GSM vs CDMA:

Decisiones estratégicas en un mercado de 13.000.000 de celulares

El futuro ya llegó. Los distintos lenguajes están convergiendo en un mismo soporte: el teléfono celular. Si en el siglo XVIII el paradigma que comenzó a regir al mundo era la idea de Progreso y bajo esta concepción constante de crecimiento, la máquina ocupaba un lugar central, hoy la idea de Progreso fue reemplaza por el paradigma de la Comunicación. En el fragor de este nuevo paradigma, es el mercado de los servicios quien pretende regir las economías globales. Según datos proporcionados por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), en septiembre de este año ya había en el país 11.022.000 de teléfonos celulares en servicio y para diciembre, se proyectan casi 13.000.000 de terminales. La publicidad de las telefónicas y los proveedores de equipos ganaron espacio en todos los rincones del país y en todas las bandas horarias de la radio y la televisión, incluso del cine. La tecnología que estaría “posibilitando” estos avances –al menos en Argentina- es GSM, pero no es la única, ni la mejor de todas. ¿Por qué las empresas optaron por GSM y no por CDMA, teniendo en cuenta que este estándar puede dividir las frecuencias existentes en 13 canales? ¿Por qué el gobierno recomienda a la fusionada Unifón y Movicom abandonar las redes de tercera generación y pasar a una de segunda generación? La convergencia ya llegó.

GSM vs CDMA



La cantidad de líneas celulares activas ya superó a las líneas fijas. En diez años, Argentina pasó de 203.775 líneas celulares en 1994 a 11.022.000 en septiembre de 2004, con la proyección de alcanzar las 13.000.000 de líneas. Personas que simplemente hablan, otras que hablan y escriben mensajes; parejas que hablan, escriben y envían fotos. Amigos que se filman, empresas que organizan cortos de ficción filmados por el celular. Lenguajes inventados; la publicidad nuestra de cada día que habla de las bondades de la tecnología y de la convergencia. La publicidad que vende tecnología GSM, como el último paradigma del mercado. Pero ante la estimulante convergencia de lenguajes y tecnologías, probablemente todos los terminales (los teléfonos) que hoy se comercializan bajo el estándar GSM queden obsoletos en el corto plazo. En diálogo con Binario, Guillermo Fornaresio, Regional Manager de Qualcomm, manifestó: "La elección de una tecnología por otra obedece a los planes estratégicos de cada compañía. El caso de Argentina es bastante particular, creo que no hay otro país en el mundo donde GSM aparezca con tanta fuerza. En Europa nadie está invirtiendo en GSM, todas las inversiones son en UMTS (tecnología de tercera generación). Desde este punto de vista, daría la impresión que una empresa que decide mirar hacia el futuro, debería migrar a una tecnología que facilite las comunicaciones convergentes".

Todo converge en la tercera generación

A continuación, presentamos una historia que recorre cada uno de los estándares existentes…un recorrido que desembocará en la explicación del paradigma dominante de la Comunicación:

La generación analógica

# AMPS (Advanced PhoneMobile System):

La primera red de telefonía celular moderna se creó en Bahrein, en 1978. Ésta tenía alrededor de 250 usuarios, utilizaba la frecuencia 400 Mhz. Ese mismo año, también comenzó sus operaciones la empresa AT&T, utilizando la tecnología AMPS, la primera generación de telefonía celular (1G). El rápido crecimiento de usuarios provocó las caídas generales de las redes. De esta manera, surgieron los estándares de segunda generación (2G): TDMA, GSM y CDMA. Estas tecnologías se destacan por la digitalización de las comunicaciones móviles. Los operadores pueden dividir las frecuencias en una mayor cantidad de canales y permitir mayores números de conversaciones. Las frecuencias utilizadas para estas transmisiones son las de 800 Mhz, 900 Mhz, 1800 Mhz y 1900 Mhz


Segunda generación

# TDMA (Time Division Multiple Access): Esta tecnología fue elegida como el estándar de telefonía celular por la Cellular Telecommunications Industry Association. Conjuntamente, estaban peleando para imponerse en el mercado de las telecomunicaciones los estándares CDMA y GSM. El paso de AMPS a TDMA se realizó en varios pasos, en el intervalo, surgieron estándares como D-AMPS, que permitían la implementación de hasta tres canales de voz, contra los seis de TDMA.
# GSM (Global System for Mobile Communications): Este estándar nació en 1982, cuando las Telcos Nordic Telecom y Netherlands PTT le propusieron a la Conferencia Europea de Correo y Telecomunicaciones el desarrollo regional de un estándar digital de telefonía celular. La Comisión aceptó y reservó la frecuencia de los 900 Mhz. Entre 1982 y 1986 los operadores de telefonía y los gobiernos se dedicaron al plan de frecuencias y en 1987 se tomó la decisión de que la tecnología debería estar en funcionamiento en 1991. El estándar se obtuvo en 1989 y estuvo operativo recién en 1992, cuando la empresa finlandesa RadioLinja Ab lanzó el primer servicio mundial GSM. En 1994 se inauguró en Sudáfrica y en Europa, donde la compañía Vodafone pasó a ser la primera operadora capaz de transmitir datos y voz sobre la red GSM. La frecuencia de los 900 Mhz representaba un problema para su desarrollo en los Estados Unidos, ya que la frecuencia manejada en este país- PCS- funcionaba a 1900 Mhz. Para saldar tal dificultad, se desarrolló, en 1995, una adaptación del estándar que quedó operativo dos años después. En 1999 comenzaron los primeros testeos de la evolución de GSM: General Packet Radio Service (GPRS). Este estándar se lanzó comercialmente en 2000 y un poco después se lanzó EDGE (Enhanced Data for Global Evolution). La principal innovación de esta tecnología es que le permite a los teléfonos (terminales) almacenar toda la información personal de los usuarios en una tarjeta SIM, que puede pasarse de teléfono en teléfono.
# CDMA (Code Division Multiple Access): Esta es otra tecnología de segunda generación desarrollada por la empresa Qualcomm. Su ventaja es que logra dividir las frecuencias existentes en un promedio de trece canales. A diferencia de lo que hace TDMA y GSM que le otorgan una porción del espectro a cada usuario, CDMA permite usar la totalidad del espectro. La primera versión de este estándar se publicó en 1993 y fue revisada dos años después bajo el nombre de CDMAOne. Para 1999 ya funcionaba en numerosos países y debido al salto que permitía en la velocidad de transmisión de datos- de hasta 64 Kbps- pudo ser considerada una tecnología 2.5G.


