Explosivos caseros


La fabricación de bombas caseras es casi una moda en Estados Unidos. Y no es un problema de ahora. En 1999, tras la matanza de la escuela Columbine -dos estudiantes de 17 y 18 años asesinaron a trece personas-, el entonces presidente de EE UU, Bill Clinton, declaró la guerra a los explosivos y propuso severas restricciones a la venta de pólvora y casquetes metálicos, dos elementos utilizados habitualmente para la construcción de artefactos caseros.

Por aquel entonces, el 65% de los adolescentes estadounidenses ya aseguraba saber cómo obtener información para fabricar una bomba 'artesana'. En realidad no es ningún misterio: basta con asomarse a Internet: los manuales para confeccionar explosivos están a la orden del día en la red.
Los casos conocidos -al margen de los episodios de 'kale borroka' o terrorismo callejero- son pocos y sin excesiva gravedad. En 1996, por ejemplo, tres adolescentes, de entre 15 y 17 fueron detenidos en Madrid por fabricar artefactos caseros y lanzar dos de ellos contra un bingo y una superficie comercial. Los chicos dijeron que no pretendían herir a nadie: sólo querían divertirse.

Al igual que ha ocurrido ahora aquí, los productos químicos que utilizaron eran de uso común, si bien los ingenios explosivos no estaban tan elaborados como el hallado en Granada.

En este post iré recopilando información y métodos de fabricación de algunos explosivos.


Explosivos caseros - capitulo 1
Atención: Esto puede ser MUY peligroso. No lo pruebes si no sabes lo que estas haciendo.
Nadie se hace responsable de los posibles daños que puedas sufrir o causar con estas recetas, expuestas solo CON FINES EDUCATIVOS

manual


Frabricando Triioduro de Nitrogeno

Cristales Triiodide de Amonio
manualidades
Los cristales triiodide de amonio, son cristales de color morado y de mal olor que se descomponen bajo la ligera cantidad de calor, fricción o descarga eléctrica si son hechos con el yodo y el amonio (hidróxido de amonio) puros. El amoniaco casero, como siempre, tiene muchas impurezas, como jabón y algunos agentes abrasivos. Cuando los cristales detonan, se escucha un fuerte sonido y se ve una nube gaseosa de yodo morado que aparece alrededor de donde ocurrió la detonación. De cualquier manera, la superficie en la que detonan los cristales queda arruinada; el yodo es corrosivo y su gas es dañino a los pulmones además de que tiene mal olor, y deja una fuerte mancha donde quiera que toca, incluyendo la piel, en la cual deja una mancha café que no se quita hasta unas semanas a menos que de inmediato se lave exhaustivamente la parte que hizo el contacto. Los cristales triiodide de amonio pueden ser producidos de la siguiente manera:

Materiales:

º Cristales de yodo (en su forma pura)
º Amoniaco puro (hidróxido de amonio para el suicida)

Equipamiento:

º Embudo y papel filtro
º Papel toalla
º Dos jarras de cristal (desechables)

Procedimiento:

Coloca dos cucharaditas de yodo en una de las jarras. Las jarras deberán tirarse después de uso por que ya no pueden ser limpiadas.

Agrega suficiente amoniaco hasta cubrir completamente el yodo.
Coloca el embudo en la otra jarra, junto con el papel filtro en el embudo. La técnica para poner el papel filtro en cualquier laboratorio de química es: Dobla el papel circular por la mitad, así quedará un semicírculo. Después dóblalo a la mitad otra vez para formar un triángulo con un lado curvo. Tira o Hala una espesura del papel hacia fuera para formar un cono y coloca el cono dentro del embudo.

Después de que se le permita al yodo remojarse en el amoniaco por un rato, vierte la solución dentro del papel en el embudo mediante el papel filtro.
Mientras la solución esta siendo filtrada, pon mas amoniaco dentro de la primera jarra para lavar cualquier cristal restante dentro del embudo y tan pronto como este desagüe.

Recoge todos los cristales de color ligeramente púrpura o morado pero sin tocar el papel filtro café, y colócalos en el papel toalla para que sequen por cerca de una hora. Asegúrate de que no están cerca de alguna luz o alguna otra fuente de calor, por que podrían detonar. Mientras los cristales estén húmedos, divídelos en ocho montones.

Después de que hallan secado, colócalos suavemente en un envase circular con tapa de aproximadamente una pulgada. Tapa el envase cuidadosamente asegurándote de no presionar los cristales con la tapa.

Finalmente, guarda los cristales en un lugar fresco. Los cristales tienen una vida de aproximadamente una semana, y deben de ser guardados en contenedores individuales y desechables. Una manera posible de incrementar la vida de los cristales, es guardarlos en un contenedor hermético. Para usar los cristales, simplemente tíralos contra alguna superficie sólida o colócalos en donde sean pisados o machacados.

Bomba de Hielo Seco
El Hielo Seco es, basicamente, Dioxido de carbono (CO2) solido.
Cuando lo introducimos en un recipiente cerrado con agua, este se convierte subitamente en gas, aumentando progresivamente la presion, hasta que llega un punto en que explota.

