El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!

Alfredo Casero: "Mi karma es estar solo"

Intenta explicar por qué la fórmula "Cha cha cha" pudo continuar sin él. La vuelta al humor, pero lejos de la tele, y la chance perdida de ser un capocómico. "Para eso tenés que estar bancado y yo no conozco a nadie".

Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!


El lugar común es el del cómico que cuando cae el cortinado se transforma en el payaso triste y melancólico. Un Olmedo, un Francella. También existe la versión Alfredo Casero: antes de que empiece la nota quiere saber cuándo terminará, pide diez minutos (se toma 45), se enoja, no quiere que le hagan determinadas preguntas porque pierde "energía", alza la voz y vuelve a insistir en que no debería estar aquí hablando contra un grabador, sino ensayando, ¡¡¿¿entendés??!! Le decimos que sí, claro, y le ponemos cara de disculpanos, Alfredo, porque vos estás por estrenar —The Casero experimendo (pei per viu), en el ND Ateneo— y nosotros, que sólo deberíamos servirte para la promoción del show, estamos acá preguntando cosas que no figuran en la gacetilla de prensa.

Por si no se entiende: a Casero, el genial creador de Cha cha cha, no le gustan las entrevistas (al menos, no ésas en que vos tenés que preguntar para que el otro responda). De entrada, está ahí sentado contando su idea acerca de la libertad y suena a libre como el sol cuando amanece yo soy libre, como el mar.... Esa clase de libertad tan Nino Bravo que, en boca de Casero, queda así: "Hago lo que se me canta las pelotas. Yo le digo al mundo entero que pruebe. En Cha cha cha fue el momento en que pude lograrlo".

¿Vos te peleaste con Capusotto y Alberti?

No puedo decir mucho, porque tiene que existir una mística. ¿Los Beatles se pelearon? A lo mejor, las energías crecieron para otros lados, ¿no? Pienso que había que dividirse para seguir laburando, de lo contrario la química iba a pasar por otros lugares.

Pasaron más de diez años de "Cha cha cha" y ahora volvés al teatro con un show de humor. ¿No puede darse la paradoja de que muchos crean que se trata de algo en la línea de "Todo x dos pesos"?

Toda la gente vio Cha cha cha. Pero si me compararan con el humor de ellos sería un placer. Capusotto me hace recagar de la risa; y con Alberti lamento no trabajar... Pero de ahí a que alguien piense eso... —manotea un paquete de Merengadas— No sé... me parece un poco retorcido.

Trataba de decir que tu carrera se atomizó bastante y puede que, para una generación que te perdió de vista, quien fue el precursor del absurdo hoy no sea más que un imitador...

Yo no podría imitar a Capusotto. Tampoco soy el precursor —deja las Merengadas—. Cada uno con su estilo. Lo que yo hice fue ponerme muy tozudo para sacar el programa adelante... Pero no sé —otra vez las Merengadas—, no sé por qué esa pregunta. ¿Quién no me conoce a mí? ¿Qué pibe de 20 a 30 años no sabe quién soy? ¿Qué programa siguió estando en la tele tantos años habiendo dejado de existir?

Uno puede ser "Cha cha cha".

¡¿Uno puede ser?! ¡¿Decime otro?!

El Canal Volver...

No, no, no. Un programa. Pro-gra-ma que haya estado constantemente.

¿"El Chavo"?

El Chavo. El Chavo. ¿Qué más? No hay más. Lo que pasa es que la gente vio y ve Cha cha cha. Pero yo no hice sólo eso. El otro día, en Rosario metí cuatro mil personas. Hice un montón de cosas en mi carrera.

¿Y eso valió la pena?

¿A vos qué te parece?

Quizás el programa de preguntas y respuestas a lo Julián Weich pudo haber desorientado un poco a tu público...

Mucha gente tiene ese punto de vista. ¿Esto es tango o jazz? Hay que encasillar. Y eso me importa un pedo. Yo hice varias cosas para Canal 13 porque soy hincha de ese canal. Cuando Suar me pidió lo del formato de preguntas y respuestas (Uno contra todos), quiso que le diera un toque de acá. Fue mi programa de mayor rating. Si un tipo al que yo quiero, y me da trabajo, me pide que haga una cosa, ¿por qué le voy a poner 40 peros?

