El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El Atila de Venezuela

José Tomás Boves, EL Mito


El Atila de Venezuela

Es muy poco conocido en la historia de la independencia de Venezuela como en la de otros paises, hechos que avergonzarian hasta el mas desalmado, eso partiendo de como es escrita la historia y desde que perspectiva se le mira, como dice un filosofo venezolanos "una imagen tiene ya un punto de vista desde el momento que se captura" eso dejando entrever que a veces las cosas no son muy "objetivas" e "imparciales" que digamos y por supuesto esta sometido al criterio oficial de los "entendidos" en la materia.

Primeros años
Lo que sucede y quiero compartir es la historia de un personaje oscuro en la historia de la independencia venezolana, una persona llamada en la historiografia oficial "el capitan de bandoleros" no es nada mas y nada menos que el comandante español Jose Tomas Boves, nacido en la ciudad de Oviedo el 18 de septiembre de 1782, fue hijo de un modesto funcionario español y cursó estudios militares en la marina real española, destacandose como marino mercante, como todos los estudiantes de su tiempo se vino hacer la "America" y llego a las antillas holandesas, en su travesía cosechó un caracter irregular y rebelde que lo llevo a la codicia e iniciarse en el contrabando, apresado y juzgado, fue pagar prision en el castillo de carabobo y luego fue condenado al exilio en la region de los llanos venezolanos, exactamente en calabozo donde rapidamente se ganó el respeto de los lugareños haciendose popular entre las clases marginadas, negros, pardos e indigenas, pronto con su astucia para el comercio logro establecerse economicamente y abrio una pulperia, dedicandose con ella a ganar mas dinero, tambien siguio en el contrabando en toda la region de los llanos especialmente en el contrabando de caballos

Conflictos

En la Venezuela española y como en todas las provincias españolas del continente el clacismo y racismo eran la politica de vida, y la discriminacion que sufrian los blancos canarios en la peninsula iberica por los blancos hidalgos se trasladaba tambien a sus colonias, el futuro comandande español sufrio el desprecio de losm descendientes hidalgos de las familias de los conquistadores de venezuela, nunca lo aceptaron y siempre que tuvieron la oportunidad de humillarlo lo hicieron, aun a sabiendas de que se hacian mas prosperos por sus negocios con el asturiano, con olfato de lider usaria todo este conflicto luego en su favor para hacerse de un poderoso ejercito y pasarse al bando realista.

La Desicion

Cuando estalla la revolucion de 1810 Boves apoya a la causa independentista economicamente, intentando unirse y ser aceptado, fue acusado de traidor, posiblemente por ser simplemente un pulpero y no de la aristocracia y es sentenciado a muerte. Lo cierto es que lo libera en Calabozo el jefe militar español Eusebio Antoñanzas; y se unió a la columna de vanguardia del ejército de Domingo de Monteverde bajo el mando de Antoñanzas. Desde ese momento empezo su propia guerra. En poco tiempo, Boves logra convertirse en el gran caudillo llanero gracias a su carisma y a su conocimiento de la región. Actuando de manera autonóma y sin someterse a las órdenes de los jefes militares españoles, desde fines de 1813 logra armar un gran ejército para enfrentar a los patriotas y los derrota en la Primera batalla de La Puerta.

Lucha de Clases

Simon Bolivar

Usando su carisma de lider indiscutible y caudillo aguerrido el nuevo capitan se hace de un ejercito poderoso, lo forma exclusivamente de los mas desposeidos y los marginados, gracias a la vision que tenia acerca de los hechos que acontecia incitó el odio de las masas atacando el punto debil de los republicanos, convenciendo al pardaje que su enemigo no era el rey ni el burocrata español que ni siquiera conocian, su enemigo entonces era la casta de los mantuanos herederos de la corona y futuros dueños de la republica quienes luchaban contra madrid para independizarse pero manteniendo el orden inalterable basado en la esclavitud y el latifundio, enencdio pues Boves el odio que por 300 años estaban acallados en el pueblo relegado a condicion de bestias de cargas, el enemigo entonces era el blanco, siendo el mismo rubio se gano la simpatia de los de color por su arrojo a la liberacion, es importante declarar que el fue quien decreto la abolicion de la esclavitud, a todo el que se uniera a su ejercito era libre de amos y patrones, llamaba a la recuperacion de la tierra para repartirla equitativamente entre los marginales, asi puso en jaque a las tropas republicanas comandadas por Simon Bolivar, cuando aun en Europa no se conocia el manifiesto comunista ya alguien lo pregonaba con verdadera pasion porque conocia de primera mano la situacion.