Para fabricar una "Bomba" de hielo seco Necesitaremos:

º Hielo seco (Obviamente)
º Botella de 2L
º Agua

Procedimiento:
Cortamos el hielo seco en pedazos que entren por la botella.
Llenamos la botella de agua: Si esta fria tardara mas en explotar, si esta caliente la reccion sera mas rapida.
Introducimos el Hielo Seco dentro de la botella con agua, la TAPAMOS BIEN y nos alejamos unos cuantos metros.

La botella se dilatara por la presion y finalmente reventara con un sonido fuerte y un humo blanco de Dioxido de carbono

Nota: Este experimento es ruidoso pero no peligroso en exceso si se esta medianamente lejos. No obstante, tomar las precauciones necesarias

Otros Explosivos

Termita
La termita es una mezcla de combustible oxidante que se usa para generar tremendas cantidades de calor. Esta crea una reacción exotérmica, la cual produce una temperatura de calor de cerca de 2200°C. Esto es la mitad de calor producido por un arma atómica. Es difícil de iniciar, pero cuando se inicia, es uno de los iniciadores más efectivos.

Materiales:
º Oxido de Hierro en polvo (10 g.)
º Aluminio en polvo (10 g.)

Procedimiento:
En realidad, no existe un procedimiento o equipo para hacer la termita . Simplemente mezcla el polvo de los dos compuestos tratando de hacer la mezcla tan homogénea como sea posible. El porcentaje de oxido de hierro al de aluminio, debe de ser 50%/50% (por peso), y puede ser echo en cantidades mayores o menores, respetando la mitad de uno por la mitad de otro. La ignición de la termita , puede lograrse agregando una pequeña cantidad de cloro de potasio a la termita, y virtiendole unas cuantas gotas de ácido sulfúrico a este.

Bombas Molotov
Las bombas molotov, son fáciles de hacer y pueden producir resultados devastantes. Lo que hay que hacer, es
tomar un material altamente flamable, como la gasolina, combustible diesel, queroseno, alcohol metílico o etílico,
y ponerlos en una botella de cristal. Después de poner el líquido en la botella, simplemente pon un pedazo de ropa
que este humedecido en el líquido, y que una parte de este pedazo de ropa este asomando y el otro extremo
sumergido en la botella, después envuelve algo de este pedazo de ropa alrededor del cuello de la botella y átalo,
asegúrate de dejar unas cuantas pulgadas de esta prenda a la luz. Cuando avientes la botella, esta se romperá al
impacto, y el contenido y el contenido de la botella se regará, y estallará en una flama. Mezclas flamables como queroseno y aceite de motor, deberán ser mezclados con un líquido más volátil y flamable, como gasolina, para asegurar la ignición. Una mezcla como brea o grasa y gasolina se adherirán mas fuerte a la superficie, y con una fuerza más intensa. Esta mezcla se hará más difícil de extinguir, y deberá de ser bien agitada antes de prenderla y aventarla...
Botella Química de fuego

La botella química de fuego, no es mas que un coctel molotov mas avanzado. Esta, utiliza la reacción violenta y el calor que esta entre el ácido sulfúrico y el cloro de potasio. Cuando el contenedor se rompe, el ácido sulfúrico en la mezcla de gasolina se pulveriza en el papel humedecido en clorato de potasio y azúcar. El papel, cuando se encuentra con el ácido, instantáneamente se quema en una flama blanca, iniciando la gasolina:

Materiales:
º Clorato de Potasio (2 cucharaditas)
º Acido sulfúrico concentrado (4 oz. (113.4 g.))
º Gasolina (8 oz. (226.8 g.))
º Azúcar (2 cucharaditas)

Equipamiento:
º Botella de cristal para 12 oz. (320.2 g.) c/tapa de plástico
º Cacerola de cocinar
º Taza de plástico o de cristal con una cucharita
º Papel toalla

Procedimiento:

1.Prueba la tapa con unas cuantas gotas de ácido sulfúrico sobre de esta para asegurarte que no se deshará
cuando el ácido sulfúrico sea almacenado. Si el ácido se la come en las próximas 24 Hrs. Deberás buscar una nueva tapa y/o botella si es que también se la comió, y deberás realizar esta prueba de nuevo hasta que encuentres una tapa y/o botella resistente. Las tapas y botellas de cristal son excelentes.
2.Cuidadosamente, vierte 8 onzas de gasolina en la botella de cristal.
3.Con cuidado, vierte 4 onzas de ácido sulfúrico concentrado en la botella de cristal. Limpia cualquier
derrame de ácido en los extremos y los lados de la botella y colócale la tapa a la botella. Lava el exterior
de la botella con agua en abundancia, después deja que se seque.
4.Pon aproximadamente dos cucharaditas de clorato de potasio y dos cucharaditas de azúcar en la taza de
plástico o de cristal. Agrega como ½ taza de agua hirviendo, o lo suficiente para disolver todo el clorato de
potasio y el azúcar.
5.Coloca un pedazo de sabana o de papel toalla en la cacerola para cocinar. Dobla el papel toalla por la
mitad, y vierte la solución de clorato de potasio (ya disuelta) y el azúcar en esta hasta que esté
completamente húmeda. Permite que el papel toalla seque.
6.Cuando este seco, ponle algo de pegamento por afuera a la botella de cristal que contiene la mezcla de
gasolina y ácido sulfúrico. Envuelve el papel toalla o sabana alrededor de la botella, asegurándote de que queda tapando la botella por todos lados. Almacena la botella en algún lugar en donde no se rompa o se caiga.
7.Cuando termines, la solución en la botella deberá aparecer dividida en dos líquidos distintos, una solución
marron-rojo obscura en el fondo, y una solución clara en la superficie. Las dos soluciones no se mezclarán.
Para usar la botella química de fuego, simplemente arrójala a cualquier superficie dura.
8.Nunca abras la botella, debido a que el ácido sulfúrico podría estar en la tapa, lo que podría iniciar el
clorato de potasio, causando fuego y/o una explosión.
9.Para probar este aparato, desgarra una pequeña cantidad del papel toalla o de la sabana, y ponle unas
cuantas gotas de ácido sulfúrico. El papel toalla deberá estallar convirtiéndose en una flama blanca
inmediatamente que entre en contacto con el ácido sulfúrico.
Recursos de Ignición