¿Dejaste pasar la posibilidad de ser un capocómico?

(Suspira, se fastidia) Sí, sí, por ahí no fui el capocómico que vos te esperabas. Todas las porquerías que hice menoscabaron ese lugar de capocómico... ¿Y quién me iba a dar ese lugar? ¿Vos? (empuña las Merengadas) ¿Vos no sabés que cuando la gente es buena lo único que hacen es ponerle palos en las piernas? ¿No sabés que hay millones de envidias? Para ser capocómico tenés que estar bancado y yo ya no conozco a nadie en la tele. A mí la televisión no me quiere.

¿Le molestó a tu ego que la fórmula de "Cha cha cha" siguiera funcionando sin vos?

No me pasó nada significativo. Pasa el tiempo y en el medio suceden cosas, como por ejemplo esta mierda que voy a hacer ahora... ¿Ya está? ¿Terminaste?

Una más. ¿La fama de tipo hincha pelotas que mencionaste varias veces es lo que te lleva a trabajar solo?

Soy un hincha pelotas. Pero soy un luchador por mis ideales. Contra todas las envidias, contra todas las berretadas y egoísmos. Esto es lo que más alegría me da al alma. Pueden señalarme por un montón de cosas, menos por ser amarrete y por no tratar de darle algo a la gente. Mi gran obra de arte es toda mi vida. Alfalfa y teatro. ¿Y querés que te diga la verdad? Tengo que estar solo. Ese es mi karma.-

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2007/05/06/espectaculos/c-01413109.htm

Cha Cha Cha - Sr. Ojette y Antúnez


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=XlpU5Fn41_w&feature=related


Alfredo Casero

Alfredo Casero ¿está de la cabeza?

Es el Cipriano del comercial de Benson & Hedges. Y el gordo de "De la cabeza" y "Cha cha cha", programas de humor de Canal 2. Tiene una forma muy especial de ver y decir. Este reportaje lo muestra cabalmente. Con sus juicios agudos y sus exabruptos. Sin censura. Como para descubrir al personaje extraño y desopilante que hay detrás de este humorista de la nueva hornada.

Cipriano soy yo mismo. Es un caradura de mi edad, un ratonazo. Ese chantapufi es la contraposición de la señora que le dice:
'Cipriano, tráigame los Benson', y él piensa: "Sí, callate tilinga que ahora te los llevo", explica Alfredo Casero (31) al asegurar que vive riéndose de si mismo.
Para Casero, más conocido como el gordo de De la cabeza y Cha cha cha, esa publicidad pegó tanto porque los taxistas fuman Benson, no solamente la gente de dinero".
Está orgulloso de haberla hecho. Una de las razones es que los gansos que aparecen al principio fueron idea suya. Por lo menos, eso fue lo que le contó a EL PUBLICITARIO.