Guerra de independencia

imperio español

Boves, quedó bruscamente descompensado cuando fue víctima de aquella afrenta en que se le azotó en la plaza mayor de Calabozo, luego de hacérsele victima de un proceso Falaz. El hecho de haber sido azotado en la plaza pública, pena reservada sólo para villanos y gente de baja extracción, señala el afán que tuvo la oligarquía calaboceña de expulsarlo de su seno y mostrar claramente que no era miembro de su grupo, acto que, sin duda resultó más dolorosa para José Tomás Boves que los mismos vergajazos que dejó caer sobre su espalda el verdugo Sebastián. La particular saña con que trató después a los calaboceños muestra la huella de su sufrimiento y de su resentimiento. Es el momento en que rompe definitivamente con la oligarquía e insurge sistemático y destructivo contra todo aquello que se lo recuerde. Y así, de aldea en aldea y de pueblo en pueblo, va destruyendo sistemáticamente todo cuanto se encuentra a su paso. En la guerra encontró la oportunidad de dar rienda suelta a su naturaleza atormentada. Numerosos hombres de su tiempo, como Sucre y Páez, no respondieron a la agresión de que fueron victimas. No justifica a Boves el que una infinidad de caudillos como Arismendi, Bermúdez y Campo Elías, lo aventajasen en ferocidad.

Boves: es justiciero, generoso y magnánimo con sus incondicionales, alegre y trabajador. Así era Boves inicialmente: un hombre de rasgos fuertes y definidos, con sus singularidades, su parte positiva y sus oquedades, donde dormitaba la tragedia. Pedro Miguel Candelas, exclama cuando estalló la Guerra Federal: Ahora es que comprendo quien soy y para que he nacido.

Odia al sistema social en que ha nacido y los valores que lo rodean. Todo llega a parecerle falso e injusto. Cuando lo vemos entrar a saco en la Iglesia y matar y violar en los altares. Para un español del siglo XIX es cosa grave una profanación semejante. Si Boves lo hizo fue con el fin de proclamar su total irrespeto por un sistema de valores que justificaba su imperio. Se advierte la voluntad de invertir los valores, el afán de destruir un sistema, la obsesión por exterminar a los que lo humillaron y, a los que merecen castigo. Por eso se burla del rey, del clero, del linaje, de la civilización greco-latina y de todo que recuerde la cultura que lo alimentó. Y acentúa el contraste sumergiéndose en la masa parda o negra de las multitudes harapientas conducidas por él. Y duerme con ellos, y marcha por los caminos con el torso desnudo, como andan sus hombres, y come del mismo tasajo, y se embriaga en medio de ellos.

Le anima un afán terrible por identificarse con el grupo que lo ha acogido. No conduce, es conducido. Por eso no vacila en ser más bárbaro y cruel que sus mismos hombres. Por eso profana las iglesias, como si sospechase que los dioses tutelares de África y América, humillados por los curas, exigiesen desagravio. Boves no frena a sus hombres, por el contrario, los estimula en sus desvaríos. Todo es para los pardos. Todo es para los negros. Hay que matar a todos los blancos, como tratando de hacerse perdonar que tiene los ojos color de tigre y el pelo amarillo rojizo parecido al trigo en sazón en sus tierras de Asturias. Boves, en su soledad de resentido, hace una violenta introyección en un mundo al que, por formación y prejuicios, desprecia hasta lo más profundo y pretende tragárselo. Y ordena la muerte de los cincuenta soldados blancos que quedaban en sus filas. Con este bautizo de sangra, Boves, el asturiano, pretendió ser pardo, mestizo o venezolano.

