La realidad retocada

La foto que Araceli Gonzalez mando a destruir

Después de lo que pasó con el fotógrafo de Reuters despedido por manipular una foto de la guerra, ¿rajarán también a todos los retocadores de fotos publicitarias, de modelos y vedettes?

La pregunta suena ingenua y hasta tonta, pero pensando un poco, el retoque fotográfico editorial no es ni debe ser una cuestión menor. Es un engaño burdo al lector. Sobre todo cuando no se aclara “esta foto está retocada digitalmente”. ¿Cuál es el límite? Una cosa es mejorar los colores y la iluminación es pos de una mejor foto y otra es agregar humo a una explosión, quitar imperfecciones, cambiar ojos celestes por marrones, agregar lunares, etc. Retocar la realidad. Inventar algo que no existe y hacer desaparecer lo que no se quiere mostrar.
En una entrevista en Página/12, los fotógrafos Machado y Cicala son presentados como “los reyes del Photoshop” y dicen que pueden volver sexy a cualquiera.
Hace poco circuló por e-mail una publicidad de ropa interior de Araceli González, mostrando la supuesta foto original (der) y la que finalmente quedó después del paso por el Photoshop (izq).

Fuente:

http://eblog.com.ar/998/despidos/