- ¿Te acordás de los viejos avisos de Benson?
- Sí, los hacían actores del carajo, como Mel Ferrer. Que me digan que lo haga es lo máximo, es inglés. Además eran increíbles, como ese en que se doblaba el cigarrillo...
- ¿Qué otra cosa influyó para que aceptaras?
- Me gustó el equipo de trabajo, y encima pusieron a Alberto Ure que es mi amigo. Así que soné,
- Llevaste el mundo de la publicidad a De la cabeza.
-Así es. En el primer programa de ese ciclo (te aclaro que nunca me gustó el nombre porque hace alusión a la droga) en Canal 2 grabamos los premios Flenson - algo así como los Clio- en donde había un personaje que yo hacía llamado el Bebe Garófalo. Era un cineasta que había hecho una serie de comerciales que eran una porquería, y seriamente explicaba que los había realizado en súper 8 volante. Y tenía la revista "El Publicista".
- Un Bebe Garófalo sospechosamente parecido a Gujis en la manera de hablar...
- (Se ríe) Me resulta muy cómica la métrica de El show del Clio. A veces se paran los dos y se ponen a hablar y es muy gracioso, porque uno ve que se han puesto en el brete de salir al ruedo a presentarse de verdad, cuando ya se vieron hace un rato. Y también me gusta cómo habla el tipo.
- ¿Son materia de humor los publicitarios?
- Si, yo siempre cargo a los publicitarios amigos por la manera que tienen de hablar, por la visión que tienen de las cosas, y llego casi al punto ofensivo. Pero no hay problema porque es gente de mucho humor,
- Si bien en Cha cha cha no había lugar para la burla a la actualidad, el ministro de ahorro postal fue una excepción. ¿Por qué Cavallo?
- Cavallo es bárbaro. Es pelado, tiene ojos celestes, les encanta a las mujeres de 35 a 50 años. Es creíble. ¿Quién le iba a creer a Martínez de Hoz con esas orejas y esa cara de buitre que tenia? Yo no sé nada de lo que Cavallo hace y no me interesa, pero resulta muy gracioso que se enoje. Hace todo lo contrario de lo que hacer los políticos.
- ¿Por qué no Menem?
- Ya lo hace Guinzburg, y es caballito de batalla de Nito Artaza- Bastaría con hacer un cantito riojano de un tipo cansado. Además la realidad supera la ficción.
- ¿Y mujeres como Adelina y María Julia?
No las incluí porque no me interesaba hacerles publicidad, A Adelina le daría unos besos, en cambio a María Julia no la tocaría ni con un palito.
- Una mujer pública que te guste.
- Teté Coustarot, Ella,,, ella debería ser Presidenta de la República.
-¿Para tanto?
-Claro. Me encanta, es un sueño, bonita. Si la tuviéramos de Presidenta, el mundo se abriría a nosotros (con cara seria}.
- ¿Lo decís en serio, basta con la belleza?
- Por supuesto que lo digo en serio, Pero ella es también inteligente, piola, esa mujer puede convencer a cualquiera. Me enamoré de ella, qué querés que le haga.
- ¿Tu relación con las mujeres cambió a partir de la fama?
- De mi parte no. Pero nunca faltan las tilingas que se te cuelgan del cogote para ver hacia qué lado las tiras. Uno normalmente no elige a las tilingas, sino a mujeres bárbaras,
- ¿Cómo tu actual pareja?
- Ahora estoy con una mujer bárbara, que es "Coco". Para poder estar al lado de una mujer tiene que ser "la" mujer. Me separé hace poco (de Connie, la madre de sus dos hijos: Guillermina (8) y Nazareno (7), quien sigue los pasos de su padre. N. de la A) y no quiero volver a pasar por lo mismo. Claro que también hubo cosas buenas,
- ¿Qué te seduce de una mujer?
- Los ojos, ¿viste qué lindos ojos tiene "Coco"? Me encanta que sean ratonas y mimosas. Yo soy de mimarlas mucho y me molesta que ellas no hagan lo mismo.
-¿Y qué te fastidia?
- Que sean histéricas, que quieran manejar las situaciones, que me digan lo que tengo que hace'. No me banco que agarren la agenda y me pregunten quién es ésta.
-¿Sos celoso?
- No, pero si me hacen una cagada les va a pesar.
-¿Muy vengativo?
-Sí.
- ¿Y después de vengarte...?
-Quiero más venganza.
-¿Cuál es el limite?
- Mi deseo de venganza tiene límites sólo cuando me piden perdón de rodillas,
- Sos el invitado que todos querrían tener en sus fiestas. ¿Sentís que la gente espera que cuentes chistes y les animes la reunión?
- Sí, esperar esperan, pero yo los dejo con las ganas. Aunque como tengo fama de colifa, de mandar al carajo a la gente, me tienen cierto respeto.
