El Gaucho en las guerras de la independenciaLos gauchos ingresaron en las filas patriotas cuando el país llamo a sus hijos para luchar contra España, después del 25 de mayo de 1810.

La audacia , la habilidad para cabalgar y el enorme conocimiento del suelo, hicieron de él un excelente soldado

Guió a los ejércitos nacionales a través de nuestro territorio y con ellos peleó en el Alto Perú a las ordenes de Belgrano o con San Martin en Chacabuco y Maipú.

En el norte del país otros hombres defendieron con gran destreza y valor las fronteras de nuestra patria naciente, se los llamo los “gauchos de Güemes”.

El Gaucho y los CaudillosMás adelante, también participaron en las guerras civiles al lado de los caudillos. Por una parte, el gaucho sentía al caudillo como a un hombre con sus mismos gustos y parecidas costumbres

Pero hubo además otras causas que empujaban a los gauchos a unirse a estas tropas.

Ya desde principios de siglo XIX a raíz de una ley expedida en 1815, se dispuso que quien no tuviera propiedad legitima sería considerado sirviente, y todo sirviente que no llevara consigo la papeleta de Conchabo de su patrón, que era válida solo por tres meses, era declarado vago. (ley de vagancia), la persecución que origino esta ley, convirtió a muchos gauchos en hombres al margen de la sociedad , ante esta situación los gauchos encontraron que, junto a los caudillos estaban protegidos.

Entre huir de la justicia hacia las tolderías de los indios o engancharse en la fila de caudillos muchos prefirieron esto último, de ese modo aparecen peleando junto a Artigas, Ramírez y López en el litoral, con sus propios caballos y armas (boleadoras inclusive) organizados en grupos pequeños que ataca en forma imprevista

Durante el Federalismo, el gauchaje se dividió, unos fueron partidarios de Rosas y se alistaron en sus filas, mientras otros se plegaron a las tropas Unitarias. A la caída del Restaurador, volvemos a encontrarlos al lado de Urquiza

También en el oeste, en las provincias de cuyo y en la rioja, caudillos como el Chacho Peñaloza y Felipe Varela, contaron con el decidido apoyo de los campesinos

Las armas del Gaucho

Las boleadoras, el lazo y el rebenque junto con el cuchillo, fueron para el gaucho herramientas de trabajo y también armas. Basta recordar que durante las Invasiones Inglesas y la Reconquista, los ingleses cayeron atontados al ser enlazados o boleados por los gauchos, y con el rebenque, que llevaba adentro de la funda de cuero bien trenzado a una barra de metal, podría matar de un solo golpe. Nunca se separaba de él.



Baquianos

El terreno no poseía secretos para el gaucho. En una sola ojeada reconocía una huella, o seguía un rumbo guiado por arboles y pastos. Se orientaba también por la posición de los astros o algunas aguadas, y su finísimo oído apoyado en la tierra lo ponía sobre aviso de la proximidad de los indios. Estos magníficos guías, que podían conducir sin dificultades a los viajeros a través de la pampa se llamaban “baquianos” y de ellos se dijo que eran “la brújula de la pampa”.

Durante las guerras de la Independencia, fueron muy útiles al ejército criollo, pues nada más que por el movimiento de los animales a los casi invisibles desgarrones en las plantas, podía informar del paso del enemigo y hasta decir cuántos hombres eran, eran excelentes jinetes

Si bien en el sur argentino los gauchos tuvieron cierta indisciplina, en el norte de Argentina de principios del siglo XIX tuvieron un papel distintivo, ya que tuvieron un trascendental desempeño militar en las luchas por la independencia de España. Este se dió particularmente en la frontera con el Alto Perú. Su lucha fue descripta y recordada épicamente por Leopoldo Lugones como la guerra gaucha.

La conducción militar de la defensa de la frontera, de lo que fuera el virreinato del Rio de la Plata durante los años de lucha independentista, quedo virtualmente en manos de los gauchos.

Asediados por los españoles, que avanzaban desde el Virreinato del Perú, los gauchos norteños defendieron la frontera con firmeza, caracterizándose por el cumplimiento de una férrea disciplina militar, el seguimiento fiel a su jefe y caudillo Martin Miguel de Güemes y la demostración de habilidades y destrezas particulares para el combate a caballo y en la lucha abierta, aun en medios adversos.

En la bibliografía histórica militar internacional los gauchos fueron comparados por analogía con los soldados del cuerpo de mamelucos del norte de África que luego formaron parte de las tropas de Napoleón al ingresar a Madrid, cuando ocupo España en 1808.

Una batalla naval ganada por la caballería

En las invasiones inglesas a Bs.As. de 1806, fueron los gauchos los que, con mas valor que organización disciplinada, pusieron sus recursos de paisanos a los invasores.


Fuente: http://educasitios2009.educ.ar/aula57/tag/gaucho/