Guia del Humidor de Tabacos y Consejos para su Conservacion

Guia del Humidor de Tabacos y Consejos para su Conservacion La Guia acerca de los humidores y conservacion de tabacos.

¿Es necesario el cedro español en la fabricacion del humidor?

En primer lugar, hay tres tipos de madera que pueden utilizarse para el recubrimiento interior del humidor:

Cedro español (la más popular)
Cedro rojo americano o canadiense
Caoba hondureña

El cedro español ofrece las siguientes ventajas (nombre científico: “cedrela odorata”):

Protección contra los escarabajos del tabaco – por el olor que desprende la madera
Alta capacidad de absorción – asegura un ambiente estable y previene la aparición de moho dentro del humidor
Promueve el proceso de añejamiento del cigarro
Tiene efectos positivos en el sabor de los cigarros

El cedro español no se origina de España como podría suponerse, sino que normalmente se importa de Brasil y otros países de Centro y Suramérica. En algunos casos aislados, se puede formar una resina en la superficie de la madera (Ver resinas en el humidor). La formación de la resina puede reducirse si se ha secado bien la madera.

El cedro rojo americano absorbe menos la humedad que el cedro español y tiene un aroma más penetrante. Algunos fabricantes lo utilizan porque es menos costosa y no se forma resina. En general, cuando se almacenan los cigarros por un período prolongado, toman un fuerte sabor a madera que no suele ser lo ideal.

La caoba hondureña tiene una tasa de absorción de humedad similar a la del cedro español y tiene también un olor menos intenso. No obstante, no ofrece la misma protección contra los parásitos ni el sabor que deja en los cigarros es tan agradable como el del cedro español. El chapado del interior no debe estar tratado.

Se recomiendan los humidores con revestimiento de cedro español cuando se quieren almacenar los cigarros por un largo período de tiempo. En los armarios humidores pueden utilizarse otras maderas con mayor absorción de humedad porque los habanos suelen almacenarse en sus cajas originales de cedro español. Si se desean almacenar individualmente los cigarros en estos armarios, se puede utilizar una bandeja de cedro español. Todos los humidores adorini han sido confeccionados exclusivamente con el recubrimiento de madera de cedro español.

Enchapado o madera sólida

Básicamente existen dos opciones distintas al elaborar un humidor:

Según la densidad media de la fibra (DMF), el interior está recubierto con enchapado de madera de cedro español y el exterior con otro enchapado de madera dura como cerezo. El interior del humidor fabricado en madera sólida y está recubierto con el cedro español (a veces es posible que el humidor sea de madera de cedro sólida sin ningún tipo de recubrimiento interior).

En contra de lo que se cree normalmente, los humidores de madera sólida no siempre son superiores a los de madera enchapada. Los humidores de madera enchapada suelen tener una elaboración más complicada que sobrepasa el precio más elevado de los humidores de madera sólida.

Debido a que la humedad dentro de un humidor es mucho mayor a la del exterior, la madera interna se expande y tensa las paredes internas del humidor.

En este caso, los humidores enchapados tienen la ventaja de que la DMF se expande menos con el aumento de la humedad. Así, se desarrollan menos tensiones en el interior del humidor -que podrían causar grietas y deformaciones en el humidor. Otra ventaja de este tipo de humidores es que se puede aplicar mejor el lacado brillante que en los de madera sólida.

Los humidores de madera de cedro español sólida son más propensos a sufrir abolladuras y daños porque la madera es muy suave. Como se dijo anteriormente, la suavidad de este tipo de madera limita un poco el brillo y la duración del lacado externo. Es por esta razón que ha prevalecido la fabricación de humidores DMF sobre los de madera sólida.

¿Es necesario que el humidor cierre herméticamente?

El tabaco de los cigarros “respira”. Consumen oxígeno y emiten gases en el aire que los rodea. Por eso es importante que los humidores se aireen regularmente para que tengan todo el aire que necesitan. Los humidores deben cerrar lo suficiente como para mantener el nivel de humedad interno, por lo tanto un cierre hermético no es necesario ni recomendable.

Si el humidor no se abre por largos períodos de tiempo, se puede mantener el nivel de oxígeno colocando una cerilla bajo la tapa del humidor. Luego, solo se debe verificar que el humidor puede mantener el nivel de humedad constante.

