "Entre el radio, las señales de tráfico, los gritos de los niños, los anuncios de las carreteras, las marcas del pavimento y otras cosas que piden la atención del conductor, el cerebro de este se halla demasiado ocupado".

En pocas palabras, evitar un accidente depende a veces de que su vehículo sea muy visible y atraiga la atención de los otros automovilistas.

"Aquí interviene un proceso muy complejo", apunta Michael Perel, "Antes de que el conductor logre reaccionar ante un vehículo que se le aproxima, debe advertirlo, reconocerlo como tal y, después, evaluar las probabilidades de que choque con el suyo". Por eso conviene enviarle una señal de alerta.

He aquí una medida sencilla que puede contribuir a salvarle la vida: durante el día, encienda los faros con la luz baja. Tome nota de que no dije "luz alta" ni "luces de estacionamiento", ni "faros de niebla", sino "luz baja". En tres países nórdicos y en Canadá, las luces para circular de día (LCD) se han convertido en un excelente salvavidas.

Desde los años setenta, Finlandia y Suecia exigen que el conductor traiga las LCD encendidas siempre que el auto esté en movimiento. En los sesenta, Suecia inició una investigación seria a este respecto. En una de las pruebas se utilizaron automóviles provistos de botones especiales, que tomaban fotografías de la escena de la carretera en cuanto el conductor advertía que se aproximaba un vehículo; tambien registraban las observaciones del automovilista. Quienes realizaron dicho estudio llegaron a la conclusión de que los autos provistos de las LCD son mucho más visibles.

"Nosotros registramos una reducción de entre el diez y quince por ciento en los accidentes automovilísticos múltiples ocurridos mientras hay luz solar. Eso es notable si se considera que la medida es sumamente sencilla", comenta Kare Rudddmar.

Y ¿qué ha ocurrido con los índices de accidentes en Noruega (donde ésta ley se promulgó en 1985) y en Finlandia? En ambas naciones se han reducido alrededor del 14 y el 30 por ciento, respectivamente, los accidentes múltiples diurnos.

Desde 1990, Canadá exige por ley que todos los autos nuevos estén provistos de las LCD automáticas. "Calculamos que habrá una reducción del 10 al 20 por ciento en los accidentes múltiples durante el día", comenta James White. Además, Canadá está promoviendo la campaña voluntaria "Encienda sus luces bajas" para los autos que carecen de luces automáticas.



En Estados Unidos, las pruebas que patrocinan la General Motors y el Comité de uso de las Luces, de la Sociedad de Ingenieros de Automotores, confirman los estudios europeos. Ya sea que brille el sol en el cenit o que el día esté nublado, que llueva o que haya niebla, que esté amaneciendo o que el sol se esté poniendo, muchos expertos opinan que, si un auto cuenta con las LCD, probablemente los otros automovilistas lo distingan a tiempo (entre el caótico fondo) para reaccionar apropiadamente.

El Instituto de Seguros para la Seguridad en las Autopistas, de Estados Unidos, ha emprendido algunas campañas desde fines de los setenta para promover el uso de las LCD.

Huelga decir que usted tiene pleno derecho de conducir con las luces bajas encendidas. El costo es mínimo: una disminución casi imperceptible del kilometraje por litro de combustible y, por supuesto, una reposición mas frecuente de los faros.

Hasta que todos los autos cuenten con las LCD automáticas, "encender las luces bajas aún a plena luz del día es uno de los mejores recursos para proteger su vida en las autopistas", observa Donaldson.

Ahora bien, no se deben usar las luces de día sin tomar antes algunas medidas. Compruebe que los faros estén alineados, ya que los rayos de luz muy altos pueden deslumbrar a los demás conductores. Cerciórese de que las direccionales sean suficientemente brillantes para que se les distinga de las luces. ¡Y lleve en el baúl unos cables para pasar corriente, por si olvida apagar las luces!

Por último, asegúrese de que nadie de su familia lleve las luces encendidas como excusa para circular con exceso de velocidad o sin el cinturón de seguridad abrochado.

Esta es una eficaz medida de seguridad, siempre y cuando se combine con otras prácticas de conducción seguras.