Ignición por mecha
La forma más vieja de iniciar los explosivos, es con mechas, las cuales son, quizás, el sistema de ignición
favorito. Simplemente poniendo una pieza de material impermeable como mecha en un dispositivo, uno puede
tener casi garantizada la ignición. Las mechas modernas de material impermeable son extremadamente
confiables, quemándose en un rango de 1 pulgada cada 2.5 segundos. A las mechas se les encuentra en tiendas de
modelo de cohetes, y cuesta aproximadamente $30.°° Pesos por cada nueve pies de largo. Lo mejor sería preparar
un sistema de ignición por mecha que no requiera el uso de fuego, pero reservando su simplicidad. Un método se
describe a continuación:

Materiales:

º Papel para encender fósforos (el que viene con la cajetilla de fósforos).
º Cinta eléctrica o cinta conductora
º Mecha impermeable

Procedimiento:
1.Para determinar el rango en que se quema un tipo de mecha en particular, simplemente mide una pieza de
6 pulgadas o más larga y préndela. Con un cronómetro, mide desde el tiempo en que prendiste la mecha,
hasta se apagó. Divide el tiempo de quemado por la longitud de la mecha, y de esta manera, obtienes el
porcentaje o rango de quemado de la mecha en segundos por pulgada. Es decir:
Supón que una mecha de ocho pulgadas se quema y se completa el tiempo de combustión en 20 segundos:
20 segundos / 8 pulgadas = 2.5 seg. / pulgadas
Si se desease un retraso de 10 segundos, divide el tiempo deseado por el número de segundos por pulgada:
10 seg. / 2.5 seg./pulgada = 4 pulgadas.
2.Después de decidir cual será el tiempo de retraso, agrega aproximadamente ½ pulgada mas a la cantidad
de la mecha deseada y córtala.
3.Cuidadosamente remueve el papel que enciende los cerillos de su funda. Toma una parte de la cajetilla de
cerillos y deja la otra para hacer un segundo ignitor.
4.Envuelve el papel que enciende a los cerillos (papel ignitor) alrededor de uno de los extremos de la mecha
(tocando el final de la mecha). Encíntalo todo así, asegúrate de que quede todo bien sujeto. No deben de
poder ser movida.
5.Envuelve la cubierta de los fósforos alrededor del papel ignitor que cubre la mecha. Encinta el papel
medianamente apretado. Deja un buen tramo cómo talón, para poder halarlo para la ignición.

bombas

El papel ignitor encenderá a la mecha cuando el dispositivo se jale con un poco de fuerza y rapidez, friccionando el papel ignitor con la mecha, dando como resultado que la mecha se encienda; es posible y quizás mejor, hacer un aparato como este pero incluyéndole cabezas de fósforo para un encendido más seguro.

Ignición Electromecánica
Esta se divide en varios métodos los cuales están representados por las siguientes letras:

a) Switch de Mercurio.

Debido a que el mercurio es un metal, conduce electricidad, la ventaja es que este es un metal líquido, por
lo cual podríamos crear un switch que utilice mercurio. Su símbolo atómico es Hg, cuando el mercurio
toca los dos polos de corriente, completa el circuito, y por lo tanto activa el explosivo. Esa es la idea en la
que el mercurio pudiese ser utilizado.

b) Detonadores Radio Controlados.

En las películas, los terroristas o criminales usan un detonador radio controlado para hacer explotar algún
explosivo. Con un buen radio detonador uno puede estar a muchas millas del explosivo y aun así controlar
exactamente el tiempo en el que el explosivo es iniciado. El problema con los detonadores radio
controlados es que son algo costosos; de cualquier manera podría existir alguna razón que hiciera comprar
a un terrorista un sistema RC (Radio Controlado) y que lo usara como detonador. Si alguien quisiera crear
un detonador con sistema radio controlado, todo lo que haría sería dirigirse a una tienda de juguetes y
comprar algún juguete radio controlado. Después, sería desarmar el juguete y separar el solenoide o motor
que controla el movimiento de las ruedas delanteras de un carro RC, o separar el solenoide o motor que
controlan las aletas de un avión, o el timón de un bote radio controlado, y reconectar la parte que produce
el shock o la descarga eléctrica al explosivo primer que iniciará el explosivo. Es aconsejable que se le
realicen varias pruebas a este prototipo antes de ser usado con primers o ignitores, y teniendo baterías
completamente cargadas en el controlador y en el receptor.
Detonadores de tiempo
Los detonadores de retraso o también conocidos como de tiempo, son muy útiles en muchos casos, aquí se
enlistan algunos de estos:

a) Mecha de tiempo.