De simple resentido contra los mantuanos de Calabozo se convierte en efector de una revolución social que hace tiempo está a punto de estallar. Los caudillos no surgen por su libre decisión, sino por el asentimiento de todos para dejarse conducir. Si Boves resultó el caudillo de las masas desvalidas de Venezuela, fue porque esas masas le otorgaron sus favores. Tenía maná o prestigio, aura personal o carisma. No era, pues, un simple capitán de bandoleros como cuentan irreverentes historiadores, y digo irreverentes porque no merece otro calificativo quien así juzgue a un hombre que por diversas circunstancias, se convirtió en el depositario y conductor de los ideales de un pueblo. Boves fue el hombre que, en un momento determinado, despertó a las masas explotadas del país y aceleró un proceso igualitario que, en otros países hermanos, no ha comenzado todavía.

Boves fue uno de los seres más carismáticos que ha tenido Venezuela. ¿De que otra forma se explica que una colectividad de apenas ochocientas mil almas, a su reclamo, levante en tres ocasiones ejércitos de siete mil hombres? Y a su pedido los pueblos y aldeas se despoblaban buscando su luz, como si en el Alto Llano hubiese aparecido el esperado Gran Vengador.

De no haber muerto Boves en Úrica, es probable que Páez no hubiese salido de la anonimia, pues Páez no hace otra cosa que recoger el legado de Boves.

Hay un detalle muy poco conocido sobre las Sabanas de Barinas, donde se refiere que, en los tiempos de Boves, los lanceros patriotas llevaban banderolas blancas en sus lanzas, en tanto que la gente de Boves llevaba banderolas negras con una calavera; luego de la muerte del Urogallo, los colores se invierten, son negras las banderolas con la calavera de la gente de Páez y blancas las de Morillo, como si quisiesen atestiguar que el Catire Páez era el continuador del Catire Boves. De haber sido tan distinto el uno del otro, Páez no hubiese sido capaz de conducir aquellas montoneras feroces que tornaron posible la Independencia, después de que las conformó el resentido pulpero de Calabozo.

En un país como el nuestro, que no ama la historia, cuando suceden fenómenos como éste, estamos realmente ante algo extraordinario. No puede caber otra explicación que la del impacto con que Boves golpeó a sus coetáneos, hasta el punto de que ciento noventa y cinco años de nuestra agitada vida histórica, no han sido capaces de borrar su huella, pese a que su intervención en nuestra vida pública se redujo apenas a dieciocho meses. En abril de 1813, es un desconocido segundón que llama a Cajigal viejo pendejo, y pasa a hacer la guerra por su cuenta. En diciembre de 1814, yace sepultado en la iglesia de Úrica.

Nadie se ufana de haber matado a Boves. Ni el mismo Zaraza, que le tenía un miedo atroz, fue capaz de afirmarlo. Hay muchas versiones sobre los que ultimaron a Boves, pero más que afirmaciones jactanciosas, son acusaciones solapadas que revelan miedo a la venganza, pues si Boves encarnó un arquetipo, como se cree, su muerte, exige el sacrificio cruento del victimario y de su familia. Porque Boves fue sin duda un arquetipo o se dejó penetrar por el arquetipo del héroe.

Boves, en un instante determinado, siendo blanco, rubio y acaudalado comerciante, se pone al frente de las masas pardas e insurge contra el régimen de casta que lo favorece.

Boves, como todos los héroes, puso fin a su vida en el momento de su máximo esplendor y por eso vive y pervive en nuestra historia como un luminoso arquetipo a quien los historiadores oficiales no lograron arrebatar sus laureles.


Les recomiendo ver la pelicula "Taita Boves" es del año 2010 100% produccion nacional venezolana, una buena pelicula no se arrepentiran, espero subirla pronto, pero aqui les dejo el trailer


link: http://www.youtube.com/watch?v=AuxzEDy4x6c


"las mayor leccion de historia es que nadie aprendio lecciones de historia"
espero les guste la informacion

Fuente: http://www.aporrea.org/actualidad/a73498.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Tom%C3%A1s_Boves

revolucion america

2 comentarios - El Atila de Venezuela

@Bruno +1
muy bueno...segui asi y vas a cambiar de rango pronto...salu2
+10