Cuantas palabras aprende un perro por media

Los perros parecen entendernos muy bien y eso es gracias a su capacidad para interpretar nuestro lenguaje, o mejor dicho, el sonido con el que pronunciamos las palabras asociadas. Al igual que los niños cuando son pequeños, el sonido es una forma de asociar a cosas tangibles.

La manera en que un bebé aprende palabras es similar, de algún modo, a la de un perro. Cuando niño aprende una palabra esta es asociada al concepto. De otro lado tenemos al perro capaz de asociar un sonido a una respuesta como por ejemplo “galleta” para avisar de un premio.Los perros solo pueden aprender palabras de conceptos concretos, son incapaces de entender valores abstractos que no pueden palpar de algún modo. Por eso, muchos defienden que los humanos son los únicos capaces de entender ideas como “amor”, “odio”, etcétera. Pero, ¿no entender la palabra significa no sentirla? ¿No comprender una sensación significa no poder asimilarla?. Algunos científicos piensan que son incapaces de aprender a ese grado tan complejo y que, solo el ser humano, puede llegar a hacerlo.

¿Pueden entonces los perros entender el lenguaje? Todo eso depende de la definición que demos a “lenguaje”. Muchos lingüistas defienden que el lenguaje requiere de frases y sintaxis. La sintaxis es el momento en que una palabra se relaciona en una frase, su modo de interactuar. Según sus conceptos más rígidos, los perros no pueden comprender el lenguaje porque no entienden las frases en las que se incluyen.

Incluso, los bebes pueden distinguir varios fragmentos de un discurso, como verbos y sustantivos, cuando, en muchos casos, el perro probablemente no lo consiga. Y, en este caso, muchos lingüistas podrían decir que si el perro no puede basarse en el uso de la sintaxis como los niños, entonces, son incapaces de entender una palabra porque no saben como se relaciona con el resto. Sin embargo, en términos de conducta, un perro puede entender fácilmente cuando un sonido se asocia a un resultado, la relación causal de determinados sonidos podría significar la comprensión final de determinadas palabras. Por todo ello, es complejo encontrar una postura unilateral.

Si un perro no entiende el lenguaje, ¿cómo es posible que parezcan entender profundamente lo que se dice? Muchos estudios muestran como los perros son capaces de hacer una profunda lectura emocional reconociendo los gestos humanos para entender sus intenciones. De este modo, cuando los perros parecen entender nuestras palabras en realidad pueden estar leyendo el lenguaje corporal con el que las expresamos.