Esta es una estrategía de seis pasos para aprender temas difíciles y pesados. Se pueden seguir estos pasos para aprender sobre economía, investigar, escribir y aprender lenguajes de programación. Algunas personas se sorprenderán por la velocidad a la que podrás aprender este tipo de habilidades, aunque cualquiera puede hacerlo con una planificación adecuada. Por supuesto, también lo puedes utilizar para aprender por tu cuenta cosas interesantes, pero mucha gente no tiene problemas para aprender cosas divertidas.
Seis pasos para aprender rápido temas difíciles
Paso 1: Bombardéate con información

Mucha gente intenta digerir temas complejos de manera lenta y metódica. Subrayan cosas, y releen párrafos diez veces e intentan comprenderlos. Esta técnica puede funcionar en ocasiones, pero mucha gente se desanima y lo deja antes de acabar. Nuestros cerebros odian esta manera de aprender.
En vez de eso, intenta leer todo el material de la manera más rápida posible. No te preocupes si no lo comprendes todo, sólo sigue leyendo. Oblígate hasta acabar el maldito libro de texto, y no te preocupes sobre cuánto aprendes. Evita de momento los ejercicios o tests y simplemente continua avanzando.

Hay personas que pueden leer un libro de texto en un par de sentadas, pero yo no. Me gusta tratar con partes de 10-20 páginas, entonces lo dejo y hago cualquier otra cosa durante un rato para dejar a mi cerebro descansar. Si haces esto tres o cuatro veces durante el día, puedes acabar un libro de 600 páginas en aproximadamente dos semanas.

Sólo me detengo para ir hacia atrás cuando hay algún concepto que se repite mucho y no sé qué significa. Entonces me permito leer uno o dos párrafos clave sobre el tema, pero no más. El resto del tiempo me reto a mi mismo para acabar con el libro lo más rápidamente posible.
Paso 2: Identificar los conceptos clave y hazlos tuyos

Una vez has finalizado con el texto, piensa sobre cuáles eran los conceptos clave. No te concentres en los detalles en este paso, sólo identifica aproximadamente las 10 ideas que componen las bases del tema. Míralas de nuevo, e intenta definirlas de la manera más simple que puedas. Es importante definirlas con tus propias palabras, con un ejemplo, en vez de aprenderlas de memoria.

Por ejemplo, el diario The Economist define el concepto de coste de oportunidad como: “El coste real de algo es lo que dejas por conseguirlo. Esto no sólo incluye el dinero utilizado en comprarlo (o hacerlo), también los beneficios económicos que no conseguiste por haber comprado (o hecho) ese algo particular y, por lo tanto, no puedes comprar (o hacer) otra cosa.

Así que puedes decirte a ti mismo: “El coste de oportunidad significa no ser capaz de gastar tus recursos en algo porque ya los has usado en otra cosa. Puedo emplear la noche del sábado en hacer deber, lo que supone el coste de oportunidad de que no puedo usar ese tiempo en ver películas.”
Paso 3: Sólo memoriza lo que es absolutamente necesario

Muchos hechos y figuras pueden pasarse por alto. No llenes tu mente con trivialidades que puedes encontrar con un simple click de ratón. En vez de concentrarte en los datos, concéntrate en las ideas del tema.

No obstante, en cualquier materia, hay algunas cosas que es necesario memorizar. Limita la lista de estas lo máximo posible, de manera que sólo estes recordando lo que sea absolutamente y definitivamente necesario.

Hay muchas clases de trucos para memorizar cosas, pero el que yo encuentro más útil es muy simple. Simplemente repito diez veces en voz alta lo que tengo que recordar. Entonces, espero hasta más tarde e intento recordarlo. Si no puedo, lo vuelvo a mirar y lo repito en voz alta otra vez. Entonces espero un rato más y lo intento recordar de nuevo, y repito el proceso todas las veces que sean necesarias. Normalmente, puedes grabar un hech.o en tu cerebro rápidamente de esta manera.
Paso 4: Obtén algo de retroalimentación sobre tus conocimientos

Ahora que has llenado tu cabeza con cosas es momento de obtener algo de retroalimentación sobre cuánto has entendido. Una buen método es haciendo algún tipo de exámen de prueba. Puedes encontrar exámenes de prueba de muchos temas en internet, o puedes intentar hacer algunos de los ejercicios del libro de texto.

De nuevo, divide esta tarea en trozos si es necesario, haciendo unos cuantos tests distintos durante unos cuantos días. Probablemente, cuando te evalúes, te des cuenta de que lo estás haciendo muy mal. Al fin y al cabo, leíste el libro lo más rápido posible. Pero si miras las preguntas que hiciste mal te asombraras de la velocidad con la que comienzas a entender material detallado.

Lo que estas intentando es contruir una base sobre el tema que te ocupa y, entonces, indagar en los detalles. Probablemente esto sea muy confuso al principio, pero normalmente lo verás más claro cuando le enseñes a tu cerebro como se relacionan los conceptos.

Lo importante aquí no es llegar a la respuesta correcta, sino mirar en qué te has equivocado y aprenderlo. Haz esto lo más rápido posible. Intenta no leer capítulos enteros a no ser que sientas que es absolutamente necesario.
Paso 5: Bombardeate con más información de otras fuentes

Ahora es el momento de obtener información de otras fuentes. Habitualmente escuchar algo dicho de manera distinta me ayuda a comprenderlo mejor. También hace más flexible mi comprensión.
No estoy sugiriendo leer otro libro de texto completo. Lee unos cuantos artículos cortos en revistas o páginas web.
Paso 6: Obtén retroalimentación real

Es la hora de obtener un poco de retroalimentación del mundo real. Si has aprendido un idioma, intenta hablar con una persona nativa en ese idioma. Si te has enseñado anatomía, intenta mantener una charla sobre el tema con un doctor.

El mejor conocimiento del mundo real que puedes obtener es cuando intentas usar tus conocimientos para conseguir reconocimiento y fortuna (a pequeña escala, por supuesto). En otras palabras, lánzate al vacio. Únete a un grupo de discusión sobre el tema e intenta argumentar algo a alguno de los participantes. O intenta obtener un trabajo pagado usando tus nuevos conocimientos.

Estos son los 6 pasos. Por supuesto, el tiempo que necesites depende de cuanto trabajo le dediques, pero este es el método más eficiente que he encontrado en términos de conocimiento adquirido en relación con el tiempo y el esfuerzo necesarios. Usando este método, puedo llegar a tener un amplio conocimiento sobre cualquier tema en uno o dos meses.

comenten si les gusto es interesante dejen puntos