La pascua: Su Origen y Verdadero Significado

LA ÉPOCA DEL AÑO
que tuvieron lugar estos eventos era primavera. La aprehensión de Pedro y su encarcelamiento por el Rey Herodes coincidieron con la fiesta judía de la Pascua. Herodes, reconocía esta costumbre religiosa judía, y esperaba que la celebración terminara para decidir el destino de Pedro.

UNA TRADUCCION
El término “Pascua”, usado en este caso, se encuentra en la Biblia, versión Reina-Valera, y es una traducción de la palabra griega Pascha. La palabra Pascha se tradujo “Pascua” y así ha sido usado en la mayoría de las traducciones modernas de la Biblia. La palabra correspondiente en el Antiguo Testamento Hebreo es Pecach también definida como Pascua.

DOMINGO DE PASCUA
Domingo de Pascua es una de las más sagradas fiestas de la cristiandad, y famosa en muchas partes del mundo. Es una observancia religiosa antigua y principal en las iglesias que generalmente han adoptado el domingo de Pascua como el día de la resurrección, y el tiempo apropiado para celebrar este evento. Esto lo establecieron los líderes de la iglesia primitiva determinando que fuera en un domingo, el tercer día después que Jesús fue crucificado, y consideraron como ocurrido el viernes anterior que era el denominado “viernes santo”, por lo cual quedó autenticado el domingo como el día para celebrar este evento. Las influencias cristianas llevaron más allá este cambio en la observancia del sábado. El domingo se cambió por el día sábado en lugar de lo observado según el registro escrito.

LA EVOLUCIÓN DE LAS TRADICIONES PAGANAS
La celebración de la Pascua reúne variadas tradiciones antiguas y asociadas entre los que practicaban la fe cristiana y por otra parte los orígenes no relatados de las religiones paganas. La fiesta es esencialmente una convergencia de varias costumbres paganas muy antiguas y costumbres cristianas, así como algunas de origen hebreo. Pascua toma su nombre de Ishtar, la diosa babilónica, y Asiria la diosa de amor y fertilidad. Los fenicios también la conocieron como Eaéstre, una hermana y consorte de Baal, un dios a quien se rindió culto en muchas partes del mundo oriental. Algunos de los hebreos antiguos también le rindieron culto a Baal.

Estas tradiciones antiguas gradualmente se popularizaron a lo largo de Europa, y “Eaéstre” se volvió la diosa anglosajona de primavera, que daba énfasis a fertilidad y el sol creciente. El mes de abril se dedicó a ella, y la antigua palabra para Pascua se refiere a Eaéstre. La fiesta de Eástre era famosa en el equinoccio vernal, cuando día y noche reciben una porción igual de luz y oscuridad.

Durante la edad media, misioneros que buscaban convertir las tribus bárbaras al norte de Europa comprendieron que el tiempo de la muerte y la resurrección de Jesús también coincidían con la celebración de Teutonic que se realizaba en primavera. La diosa de fertilidad Teutonic era conocida como “Ostern”. Al popularizarse estas celebraciones y coincidir con el equinoccio de la primavera dando énfasis al fin de invierno y un renacimiento de naturaleza, se vio como el triunfo de vida sobre la muerte. Los misioneros de la cristiandad enseñaron que estos acontecimientos también apuntaban a la resurrección de Jesús.

LOS HUEVOS DE PASCUA

Se han usado los huevos coloreados desde tiempos antiguos como un símbolo de Pascua, y es asociado con la llegada de la primavera. Los huevos simbolizan nacimiento, fertilidad, y una nueva vida en muchas culturas. Los huevos fueron usados por los egipcios antiguos y persas que los colorearon y los dieron como regalos durante sus fiestas en la primavera.