Niveles óptimos de humedad

El nivel de humedad relativa para almacenar cigarros es entre 68% y 74% aproximadamente, con el fin de que los sabores normales de los habanos evolucionen mejor. De igual forma, este nivel permite el encendido uniforme del puro. Con la humedad del 70% y una temperatura de 18ºC (64°F), el aire contiene aproximadamente 10 gramos de agua por cada metro cúbico de aire. En tales condiciones, el cigarro puede absorber la cantidad ideal de humedad que corresponde al 14% de su peso.

Los habanos secos son frágiles y se consumen más rápido porque no contienen la suficiente humedad natural y el sabor resulta mucho más agresivo y amargo. Por el contrario, los cigarros puros con más humedad de la necesaria se consumen de forma desigual y tienen un sabor más pesado y ácido.

Existen algunos aficionados que aprecian estas modificaciones en el sabor de los puros e intencionalmente los almacenan en ambientes más o menos húmedos, de acuerdo con sus preferencias. En el 65-75% de los casos, los cigarros puros pueden almacenarse por largos períodos de tiempo sin ningún problema, aunque se debe tener precaución de no exceder el nivel de humedad de 80% porque el cigarro comenzaría a enmohecerse y a pudrirse.

El propilenglicol como líquido del humidificador

Es importante recordar que los nuevos humidificadores de acrilpolímeros (como por ejemplo el humidificador premium adorini deluxe) solo debe recargarse con agua destilada. Si se utilizan soluciones de propileno disminuirá el desempeño de las funciones del humidificador. Por esta razón, el propilenglicol solo debe utilizarse para los humidificadores tradicionales de esponja.

Cualquiera de estos líquidos pueden emplearse para recargar un humidificador de esponja:

Agua destilada (de venta en farmacias, tiendas de repuestos para coches, etc.)
Una solución especial de 50% de propilenglicol y 50% de agua destilada

El propilenglicol es un líquido incoloro e inocuo que tiene dos características sumamente favorables para su uso en humidores. En primer lugar, se previene la formación de mohos y bacterias. En segundo lugar, este compuesto forma una capa delgada en la superficie del humidificador, que permite absorber la humedad en niveles del 70% y que puede también emitir humedad a menos del 70%. De esta forma, el humidificador se ajusta automáticamente y permitirá estabilizar el nivel de humedad en aproximadamente 70%. Se debe esperar unos pocos días hasta que el propilenglicol pueda formar la capa en la superficie y se llegue al nivel óptimo de humedad.
El propilenglicol se conoce también como 1.2 Propanediol. Sin embargo, no debe confundirse con el etilenglicol (muchas veces se conoce con el nombre de glicol). La pureza del propilenglicol cumple con los estándares de seguridad de medicamentos y alimentos.

El agua destilada tiene una ventaja sobre el agua de grifo porque protege el humidificador contra la cal y el moho. El agua de grifo contiene minerales, que pueden cerrar los poros de la esponja del humidificador. Además, el agua corriente contiene cloro y bacterias, que pueden tener un impacto negativo en el aroma del humidor y pueden causar el moho.

Frecuencia de la recarga

Los humidificadores de polímeros (como el humidificador adorini deluxe premium) deben recargarse una vez al mes con agua destilada. La frecuencia de esta recarga depende de factores como la frecuencia con la que se abre el humidor, la cantidad de cigarros almacenados, el tamaño del humidificador, la humedad externa, la temperatura externa, entre otros.

En el caso de los humidificadores de esponja, el proceso de recarga es un poco más complicado. La primera vez que se carga, el humidificador debe llenarse solo con una solución especial de propilenglicol porque el agua destilada se evapora mucho más rápido que esta solución. Por tanto, el humidificador debe recargarse aproximadamente una vez al mes solo con agua destilada. La solución de propilenglicol solo debe emplearse cuando el nivel de humedad caiga súbitamente. Dependiendo de la temperatura externa, puede ser necesario luego de unos 3 a 6 meses. Bajo ninguna circunstancia se debe recargar la solución con más frecuencia ni utilizarla exclusivamente porque el sistema de humidificación no podrá absorber líquidos y en consecuencia no podrá utilizarse más.