- ¿Y si alguien se desubica?
- Le puede ir muy mal. Hace unos días un linyera me pidió que le comprara comida porque a él no le querían vender. Le di 10 pesos para que fuera a un restorán. Entonces me dijo: "Gracias gordo" (lo imita). "No, gordo las p... porque soy un señor", le contesté. Nos matamos de risa en la tele y también fuera de ella, pero esa magia la voy a preservar a las trompadas si hace falla.
Por ellos, no por mí; yo puedo vivir sin eso, pero ellos no.
- ¿Es cierto que en tus programas actúan hasta los ayudantes de cámara y las vestuaristas?
-Sí
-¿Y los extras?
- No pongo extras en mi programa. Debe haber profesionales, pero a mí nunca me tocaron.
- ¿Cómo es un extra no profesional?
- Es un tipo que piensa que lo van a llamar para hacer una película. Está convencido de eso. Entonces uno se encuentra con un sujeto de 50 años, con el pelo largo que peina para atrás y se hace una colita, y lo tenemos que disfrazar de militar. Se te acerca y con un Rolex trucho te dice; "De acción, eh, yo una vez en el programa Pizza Party hice de policía, ¿ viste ?". Se la cree, pone caras y ensaya perfiles. Come en medio de la grabación. Se vuelve un plomazo. Y ojo para mí no existe el "extra" sin el actor.
- Pero quieren salir en la tele.
- Están desesperados por salir en la tele. En una escena en la que tiene que pasar ese tipo pone cara de Alfredo Alcón con Graciela Borges, mira la cámara y hay que hacer ocho veces una toma por su culpa. Por eso trabajo con gente de la calle, como lo hacían Fellini y Buñuel; yo también quiero trabajar con gente sana.
- ¿Qué opinas del humor a costa de la ingenuidad de la gente?
- (Llamativamente serio) Me parece aberrante. ¿Por qué en lugar de hacerle una jodas una viejita que viene con su bolsa no se van a la salida del SIC o del CASI, donde todos juegan al rugby, y hacen una joda ahí? Agarran a gente desprevenida, buena gente que no quiere tener problemas. Son unos guarros,
- ¿Incluirías en tu programa chivos publicitarios, como parte del espectáculo?
- Nunca. No puede ser que un artista en medio de un sketch se ponga a vender algo. Es un guarango. No es posible que un tipo corte una locución para que una mina diga la marca de un producto,
- ¿Y pondrías a mujeres con poca ropa?
- No me hace falta. Nosotros tenemos la idea de invitar a actrices que sean muy lindas para que trabajen de mujeres. Nunca pondría a chicas semidesnudas paradas como un adorno, o para recibir a los Invitados. Si es actriz y está muy fuerte le propondría hacer algo que le vuele la cabeza a todos. Si no, no. Entre nosotros hay leyes inquebrantables.
- Algún otro ejemplo...
- Prohibimos a gente que censuró a muchos.
- ¿Le temes al ridículo?
- Cuando actúo no le temo a nada. Si me tengo que poner en palo donde te dije lo hago. Los actores somos enfermos. No vayas a pensar que somos una especie de apóstoles. Tenemos el vicio de querer deslumbrar a los demás. Y los artistas estamos cerca de las bestias porque para todo el mundo somos unos libertinos. Entonces se acerca la bestia, lo jodido, lo oscuro,
- ¿Es cierto que trabajan sin libreto en el programa?
- Sí. Nos reunimos antes de la grabación y trazamos pautas, después en el estudio nos dejamos llevar,
- ¿No es arriesgado?
- Si, claro, pero tiene más vida.
- ¿Usas malas palabras como cuando hablas normalmente?
- Yo las digo pero tapándome la boca. Me encanta autocensurarme, aunque todos sepan lo que estoy diciendo. Cuando sabemos que no hay que decirlas en un lugar e Igual lo hacemos es muy gracioso, Y a veces es un gran desahogo.
- Te encanta descolocar a la gente..,
-Ese es mi trabajo.
- Hablando de trabajo, ¿de no ser actor y músico, a qué te hubieras dedicado?
-Al periodismo.
-¿Por qué?
- Porque soy tenaz, peleador, curioso, un observador obsesivo. Me gustan los periodistas mal pagos de los diarios, los batalladores.
- ¿Muy peleador sos?
- Sí. Soy de tener grandes duelos verbales, además soy ganador.
-¿Duelos por qué?
- Me exaspera lo que es injusto, lo que está mal, lo que no se debe hacer. ¿Sabes qué pasa? Mantener una ideología es muy duro y pelear con idiotas, un error que ya no pienso volver a cometer.