Durante la edad media, los europeos coleccionaron huevos de diferentes colores que se tomaron de los nidos de varios pájaros, y usaron como encantos para apartar el mal y traer la fortuna, esto evolucionó gradualmente anexándolo a la Pascua. El pintado de huevos se hizo más popular conforme pasaba el tiempo y reemplazó la búsqueda de los huevos de pájaros salvajes. Estos huevos se ocultarían y los niños los buscarían. Se pintaban los huevos en colores luminosos para asemejarlos al sol, la llegada de primavera y la fertilidad. Los cestos de Pascua en que los huevos eran reunidos, se parecían a los nidos de pájaro.

Una de las tradiciones de la Pascua donde se usaban huevos parece que se originó en Europa oriental. Los polacos y ucranianos celebraban la llegada de primavera, y el día de la resurrección, decorando los huevos con muchos símbolos tradicionales para Pascua, muchas de ellos con las representaciones religiosas. Esta costumbre se llamó “Pysanky” [queriendo escribir o diseñar], pintando los huevos meticulosamente con decoraciones detalladas que mostraban sus innumerables e intrincados planes. Ellos los crearon aplicando cera cuidadosamente en varios modelos sobre un huevo. El huevo era teñido, se volvía a aplicar la cera para conservar el color, y el huevo era hervido produciendo una variedad multicolor. Pueden encontrarse las decoraciones populares en muchas regiones diferentes de Polonia y Ucrania con los modelos geométricos, o planes florales que son específicos a cada comunidad en particular. Esta costumbre todavía es popular en estas regiones orientales de Europa.

EL CONEJITO DE PASCUA

Los conejos [las liebres] también han servido como los símbolos de fertilidad en algunas culturas antiguas.
Las leyendas del antiguo Egipto, conectaron el conejo con la luna debido a sus hábitos alimenticios nocturnos. También se piensa que esta asociación con la luna se originó con aquéllos que miraron los ciclos de la luna para determinar la fecha precisa del próximo cambio de estación, y acompañarlo con la celebración. Este evento tuvo lugar el primer domingo después de la primera luna llena, siguiendo al equinoccio de la primavera.

Parece que se han usado las liebres como símbolos durante un largo tiempo. El primer documento registrado de su uso para la fiesta de la Pascua tuvo lugar en Alemania en el año 1500. Esta costumbre evolucionó después en conejitos de Pascua comestibles que se prepararon sobre todo con el pan dulce y azúcar. Estas tradiciones aparentemente llegaron a América durante los años 1700 a Pensilvania, traída por los holandeses que habían emigrado de Alemania. Durante los años que siguieron a la Guerra Civil americana, el chocolate de Pascua y los conejos se hicieron populares.

EL DESFILE DE PASCUA
El desfile de Pascua más popular en Estados Unidos se registra desde el año 1800 cuando la Ciudad de Nueva York organizó este gran evento. En ese tiempo, muchas personas adineradas que eran de la clase de élite social, asistían a los servicios de Pascua a una de las iglesias de la Avenida de moda, como la Catedral de San Patricio. Ellos desfilaban por esta avenida famosa en sus carruajes, para mostrar a los espectadores los más recientes gorros de Pascua y su ropa elegante. Los espectadores se aglomeraban a lo largo de la avenida para observar las últimas tendencias en la moda. La celebración se volvió una combinación de servicios religiosos que honran el día de la resurrección de nuestro Señor Jesús, así como para observar lo último de la moda de personas adineradas.

Con lluvia o con sol brillante, el desfile ha sido desde entonces un evento popular a lo largo de los años. En 1948, el compositor Irving Berlín conmemoró la celebración de Pascua de Nueva York con el musical “El Desfile de Pascua”, una destacada canción que se hizo popular en el mundo. Mientras haya variación de algún elemento de estilo en la moda, la versión moderna del desfile de Pascua tiende a ser más aun espectacular. El desfile puede incluir pájaros vivos que anidan en los gorros de flores que se usan.