Ultima modificación de la Ley 11.430

ARTICULO 58: (Texto según Ley 12.564) El uso de luces se hará de la siguiente forma:

1- El encendido de las luces de alcance medio o bajas de los vehículos será obligatorio en zona rural, ruta carretera, semiautopista y/o autopista, durante las veinticuatro (24) horas del día sin importar las condiciones climáticas reinantes.-

2- En las zonas urbanas y suburbanas deberá utilizarse en forma permanente la luz de alcance medio o baja en horario desde el crepúsculo hasta el alba y/o en casos de situaciones climáticas adversas desde el alba hasta el crepúsculo. En dichas zonas solo se utilizará la luz de largo alcance o larga para anunciar la llegada de un vehículo a una bocacalle o para adelantarse a otro y siempre en forma de destello o guiñada.-

3- El uso de luz de largo alcance o larga es obligatorio en zona rural, desde el crepúsculo hasta el alba, debiendo cambiar por luz baja o media en el momento previo al cruce con otro vehículo que circule en sentido contrario, al aproximarse al otro vehículo que le precede y cuando hubiese niebla.-

4- El uso de los faros " buscahuellas ", solo estará permitido en los caminos y calles no pavimentadas ni mejoradas y cuando sea ampliamente justificado.-

5- No será permitido el uso de otras luces que las indicadas en la reglamentación de la presente ley ni la modificación de los colores que ella establezca.

CONSEJOS PARA EL USO DEL CINTURON DE SEGURIDAD

guarda

El cinturón de seguridad es la herramienta más eficaz en la prevención de las consecuencias de accidentes de tránsito.
Por ello es que muchos países, incluido Argentina, han establecido la obligación legal de su uso.
Pero más allá de la 'obligación legal', el uso de cinturón de seguridad, para todos los pasajeros de un vehículo, en forma permanente, tiene sentido aunque se trate de desplazamientos muy cortos, tanto en zonas urbanas como no urbanas. Cabe recordar que nueve de cada diez accidentes ocurren en zonas urbanas.
¿Por qué es tan importante el cinturón de seguridad?

Para comprender la importancia del cinturón de seguridad es necesario saber qué ocurre dentro del vehículo durante un accidente. En realidad se producen dos impactos: el primero es el choque o colisión como tal, y el segundo, producido como reacción, es el choque de los ocupantes del vehículo con el vidrio del parabrisas, e incluso fuera del auto. Este segundo impacto es el que causa las lesiones, o la muerte. Las estadísticas demuestran que una persona despedida fuera del vehículo tiene 5 veces más probabilidades de ser muerta que aquélla que permanece en el interior del vehículo.

¿Por qué sucede esto?

Porque al estar dentro de un vehículo, sus ocupantes se desplazan, sin sentirlo, a la misma velocidad que él. En un choque o colisión el vehículo se detiene inesperada y violentamente por el primer impacto, mientras sus ocupantes siguen "viajando" a la misma velocidad original que se desplazaban; ninguna fuerza actúa sobre ellos para detenerlos, hasta que se estrellan contra el volante, los vidrios o el panel de instrumentos; éste es el segundo impacto. Un golpe de este tipo yendo a sólo 50 km/hr equivale a caer de boca desde el segundo piso de un edificio.

El cinturón de seguridad protege al individuo porque impide que se golpee y evita así las lesiones causadas por el segundo impacto.

Investigaciones internacionales han demostrado que mientras aumenta el uso del cinturón de seguridad, disminuyen tanto las víctimas fatales como las lesiones a consecuencia de los accidentes de tránsito.

pum

La siguiente tabla resume los porcentajes de reducción de lesiones por accidentes gracias al uso de cinturón de seguridad:
PORCENTAJE DE REDUCCION DE LESIONES EN:
TIPO DE LESION: CONDUCTOR PASAJERO
Lesiones al Cerebro 33% 56%
Fracturas de cráneo 18% 18%
Heridas faciales 45% 64%
Lesiones a los ojos 38% 40%
Fracturas faciales 6% 6%
Lesiones a los pulmones 33% 58%
Fuente: "Compulsory Seat Belt Wearing",
Report by Department of Transport,Oct. 1985, UK

A nivel mundial se considera que una tasa de uso de cinturón de seguridad del 90% evitará alrededor del 10% de muertes por accidentes de tránsito.