-¿Estudiaste teatro?
-Sí.
-¿Con quién?
- Con Norman Briski, entre el '87 y el '88.
-¿Por qué tan poco tiempo?
- Porque un día me dijo: "Dejate de hinchar las pelotas y anda a trabajar".
- ¿Es importante estudiar teatro?
- Estudiar es lo mismo que masturbarse. La mujer o el hombre con que te vas a encontrar alguna vez es el público, Uno tiene que dejar a esa mujer satisfecha. Hay que agarrarla y matarla, dejarla de cama, hacer que no quiera saber nada con nadie más que con uno. Hay que enamorarla como un turco. Entonces, el tipo va a estudiar teatro, y ahí lo contienen, se toca con sus compañeros... Yo les digo que salgan de ahí y que se pongan a actuar, aunque sean malos.
- ¿Qué veías de chico en la televisión?
- Astroboy me encantaba. Era genia!, cuando tenía seis años lo imitaba. Me gustaba porque era tiernisimo y se quedaba sin pilas, También veía Jardilin, Telecómicos, Telecataplum.
- ¿Influyó en vos Caritos Balá?
- Sí, Balá es un maestro. Nunca lo van a poder superar. Es un genio del absurdo. Lamento que no tenga su propio ciclo,
- ¿Te gustaban Pepe Iglesias y Pepe Biondi?
- De Pepe Iglesias uno no sabia si era un genio, un gran mentiroso, si había vivido todo lo que contaba. Era un artista, un loco. Pepe Biondi fue un tierno, muy gracioso. Pero no hay que olvidarse de Pepitito Marrone. Una vez en casa Pozzi tiraba un chiste detrás de otro y una vieja se hizo encima de la risa.
- ¿Olmedo?
- Olmedo es inimitable. Los mató a todos, Fue más allá de lo que él esperaba. Yo que juego en primera C entiendo lo que es la presión del cómico, Y digo que los mató a todos porque hizo una cosa tan perfecta que no lo van a poder imitar. Creo que no hay cosa peor que ver a Berugo Carámbula imitando a Olmedo. Yo estoy haciendo humor en TV porque él no está,
- Antes de llegar a los escenarios under, ¿qué hacías?
- Fui clown, De esa actividad no tengo buenos recuerdos. Me llevaba mucha energía y fue la única vez en mi vida que tomé alcohol porque me deprimía hacer de payaso,
-¿De qué vivías?
- Adiestraba perros y trabajé en ENTel e YPF.
- ¿Cómo llegas a los escenarios under del Parakultural?
- Llegué allí con la bolsita de suero en la mano. Me estaba volviendo loco.
- ¿Después vino la propuesta del 2?
- Sí. me vinieron a buscar,
- ¿Con qué expectativas llegaste a la televisión?
- Comprarme zapatillas porque no tenía. Necesitaba plata, ganaba veinte pesos por semana en el Parakultural.
- En enero estuviste con tu grupo musical, Halibour Fibergiass Sereneiders, haciendo presentaciones en La Trastienda de San Telmo. ¿Y ahora?
- Ahora vamos a presentar un nuevo show en San Isidro y en la zona Sur.
- ¿Quiénes son los músicos que te acompañan?
- Son los más importantes músicos de Jazz que hay en el país, en serio te lo digo. Lito Epumer, en guitarra: el "Mono" Fontana en piano y arreglos, Mex Urtizberea en la batería y la música, el bajista Javier Malosetti y yo en letra, voz y trompeta.
- ¿Qué actitud tiene el público en tus shows?
- Participa y acompaña las canciones y el humor del grupo,
- ¿Gente de qué edad?
- De todas las edades- Hay días con público muy joven y otros con personas de sesenta años.
- ¿Vuelven a la televisión este año?
- Sí. en mayo volvemos a canal 2 con Cha cha cha.
- Si bien el rating no los acompañó durante el '93, hay un indicador que no falla: el boca a boca. Se dice que hasta hay gente que grababa los programas para pasárselos a sus amigos. ¿Sabías algo de eso?
- Me dijeron, y se lo agradezco a Dios todos los días,
- El año pasado tuviste el reconocimiento de la prensa al ser ternado al Martín Fierro como revelación por tu trabajo en De la cabeza. ¿Qué sentiste cuando el premio se lo llevó Jorge Schubert?
- Me hubiera gustado ganar un premio, pero por el programa, no por mí. Dénselo a mi nene que amo. Miren mi obra, fíjense cuánto cuesta hacerlo y evalúen. No sean turros.
- Casero, ¿estás de la cabeza vos?
- No, yo sé muy bien lo que quiero. Busco permanentemente el humor. El tipo que haga reír al país va a tener más poder que el Presidente. Pero yo hago mucho esfuerzo para no ser el payaso nacional, porque después el establishment te mata. No es fácil hacer reír, pero es muy divertido.

