Los perros de Hitler

Es de sobra conocido el amor que Hitler sentía hacia los perros. Tanto es así que durante la guerra las familias con perro tambien tenían una cartilla de racionamiento para sus canes. El primer perro del que tengo constancia fue Foxl y fue durante la I Guerra Mundial. Pero dejemos a Hitler que nos hable de aquel perro:

"Es enorme lo que he querido a aquel bicho. Nadie podía tocarme sin que Foxl se pusiera furioso. No seguía a nadie más que a mi. Cuando volvía después de dos días de ausencia ya no quería separarse de mi. En la trinchera todo el mundo le quería. Durante las marchas, corría alrededor de nosotros, observándolo todo: no se le escaba nada. Lo compartía todo con él. Por la noche se acostaba a mi lado. ¡Y pensar que me lo robaron! No habría podido separarme de él. En mi vida he podido vender un perro. Me acuerdo: fue antes de llegar a Colmar. El ferroviario que quería conseguir a Foxl pasó dos veces por el vagón y me ofreció doscientos marcos. "Aunque me diera cien mil, no lo tendría usted". Al bajar en Harpsheim , me apercibo súbitamente de que el perro ha desaparecido. La columna se pone en marcha. ¡Me era imposible quedarme detrás! Estaba desesperado. El sinvergüenza que me robó mi perro no sabe lo que me hizo."



hitler



perros

Wolf (regalo de cumpleaños de Christian Weber en 1922)


Wolf es el perro que aparece en un par de fotos del célebre "día de Coburgo", en octubre de 1922.

biografia

historia

Prinz (aparece en una foto datada en 1925)


Prinz es el que aparece en una foto tomada en 1925 y que fue publicada en la primera parte de la biografía de Hitler escrita por Ian Kershaw.

Los perros de Hitler

hitler

Blondie (1928-1930)

Blondie, un perro de color claro.

perros

biografia

Muck (1928-?; un regalo de Ulrich Graf)


Muck, un pero totalmente negro que aparece, al igual que Blondie, en fotos tomadas en Berchtesgaden, lugar donde parece ser que tenía Hitler a estos perros.

Habla Hitler:

"Estaba tan triste con el recuerdo de su antiguo amo, que no podía acostumbrarse a mi. Decidí separarme de él. Su nuevo dueño se había alejado unos pasos solamente cuando le abandonó y vino a refugiarse a mi lado poniéndome las patas sobre los hombros. Entonces me quedé con él. "



historia

Los perros de Hitler

Bella (1942)


En mayo de 1942 Hitler compró otro ovejero alemán "a un oficial menor en la oficina de correos de Ingolstadt"[16] para que Blondi tuviera compañía. La llamó Bella.

hitler

Blondi (1941 o 1942 — 30 de abril de 1945)

Efectivamente, Blondi fue el pastor alemán favorito y más conocido de Hitler. Sentía verdadera pasión por ella. Incluso Hitler tenía un jefe de perros, el sargento Tornow, que era el único autorizado a pasearla. Hitler jugaba mucho con Blondi y le gustaba que los demás vieran lo inteligente que era. La perra era capaz de hacer piruetas que dejaban maravillados a los invitados de Hitler. Le decía "Blondi, ¡canta!" y la perra se ponía a aullar. Cuanto más le alababa Hitler, más aguda era la voz de la perra. Cuando la perra cantaba con voz grave, Hitler le decía "Blondi, canta más grave, como Zarah Leander" y la perra aullaba tan grave como un lobo.

"Es el perro más inteligente que conozco. A veces juego con ella a la pelota en mi despacho. A veces lanza la pelota debajo del armario y tengo que ir a la chimenea y recogerla con el atizador... tengo miedo de que se rompa las patas en el suelo de parqué, por eso no ya no juego con ella."


Hitler por las mañanas daba un paseo con Blondi. Mandó construir una pista de obstáculos para hacerle correr. Según Christa Schroeder, esa era la única distracción de Hitler.

Hitler intentó aparear a Blondi en varias ocasiones. La primera vez lo intentó con el perro de la viuda de Troost pero no hubo forma. La segunda vez, esta vez con éxito, se apareó con el perro de Alfred Rosenberg y Blondi parió ocho cachorros, pero solo sobrevivieron tres. Al más fuerte de ellos lo bautizó con el nombre de Wolf, como le gustaba ser llamado a si mismo. Pero esto sucedió ya al final de la guerra. Durante el mes de abril de 1945 era habitual ver a Hitler jugar con Wolf, que se había convertido en su cachorro favorito.

Blondi estuvo enferma en 1943 cuando contrajo una enfermedad contagiosa. Hitler hizo llevar a su perra a una clínica veterinaria privada de Munich e hizo llevar a la clínica huevos, carne y manteca para su perra. Cada mañana llegaba un informe sobre su salud que su ayuda de cámara le leía. Si el informe no era muy bueno, Hitler se mostraba muy preocupado. Pero la perra se reestableció.

Para reafirmar el caracter diabólico de Hitler se ha dicho que mandó probar el veneno con el cual se iba a suicidar primero con Blondi. Efectivamente fue así. Pero no solo para probar su eficacia sino porque Hitler sabía que Blondi sin su presencia estaba perdida.

perros

biografia

Videos:






link: http://www.youtube.com/watch?v=gLnPamdtI1A






link: http://www.youtube.com/watch?v=Jz3rx8OGE6o






link: http://www.youtube.com/watch?v=3KJ3mS6aitw

historia


El falso misterioso perro de Hitler






link: http://www.youtube.com/watch?v=tOy5cDqf5Xo

La "historia del boxer de Hitler" ds una farsa, las fotos que presenta el documental son modificadas

Aqui por ejemplo, en las primeras imagenes que presenta el video apacere esta foto con el perro entre Hitler y el conductor, pero originalmente no hay nada. Hay que mencionar que el perro agregado tiene un tamaño demasiado grande para estar alli.

Los perros de Hitler