Mientras lees esta frase habrán muerto 50.000.000 de células de tu cuerpo, siendo reemplazadas por otras tantas ( excepto las del cerebro).

Si todas las células del cuerpo humano se alineasen, tendrían una longitud de 1.000 km: de París a Roma.

Los mensajes recorren los nervios en forma de impulsos eléctricos. Su velocidad máxima es de 400 km/h, pero es menor en los nervios más cortos.

En 1974, un hombre llamado Bhandanta Vicitsara recito de memoria 16.000 paginas de un texto budista: lo suficiente para llenar libros hasta la altura de un niño de seis años.

El cuerpo humano contiene casi 75 km de nervios.





Las personas perciben a veces sensaciones en un miembro que han perdido. El almirante británico Lord Nelson (1758-1805) perdió su brazo a causa de un disparo de arma. Sintió dolor en su brazo inexistente el resto de su vida.

El ojo humano es tan sensible que puede ver una vela encendida en la oscuridad a 1′6 km de distancia.

Aproximadamente el 8% de los hombres y el 0′4% de las mujeres son ciegos de colores. Les suele resultar difícil captar la diferencia del rojo al verde y al marrón.

Los ojos azules son más sensitivos a la luz.

El perro es capaz de discriminar dos sonidos separados 11º entre si. El oído humano solo diferencia a 45º de distancia.

En 1973, el francés Henri Rochtatain (n. 1926) pasó 185 días sobre una cuerda tensa suspendida a 25m sobre un supermercado de St Etienne en Francia ( “equilibrio perfecto”).

El aire de un estornudo corre nada menos que a 160 km/h la velocidad de un huracán.

En 1969 fue ingresado un hombre en un hospital ingles aquejado de un ataque de hipo que se dejaba oír desde casi 11/2 km de distancia.

En una vida humana, entran en los pulmones unos 36.800 metros cúbicos de aire, o sea 2′5 veces la capacidad de un dirigible de gran tamaño.

Los cartílagos de la columna vertebral se aplastan cuando estamos de pie y se dilatan cuando estamos acostados, de modo que al levantarte, serás 6′35 mm más alto que al acostarte.

Un trocito de hueso puede soportar un peso de 9 toneladas. El mismo peso destrozaría un trozo de cemento del mismo tamaño.

Los humanos tienen más de 600 músculos, pero una oruga de tamaño medio tiene más de 2.000.

Usamos 17 músculos para sonreír y 43 para fruncir el ceño.

Una persona normal flexiona las coyunturas de los dedos de la mano unos 25.000.000 de veces a lo largo de su vida.

El corazón adulto pesa unos 340 gramos.

Si quisieras tener sangre azul, tendrías que ser una de dos cosas: o cangrejo, o ahorcado.

El corazón impulsa unos 80 ml de sangre por latido. Si un corazón adulto se conectase a una cisterna de 8.000 litros, lo podría llenar en un solo día y aun sobraría.

Desde 1966 el francés Michel Lolito ha comido y digerido diez bicicletas, siete televisores, seis candelabros y un aeroplano ligero Cessna.

De noche, durante el sueño perdemos un promedio de 300 gramos de peso.

Cuando la señora Maxwell Rogers de Florida (USA), vio a su hijo atrapado bajo su coche, el temor y la adrenalina le dio la fuerza suficiente para levantar las 1′6 toneladas del vehículo. Se fracturo varias vértebras.

El cuerpo humano adulto, en buena salud, contiene hierro suficiente para hacer un clavo de 75 mm de largo.

El cuerpo humano contiene carbón suficiente como para fabricar 900 minas de lápiz.

La mujer media contiene hidrogeno suficiente como para hinchar un globo capaz de elevarla a mas de 1.000 m de altura.




Fuente: planetacurioso.com