Es muy sencillo crear detonadores de tiempo que utilicen mechas para ignición. Quizás la manera más
fácil de hacer esto es con cigarros. Un cigarro se quema aproximadamente en ocho minutos. La gente que
utiliza cigarros para el retraso al encender mechas probaría los cigarrillos que planea usar para asegurarse
del tiempo en el que se quema. Una vez que ya se ha determinado el tiempo en el que se quema, se podría
empezar a pensar en como será utilizado.
explosivos

Un detonador similar puede ser echo de carbón en polvo (molido) y una hoja. Simplemente, enrolla el papel convirtiéndolo en un delgado tubo, llenándolo después con el polvo de carbón. También funcionará pólvora mezclada con el carbón en polvo, los dos finamente molidos y convidados.

b) Ignitor de tiempo con reloj.

Los ignitores de tiempo utilizan relojes de manecillas, las bombas de tiempo, son usualmente para pedir
dinero para revelar la ubicación de la bomba. Existen varios métodos para hacer detonadores de este
genero. Para crear un detonador sencillo de este tipo, todo lo que tienes que hacer es usar una tuerca como
un contacto, colocada en la hora en la que se desea la detonación, y usar la manecilla de la hora del reloj
como el otro contacto. La manecilla de los minutos, debe ser removida, a menos que se desee un detonador
de menos tiempo.

armas

Este ignitor de tiempo, esta instalado para ser detonado en 12 Hrs. Cuando la manecilla de la hora se encuentra
con el contacto (tornillo), el circuito se habrá completado, permitiendo que la corriente fluya al ignitor o primer.
El único problema es que este detonador tiene doce horas para detonar como máximo. En cambio si se usa un
reloj electrónico, entonces podrá ser configurado hasta 24 horas. Para usarlo, simplemente configura la alarma del
reloj a la hora que deseas que detone el explosivo, remueve la bocina o el altavoz de este reloj electrónico y
adjúntale los cables que sobran al quitar la bocina a los cables del ignitor o primer del explosivo. También podría
ser usado como detonador un reloj electrónico de muñeca, usando una batería grande mediante un transformador;
este detonador sería extremadamente pequeño. El reloj de una videocasetera, también sería ideal, debido a que
este tipo de relojes, pueden ser programados hasta por una semana o más. También podrías emplear un reloj
digital y usar un cronómetro, o un switch electromagnético para activar el ignitor o interruptor.

c) Ignitor bajo agua.

Materiales:
º Un paquete de 10 diodos de silicón (los encuentras en
Radio Shack o en tu tienda favorita . Son objetos muy pequeños de cristal).
º Un cajetilla de fósforos
º Una vela

Procedimiento:
1.Enciende la vela, y permite que se le forme cera derretida en la cabeza.
2.Toma un fósforo y sostén un diodo por la parte de cristal contra la cabeza. Dobla los alfileres del diodo
alrededor de la cabeza del fósforo, haciendo una envoltura en dirección ascencional y dejando la otra varita del diodo afuera. Has lo mismo con el otro cable, pero en dirección descencional. Los diodos deberán estar abrazando la cabeza de los fósforos; pero sus cables no deben de tocarse el uno al otro.
3.Moja la cabeza de los fósforos en la cera derretida para darle una capa que lo cubrirá contra el agua. Así
funcionará bajo el agua. Has de estos cuantos quieras.

Modo de Empleo:

Cuando estas pequeñas piezas se conectan a una batería de 6 volts, el diodo alcanza lo que es llamado como
voltaje destruido. Cuando más componentes eléctricos alcanzan este voltaje, ellos usualmente producen grandes
cantidades de luz y calor, mientras se funde en una pequeña gota. Este calor es suficiente para prender los
fósforos. Se recomienda que se usen bajo agua, en donde la mayoría de los demás ignitores no pueden trabajar, y
también que si se va a usar mecha se use mecha impermeable.

d)Mechas.