Magdalena Muryán
Revista El Publicitario, 1994

Fuente: http://www.alfredocasero.com.ar/notas.html

"Estoy agradecido de hacer lo que se me antoja"

Mientras prepara su vuelta a la ficción y le da forma a su nuevo disco, el "artista de varieté", como le gusta definirse, debutará esta noche como conductor de Uno contra Todos (a las 22, por Canal 13)

Dicen que el tamaño importa. Alfredo Casero lo sabe, pero no abusa. Tiene plena certeza de que su incuestionable silueta se impone, pero la vocecita suave le diluye los límites. Y ese hombre grande que en una hora y media cambia cuatro veces de asiento y hace del espacio su terreno de dominio, de golpe parece un chico. Un chico de esos que con los dedos enrula aún más sus rulos, que se frena en un zapping ante un inocente dibujito animado, que dice cosas tales como "la primera vez que me sorprendí en la vida fue cuando vi en un circo de mi barrio a un mago que cortaba a una mujer. Bah, no la cortaba, hacía que la cortaba. Y yo, en vez de pensar en ella, pensaba en cómo no podía pescarle el truco. Amo la sorpresa. Odio la rutina".

Frases cortas cuando quiere, largos cuentos cuando enlaza con mucha gracia temas que parecieran ajenos. Así habla Casero, que también sabe callar cuando piensa lo que dirá. Y se ampara en los silencios, aunque por estas horas tenga el vértigo típico de un debut: esta noche estrenará su molde de conductor, en un programa de preguntas y respuestas (Uno contra todos, a las 22, por Canal 13).

Si bien no duda en definirse como "un artista de varieté", sabe que el rótulo no puede con él, que es como una causa perdida para los fanáticos del encasillamiento. En 20 años de carrera, actuó en teatro, en cine, en TV, cantó, produjo, bailó, se puso pelucas, a veces se las sacó, corrió los límites, se atrevió. Pero siempre arriesgó sin arriesgar(se).

"Antes de firmar un contrato, veo cómo labura el equipo que estará conmigo, cómo funciona cada detalle, averiguo quién será el director... Ojo, no por una cuestión de divismo, sino de cuidado. Todo esto tiene que ver con los convencimientos: yo no hago las cosas por necesidad. Hago las cosas porque me divierte hacerlas. Y después agrego eso que pongo siempre, tan personal, y que trato de que sea lo menos molesta posible, que es mi propia locura. No es que me hago el loco: hago cosas de locos, preguntando si tienen estudiados todos los firuletes, si tal mecanismo está aceitado... Pero no es que pongo a prueba a la gente por desconfianza, sino que busco salir a la cancha con red", confía Casero, instalado en la oficina principal de Endemol, la empresa que producirá su vuelta a la pantalla chica, luego de dos años.