Primer paso: Calibrar el higrómetro

Luego de comprar un humidor, se deben seguir una serie de pasos preparativos antes de almacenar los cigarros puros, porque de lo contrario el recubrimiento de cedro extraerá la humedad de los habanos. Los humidores adorini están disponibles en dos variantes. La variante estándar consiste en un higrómetro de espiral y humidificador de esponja con la solución de propilenglicol. El equipamiento premium incluye la precisión del higrómetro de pelo adorini y el humidificador de luxe adorini de acrilpolímeros que utiliza agua destilada.

Es importante observar que este paso no es necesario si se utiliza el higrómetro de pelo adorini porque ya viene calibrado y solo es necesaria en caso de que haya sufrido algún impacto durante el transporte.

Existen dos métodos de calibrar un higrómetro analógico:

El método recomendado y más preciso es colocar el higrómetro con una solución salina en una caja pequeña de plástico. Se debe colocar una cucharada de sal y humedecerla con unas gotas de agua. La sal no debe disolverse, sino absorber el agua. Después, coloque el higrómetro y la sal en una caja plástica bien sellada y espere unas 8 horas, hasta que la caja alcance una humedad del 75%. Luego ajuste la aguja del higrómetro con un destornillador para indicar la humedad del 75%.
Otra posibilidad es quitar el higrómetro del humidor y envolverlo en un paño húmedo. Espere una hora aproximadamente y luego ajuste el higrómetro con un destornillador en 96% de humedad relativa.

Segundo paso: Llenar el humidificador

Coloque el humidificador en un plato y humedézcalo con la solución de propilenglicol (para humidificadores con esponja) o agua destilada (para el humidificador deluxe adorini de acrilpolímeros). Mantenga el humidificador en el líquido durante una hora aproximadamente. Tan pronto como el humidificador haya absorbido suficiente líquido, agite el humidificador para quitar el exceso. Seque el humidificador con un paño y colóquelo en el humidor.

Tercer paso: Humedecer el humidor

Las paredes internas del humidor, las divisiones y bandejas debeh limpiarse con un paño humedecido con agua destilada.
Coloque un vaso con agua destilada y déjelo durante tres días con el humidor cerrado. Si calienta antes un poco el agua, ésta se absorberá más rápidamente y el humidor podrá utilizarse en tan solo un día. Luego del tiempo necesario, las paredes del humidor deben haber absorbido la humedad suficiente.

Temperatura ideal para almacenar los puros

La temperatura ideal está entre 18º y 21°C (64-70°F). Una temperatura menor, por debajo de 12°C (54°F), impide el proceso de añejamiento de los cigarros. Es por ello que las frías bodegas de vino son solo apropiadas para almacenar cigarros hasta cierto punto, aunque son mucho peores las temperaturas elevadas. Una temperatura de más de 24°C (75°F) puede causar una infección de parásitos y pudrir el cigarro. Es por esta razón que nunca se debe exponer el humidor a la luz directa del sol.

Maduración de los cigarros

Antes de que se envíen los cigarros premium a las tiendas especializadas, se dejan madurar por unos seis meses en las fábricas o en compartimientos climatizados en los distribuidores. Debido a la creciente demanda de cigarros en los últimos años, no siempre se respeta este período. Es por ello que se recomienda almacenar los cigarros luego de su compra por unos tres o seis meses en el humidificador para permitir que los cigaros desarrollen un sabor más uniforme y balanceado.

Algunos cigarros premium desarrollan un sabor particularmente exquisito luego de varios años de almacenamiento. En cualquier caso, la duración de este almacenamiento depende de las preferencias de cada cual. Se recomienda comparar los sabores según distintos períodos de almacenamiento para determinar el tiempo preciso de almacenamiento de una marca en particular.

Mezcla de cigarros

Los habanos absorben los aromas del ambiente. Es decir, no solo absorben el aroma del interior del humidor sino también el de otros puros que allí se almacenen. Es por ello que los divisores se utilizan para disminuir este fenómeno. No obstante, para evitar que se mezclen los aromas, los puros deben almacenarse en humidificadores distintos o en armarios humidificadores, donde puedan estar dentro de las cajas originales. Aunque, algunos aficionados aprecian la mezcla de los sabores de sus cigarros favoritos y los almacenan juntos por varios meses, en general, debe evitarse juntar cigarros de distintos tipos (sobre todo los de países distintos) tanto como sea posible. Para evitar la mezcla de aromas, se pueden mantener en el envoltorio de celofán o mantener los puros dentro de las cajas originales en los armarios humidificadores.