Es posible hacer mechas de quemado lento en casa. Disolviendo una cucharada tetera conteniendo pólvora
negra en ¼ de taza con agua hirviendo, mientras esta se encuentre aún caliente, humedece algún hilo de
algodón en ella. Después de que el hilo ha secado, deberás atar esta mecha a la que tiene el explosivo,
debido a que la mecha casera de quemado lento no produce altas temperaturas. También es posible hacer
una mecha similar a la anterior, tomando la mezcla antes mencionada (agua y pólvora negra) y virtiendola
en una larga pieza de papel higiénico. El papel higiénico estando húmedo se enrosca suavemente para que
quede como toda una mecha, y se deja que seque.
Ignitores Químicos

Los ignitores químicos no son muy comunes, pero pueden ser extremadamente efectivos en casos especiales. Si a
un contenedor de aluminio, se le llenara con ácido sulfúrico concentrado, el ácido sulfúrico reaccionará con el
aluminio para producir sulfato de aluminio y gases de hidrógeno, el contenedor deberá tener alguna parte abierta
al aire para que la presión del gas de hidrógeno que se forme no rompa en contenedor
Explosivos caseros

Podría ser usado también un envase de cristal, agregándole una gruesa capa de aluminio (lámina, etc...) la cual
deberá ser asegurada con cinta. Cuando el ácido se come la capa metálica de aluminio, podría usarse para ejecutar
algún tipo de explosivo:

1.El ácido sulfúrico, es un buen conductor de electricidad. Si debajo de la capa de aluminio, se coloca un
contenedor de cristal, cuando el ácido se coma el aluminio, este (ácido sulfúrico), se derramará en el
contenedor de cristal, al cual ya se le habrán puesto los dos cables que llevan la corriente, cuando el ácido
sulfúrico que se derrama en el contenedor de cristal alcance la altura de los dos cables, se habrá
completado el circuito provocando que la corriente fluya e iniciando el explosivo al que este conectado. Es
decir:
Explosivos caseros - capitulo 1

El ácido sulfúrico, reacciona muy violentamente con el clorato de potasio. Si caen algunas cuantas gotas
de ácido sulfúrico, en algún contenedor que contenga clorato de potasio, el clorato de potasio estallará en
una flama. Esta flama podría ser usada para iniciar una mecha.
3.El clorato de potasio, también puede ser usado para iniciar una bomba termita , si se mezcla clorato de
potasio con la termita en un porcentaje de 50/50, esta mezcla se podrá usar como un ignitor para el resto de
la termita , es decir:
manual

Usos avanzados para los Explosivos

Foco Bomba
Una reacción automática cuando se entra a un cuarto obscuro, es la de encender la luz; esto podría ser fatal si se
ha colocado un foco bomba en el socket de la luz. He aquí la manera de hacerlos:

Materiales:
º Un foco que no este ni roto, ni fundido.
º Un taladro de mano, o algo para hacer un orificio en el foco
º Pólvora
º Cera o algún pegamento goma como silicón.

Procedimiento:
1.Toma el foco y taladreale un pequeño orificio de aproximadamente ¼” a ½”. Ten mucho cuidado de no
romper el filamento que tiene dentro. Toma la pólvora y colócala dentro del foco. Empaquétalo algo
apretado, pero recuerda no romper los filamentos. Después sella el foco con la cera o el pegamento goma
que hayas conseguido. Permítele que seque.
2.Tu foco bomba ya esta listo, para usarlo, todo lo que tienes que hacer es colocarlo en el lugar en el que
quieres que ocurra la explosión. Esta ocurrirá cuando alguna persona prenda el switch de la luz,
calentándose así los filamentos del foco lo suficiente para hacer estallar el foco bomba.

Bomba de Carburo
Esta bomba es extremadamente peligrosa; procura extrema precaución. Obtén algo de carburo de calcio. Esto es
la cosa que se utiliza en las lamparas de carbón, y se le puede encontrar en cualquier ferretería. Toma unas
cuantas piezas de esta cosa, y ponlo en una jarra de cristal con algo de agua. Colócale una tapa apretada. El
carburo reaccionará con el agua para producir carbonato de acetileno, el cual es similar al gas usado en algunas
lámparas. Eventualmente el cristal explotará debido a una intensa presión interna. Si dejas un trapo encendido
cerca de este recipiente, obtendrás una bola de fuego, ya que el carbonato de acetileno es un gas flamable.
Carta Bomba
1.Tendrás que hacer primero una suave versión del explosivo termita . Usa la receta que aquí mismo se
presenta; pero substituye el relleno de hierro por óxido.
2.Mezcla el hierro con el relleno de aluminio en un porcentaje de 75 % de aluminio a 25 % de hierro. Esta
mezcla se quemará violentamente en un espacio confinado (como un sobre).
3.Ve a la oficina de correos y compra un sobre aislado. El tipo de sobres que tienen dos capas. Separa las
capas y coloca la composición de termita en la sección principal, en donde la carta deberá ir. Después
coloca el polvo de magnesio en la capa exterior. Ahí esta tu bomba.
4.Ahora, para prenderla... esta es la parte tramposa y difícil de explicar. Solo sigue experimentando hasta
que obtengas algo que funcione. El fusible o ignitor, es un explosivo de toque; cuando el explosivo de
toque se rasga o aun si se aprieta fuerte, se iniciará el polvo de magnesio, quemando la suave termita . Si la
termita no estalla, al menos quemará a tu enemigo.