LAS FOCAS DE PASCUA
La Foca de Pascua era originalmente organizada con el plan de ayudar a los individuos con invalidez y necesidades especiales así como también a sus familias. En 1907, un hombre de negocios de Ohio perdió a su hijo en un accidente de tranvía debido a los servicios inadecuados. Como resultado, el hombre vendió su negocio y empezó la campaña de recaudación de fondos para construir un hospital en su ciudad natal. Después, su trabajo fue extendido para mantener los servicios a los niños lisiados. El concepto de la “Pascua de la Foca” ocurrió en 1934. Se establecieron campañas para recaudar dinero y mejorar sus servicios. Al mostrar su apoyo por la organización, los donadores pusieron las Focas de Pascua en los sobres y cartas. La azucena, un símbolo de primavera, fue oficialmente incorporada como el logotipo de la Foca de Pascua para su asociación con la resurrección y la nueva vida en el año 1952.

LAS COSTUMBRES HEBREAS
En nuestro texto (Hechos 12:4), acerca del encarcelamiento de Pedro en el momento de Pascua, nuestra atención se dirige a la relación entre la fiesta de Pascua y el uso de la Pascua hebrea. La Pascua también coincide con ciertas tradiciones así como celebraciones cristianas. Es una celebración muy antigua, se remonta a la fiesta en el Judaísmo. Se observa durante el mes de Nisán, en primavera, que se cambió al primer mes del nuevo año religioso judío y se observa según Exodo12:2.

La Pascua judía, bajo la administración de Moisés, conmemoró la liberación de Israel de cuatro siglos de esclavitud egipcia, y la salvación de los primogénitos de Israel es de gran importancia. Tuvo lugar como resultado de la plaga final que cayó en Egipto. La plaga obligó a Faraón a soltar al pueblo escogido de una vida de servidumbre. La Pascua se celebraba anualmente de acuerdo con las instrucciones que fueron dadas por Dios a Moisés: “Habló Jehová a Moisés en el desierto de Sinaí, en el segundo año de su salida de la tierra de Egipto, en el mes primero, diciendo: Los hijos de Israel celebrarán la Pascua a su tiempo. El decimocuarto día de este mes, entre las dos tardes, la celebraréis a su tiempo; conforme a todos sus ritos y conforme a todas sus leyes las celebraréis. Y habló Moisés a los hijos de Israel, para que celebrasen la Pascua” (Números 9:1-4). Nuestro Señor Jesús se convirtió en el antitípico Cordero de Pascua (Juan 1:29) cuando dio su vida como un sacrificio por los pecados del mundo.

LAS TRADICIONES CRISTIANAS
Varias tradiciones que se celebraban en las fiestas de primavera paganas y la celebración judía convergieron con las creencias de la cristiandad en la presente edad del Evangelio. La fiesta de Pascua fue bien establecida y aceptada por cristianos en el segundo siglo después de la muerte de Jesús. Sin embargo, hubo un debate considerable entre los cristianos Orientales y Occidentales acerca de la fecha exacta de la celebración de este evento. La Iglesia Oriental prefirió no sostenerlo como un evento del domingo anual, sino para celebrarlo el día que cayera el 14 de Nisán. Estos primeros cristianos observaron la Pascua según las Escrituras hebreas. La Iglesia Occidental, por otro lado, estableció el domingo de Pascua como el día de la resurrección anual sin tener en cuenta la fecha establecida en el libro de Éxodo, capítulo 12.

Para resolver el problema, el Emperador Constantino convocó el Concilio de Nicea el año 325 D.C. La fecha de la Pascua era uno de los problemas principales de discusión. Después de una larga disputa, el concilio en forma unánime decidió que la Pascua siempre debe celebrarse el domingo que sigue a la primera luna llena después del equinoccio vernal. Después de una discusión extensa, se decidió que el 21 de marzo era la fecha para el equinoccio de la primavera. Esta fecha ha sido desde entonces la pauta general para la mayoría de la Cristiandad.
“HACED ESTO EN MEMORIA DE MÍ”