La tercera Generación

La International Telecommunications Union (ITU) define 3G sólo por la velocidad de transmisión de datos, que debe ser superior a los 144 Kbps. Por el momento, las tecnologías que buscan posicionarse en la carrera del 3G son:

* WCDMA (Wideband- Code Division Multiple Access): Este es el estándar también conocido como UTMS (Universal Mobile Telecommunications System), la actualización de las redes 2G de GSM.
* TD-SCDMA (Time Division Synchronus Code Division Multiple Access): Esta tecnología fue desarrollada por la Academia de Ciencias de China y la empresa Siemens.
* CDMA2000: Esta es la evolución de CDMA hacia 3G pero la realidad marca que existen distintas variantes de este estándar.

¿Qué le falta a GSM?

Para el especialista en comunicaciones, Jorge Crom, GSM no es una tecnología apta para encarar el proceso de las tecnologías convergentes. "GSM es una plataforma madura; ya lleva muchos años de implementación y funciona perfecto. El concepto fundamental que maneja es la multiplexación por división de tiempo. Esto presupone que si yo tengo un recurso escaso, lo voy a compartir con todos los demandantes del servicio otorgándole el uso por un tiempo limitado, pero se hace de una manera tan rápida que uno no se da cuenta. El problema es que a medida que crece la cantidad de líneas, el sistema empieza a colapsar. CDMA trabaja con un concepto totalmente distinto, en vez de dividir un recurso escaso en tiempo, se divide en código. Las personas que hablan o transmiten información, datos y fotos, lo hacen sobre un código exclusivo. Entonces, si las comunicaciones apuntan a intercambios tan complejos, necesitamos una plataforma que pueda soportar todo ésto. El camino es la Multiplexación por división de frecuencia, o sea, CDMA".

Según publicó la revista Mercado en su sitio web el campo de la telefonía celular quedó repartido de la siguiente manera: "Telecom-Personal con 3.700.000 usuarios; América Móvil-CTI, con 3.ooo.ooo y Unifón, 2.900.000". A esto hay que agregarle los clientes que se sumarán a la fusionada Unifon – Movicom. Telefónica gastó 5.850 millones de dólares para comprar los activos de BellSouth en Latinoamérica. Por su parte, Carlos Zenteno, CEO de CTI para Latinoamérica, informó a Binario que la compañía "ya lleva invertido en el país más de 250 millones de dólares". Los operadores están apostando a GSM; y los proveedores de terminales buscan los segmentos bajos, como Nokia, con una afirmación fuerte hacia GSM, mientras que Samsung focaliza su estrategia en equipos para un segmento alto, pero con una perspectiva menos auspiciosa hacia esta tecnología de segunda generación. Tal es la afirmación de Obdulio Báez, Sales & Marketing Director de Samsung Argentina, quien manifestó a este medio: "La diferencia de precios para un carrier entre GSM y CDMA, medida en los millones de usuarios que se planean incorporar a la red sigue siendo igual de conveniente, por más que en unos años tengan que migrar toda la red a CDMA.

Teniendo en cuenta este escenario, es un tanto ilógico que el Gobierno haya recomendado a la fusionada Unifón – Movicom pasar sus redes a GSM cuando la empresa adquirida tenía pensado invertir 141 millones de pesos en la tecnología CDMA 1x, sin contar todos los desarrollos ya realizados. En este sentido, las tecnologías celulares y la convergencia de los distintos lenguajes bajo un mismo soporte ocuparán un espacio de conspicuas disputas por definir los márgenes de un mercado que hoy parece inagotable pero que cuando se choque con la saturación de las sistemas globales de comunicación móvil (GSM), las empresas y el Gobierno caerán en la cuenta de que, quizás, hubiera sido mejor elaborar un discurso (y acciones) más coherentes entre la oferta de una tecnología y la supuesta demanda de lenguajes y aplicaciones convergentes, en un país que todavía está intentando sanear las demandas básicas y urgentes de su población.

Saludos

Fuente
http://www.canal-ar.com.ar

http://www.canal-ar.com.ar/binario/Notas/NotaMuestra.asp?Id=39