Al amparo de un aire acondicionado que destierra los 39 grados que derriten la ciudad a las 11 de la mañana, el buceador de Puerto Madryn no se anda con vueltas al momento de enfrentar el grabador —grabador que tiene el cassette puesto, Casero no—: "Lo que yo hago tiene que buscar ser un éxito. Tiene que estar bien. Tiene que estar dentro de las normas de la empresa".

¿Qué empresa?
Yo, Alfredo.

Ninguna sociedad anónima...
No, claro. Nombre propio y me hago cargo. Tengo mi propia política, no de politics. Política de policy, de decidir cómo hacer y qué entregar. No quiero quedar en manos de gente que tiene otros objetivos. Cuando está por suceder eso, me abro o me bajo o me cierro, depende el caso. Okey, podés tener madera enchapada en todo, pero las dos volutas que van al costado, con la cabecita de tigre, tienen que estar hechas con raíz de nogal.

¿Vos serías las dos volutas?
Claro, yo soy la cabeza del tigre.
Casero es de ese tipo de gente que se interrumpe solo. Y no porque sí: en medio de su seriedad es capaz de colar un chiste y festejar sólo si la gracia encuentra eco. Y disfruta cuando el eco no acaba y la fantasía se estira. "Cada tanto yo tengo que sorprenderme. Trabajo de esto porque soy un adrenalínico. Se supone que en el verano debería descansar y estar con mi familia (vive con su mujer y sus dos hijos en Puerto Madryn), pero necesito trabajar porque así soy feliz. Siempre ando buscando y por suerte encuentro muy a menudo. Me muero el día que pierda la capacidad de asombro", reconoce el hombre que por estos días está semi-instalado en Villa Carlos Paz, donde de miércoles a domingo presenta el espectáculo Casero, la opción del barrio. El resto de la semana graba las imágenes de su nuevo programa de televisión. Va y viene, un vaivén que le sienta conocido al fanático de la Patagonia, que una noche de su vida resolvió escaparle al mundanal ruido y enfiló hacia el sur.

"Yo estoy agradecido de hacer lo que se me antoja. Y estoy agradecido del cariño que me tiene la gente, como si tuviéramos una amistad de años. Lo que pasa es que eso hubo que trabajarlo cabeza por cabeza", admite sin pudor, vira la voz hacia la ingenuidad, hunde la cabeza y echa mano a un personaje que inventa para fijar la idea: "Antes te veía en Cha-cha-chá y no entendía nada, pero después te vi en otra cosa y me encantó. Le pregunto: ¿En qué me viste?. Y dice: Eh, te vi en la propaganda del pato. Le digo: Ah, eso lo entendiste y lo otro no lo entendiste.... Y cierra: Pero ahora veo Cha-cha-chá y me gusta".

Casero entonces recupera su voz y sentencia: "Es sólo una cuestión de tiempo. A la gente hay que darle tiempo para digerir. A veces espera que le des lo que viene a buscar, pero también espera que la sacudas. A mí me encanta probar otros caminos, pero nadie me pide peligro. La gente me pide respeto. Y yo respeto porque me respeto. No busco la perfección, quiero cuidado aunque sea en lo mínimo indispensable: puedo comer polenta, pero la salsa tiene que estar muy rica. Comer polenta mal hecha es comer polenta. Comer una buena polenta es una exquisitez".


¿Alguna vez te descubriste haciendo una polenta sin salsa?
No, siempre actué y trabajé de acuerdo a mi ideología de ese momento, con convicción. Nunca hice algo de taquito, quizás di alguna nota con desgano, pero nunca trabajé para afanar. No me da placer. Además, no falla: si peleás bien, el knock out viene solo. Ahora, si vas a buscar el knock out, te voltean.

Como si en algún lugar del mundo Casero se escondiera una usina de curiosidades, de ésas que le retan al propio destino, hace unos días se le ocurrió "una rareza y me puse hasta que lo conseguí. Grabamos la Marcha del doctor Vaporeso con la banda del Regimiento 1 de Patricios. No sabés cómo suena. Quise poner eso en el disco —saldrá en abril—, hablé con el capo de la banda militar y salió como hacen las cosas ellos, tipo comunicado número dos: música de acuerdo a los estamentos castrenses. Ahí no podés hacer un cover ni loco. Tuve un antojo, qué vamos a hacer".

