M1A2 Abrams para el combate urbano

M1A2 Abrams para el combate urbano


urbano


Históricamente, las zonas urbanas han sido una de las peores pesadillas para un tanquista. Los carros de combate modernos estan diseñados para una guerra de movimientos en espacio abierto, donde el enemigo puede ser localizado y neutralizado a distancia con facilidad. Esta premisa cambia radicalmente en entornos urbanos: la maniobrabilidad y la línea de visión se reducen drásticamente, y en cualquier rincón puede haber una unidad oculta con cargas explosivas, un RPG o un antitanque que ataquen al vehículo por sorpresa, casi a bocajarro. En esta situación, un tanque es muy vulnerable.

Este problema, que empezó a hacerse patente de manera notable durante la Segunda Guerra Mundial, sigue presente hoy en día. El Ejército Norteamericano se está encontrando con él en guerras "de guerrillas" como es la de Irak actualmente, y supone un problema para el todopoderoso taque Abrams, imbatible en campo abierto pero vulnerable en las ciudades.

abrams


Para intentar paliar este problema, el Ejército encargo el diseño de un "Kit de supervivencia urbana para tanques" o "TUSK", que son sus siglas en inglés. Esta denominación juega con el hecho de que "tusk" significa "colmillo". El TUSK consiste en una serie de mejoras añadidas al Abrams en el propio campo de batalla, ya que no es preciso enviar al tanque a la fábrica para instalarlo. Estas mejoras consisten en:

-Control remoto de la ametralladora M2 instalada externamente en la torreta.
-Un teléfono colocado en el casco que permite a la infantería de acompañamiento comunicarse con la tripulación del carro.
-Protección tipo rejilla para proyectiles tipo RPG en la parte trasera, en la toma y salida de gases del motor del Abrams.
-Bloques de blindaje reactivo en los laterales.
-Planchas de blindaje en las escotillas de la torreta.
-Sistemas de visión térmica nocturna, para detectar ataques subrepticios por la noche.

torreta


El sistema TUSK puede ser instalado in situ sin necesidad de trasladar el carro a un centro de mantenimiento.

Aunque el blindaje reactivo puede ser superfluo para la mayor parte de las situaciones de una guerra de maniobras, el blindaje de jaula, el escudo del cargador, el teléfono de infantería y la torreta Kongsberg Gruppen con control remoto se añadirán con el tiempo a todos los M1A2. Además, como parte de este kit se puede instalar un escudo transparente, como se ha visto aplicado a algunos Abrams en servicio en Irak.

El 29 de agosto de 2006 General Dynamics Land Systems recibió un pedido del ejército de los EEUU por valor de 45 millones de dólares para adquirir 505 kits TUSK para los Abrams desplegados en Irak.

blindado


Queda por ver si estas modificaciones realmente mejoran el comportamiendo del Abrams en combate urbano, pero el hecho de que la solución haya sido adoptada casi sobre la marcha deja entrever que el del uso de blindados en entorno urbano plantea una serie de problemas que no se han conseguido resolver eficazmente desde el comienzo del uso de este tipo de vehículos, hace ya casi 100 años.


blindaje

Fuente




M1A2 Abrams para el combate urbano