¿Es necesario rotar los puros regularmente en el humidor?

En humidores pequeños con capacidad para menos de 75 cigarros tipo Robusto no es necesaria la rotación, ya que se logra un nivel de humedad uniforme. En los humidores más grandes, que incluyen bandejas y distintas alturas, el nivel de humedad puede ser mayor mientras más cerca esté del sistema de humidificación. Es por ello que los cigarros almacenados durante largos períodos de tiempo deben rotarse al menos una vez cada uno o tres meses. Igualmente, los puros que se consumirán más pronto pueden situarse más cerca del humidificador y los que permanecerán almacenados por períodos más largos, pueden colocarse más lejos del humidificador. Se puede lograr un nivel de humedad más uniforme en los humidores que tienen varias bandejas si no se colocan cigarros en la parte media de las bandejas, para mejorar la circulación de aire en el humidor.

Si se utilizan humidificadores electrónicos en los armarios humidores, no es necesaria la rotación de los puros.

El moho

Las marcas brillantes que suelen aparecer en los cigarros tienen dos causas. Si las marcas son de color gris claro, con textura similar al polvo y pueden limpiarse fácilmente con un trozo de tela, corresponden entonces al proceso normal de envejecimiento de los cigarros, que no perjudica en absoluto el sabor del mismo.

En cambio, si las manchas tienen textura más sólida y un color azul verdoso, entonces el cigarro está infectado de moho. Este hongo puede formarse en los puros debido a la excesiva humedad . En estos casos, se recomienda quitar los cigarros del humidificador para limpiarlo con cuidado. El humidificador debe limpiarse con agua tibia y en caso de que tenga moho, se debe reemplazar. No se deben volver a colocar los habanos infectados en el humidor limpio.

Plagas del tabaco (Lasioderma)

Las plagas en el tabaco aparecen cuando la temperatura de almacenamiento es alta. Se puede saber si un cigarro está infectado con esta plaga si hay pequeños agujeros en las hojas externas del mismo. El gusano, durante su corto período de vida (unos dos meses), alcanza un tamaño de hasta 5 mm. Si se teme que los cigarros estén infectados, deben quitarse del humidor para examinarlos. Luego de separar los cigarros infectados y de limpiar el humidor, se pueden volver a colocar los cigarros no afectados. Para asegurarse de que no hay ninguna larva dentro de los cigarros, se pueden colocar los puros en el congelador por un par de días, protegiéndolos muy bien de cualquier aroma. Luego de congelarlos, los cigarros deben descongelarse gradualmente para evitar la ruptura de las hojas externas, aunque lo recomendable es no almacenar los cigarros en congeladores o neveras debido a los bajos niveles de humedad.

Resinas en el humidor

Los aceites especiales del cedro español pueden hacer que con el tiempo se forme una resina en la superficie de la madera. Ocurre si la madera no se ha secado correctamente antes de utilizarla, algo que no ocurre con la madera de los humidores adorini. La resina puede ser pegajosa y suele eliminarse con acetona.

Los lugares donde haya aparecido la resina deben tratarse con un papel de lija muy fino. El proceso debe repetirse unas dos o tres veces, sobre todo si se ha utilizado un revestimiento más grueso de madera de cedro. La resina no daña la calidad de los cigarros, aunque puede dañar las hojas externas si entran en contacto directo.

Luego de la limpieza, el humidor debe ventilarse antes de volver a colocar los cigarros dentro.

fumar
fumador

Info: http://www.humidorguide.es

4 comentarios - Guia del Humidor de Tabacos y Consejos para su Conservacion

@Adonaytic
Saludos tengo una duda, si tengo unos habanos que estuvieron durante 50 años en su caja de cedro, obviamente no un humidor, estos habanos pueden ser de alguna manera rehabilitados si los coloco en el humidor, o se echaron a perder. Agradezco tu respuesta