Te rojo


Se dice que el Té Rojo -originariamente llamado Pu Erh- es un producto originario de la región de Yunnan, una provincia incorporada a China en el siglo XIII y situada junto a Birmania, Laos y Vietnam. Este té era considerado un remedio efectivo para gozar de buena salud y también utilizado para adelgazar.


Esta infusión ayuda a perder peso sin esfuerzo, tiene un sabor agradable e incluso reduce el nivel de colesterol.

Y entre sus propiedades también se encuentra la desintoxicación y depuración, ya que activa el metabolismo de nuestro hígado, además refuerza el sistema inmunológico, preserva al organismo de las infecciones y posee efectos bacteriostáticos, facilita la digestión de las comidas grasas y estimula la secreción de las glándulas digestivas.

Te Rojo para adelgazar.


¿No es poco, no?


El Te Rojo, en realidad es un té verde que adquiere sus características después de un proceso de maduración. Sus hojas son comprimidas y se almacenan durante años en cavernas donde se guarda en barricas durante más de 50 años.

Al igual que el vino y a diferencia del té negro o verde, el tiempo de almacenamiento refina y beneficia al producto, algunos tipos de té rojo alcanzan los 60 años y por esta razón son de mejor calidad y por ende más caros.
¿Qué es el té rojo? Una infusión a la que se le adjudica poder rejuvenecedor. Lo cierto es que su sabor es agradable y ayuda a quitar el hambre. Razón suficiente para probarlo, ¿no?


Ahora, les quiero contar de un viaje a Africa y del “Roobois”, que se pronuncia “Rubos” o “Te Rojo”. La primera vez que se escuchó del té rojo fue en el año 1772 cuando el botánico, Carl Thunberg lo reportó en un trabajo científico.

Hay quien dice que el té rojo tiene poderes rejuvenecedores por su alto contenido de anti-oxidantes, y hay quien dice que adelgaza. Hay quien dice que es originario de la India, y hay quien dice que es de origen Chino, como explico más arriba. El hecho es que esta planta no es de China ni es de India, y tampoco es roja. Así las cosas, yo, que estaba bastante confundida también, me puse a estudiar un poco.

Me enteré que el “Rooibos” es una planta que pertenece a la familia de las “Aspalatus” y que se encuentra en unas montañas de Sud Africa que se llaman “Cederberg” y que que no son muy conocidas porque nada pasa allí que sea de especial interés. Nada, excepto que allí crece esta planta, que no es roja sino verde, como la mayoría de las plantas, y que se vuelve roja como les conté más arriba.

De las hojas de la planta Rooibos se hace una bebida, infusión o tisana, que es bastante rica, medio dulzona, con un dejo de sabor a nuez. Me enteré que el té rojo, es un nombre que está en disputa judicial por derechos marcarios, porque un país dice que es un genérico y otro dice que es una marca registrada. En Sudáfrica el té rojo se bebe con leche y azúcar, pero en Europa y en los Estados Unidos se bebe sin azúcar y sin leche.

A mi me lo dio a probar un matrimonio amigo. Me lo trajeron calentito para que lo pruebe y me aseguraron que sus cualidades son casi milagrosas.

“¿Milagrosas?”, les pregunté, porque yo siempre desconfío de estas modas que así como empiezan acaban.

“Bueno, milagrosa, milagrosa, lo que se dice propiamente milagrosa, no es”, me contestaron, y en ese momento me sentí más aliviada.

La verdad es que cuando lo probé no me pareció nada del otro mundo, pero noté que el color es realmente rojo y el gustito es bastante rico y que tiene un dejo de sabor a nuez que es suave y agradable. Parece que este té se distingue de otros tés en que tiene un alto nivel de anti-oxidantes como, por ejemplo, el “superóxido dismutasa” (SOD), y ya sabemos que los antioxidantes son muy buenos para prolongar la juventud.

La segunda cosa que lo diferencia a este té es que, dicen, no tiene cafeína. Esto es raro porque todos los tés tienen cafeína, o teteína, pero, bueno, parece que el té rojo no la tiene. En tercer lugar, el té rojo tiene muy poca “tanina” y esto también es bueno porque la tanina puede afectar al metabolismo y hacer que el cuerpo no absorba ciertos nutrientes esenciales, como el hierro y la proteína.
Hasta aquí las tres cosas que diferencian al té rojo de otros tés. Ahora les cuento que es lo que me gusta de este té exótico y que resultados me dió a mi. Me gusta porque el sabor es agradable y porque, aún caliente, tiene un efecto refrescante. Me gusta, también, porque cuando lo bebo siento que me quita el apetito.

No se si será mi impresión o qué, pero lo cierto es que cuando tomo este té no me dan tantas ganas de “acompañarlo con algo”, que es lo que pasa generalmente cuando uno se sienta “a tomar algo”, como por ejemplo un cafecito, o un té común. Esas son las dos cosas que me gustan del té rojo. No se si saldría a la calle a proclamar sus virtudes, pero a mi me gusta. En todo caso pruébenlo y después me cuentan.




El te Rojo:

>> Refuerza nuestro sistema inmunológico
>> Disminuye los niveles de grasa en sangre
>> Acaba con el sobrepeso
>> Disminuye el colesterol
>> Desintoxica y depura
>> Activa el metabolismo hepático
>> Tiene efecto bacteriostático
>> Estimula las glándulas digestivas
>> Favorece la digestión de las comidas ricas en grasa
>> Cura el mal humor y ligeras depresiones
>> Beneficioso en la prevención del cáncer
>> Contribuye a proteger el hígado y el bazo




Dieta de Te Rojo



Fué durante siglos patrimonio exclusivo de los emperadores chinos.

En este caso se utiliza como complemento de una dieta variada y baja en calorías que en cinco días le permitirá perder hasta tres kilos.

Bases: Imprescindible beber 4 tazas de té rojo al día (desayuno, comida, merienda y cena), ingrediente estrella de una alimentación rica en hidratos de carbono (arroz, pasta, legumbres y pan integral) y vegetales, junto con un consumo restringido de proteínas a base de pescado y huevos.
Duración: 5 días.
Kilos de menos: 3 Kilos.

Destinatarios

Destinatarios ideales: Cualquier persona que goce de un buen estado de salud.
Abstenerse: Niños, embarazadas y personas sometidas a un tratamiento médico continuado o con alteraciones del ritmo cardiaco. Tampoco se recomienda ante situaciones de úlcera, anemia, insomnio o nerviosismo.

Alimentos

ALIMENTOS ESTRELLA
Fruta, verdura, pasta, arroz, legumbres. pescado, huevos y pan integral.
ALIMENTOS TABÚ
Azúcar, carne, dulces, grasas, lácteos, plátanos, higos y uvas.

Plan de Ataque

Desayuno: Una taza de té rojo con zumo de naranja o pieza de fruta; tostada de pan integral o dos barritas de muesli.
Comida: Ensalada de pasta fría; ensalada de arroz; arroz con verduras o arroz a la cubana y tortilla francesa. Se complementa con una pieza de fruta y una taza de té rojo.
Merienda: Taza de té rojo.
Cena: Ensalada; sopa de arroz con pescado a la plancha y lechuga; ensalada de lentejas con verdura o ensalada de pasta fría con hortalizas. Se complementa con una pieza de fruta y una taza de té rojo.

CONSEJOS

Las verduras han de comerse crudas o a lo sumo hervidas.
La dieta del té rojo es muy depurativa y resulta muy efectiva para bajar peso, pero se recomienda seguirla bajo la supervisión de un especialista.





Fuentes:

dietas

calorias

te rojo