En consecuencia, el uso de cinturón de seguridad es la medida simple más eficaz para reducir el número de fallecidos y lesionados por accidentes de tránsito. Sin embargo, al mes de Agosto del 2.000 se estima que en el casco urbano de Belén de Escobar sólo 3 de cada 10 conductores y/o usuarios utiliza su cinturón de seguridad y en la ruta apenas 6 de cada 10.

Si es tan efectivo, ¿por qué entonces la gente se resiste a usarlo? Mitos y verdades.

Existen muchos mitos en torno al cinturón de seguridad, pero son sólo disculpas.

Estas son las 10 disculpas típicas de quienes no quieren usar cinturón de seguridad:

Mito 1. "Si quedo herido en un accidente, el cinturón dificultará el rescate".
# Verdad: Lo que en realidad complica el rescate de las personas heridas son las fracturas múltiples del conductor o pasajeros, producidas al golpearse contra el interior del vehículo. El cinturón se suelta con un simple clic, o se corta.

Mito 2. "Podría quedar atrapado en caso de incendiarse el auto".
# Verdad: La verdad es que los incendios sólo ocurren en un 0.2% de los accidentes, y aunque estuviera en este caso, el cinturón de seguridad evitaría golpes mayores, fracturas y pérdida de conciencia. Una persona fracturada o inconsciente es incapaz de reaccionar y salir.

Mito 3. "Si por el golpe salgo fuera del vehículo, tengo más posibilidades de quedar ileso".
# Verdad: Quien, como consecuencia de un choque o colisión, es lanzado fuera del vehículo y se estrella contra el pavimento tiene 5 veces más posibilidades de morir que aquél que está sujeto con el cinturón.

Mito 4. "Yo tengo la fuerza suficiente como para controlar el vehículo en cualquier momento".
# Verdad: En una colisión, yendo a apenas 20 km/hr, nuestro cuerpo es lanzado contra el volante y el parabrisas con una fuerza que equivale a seis veces el peso del propio cuerpo. Imaginate lo que sucede a velocidades mayores. El cinturón de seguridad nos sujeta y evita que salgamos disparados contra el panel o fuera del auto.

Mito 5. "No creo que efectivamente me proteja".
# Verdad: Estudios internacionales han demostrado que el cinturón de seguridad reduce las consecuencias de los accidentes incluso a altas velocidades. ¿Quién le dice que no salvaría también su vida?

Mito 6. "El uso de cinturón de seguridad es importante sólo en la ruta."
# Verdad: En Argentina, más de las tres cuartas partes de los accidentes ocurren en intersecciones; y del total, 9 de cada 10 ocurren en áreas urbanas, y la mayoría dentro de un radio de 40 kilómetros de los hogares de las víctimas.

Por otra parte, el 50% de los fallecidos se producen por accidentes ocurridos en áreas urbanas.

Mito 7. "Como nunca me ha pasado nada, no necesito el cinturón de seguridad".
# Verdad: Un accidente es un imprevisto. En Argentina nos caracterizamos por pensar "que a mí no me va a pasar", pero nadie está garantizado de por vida. Conversá con alguna persona que haya tenido un accidente..., probablemente te dirá que nunca antes tuvo uno. Esa es la regla general, quien tiene un accidente, seguramente no ha tenido accidentes anteriores.

Mito 8. "El cinturón de seguridad incomoda y limita movimientos".
# Verdad: El cinturón de seguridad, además de sus ventajas preventivas, ofrece mayor estabilidad y comodidad frente a las curvas y las calzadas en mal estado. Regulalo de modo que te sientas totalmente cómodo dentro de vehículo.

Mito 9. "El cinturón me ensucia la ropa".
# Verdad: Los cinturones de seguridad son lavables. Es lógico que por falta de uso acumulen polvo. Usándolo lo mantendrá en movimiento y evitará que se ensucie.

Mito 10. "Es complicado engancharlo".
# Verdad: Al comienzo puede resultarte incómodo habituarse al manejo de él. Pero si vos o tu familia sufren heridas y hospitalizaciones o mueren por no usar cinturón de seguridad será mucho más complicado.

COMO USAR EL CINTURON DE SEGURIDAD EN FORMA ADECUADA

Para conseguir una protección eficaz con el cinturón de seguridad, observá lo siguiente:

1. Regulación del asiento

En primer lugar posicioná el asiento y el respaldo de forma que te sientas cómodo.
Recuerdá que cada asiento y cada cinturón son para una sola persona.