Bomba de CO2
Tendrás que usar un cartucho, con un clavo, forja a hacer un orificio, así permitirás que la pólvora y la mecha
encajen fácilmente. Llena el cartucho con pólvora negra y empaquétalo muy bien, dándole golpecitos sobre algo
sólido (golpecitos, no golpazos). Insértale una buena mecha como podría ser una mecha repelente al agua, o una
mecha de tipo M-80, aunque una mecha común y corriente, también funcionará. Ya que esta todo listo, enciéndela
y corre!!, Trabaja muy bien destruyendo buzones de correo, carros (colocándola debajo del tanque de gasolina),
ventanas, caseta de teléfonos (colocándola abajo del teléfono), o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Bomba de humo

Materiales:
º 4 partes de azúcar
º 6 partes de nitrato de potasio

Equipamiento:
º Fuente ajustable de calor
º Un contenedor y una mecha

Procedimiento:
1.Mezcla 4 partes de azúcar, con 6 partes de nitrato de potasio, y calienta esta solución sobre de flama baja
hasta que se disuelvan o mezclen bien.
2.Vierte esta solución en un contenedor. Antes de que solidifique, colócale unas cuantas cabezas de fósforo
adjuntas a la mecha. Una libra de esta bomba, llenará un cuarto con una gruesa nube de humo blanco.

Bomba Genérica

Materiales:
º Gasolina
º Permanganato de potasio

Equipamiento:
º Contenedor de cristal c/tapa

Procedimiento:
1.Viértele unas cuantas gotas de gasolina a este contenedor de cristal, y tápalo, después voltea el contenedor
alrededor, para que todas las partes internas del contenedor reciban gasolina.
2.Después destapa el contenedor para que la gasolina se evapore.
3.Agrégale unas cuantas gotas de permanganato de potasio (esto lo puedes encontrar en un equipo para
mordeduras de serpiente), y tápalo.
4.La bomba ya esta lista, y esta detona si se tira contra un objeto sólido.
Nota: Después de tirarla, corre, porque esta bomba tiene un poder de explosión de cerca de la mitad del poder de
explosión de la dinamita.

Explosivo Plástico

El clorato de potasio, es un compuesto explosivo extremadamente volátil, y ha sido utilizado en el pasado como el relleno para las granadas. El blanqueador común de casa contiene una pequeña cantidad de clorato de potasio, el cual puede ser extraído por el siguiente método:

Materiales:
º Cloruro de Potasio

Equipamiento:
º Fuenter de calor ajustable
º Un areómetro
º Un recipiente de cristal grande resistente a altas temperaturas de calor, o un
contenedor con esmalte de acero

Procedimiento:
1.Toma un galón (1 galón = 3.785 litros) de decolorante o blanqueador común de casa, colócalo en el
contenedor de cristal y comienza a calentarlo. Mientras esta solución se calienta, pesa 63 gramos de
cloruro de potasio y agrégale esto al decolorante que ha sido calentado.
2.Constantemente, checa la solución que esta siendo calentada, con el areómetro, y hierve hasta que
obtengas una lectura de 1.3 en este.
3.Toma la solución y permítele que enfríe refrigerándola hasta que este entre la temperatura de la habitación
y los 0° Celcius. Filtra los cristales que se han formado y almacénalos. Hierve la solución de nuevo, y
enfríalos como se explico antes en este mismo paso y de nuevo filtra y almacena los cristales.
4.Toma los cristales que almacenaste, y mézclalos con agua destilada en la siguiente proporción: 56 gramos
por 100 mililitros de agua destilada. Calienta la solución hasta que hierva y permítele que se enfríe. Filtra
la solución y almacena los cristales que se forman al enfriar. A este proceso de purificación se le llama
“Cristalización Fraccional”. Estos cristales deberán de ser relativamente clorato de potasio puro.
5.Espolvorea esta a la consistencia de los polvos blancos faciales, y calienta suavemente para quitar toda la
humedad.
6.Ahora, disuelve cinco partes de vaselina con cinco partes de cera. Disuelve esto en gasolina blanca
(gasolina usada para las estufas de campamento), y vierte este líquido en 90 partes de clorato de potasio
(los cristales en polvo que anteriormente se obtuvieron) en un tazón o contenedor de plástico. Amasa este
líquido en clorato de potasio hasta que este muy bien mezclado. Después permite que la gasolina se
evapore.
7.Finalmente, coloca este explosivo en un lugar fresco y seco. Evítale la fricción y el contacto con
compuestos como el sulfuro o fósforos. Este explosivo se moldea a la forma deseada, su densidad es de 1.3
gramos en un cubo y podrías hacerle una inmersión en cera para que sea a prueba de agua. Este tipo de
bloque garantiza la más alta velocidad de detonación.
8.La presencia de los compuestos ya mencionados (sulfuro, etc.) resulta en que el explosivo pueda
convertirse en un explosivo altamente sensible y el cual podría descomponerse explotando mientras está almacenado. Nunca almacenes los explosivos caseros, y usa precaución extrema cuando manufactures tus propios explosivos.

Explosivo de toque
Este es un explosivo suave, pero puede ser bastante peligroso en grandes cantidades. A continuación se presenta
una receta para crear este tipo de explosivos:

Procedimiento:
1.Mezcla los cristales de yodo en amoniaco hasta que los cristales de yodo se disuelvan en el amoniaco.
Vacía el exceso de amoniaco y deja que los cristales sequen de la misma manera que secas la termita .
2.Sé cuidadoso por que ahora los cristales ya son explosivos al fuerte contacto. Cuidadosamente envuelva un
montoncito en papel (muy cuidadosamente por que la fricción los hace explotar) y arrójalos... son muy
ruidosos.

