E3 2011 – Avance de Mass Effect 3 – PC, PS3, Xbox 360

E3 2011 – Avance de Mass Effect 3 – PC, PS3, Xbox 360


Independientemente de si consigue salvar o no a la Galaxia de los nefarios Segadores, parece que Shepard ya ha fracasado en su secundaria meta-operación: la de preservar el género del rol. Utilizando la triple presentación de Mass Effect 3 que se llevó a cabo en la reciente edición del E3 como prueba principal y única, la trilogía de éxito de BioWare ha pasado de catalogarse como un RPG con tintes de shooter a definirse como absolutamente todo lo contrario.

La buena noticia es que la tercera entrega de las tropelías espaciales de Shepard es un shooter en tercera persona impecable. La mayor parte del mérito se debe al mejorado sistema de combate, que ha agilizado y robustecido los movimientos del comandante; por ejemplo, pasar de una cobertura a otra es ahora mucho más fluido e intuitivo que antes gracias a una pequeña flecha de neón azul que dirige al jugador hacia las posibles opciones tácticas a su disposición.

La inteligencia artificial de los enemigos alcanza el listón impuesto por las mejoras, flanqueando a los héroes en cada ocasión o navegando entre coberturas con una convicción inédita. Algunos rufianes exigirán que el jugador se adapte pronto al nuevo físico de Shepard, ya sea maniobrando para disparar por la espalda -único punto débil de los reforzados Guardianes- o utilizando un añadido sigiloso. Y es que aunque el Omni-Sable sea muy contundente a distancias cercanas, éste sólo destacará en todo su esplendor ante rivales totalmente desprevenidos.

EXCESOS GALÁCTICOS



A decir verdad, todo el armamento de la Normandía ha sufrido un lavado de cara… amenazador. Las pistolas son menos artificiosas y más poderosas, agresivas cuanto antes eran meramente presenciales… Incluso el retroceso amenaza con violencia al jugador constantemente. Asimismo, el nivel de fetichismo se intensifica con una opción de personalización que permite añadir componentes a un arsenal que parece ser consciente de que el universo está en juego.

Una amenaza de tamaño calibre bien merecía el regreso de las añoradas granadas, aunque sus explosiones destruyan colateralmente lo poco que queda de rol en la saga. Como muestra, un exceso cinematográfico: una persecución sobre raíles en la que Shepard y compañía huyen de un Segador enorme mientras intentan derribarlo una y otra vez. No obstante, este tipo de momentos son más que justificables. Al fin y al cabo, el comandante no va a poder vencer a los eternos enemigos de la Civilización con mera retorica, sino que necesitará acción espectacular a gran escala.

El acto final de la presentación muestra a una Tierra moribunda y a merced de los Segadores. Los escenarios son tan enormes que BioWare se ha visto obligada a incluir una opción para centrar la cámara en las secciones donde transcurre la acción para que ningún detalle importante quede ofuscado por el apocalipsis futurista que sirve de trasfondo.

EFECTO MARIPOSA

El sistema de moralidad extrema marca de la casa tiene su momento de protagonismo en la demo. Mientras ayuda al endurecido Anderson a sacar a los supervivientes de la Tierra, Shepard se topa con un infante oculto en un conducto de la ventilación. El juego ofrece dos opciones dialécticas claramente predecibles: sacar al chaval por la fuerza o explicarle que la situación es más seria de lo que parece.

La demo explora las consecuencias de la última opción, que irrumpen cuando Shepard está huyendo del planeta. Durante su éxodo, el comandante otea la Guerra de los Mundos que ha irrumpido en su hogar y vislumbra al pequeñajo entrando en una nave de transporte rumbo a la salvación. La sonrisa que empieza a dibujarse en el rostro del protagonista se evapora con mayor rapidez que la esperanza de la humanidad cuando un Segador destruye el buque galáctico con rotunda facilidad. ¿Demasiado explicito? Posiblemente, pero es un ejemplo sombrío de la funesta responsabilidad que ha caído en manos del jugador, y del tono oscuro que se ha apoderado de la serie.

Con el componente rolero relegado a la opcionalidad -personalización de armas, formación de los equipos, misiones secundarias…-, el armamento pesado y los recursos contundentes son las únicas opciones que tiene BioWare para salvar la galaxia y convertir Mass Effect 3 en el desenlace de una trilogía redonda.










link: http://www.youtube.com/watch?v=qZGFjBmD41Q
Espero que os guste
no olvidar comentar
no olvidar puntuar

0 comentarios - E3 2011 – Avance de Mass Effect 3 – PC, PS3, Xbox 360