Si bien no nació como un capricho, la puerta que eligió para volver a la tele huele a deseo cumplido. Fan de algunos programas de preguntas y respuestas se animó al desafío de conducir Uno contra... "porque había dos cosas clave con las que, seguro, no transaba: acá no hay azar y te obliga a tomar conciencia de que aquel que sabe puede llegar, que no es al cohete estudiar. Que está muy bien cazar un libro cada tanto, que no es bueno quedarse con dudas. Por ejemplo, ¿vos sabés qué quiere decir enervar?".

Sí: debilitar, tranquilizar...
Bueno, pero la mayoría de la gente cree que quiere decir "ponerse nervioso". El mataburro no muerde, hermano, ésa es la idea del programa. Leer debería ser, para todos, una inquietud del alma. Yo leo mucho en el baño.

¿Qué te llevás?
Un diccionario. De chico me llevaba dos libros con los que aprendí un montón: el de Ciencias físico-químicas y naturales, de Fesquet, y una enciclopedia. Me encantaría que el programa funcionara como disparador para que la gente vaya y averigüe. Averiguando se sabe y sabiendo se puede. Cualquiera puede.

¿Cualquiera puede todo?
Cualquiera podría poder, quién sabe. Y para saberlo hay que intentarlo.
Palabra de Alfredo Casero, el artista de varieté que se las ingenia para hablar a través del cuerpo. No es de los que mueven los brazos porque sí. Y mucho menos los baja antes de subirlos.

Silvina Lamazares.
Diario Clarín, 2004

Fuente: http://www.alfredocasero.com.ar/notas.html

Leoncio
comicos
humor
Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!
Alfredo Casero
comicos
humor
Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!

Así se configura su web http://www.alfredocasero.com.ar

Alfredo Casero
comicos
humor
Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!


Espero que les haya gustado!

Visiten la primera parte de este tributo (videos):

http://www.taringa.net/posts/info/1123729/Alfredo-Casero,-tributo-a-un-grande-(SuperPost!).html


y la segunda (discografía):

http://www.taringa.net/posts/info/1125802/Alfredo-Casero,-tributo-a-un-grande-(SuperPost!)-2º-parte.html


Alfredo Caserocomicos humorAlfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!Alfredo CaserocomicoshumorAlfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!

Saluditos

18 comentarios - Alfredo Casero - 3º parte - Entrevistas y algo más!

@LetDown
Aguante Jerry Seinfeld jeje
@porthus
Te juro que hoy estaba buscando entrevistas de Casero. Siempre que lo escucho en alguna radio me mato de la risa. Un grande el gordo.

Graciass!
@vitoparodi
muy buen post!!! saludos!! +10
@PzYkO
Perdón! No te agradecí por el post.

Gracias, la verdad el gordo es un Grande.
@comegatos
que buen post!, mañana van puntos!
@fuchetta
EL GORDO CASERO.. QUE GROSO.. EL MAS GROSO..

TE DEJO 5 .. Y XQ SOS DE NQN TMB



BUEN POST
@Grunfeld
me hace cagar de la risa, pero no puede ser tan agrandado ese gordoo!!!
@Grunfeld
me hace cagar de la risa, pero no puede ser tan agrandado ese gordoo!!!
@Grunfeld
me hace cagar de la risa, pero no puede ser tan agrandado ese gordoo!!!
@KATINGUERO +2
el gordo la sufre, sufre este sistema berreta y egoista que hay en la tele.Te ponen tinelli 4 dias, 3 dias puteas y al cuarto queres saber quien va primero en el bailando, cantando;a la tarde miras rial porque habla de tinelli y de su pueterio y asi va sembrando estupor y asi vas quedando tambien, diciendo:\"no puede ser tan agrandado ese gordoo!!!\", y yo te digo, no podes ser tan pelotudo.