Libro Bomba
En esta época, puede ser extremadamente difícil ocultar una bomba, usualmente la autoridad busca en bolsas y
portafolios. Para disfrazar una bomba, uno podría utilizar lo que se conoce como ‘ libro bomba ’ un explosivo el
cual se encuentra por completo dentro de un libro. Usualmente, se requiere un libro relativamente grande y grueso
como podría ser un diccionario, algún libro de leyes, u otros como libros de trabajo también funcionarían. Cuando
un individuo hace un libro bomba, este individuo deberá escoger un libro apropiado para el lugar en el que se va a
colocar. La construcción actual de un libro bomba puede ser hecha por cualquiera que tenga un taladro eléctrico y
una sierra.

Materiales:
º Un taladro eléctrico
º Una sierra
º Engrudo

Procedimiento:
1.Primero para preparar el engrudo, deberás de poner ¼ de agua a hervir, mientras este cuarto de agua
hierve, llena una taza hasta la mitad de agua (a temperatura ambiente) y disuelve en esta dos cucharadas
soperas de harina. Después, cuando el cuarto de agua esta hirviendo, viértele el contenido de la taza poco a
poco mezclándolos bien con la misma cuchara sopera. Espera a que vuelva a hervir, retira la solución del
fuego, y permítele que enfríe.
2.Ya que tienes el engrudo, deberás sumergir todas y cada una de las páginas del libro en el engrudo para
que queden muy bien remojadas en este pegamento, a excepción de las pastas. Es importante que las
cubiertas del libro no se peguen a las hojas de este mientras las hojas secan. Para hacer esto podrías poner
el libro suspendido de las dos pastas y dejando las hojas colgando para que sequen. Cerca de tres días
después, ya que las páginas sequen, deberás taladrar un orificio en las hojas ahora ya pegadas (que
parecerán de madera). Ya que se ha hecho este orificio, insertas la sierra y cortas un rectángulo en el libro,
como muestra la siguiente figura:
manualidades

Este rectángulo deberá estar seguramente pegado a la pasta trasera del libro. Después de haber construido
la bomba que usualmente es de tiempo o radio controlada, colócala dentro del libro. Ya que todo esta listo y que has preparado la bomba, y configurado el reloj si el ignitor es de tiempo, o ya que ha sido encendido el receptor del radio control, pegas la cubierta del frente y llevas el libro bomba a su destino.

Teléfono Bomba
El teléfono bomba es un artefacto explosivo que ha sido usado para dañar o matar a alguna persona específica. La
idea básica, es simple: Cuando la persona conteste una llamada, el teléfono pasará corriente a la bocina receptora,
en donde habrá sido antes situado un explosivo de alto orden con un iniciador el cual pueda ser iniciado por una
descarga eléctrica, detonando el explosivo de alto orden en la mano de la persona. Todo lo que hay que hace, es
conseguir una cinta y encintar el switch del teléfono abajo (como cuando esta colgado, esto es para que no pase
corriente mientras se manufactura). Después desenroscas la cubierta de la boquilla del teléfono (por donde se
habla), y quitas la bocina o portavoz, después conectas los cables del explosivo ignitor en donde estaba el
portavoz. Es recomendable que coloques algún explosivo plástico de alto orden como el explosivo C-1 en el
recibidor. Ya que has hecho todo esto, enroscas la cubierta, asegurándote que la conexión queda bien. Cuelga el
teléfono dejando la cinta ahí pegada. Cuando la víctima descuelgue el teléfono, notará la cinta y la quitará. Esto
hará que el circuito se complete y por lo tanto que el explosivo detone, es muy probable que el teléfono este por el
oído de la víctima cuando este detone...



Contenedores para los explosivos

Contenedores de papel
El papel, fue el primer contenedor usado para los explosivos, desde que los chinos lo usaban para hacer petardos.
Los contenedores de papel son muy simples de hacer y ciertamente son muy baratos. Existen muchos posibles
usos para los explosivos contenidos por papel. Simplemente, enrolla un largo folio de papel. Quizá un uso más
interesante y peligroso es en los cohetes. El cohete que aquí se muestra es de diseño mexicano y se le llama
“paloma”. Si uno toma un folio de papel de 16 pulgadas de longitud por 1.5 pulgadas de ancho y es doblado por
una esquina, este se verá como este:

bombas

Entonces se habrá formado un bolsillo; este bolsillo podría ser llenado con pólvora negra, pyrodex, nitrocelulosa
o cualquiera de las mezclas oxidantes de quemado rápido. Después se le deberá de insertar una mecha y ya que se
le ha insertado una mecha, se le continúan haciendo los dobleces triangulares, teniendo cuidado de no tirar alguna
parte del material explosivo. Cuando se ha terminado de hacer la paloma, se encinta todo de manera apretada,
debido a que esto podría incrementar la fuerza del contenedor, produciendo una explosión más ruidosa y poderosa
cuando este explote. La paloma ya terminada deberá de ser de aproximadamente ¼ por un tercio de pulgada, y
lucirá como un triángulo con mecha.

