Por qué todos los años cambia de fecha la Pascua
Oscila en el almanaque entre el 22 de marzo y el 25 de abril




¿Cuándo cae Pascua este año? Todos, alguna vez, se han hecho la misma pregunta. En rigor, es un interrogante que se repite cada año. Y aunque la mayoría está al tanto de la movilidad de este festejo, muchos desconocen el motivo.

Primer dato: la fecha en cuestión varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril, ya que tiene lugar el domingo siguiente a la primera luna llena tras el equinoccio de primavera del hemisferio norte (otoño en el Sur). Es decir, hoy. El año pasado, esto mismo sucedió el 8 de abril, y el año próximo, el domingo de Pascua será el 12 de abril.

Pero ¿por qué la celebración de la Pascua varía? Ante todo, hay que tener en cuenta que la Semana Santa se rige por el año litúrgico que, por tradición, se ajusta al ciclo lunar –que tiene meses de 28 días– y no al año solar, con algunos días más de diferencia.

En este sentido, el padre Guillermo Marcó, director de la Pastoral Universitaria, recuerda que, originariamente, la Pascua tiene un origen judío.

“Primitivamente, se trataba de una festividad agraria que se celebraba cuando se producía la primera luna llena tras el equinoccio de primavera. Y luego se le sumaron otros acontecimientos históricos, como la liberación del pueblo judío de los egipcios.”

Con el calendario hebreo, un almanaque lunisolar y por el cual se rigen todas las festividades judías, esas diferencias entre los ciclos no existen. Se trata de un calendario que se basa tanto en el ciclo que realiza la Tierra alrededor del Sol, como el que describe la Luna alrededor de la Tierra, fundado en un complejo algoritmo que permite predecir las fechas exactas de luna nueva, así como las distintas estaciones del año mediante cálculos matemáticos y astronómicos.

"El Pésaj se celebra siempre el día 14 del primer mes judío, denominado mes de Nisán", explica Marcó, que suele corresponderse con algún día de marzo o abril del calendario gregoriano, utilizado en el mundo occidental.

En sus inicios, los primeros cristianos celebraban la Pascua de resurrección en coincidencia con el Pésaj. Pero, desde el Concilio de Nicea, en el año 325, los cristianos -luego de largos estudios y algunas disidencias entre los expertos astronómicos- decidieron separar la fecha de esta celebración y fijaron las siguientes condiciones: ya no sería el 14 de Nisán, como los judíos, sino un domingo.

Este domingo, además, debería ser el siguiente al plenilunio pascual (la primera luna llena boreal). La luna pascual es aquella, cuyo plenilunio tiene lugar en el equinoccio de primavera del hemisferio norte o inmediatamente después. Este equinoccio se produce el 21 de marzo.

Raíces judías

Pero, pese a las diferencias entre ambas religiones con respecto a la Pascua, Marcó enfatiza: "Existe una tradición cristiana con raíces judías. Sobre eso no hay discusión posible. En realidad, no se trata de dos fiestas diferentes, sino que, para nosotros, está resignificada".

De hecho, y Según Marcó, es muy probable que la última cena haya sido el tradicional Séder pascual. También la hostia católica tiene su origen en la Matzá (pan tradicional de la comida judía, elaborado con harina y agua).

La fecha de la Pascua, en el calendario actual de la Iglesia, es la más importante de todo el año, ya que regula todas las fiestas movibles y modifica los períodos litúrgicos, que la preceden y le siguen en forma inmediata.

Otras festividades

La Ascensión de Cristo se celebra 40 días después de la Pascua, y Pentecostés, diez después de la Ascensión. La semana anterior al domingo de Pascua es la Semana Santa, que comienza con el domingo de Ramos, fecha en que se conmemora la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén.

"A Jesús se lo crucifica el viernes a las tres de la tarde. La muerte y sepultura de Jesús se producen ese mismo viernes. La vigilia pascual es la noche del sábado. Y el domingo celebramos la resurrección, que se resignifica con el paso de la muerte a la vida", reseña Marcó.

Este año, la fase de luna llena se formó el último viernes 21, a las 18.41 de Jerusalén. En 2007, este mismo proceso se produjo el 2 de abril.


fuente http://www.lanacion.com.a