2. Movimiento del cinturón

Asegurate que las correas se deslicen suavemente, que el cinturón no esté torcido y que no frote contra ninguna arista rígida.

3. Posición

Cuando uno usa algo por primera vez (corbatas, collares, anillos, etc.), por lo general se siente incómodo; el uso adecuado ayuda a eliminar la incomodidad. Ponete el cinturón pasando la correa entre la base del cuello y el hombro, observando que lo sujete firmemente pero no lo apriete. Enganchalo en el dispositivo provisto para esa función al costado de tu asiento, llevarlo suelto o debajo de la pierna NO te reportará beneficios.

4. Enganche

Verificá que al enganchar el cinturón, éste quede correctamente bloqueado.

Qué NO hacer con el cinturón de seguridad.

* Nunca lo lleves holgado porque la función del cinturón es protegerte.
* Nunca lo pases por debajo del brazo, porque frente a un impacto no te detendrá eficazmente.
* Nunca lleves niños sobre las rodillas ni los incluyas dentro de tu cinturón.
* Nunca inclines demasiado el respaldo del asiento hacia atrás, porque frente a un impacto podrías deslizarte por debajo del cinturón.(Efecto Submarino)

La Señalización Vial

LOS NIÑOS Y EL CINTURON DE SEGURIDAD

Existen varias recomendaciones importantes que deben considerarse con respecto a la protección de los niños:

* En primer lugar, los niños SIEMPRE deben viajar en el asiento trasero del vehículo, exceptuándose solamente aquéllos de cabina simple.

* Los niños que van en el asiento delantero tienen más probabilidades de resultar heridos o muertos que los que van en el asiento trasero.

* SIEMPRE que viajen en automóvil deben ir con protecciones adecuadas, de acuerdo a su peso y su estatura, según se señala a continuación:

BEBES:

* Los bebés, desde su primer viaje en automóvil, deben ir en silla de seguridad adecuada, que es la que posee su propio cinturón de seguridad, el que las sujeta desde los hombros hasta la cintura, pasando por el abdomen. La silla debe estar siempre sujeta con el cinturón de seguridad del vehículo al asiento.

La silla debe ubicarse siempre enfrentando el respaldo del asiento, de forma que el bebé mire hacia "atrás".

* Lo más apropiado es que la silla se instale en el asiento trasero del vehículo, de la forma indicada. Si debe situarse en el asiento delantero, debe mantenerse la posición que hace que el bebé mire hacia el respaldo del asiento.

* Si por emergencia el bebé debe ir en brazos del adulto acompañante, éste debe sentarse en el asiento trasero del vehículo.



NIÑOS:

* NUNCA pueden ir sobre las rodillas del conductor o de otro pasajero, tampoco deben compartir un mismo cinturón de seguridad con otra persona.

* Los niños y niñas de hasta más o menos 5 años deben viajar SIEMPRE en el asiento trasero del vehículo, usando silla de seguridad, mirando ahora hacia adelante y correctamente sujeta con el cinturón del asiento.

Una silla de seguridad adecuada es aquélla que trae su propio cinturón, pues de nada valdría que la silla fuera sujeta y el niño pudiera igual salir despedido en caso de un choque.

* A medida que los niños crecen alcanzan estatura suficiente como para sentarse en el asiento trasero del vehículo y usar el correspondiente cinturón de seguridad.

Cuando aún son bajitos, se recomienda el uso de cojines sobre el asiento, para que el cinturón de seguridad pase correctamente entre la base del cuello y el hombro, sin incomodarlos.

* Solamente cuando el niño o niña tiene más de 12 años de esdad puede ocupar el asiento delantero, usando SIEMPRE el correspondiente cinturón de seguridad.

¿Cómo deben ser los cinturones de seguridad?

Las normas de seguridad establecen que los cinturones de los asientos delanteros adyacentes a las puertas, deberán ser de tres puntos, es decir una combinación de cinturones abdominal y diagonal, o arnés, y deberán contar con hebillas de seguridad con botón de abertura rápida.

Por último:

Utilizá el cinturón de seguridad en las vías urbanas e interurbanas. Su uso es obligatorio tanto para el conductor como para el ocupante de asiento delantero, así como ocupantes de los asientos traseros que dispongan de ellos.