Contenedores de cristal

Los contenedores de cristal pueden ser adecuados para explosivos de bajo orden, aunque existen algunos
problemas con ellos. Primero, un contenedor de cristal podría romperse relativamente fácil, comparado con los
contenedores de plástico o de metal. Segundo, en un accidente, la persona que hace el explosivo podría resultar
seriamente dañada, aun si el explosivo es pequeño.
Pueden ser usados como contenedores de cristal las botellas de perfume, desde que estas no son detectadas por los
detectores de metal en un aeropuerto o algún otro lugar público. Todo lo que se necesita hacer es vaciar el
contenedor y hacerle un orificio en la tapa de plástico en el que encaje apretadamente una mecha, llenar la botella
de perfume con algún material explosivo de bajo orden, colocarlo de manera apretada y enrroscarle la tapa que
ahora trae la mecha.

explosivos

Los contenedores de cristal no son apropiados para los explosivos de alto orden ni para las grandes cantidades de
material explosivo, ya que el cristal es un material que carece de fuerza tornando así a este material impráctico
pero a veces adecuado.

Contenedores de plástico

Los contenedores de plástico, son quizás los mejores contenedores para explosivos, debido a que estos pueden ser
de cualquier medida o forma, y no son frágiles como el cristal. Un tubo de plástico, o tubo de PVC, podría
comprase en alguna ferretería, plomería o tlapalería. Los explosivos de alto orden, funcionan bien con este tipo de
contenedores. Si el explosivo se hace por completo de plástico, no será detectado por los detectores de metal. A
los contenedores de plástico usualmente se les puede dar la forma que se desee si son calentados, para darles una
forma adecuada para el lugar en donde se van a colocar. Estos pueden ser pegados con Epoxy u algún otro
cemento para plástico. Además el Epoxy puede ser usado como tapa en los extremos del tubo:

armas

Debe de taparse un extremo del tubo y permitir que esta seque por completo antes de que el contenedor se llene con el material explosivo y su respectiva mecha. Pon papel tela en los extremos para que empaquetes mejor el explosivo. Después tapa el otro extremo con el cemento para plástico que estés usando (epoxy por ejemplo). El material de PVC trabaja bien con este tipo de explosivos. También, en vez de tapar los extremos con epoxy, podrías comprar las tapas de los extremos en el mismo lugar donde compraste el tubo.

Contenedores de metal

Explosivos caseros

Para hacer un contenedor de metal, lo que hay que hacer, es conseguir el material, es decir un tubo de un tamaño
apropiado con sus respectivas tapas. Después tendrás que hacerle un orificio a una de estas tapas en el cual encaje
bien la mecha, de manera que no se salga ni que la pólvora se escape durante la manufactura. Después de esto, le
colocas la mecha a la tapa, pegándola con algún super pegamento, para que la mecha quede fuertemente sostenida
y la enroscas en el tubo, luego llenas el tubo con el material explosivo que deseas utilizar, le colocas un cuanto de
tela para poder apretarla empujando el material explosivo sobre de este con algún lápiz o algún otro objeto ancho,
para que el material explosivo quede apretado, y después colocas mas tela a que quede llena y le colocas la otra
tapa. Al enroscar la otra tapa, el papel seda prevendrá de que el material explosivo sea expuesto a alguna fricción
o a alguna otra cosa que pudiera iniciar este material, causando una explosión durante la manufactura de este
explosivo. La bomba ya ensamblada quedaría mas o menos así:

Explosivos caseros - capitulo 1

Podría ser usado este diseño, no obstante, si no es posible obtener tubos de este tipo, entonces podrían ser usados
tubos de cobre o de aluminio; la ventaja de estos dos materiales es que pueden ser doblados a una posición
adecuada. Un problema con los tubos de cobre, es el de doblarlos pero sin despedazarlos; ya que si se usa mucha
fuerza al doblarlos, podría romperse el tubo. El método más seguro para hacer un tubo bomba, es similar al
método anterior, solo que cambia un poco. Primero, tendrás que aplastar uno de los extremos del tubo de cobre o
de aluminio cuidadosamente, asegurándote de no romperlo o desgarrarlo. Después, el extremo aplastado (chato)
del tubo deberá ser doblado sobre de este al menos una vez, es decir:

manual

Después, se taladra un orificio en el tubo, cerca del extremo que ahora ya esta cerrado, e insertas en este orificio la mecha. Luego, llenas el tubo con un explosivo de bajo orden, y lo empacas con un ancho fajo de tela o de papel de seda. Después achatas y doblas el otro extremo del tubo con un par de pinzas, pero has esto lentamente, por que proceso de golpear y doblar produce calor, el cual podría iniciar el explosivo. A continuación se presenta un diagrama:

manualidades

La bomba ya completa deberia de verse desde un extremo como la que se muestra en la siguiente figura:

bombas

Este podría ser usado para iniciar un explosivo de alto orden, como por ejemplo se muestra en el siguiente
diagrama:

explosivos


armas



Bueno gente de T! esto fue todo en este capitulo y recuerden: Mucho cuidado con lo que hacen, esto no es un juego.
La mayoría de los materiales aquí expuestos pueden ser adquiridos en el propio hogar como así también en ferreterías.


Explosivos caseros