Los estudiantes de la Biblia están apartados de muchas de las tradiciones no bíblicas. Su fe está basada en el significado y en el compartir de los emblemas simbólicos que representan la muerte y sacrificio de nuestro Señor Jesucristo. De acuerdo con la orden dada a sus discípulos aquella noche en el aposento alto, al recordar su muerte, sus instrucciones fueron “Haced esto en memoria de mí.” (Lucas 22:19). Cada hijo consagrado a Dios acepta este privilegio alegremente compartiendo el pan que representa el cuerpo de Cristo y bebiendo de la copa que representa su sangre. Éste es el verdadero significado y propósito de observar esta ocasión tan importante, cada año el día 14 del primer mes, Nisán.
LA IGLESIA DEL PRIMOGÉNITO

En su carta a los Hebreos, el Apóstol Pablo habla de “la congregación (iglesia) de los primogénitos” cuyos nombres “están inscritos en los cielos.” (Hebreos 12:23) En otra parte, él explica que ellos están caminando con nuestro Señor en “la vida nueva.” (Romanos 6:4). Ellos también recuerdan su muerte, y renuevan anualmente en forma solemne su consagración a Dios compartiendo los símbolos del pan y el vino.

Para cumplir lo escrito en el capítulo 12 de Éxodo, la sangre de todo cordero que se mató por la noche en Egipto se roció en la parte superior de las puertas y dinteles de las casas de Israel. Cada casa judía se vuelve la casa de fe figuradamente, y cada cordero sacrificado representó el antitípico Cordero de Dios. El primogénito en cada familia ilustra a Cristo, cabeza y cuerpo, la iglesia “del primogénito”. En el cuadro típico, “las hierbas amargas” y “el pan sin levadura” que se comió con el cordero (Éxodo 12:8) ilustra las pruebas y aflicciones que experimentan los escogidos del Señor durante la presente edad del Evangelio. Prefigura nuestra participación con el Señor Jesús, y su sacrificio (I Corintios 10:16,17), aquellos que son fieles a su llamado celestial son privilegiados para compartir la liberación de la creación gimiendo a una para alcanzar el reino futuro de Cristo, como proclama el Apóstol Pablo. (Romanos 8:22,23)

CRISTO NUESTRA PASCUA
El apóstol dirige nuestra atención a la importancia del tipo de Pascua, y nuestra necesidad de purgar fuera toda la contaminación y el pecado. En su primera carta a los hermanos de Corinto, él dice, “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua que es Cristo, ya fluye sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad” —I Corintios 5:7,8

La muerte del cordero por los judíos, en el día 14 del primer mes del nuevo año judío, sería el tiempo exacto muchos siglos después, durante el ministerio de nuestro Señor Jesús, como el antitípico Cordero de Pascua que murió por los pecados de la humanidad. Todos aquéllos que reconocen a Jesús como el verdadero Cordero de Pascua, y han aceptado el mérito de su sangre del sacrificio en su nombre, pueden aceptar el mérito de esa sangre salpicada en sus corazones para una buena conciencia. Debido a su fe en la sangre de Jesús, ellos son privilegiados para disfrutar una nueva relación y estar delante de Dios.

EL CORDERO DE DIOS

Cuando Juan vio a Jesús que venía hacia él, proclamó, “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Juan 1: 29). Después, el Apóstol Pedro, al comparar las riquezas terrenales con el verdadero valor de nuestra redención (I Pedro 1:18), habla del valor excelente de la sangre de Jesús y su sacrificio, no según las ordenanzas del antiguo Testamento, “Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” —vs. 19

El Plan maravilloso de Dios para la reconciliación por los pecados del mundo entero es puesto de manifiesto durante el reino Milenario. Así, el significado de ‘Cristo nuestra Pascua’ asume una importancia más profunda cuando esperamos el tiempo cuando la familia humana entera alabará a Dios por el regalo de su Hijo Unigénito, el ‘Cordero de Dios’ que quita el pecado del mundo.


Unos videos interesantes hacer de pascua:


link: http://www.youtube.com/watch?v=18Zku-mOXjE


BONUS (RECOMENDADO)

link: http://www.youtube.com/watch?v=J8QOM7rq-3E

+ YAPA

MISTERIOSA FRASE HACERCA DE PASCUA EN FIREFOX




link: http://www.youtube.com/watch?v=S8GeFRxBiM4