Evitá el exceso de equipaje. Llevá sólo lo verdaderamente necesario y colocalo adecuadamente.

choque

En ningún caso coloques objetos de forma que impidan la perfecta visibilidad del conductor por el espejo retrovisor interior, colocando la carga de forma equilibrada dentro del coche.


Queda prohibido circular con niños menores de 12 años, situados en los asientos delanteros del vehículo salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.


El número máximo de personas que pueden transportarse no puede exceder del número de plazas para las que esté autorizado el vehículo, todas ellas emplazadas y acondicionadas en lugar destinado para ello.
Conclusión.

Existen muchas medidas para reducir los accidentes de tránsito y sus consecuencias; sin embargo, el cinturón de seguridad es la más simple, la más económica y está al alcance de todos los conductores y usuarios de vehículos. Depende de vos hacer uso de ella.

Si ves que un vehículo se te va a cruzar y vos inevitablemente lo chocarás, a pesar de tu pericia ya será demasiado tarde para protegerte. ¿No te parece que los dos segundos que requiere colocarse el cinturón de seguridad son una inversión valiosa si se trata de proteger tu vida y la de tu familia o amigos?

Las personas con sobrepeso no usan el cinturón

SEGÚN UN ESTUDIO
Las personas con sobrepeso no usan el cinturón
Los cinturones de seguridad podrían ser demasiado pequeños para las personas obesas

Actualizado 07/01/2008 19:19:00
http://www.20minutos.es/data/img/2005/06/09/126087.gif
Este trabajo muestra que las personas
con sobrepeso u obesidad utilizan menos
el cinturón de seguridad que el resto
de ciudadanos.

debate.com.mx (http://www.debate.com.mx/eldebate/Articulos/ArticuloGeneral.asp?IdArt=4785881&IdCat=6367)| 100Nagencias

Madrid, España. Los kilos de más no sólo aumentan el riesgo de desarrollar cáncer o una enfermedad cardiovascular; también podrían incrementar las posibilidades de lesionarse al sufrir un accidente de tráfico, según sugiere una investigación estadounidense.

Este trabajo muestra que las personas con sobrepeso u obesidad utilizan menos el cinturón de seguridad que el resto de ciudadanos.

¿La razón? Según los autores de este estudio -un equipo dirigido por el psicólogo David Schlundt, de la Universidad de Vanderbilt (EEUU)- esto puede deberse a que estos dispositivos resultan incómodos para las personas con un elevado índice de masa corporal.

"Los cinturones de seguridad incluidos de serie en los automóviles podrían ser demasiado pequeños para las personas obesas. Y aunque algunas compañías tienen disponibles extensores, otras no lo hacen o cobran un extra por ellos", explican los autores en su trabajo.

Para llevar a cabo la investigación analizaron los datos de un registro diseñado especialmente para recopilar información sobre comportamientos de riesgo.

En total, se tuvieron en cuenta casi 248.000 entrevistas telefónicas en las que los individuos proporcionaron datos sobre su edad, peso, altura, sexo o raza, entre otras variables. Además, a cada uno se le preguntó directamente si solía usar el cinturón de seguridad al conducir o viajar en un coche.

Un 30% no usa cinturón
Los resultados de sus análisis mostraron que, entre los participantes que presentaban sobrepeso u obesidad, aproximadamente un 30% reconoció no usar esta medida de protección vial. Por el contrario, el porcentaje de individuos con peso normal que afirmaban no utilizar el cinturón se reducía a un 20%.

transito

"A medida que el peso aumenta, disminuye el uso del cinturón", explican los autores en su trabajo. "Y dado que éste puede reducir la morbilidad y mortalidad relacionada con los accidentes en un 50%, este hallazgo muestra que muchos conductores están corriendo un riesgo innecesario", añaden.

"Nuestros datos sugieren que las lesiones inintencionadas provocadas por un accidente de tráfico son otra consecuencia potencial de la obesidad", remarcan.

En su trabajo, estos científicos hacen especial hincapié en la necesidad de concienciar a la población y en que los fabricantes de coches incrementen la disponibilidad de extensores, que hagan más cómoda la colocación de cinturones de seguridad en personas con obesidad.

Sigamos los consejos para no terminr así:

guarda



pum

Nos vemos ojala les guste